martes, 6 de noviembre de 2018

Precios altos y respuesta señorial

Parte de la afición del Poli Almería desplazada hasta la Nueva Victoria · Alfonso Zapata

Vaya por delante que el trato de la afición del Real Jaén -sin ninguna excepción- a la del Poli Almería el pasado domingo fue excepcional, notando, por cierto, este periodista más respeto al conjunto almeriense fuera de la provincia de Almería que dentro de ésta. La chica de la tienda oficial del club lagarto también se portó de maravilla, una tienda, por cierto, que daba gusto visitar, por lo bien montada que estaba, a diferencia de otras de equipos que militan en la LFP, caso de la del Granada. Sin embargo, no se entiende que el valor -incluso menos- de una camiseta de fútbol y el de una entrada para un partido de Tercera División de dicho club sea el mismo que el de la zamarra. Porque sí, era la Nueva Victoria y era el Real Jaén, pero, al fin y al cabo, era la cuarta categoría nacional. Diez euros en fondos, 15 en preferencia y 20 y 25 en tribuna. Precios más propios para un partido de Segunda División que de Tercera. Además, para la entidad jiennense se trataba de un partido más, no el típico derbi ante el Linares, con el que se puede incrementar el coste de las localidades por eso de hacer caja en un día grande, incluso día del club.

No es el del Jaén un caso aislado, puesto que las entradas suelen costar eso en la mayoría de los campos del grupo IX de Tercera División. En el del único representante de Almería, el del propio Poli, la entrada cuesta ocho euros, con la gran diferencia de que los ingresos entre un club y otro es inmensa. Esto es, las entidades con mayor presupuesto de esta categoría apenas perderían nada por rebajar tres-cinco euros en el coste de las localidades. ¿La respuesta? Los jugadores y el cuerpo técnico del Poli se hicieron cargo de las entradas de los hinchas almerienses desplazados el domingo por la tarde hasta la Nueva Victoria. No hace falta nada más que decir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario