martes, 29 de mayo de 2018

Recen

Pozo es uno de los motivos para creer · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 29-V-18

Recuerdo la escena perfectamente. Estaba en la puerta del vestuario. Llorando desconsoladamente. No hay palabras o gestos para que recuperase algo de alegría. Su equipo se había dejado empatar un 2-0 y no había recuperado la tercera plaza, que daba derecho a tener opciones de ascender a Tercera División. Todavía restaban por disputarse dos jornadas. Era difícil. Tenían que vencer sus dos encuentros y esperar algún pinchazo del Alhaurino. Pero él no contemplaba eso. Sólo se machacaba con lo que había podido ser y no fue. Dos semanas después habían vencido esos dos partidos. "Recen todo lo que sepan", espetó Carlos a la grada. Quería que el Alhaurino empatase. Y empató. Anteayer volvió a decir lo mismo: "Rezad todo lo que sabéis". Y volvió a surtir efecto. El Atlético Malagueño subió a Segunda B y, como consecuencia, el Poli Almería a Tercera Divisón. Moru ya no se acordaba de ese lloro desconsolado.

Si hay que dejar todo en mano de las oraciones, mal está la situación. Hace falta una pizca de suerte siempre. Pero cuando se juega con fuego durante un lustro, lo normal es que uno se acabe quemando. Que es lo que le puede ocurrir a la UDA dentro de cuatro días. Sería lo más lógico, incluso merecido -no para sus seguidores- por la nefasta gestión en diferentes parcelas. Pero hasta el pitido final todo puede pasar. Hay que seguir confiando hasta el sábado a las 22:30 horas. Los milagros en el fútbol existen. Incluso se pueden provocar. Si a los aficionados no les queda otra que rezar y confiar, el club debe estar ya rezando a la Patrona, consciente de que su capotazo puede ser decisivo para no caer a las catacumbas de Segunda División B. Lo normal es que ésta te pueda ayudar una, dos o tres veces, pero ese juego alguna vez saldrá rana. Que no sea esta semana. Que no sea la UDA tan pardilla de no saber ni rezar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario