martes, 12 de diciembre de 2017

Carvajal y la UEFA

Carvajal, en una acción del encuentro en Nicosia · eleconomista.es
Artículo Diario de Almería 12-XII-17

Una cosa son las reglas del fútbol y otra bien distinta el reglamento de la competición, que varía según la última. Dani Carvajal fue sancionado por la UEFA con dos partidos tras forzar la tercera cartulina amarilla en el encuentro que el Madrid disputó en Nicosia para limpiarse así y pasar limpio a octavos de final. A priori, uno puede pensar que el organismo europeo actuó mal, pero analizando la edición 2017 del Reglamento Disciplinario de la UEFA y si la traducción al inglés del que suscribe no es mala, la sanción a Carvajal está bien puesta. El artículo 15 ('sanción a jugadores y oficiales') recoge de manera clara que habrá suspensión "para dos partidos de competición o un periodo específico por recibir una tarjeta amarilla o roja a propósito". El artículo es claro. Si bien el reglamento de la RFEF no se pronuncia al respecto (aunque el colectivo arbitral español entiende que se modificará, ya que se va adaptando según lo que hace la UEFA), el del máximo colectivo arbitral es más que claro al respecto.

Eso sí, el debate sobre forzar la amarilla va a continuar. Se hace en todas las categorías (incluso en infantil, cadete o juvenil) para no perderse los duelos ante rivales directos, hacer coincidir la sanción con algún viaje personal o incluso para borrarse del típico viaje largo o campo en el que el público se convierte en una manada de animales.

Esa cartulina de Carvajal fue claramente para "recibir una tarjeta amarilla o roja a propósito", ya que no tiene ningún sentido perder tiempo ganando 0-6. Sin embargo, lo que se favorece así es provocar el ciclo de tarjetas con una entrada con la que el colegiado no pueda interpretar que esa tarjeta ha sido a caso hecho. Y todos creemos que en este caso lo mejor ser amonestado por simular una pérdida de tiempo (siempre que no se produzca el ridículo de Ámsterdam en 2010) que por arrollar un contrario, ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario