martes, 17 de octubre de 2017

Conspiración contra el Almería

Alfonso García, en la sala de prensa del Mediterráneo · udalmeriasad.com

"La sensación que me da es que no fue [el penalti a Ángel García] y luego me lo constatan. No estamos teniendo suerte y nos está tocando remar contracorriente, con muchas dificultades. Entiendo que es una racha que se acabará y alguna vez nos tocará a nosotros también". "El objetivo nuestro será ganar algún partido con estos arbitrajes, creo que hemos hecho méritos para ganar. Nos pitan faltas y tarjetas con una facilidad increíble. A Pozo le hacen 15 faltas y lo echan a él a la calle. No es penalti y el árbitro está justo delante y lo ha señalado. No lo entiendo. La elección del arbitraje debería ser por sorteo y no que elijan los que mandan, es una barbaridad. Yo creo que al final los que deciden son los clubes grandes y nosotros no tenemos peso, ya vemos que aquí nos envían los anticaseros y fuera los caseros". Las primeras declaraciones son de Ramis y las segundas, de Alfonso García. El técnico muestra su malestar con más elegancia y el presidente expone lo que siente como si estuviese en la barra del bar con los amigos. Es interesante lo que dice de la elección del arbitraje, pero afirmar que en casa les envían a los "valientes" y fuera a los "cagaos" tapa la idea de la elección a dedo del arbitraje, idea que pasa a un segundo plano por el lloro.

Está bien que mostrase su disconformidad con la elección de los colegiados, pero el problema no se soluciona delante de los micrófonos, sino en la sede de la Federación. Y si quiere mostrar su malestar, que lo haga de una manera más seria y no hablando de árbitros valientes y cagaos. ¿De verdad alguien cree que hay una conspiración contra el Almería?, ¿no hay otra cosa mejor que mandar a pitar en contra del conjunto unionista? Que cada uno considere lo que estime oportuno, pero si yo fuese presidente, estaría más preocupado, por ejemplo, en que mis tres delanteros sólo han hecho un gol en diez jornadas.

PD: a los que lloran de los árbitros, que cojan un pito aunque sea sólo en un entrenamiento, incluido Albert Santanera. Tío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario