martes, 26 de septiembre de 2017

Ciclistas maleducados

Un ciclista, delante de un semáforo en rojo · bicicletasciudadesviajes.blogspot.com
Artículo Diario de Almería 26-IX-17

En julio escribí un artículo titulado 'Carril de peatones', en el que expuse cómo era el día a día circulando por un carril bici en la capital de Almería, con personas andando por la vía destinada a los ciclistas. Hoy la crítica va para algunos de los últimos. Ojo, algunos. O bastantes. Pero no todos. Por un individuo o grupo de individuos que cometa una infracción, no se puede culpar a todo un colectivo. Sería de necios. Sobre todo cuando el que suscribe coge la bicicleta casi a diario. Sin embargo, de todo hay en la vida del señor y por culpa de las generalizaciones hay que aguantar algunas etiquetas injustas. 

Este grupo de ciclistas, por ejemplo, se salta semáforos en rojo, cuando los primeros perjudicados son ellos, añadiéndole el riesgo de poder atropellar a alguien o que sean atropellados por un vehículo de mayor envergadura que sí respete las normas. Este mismo grupo después se queja si un coche no respeta el metro y medio. Claro que hay que obedecer las obligaciones, pero todos, no sólo unos pocos. Este grupo de ciclistas también va por la carretera en fila de tres (para los que lo desconocen, de dos sí está permitido), incluso en pelotón, pero ese mismo grupo después se queja si el del vehículo de atrás recrimina esa forma de circular. Este grupo de ciclistas va a toda pastilla por la acera y después es el mismo que se queja porque los peatones andan o corren por el carril bici.

Lo que no puede se puede permitir es pedir que se cumplan los derechos al mismo tiempo que se desobedecen las obligaciones. Es de una incongruencia enorme. Lo que consiguen estos individuos es que al resto de ciclistas se les mire mal, etiquetando a todos como si fuesen unos cafres y perjudicando al bonito colectivo del que pertenecen. Señores ciclistas maleducados, si no lo quieren hacer por el resto de ciudadanos, ciclistas educados incluidos, cumplan las normas aunque sea por su salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario