martes, 22 de agosto de 2017

Castigos

La redonda en primer plano y al fondo, dos técnicos dan instrucciones a jóvenes futbolistas · sintetia.com

Cada maestrillo tiene su librillo, reza el amplio refranero español, y cada adulto tiene su manera de enseñar. De ahí que no sea nada fácil sacar conclusiones cuando existen dos modelos educativos diferentes. En el tema deportivo, por ejemplo, si un progenitor insulta al árbitro, al futbolista del equipo contrario de su vástago -ni lo denomino 'rival'- o al del mismo equipo, debe ser sancionado por el club. Si es reincidente y su conducta es extremadamente grave, perjudicando en demasía al resto de componentes de la entidad, ¿habría que expulsar también al jugador o amenazarlo con ello? Cuestión para el debate. Sin embargo, en otras ocasiones no veo apenas lugar para éste. Por ejemplo, siempre respetando a los monitores y entrenadores compañeros de todos los clubs, ¿cómo pueden existir aquellos que todavía sancionan a niños con castigo físico? Un ejemplo es aquel pequeño que no atiende o pega a un compañero (¡algunos incluso lo hacen con errores técnicos-tácticos!) y la respuesta del entrenador o monitor es que dé vueltas al campo; como consecuencia, que asocie correr con un castigo, ergo, cuando haya que hacer un esfuerzo físico en beneficio del juego, le parecerá un castigo.

Igual, incluso más todavía, de grave me parece aquel viejo castigo de no llevar al entrenamiento al niño por algún comportamiento erróneo en la casa o escuela. Entienden, y como consecuencia enseñan así a los hijos, la práctica deportiva como una afición más que como una actividad saludable que tienen que realizar habitualmente. Entonces, si ese niño hace algo que no debe, ¿ese día no come o no va al baño? Porque igual de importante es alimentarse que descansar que realizar deporte. Si el individuo tiene el castigo como característica de su modelo educativo, ¿no es más lógico sancionar sin videoconsola, televisión o móvil que sin llevarlo al entrenamiento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario