martes, 13 de junio de 2017

Crecimiento y arcadas

Algunos aficionados no dudaron en saltar al verde tras la conclusión del encuentro ante el Reus · Twitter
Artículo Diario de Almería 13-VI-17

Las primeras ganas de vomitar son al pensar en la UDA de los últimos años: planificación deportiva malísima, caer en la misma piedra por tercer curso consecutivo, sensación de dejadez que desprende el club, jugadores que salen de fiesta el día previo a un entrenamiento o partido, otros que se encaran con aficionados... Menos mal que aterrizaron Lozano y Ramis -¡cuántas bocas ha callado con trabajo!- y que algunos profesionales (Joaquín, Nano, Motta, Quique y otros más) tiraron del carro para salvar los muebles. Porque eso es lo único que se consiguió: salvar los muebles. De ahí que haya que aplaudir a esa afición, que ha crecido una barbaridad en la última década. Otrora hubiese habido una invasión de escándalo, a pesar de por historia reciente tener que ser uno de los candidatos al ascenso. Sin embargo, fue señalar el final del choque y comenzar la pitada. Y no por parte de unos cuantos. Al menos la zona donde estaban mis oídos mostró su descontento con el "¡fuera, fuera!" y silbidos y más silbidos. Una actitud ejemplar: dejar que se acabase el encuentro y ahí expresar lo que se sentía.

Pero después me dieron arcadas al ver cómo algunos saltaron al verde. ¿A qué?, ¿a celebrar una permanencia en Segunda?, ¿esa es la ambición de esos individuos? Individuos que no representan a la afición del Almería, puesto que ya se sabe de dónde salieron (aunque también había muchos de peñas). Y dan ganas de ir al baño al leer que esos son "los que luego van con la camiseta del Madrid o Barcelona por la calle", pensamiento de esos cool que sólo creen que se puede vestir una elástica. No me gustaría acabar el artículo así, sino volviendo a aplaudir a ese grueso de la hinchada que de verdad ha crecido y a la que ya difícilmente engañan.

P.D.: Ya ha llegado el final de temporada. Espero que Alfonso cumpla con lo que dijo y empiece ya ese proyecto tan ambicioso del que habló.

No hay comentarios:

Publicar un comentario