martes, 14 de febrero de 2017

Esperpento

Nano y Fran Vélez, tras el encuentro del pasado sábado · udalmeriasad.com

"No es la gota que colma el vaso. Porque ya no hay agua ni vaso", decía el otro día un aficionado unionista. Si Valle-Inclán levantase la cabeza podría marcarse obras más esperpénticas que Luces de bohemia o Martes de Carnaval. Goytisolo escribió Campos de Níjar tras viajar por tierras nijareñas. Al dramaturgo gallego no le haría falta recorrer kilómetros y kilómetros para narrar una situación grotesca. Le bastaría con pasarse por la Vega de Acá. El hedor que sale de las instalaciones municipales apesta bastante. 17 choques consecutivos como visitante sin ganar (cinco puntos de 51), una victoria en las últimas 41 salidas y 47 jornadas en descenso de las 67 en ejercicio y medio darían para escribir un capítulo de la novela.

Pero no son los motivos deportivos los que clasificarían al libro en el género esperpéntico, sino lo que rodea a ellos. Como la decisión de la Policía de retirar los abonos de la Grada Joven hasta final de curso, echándose en falta el apoyo del club a aquellos aficionados que no han hecho absolutamente nada. O cómo trata la entidad a algunos periodistas que no aplauden. La web de la UDA no se limita a informar, como debiese hacer un equipo de la LFP, sino que se atreve a enjuiciar las preguntas que se formulan en rueda de prensa calificando a un profesional como la copa de un pino como impertinente, por eso de salirse del guión no escrito de la sala de prensa de la Vega de Acá. Otro de los canales del club también osa a desacreditar a un gran profesional de Almería por una información que no gustó en el vestuario rojiblanco. El barco se va a pique y los que lo dirigen parecen más centrados en apuntar a quienes cuentan que se hunde que en intentar sacarlo a flote.

P.D.: Aparte de los aficionados, siento toda esta situación por directivos que llevan desde la época del CF y sienten esto como nadie. No se merecen vivir esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario