martes, 20 de diciembre de 2016

Mal pensados

Puertas celebra uno de sus dos goles al Nástic · udalmeriasad.com

Es de mal pensados, incluso de mala persona, creer que Antonio Puertas no jugó en tierras burgalesas por castigo. De hecho, ya lo explicó Soriano al finalizar el envite. "Hemos puesto a los jugadores que considerábamos que eran los idóneos para este partido y sus características; no ha habido otro motivo. Que nadie piense que yo he quitado a alguien por capricho, estamos jugándonos la vida para tener ese tipo de reacciones. Hago lo mejor para este equipo y para este club, tomo las decisiones según veo los entrenamientos y los partidos", expuso el maño. ¿Cómo iba a hacer eso en un encuentro en el que se podía pasar de estar a cinco puntos por encima del descenso, a uno por debajo de él? 

También es de ser muy rebuscado comparar esta suplencia de Puertas con los casos de Azeez y Jonathan, bajados al 'B' por temas similares. Pura casualidad, no se le busquen los tres pies al gato. Temas similares porque la culpa es del entorno del jugador. "Los nuevos representantes de Puertas no tienen predisposición para que renueve. Está jugando ahora, pero todo se puede torcer y perder importancia", dijo Andrés Fernández. Tampoco es tan clave dejar en el banquillo al segundo goleador del equipo, al que se le enseñó la puerta de salida en verano (16 titularidades seguidas antes de Anduva). 

Al fin y al cabo, el fútbol es injusto y no se hubiese perdido en Miranda de Ebro si no hubiese sido por el colegiado porque los arbitrajes están perjudicando mucho. El 2-1 de Burgos llegó tras una falta inexistente. ¿Acabar el año en descenso? Que no salten las alarmas. Es de suponer que Alfonso García quiere lo mejor deportivamente y mejorará el plantel en invierno. Por cierto, no sería justo finalizar el artículo sin agradecerle al presidente hacernos soñar. Sin él, probablemente no habría fútbol en Almería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario