martes, 14 de junio de 2016

Fichen palistas

En primer plano, Quique, un ejemplo de palista, celebrando un gol suyo ante el Gerona · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 14-VI-16

Aunque la sede en la Vega de Acá cierre por vacaciones durante tres semanas, es de suponer que la entidad unionista no se tome ni un día de asueto con el fin de preparar el ejercicio 16-17. Toca aprender de los errores. Son muchos los desaciertos de Alfonso García en la última década, sobre todo, en el último lustro. Pero sería injusto dejar en el tintero que, con el paso del tiempo, ha enmendado muchos de ellos, por ejemplo, el precio de los abonos. El siguiente paso en este tema es un vehículo que vaya por la provincia a despachar abonos o jugadores a colegios. 

Volviendo a los errores, toca rectificar uno gravísimo, que a punto ha estado de mandar todo al retrete, si no es por el bendito pasteleo de El Arcángel hace diez días. Se trata de la planificación. Alfonso giró media circunferencia y pasó de la austeridad habitual de los últimos años a un proyecto más ambicioso, anunciado por el propio club en la campaña de abonos, con el famoso 'Volveremos' (el eslogan se hubiese cumplido con dos puntos menos, aunque la idea era otra...).

El pasado estío aterrizaron jugadores que hicieron un buen papel en sus antiguos conjuntos. Porque el Almería 15-16 no tenía malos jugadores (excepciones fuera). Pero sí un mal equipo. Y en el fútbol el equipo lo es todo. Esto no es el FIFA 16, donde la estrella puede ganar un partido. En la vida real puede acabar estrellado. Incluso el videojuego tiene un modo, el 'Ultimate Team', donde se valora la química entre los distintos jugadores de una misma escuadra virtual. Más allá de la nacionalidad y demás aspectos someros, bien haría Alfonso -o el director deportivo de turno- en conseguir que las piezas engrasen, formando un equipo y no un grupo de jugadores. En el fútbol, al igual que en el remo, el éxito está en que los palistas vayan al unísono, y no cada uno a su bola.

P.D.:
¡Nos leemos en julio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario