martes, 15 de marzo de 2016

El más feo

Juan Ramírez conduce el esférico el pasado sábado ante el Gerona · udalmeriasad.com

Imagínense un grupo de amigas que sale un viernes cualquiera a las cuatro calles. En el inicio de la noche es todo de color de rosa. Bien vestidas, colonia y recién duchadas, te crees que te vas a comer el mundo. Todos los pubs a reventar -lo de la crisis no se entiende- y más hombres que de costumbre bailando. Pero va pasando la noche y ya no pinta todo tan bien. Tus amigas sí tienen mejor suerte, incluso ya han pillado el Facebook -o algo más- del chico más espectacular. Con el paso del tiempo te marcas un objetivo más asequible (ya que esa noche querías ligar a toda costa). Ahora quieres algo con el más feo (o menos atractivo en cuanto a físico se refiere), sin pareja todavía. Eso sí, no es tarea fácil visto tu estado de embriaguez y que pronto cierran los diferentes locales. Aunque no sabes muy bien cómo, al final consigues la meta planteada al final, no la del principio.

La situación inicial hubiese podido ser perfectamente un grupo de chicos en vez de chicas, pero he optado por cambiar lo tradicional no vayan a enfadarse quienes defienden eso del 'niños y niñas'. Es simplemente un símil. Un símil con la situación del Almería, con la diferencia que los unionistas aún no han alcanzado la permanencia, el objetivo menos atractivo, el más feo, a principio de curso. Llegados a este punto, quedarse en la LFP es fundamental por razones de sobra conocidas.

Lo que es difícil de entender es que algunos celebren estar en estos momentos fuera del descenso como si alzasen un Mundial. Incluso el sábado se llegó a escuchar el ya manido "sí se puede". ¿No se va a poder conseguir una permanencia con uno de los presupuestos más altos de la categoría? Espero que esta corriente sea por el conocimiento de la importancia de tener a un equipo en la LFP, y no por el ínfimo conformismo en esta provincia. Que los árboles no impidan ver el bosque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario