martes, 28 de julio de 2015

La hora de Dani

Dani Romera controla un balón en un entrenamiento de esta pretemporada · Facebook DR

Una quincena de tantos en 31 encuentros en el grupo IV de Segunda B convirtieron la pasada campaña a Dani Romera en el tercer máximo goleador de dicho grupo, sólo por detrás de Jona, del Cádiz, y Copi, del Linense. "A los jugadores de la cantera hay que darles la oportunidad en el primer equipo no cuando tocan a la puerta, sino cuando la tiran abajo", espetó en una ocasión José Antonio Camacho. Trujillo y Fran Vélez lo hicieron en su momento; Antonio Marín y Dani Romera la han derribado ahora. El que es uno de los capitanes de la sub-19 española, reciente campeona de Europa, ya se ha ganado su contrato profesional. Lo que espero todos los días es la noticia en la que se haga oficial que el cañaero, de 19 años, se convierte en jugador del primer equipo de pleno derecho. Porque se lo ha ganado y porque Sergi Barjuan sólo cuenta con Chuli como único delantero centro puro.

El almeriense promedió el pasado curso 0'49 tantos en una categoría menor, y eso que no se entrenaba a diario con sus compañeros, sino que alternaba sesiones en la Vega de Acá y en el Anexo. No mucho más (0,63 goles por encuentro) hizo Quique González en la misma división, lo que le catapultó para jugar en Primera. 35 partidos de titular en las dos últimas temporadas ha jugado Iago en Segunda y también ha sido reclutado para la causa. 

Y por qué no decirlo, Dani es almeriense. Su veloz carrera por la banda izquierda en el encuentro ante el Getafe con JIM alentándole a pocos metros fue uno de los mejores momentos para la afición en el pobre último curso. JIM contó con él, al igual que Francisco, aunque después Sergi no le diese ningún minuto. No sé qué más tiene que hacer este jugador -no es irregular- para que tenga una ficha con el primer equipo. En este verano, que califican como ilusionante, de lo poco que falta es el contrato de Dani con el 'A'. Un almeriense en el Almería.

martes, 21 de julio de 2015

Sobra uno

Míchel Macedo se ejercita en un entrenamiento en el Anexo · udalmeriasad.com

Cantidad no significa calidad. Se pudo comprobar el pasado ejercicio, con Dubarbier, Mané y Casado. Sólo se salvó el argentino, a pesar de las críticas que recibe de algunos seguidores. Pero cuando acaba jugando con todos los entrenadores es por algo. Mané ni apareció ni se le esperó, y lo del sevillano fue un despropósito desde que pisó la sala de prensa del Mediterráneo. Este curso, tres laterales, aunque en el otro costado. Pero la historia no tiene nada que ver. Míchel es otro desde su periplo en Brasil; Ximo, excepto en algunas semanas de irregularidad, demostró que fue una de las mejores incorporaciones del pasado estío; y Marín, paso a paso, se convirtió en campeón de Europa anteayer.

Antonio Marín, con el Europeo sub 19 · Twitter
No es fácil que dos de los mejores hombres del plantel unionista no sean de la partida habitualmente. Porque, aunque Ximo pueda desempeñarse en cualquier posición de la zaga, donde mejor rinde es en su puesto natural. Situaciones puntuales, sí; habituales, no. Y Marín, más de lo mismo. De ahí que haya un problema. Bendito problema, dirán algunos.

El ex del Mallorca se operó a finales de mayo de una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Previsiblemente, estará disponible para diciembre. Ahí es donde empezará el problema. Una salida de Ximo no se contempla, y me atrevo a escribir que tampoco de Marín, aunque una cesión sería una solución.

Ximo Navarro es tratado en las dependencias del Mediterráneo · udalmeriasad.com
Pero por esa idea de cantera que tanto vende el club Marín no debería salir. A pesar de su juventud, tiene suficiente mimbres para jugar en Segunda. Así que, aunque sea uno de los hombres más destacados del plantel, no sería mala una salida de Míchel. Me gusta el brasileño, pero tres jugadores destacados para un mismo puesto es demasiado. Alfonso García no lo va a regalar. Si recibe dinero y lo invierte en un delantero o mediocentro de nivel, puede ser una salida beneficiosa para todas las partes.

miércoles, 15 de julio de 2015

El ascenso, principal objetivo

Gianfranco, Chuli, Corona, Dubarbier y Julián posan anoche con las nuevas equipaciones · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 15-VII-15

Tras el desastre del pasado curso, cuando el Almería no pudo obtener una de las permanencias más baratas de Primera, da la sensación de que a Alfonso ha vuelto a recibir un mordisco del gusanillo de la ilusión. Es difícil de entender que, viendo el nivel de los rivales, no reforzase el plantel unionista hace unos meses con el fin de asegurar la salvación, con todo lo que eso conllevaba a nivel económico, máxime con el novedoso reparto del pastel televisivo.

Denunciado esto, es de justicia reconocer la sensación de ilusión que desprende ahora el club, algo que no siempre ocurre tras un descenso. Es verdad que ha habido fallos (salida de gente preparada, como Maikel), aunque son más los aciertos, con esos precios de los abonos (la matrícula de honor se obtiene con un autobús que recorra la provincia, visitas de los jugadores a colegios en septiembre...).

Y en cinco semanas comienza la temporada, con el inaugural Almería-Leganés. Una campaña en la que el objetivo principal es el ascenso. De vez en cuando hay que reflexionar con el famoso de dónde vienes y hacia dónde vas. El club viene de un descenso muy barato, sin una identidad clara y sin desprender ilusión. Lo último es clave y parece que está cambiando. Es una de las bazas para el hacia dónde va. 

Un ascenso no es fácil, pero debe ser la meta principal. Ganar una Champions es misión complicada, pero es un fracaso para el Madrid, Barcelona, Mánchester o Bayern no levantarla. Porque son los mejores y están hechos para eso. Con el ascenso ocurre lo mismo. Ahora el Almería es de la nobleza de Segunda (fondo de compensación, seis cursos en Primera de los últimos ocho años, presupuesto...). Fuera las excusas de primero los 50 puntos o de que el ascenso es difícil, y más aspirar a lo máximo, como anuncia el club públicamente. Sólo así se consiguen las metas altas. Proponiéndoselas.

lunes, 13 de julio de 2015

Inexplicable

Casillas se marcha de la sala de prensa del Bernabéu tras leer su comunicado · as.com
Me gusta leer la prensa nacional, sobre todo, los artículos de opinión estos días. Realmente me desagrada ver que Íker Casillas deja el Real Madrid. Pero si ya de por sí es un placer leer lo que escriben tipos como Segurola, en días especiales para el periodismo, como el de la marcha del segundo futbolista que más partidos ha disputado con la casaca blanca, esto se acentúa. Por cierto, me preocupan aquellas personas que critican medios como Marca o AS y después se meten en sus portales a mostrar su disconformidad de manera despectiva con los autores de las noticias. Si no te gusta un producto, ¿para qué lo consumes? 

A lo importante después de este inciso. En muchos de estos artículos de opinión que he leído hoy -o ya ayer domingo; maldito insomnio- el periodista recuerda cuándo conoció o tuvo más acercamiento con Íker. Por ejemplo, Ortego, desvela alguna de las conversaciones previas al libro que escribió sobre Casillas, 'La humildad del campeón'. Escribo esto porque yo no tengo la suerte de conocer al ya exportero del conjunto blanco, pero, por lo qué he leído y visto, parece un buen tío.

Uno que pasa mucho tiempo con niños aspirantes a futbolistas valora bastante la parte humana. Sobre todo la imagen. Maradona pudo ser una estrella con el balón en los pies, pero nunca le tendré en estima por las formas que tiene. En eso me quedo con Iniesta, del que no recuerdo un mal gesto en más de una década como profesional.

Íker hace carrera continua durante un entrenamiento en Valdebebas · as.com
Se ha hablado mucho de Íker, que si es un topo, que si no sé qué rollos. No trabajo en la prensa madrileña y hasta ahí no llego. No soy tan adivino como lo son algunos pseudoaficionados. Pero ese portero te gana, seas del equipo que seas, cuando llama al capitán del máximo rival para apaciguar la altísima tensión formada con una serie de clásicos. Un estado de crispación generado en parte por ese entrenador que en tres años en el Real Madrid sólo ganó una Liga, una Copa y una Supercopa de España, dinamitando el vestuario y el entorno blanco, y con el que se celebraba llegar a las semifinales de una competición que hasta entonces la entidad madrileña había levantado hasta en nueve ocasiones. El portugués también ha tenido parte de culpa en la marcha de Íker.

Desde Almería parece difícil que te compre uno u otro bando. Sólo que a kilómetros se ve que algunas teorías son más falsas como la de la luna no pisada por Armstrong. Casillas ha sido el mejor portero de la historia de España, puede que del mundo, y su despedida de uno de los clubes más grandes del planeta ha sido de chiste. Y ojo, no soy de hacer comparaciones, de aseverar que uno es el mejor de la historia, pero es que la historia de Casillas sí que es para hacer una película. La cima a la que ha conseguido trepar es brutal.

Escribía antes lo de la prensa, lo de Mourinho y lo del topo porque es gracioso -o penoso- cómo se ha tratado todo este tema. Que de tres años a esta parte se dude de la imagen de Íker es para estudiarlo de manera minuciosa. Y también es para que las mejores universidades investiguen el comportamiento del Real Madrid en el tema de la salida. Quizás cuando lea esto la historia se ha modificado (parece que el club quiere hacer algo hoy domingo), aunque ya poco hay que arreglar. Ha quedado más que claro de qué pie cojea cada uno.

Casillas detiene el penalti lanzado por Verza en el último Almería-Madrid · defensacentral.com
Se marcha un tipo que ha levantado todas las copas que podía levantar, que ha disputado 725 partidos oficiales en el primer equipo, que ha hecho infinidad de paradas imposibles con la zamarra de la selección y del Madrid. Un tipo al que pocos gestos negativos se le recuerdan. Un tipo con unas cualidades bárbaras en la portería. Un tipo que se va del Real Madrid ¡¡¡¡después de 25 años!!!! leyendo en solitario un mísero papel a los medios de comunicación. Se marcha de la misma manera que Xavi del Barcelona o Gerrard del Liverpool. Igual que Raúl... Y encima tiene que escuchar que es un pesetero, como si todos fuésemos perdonando dinero a nuestras respectivas empresas. Inexplicable.

viernes, 10 de julio de 2015

Sin miedo al qué dirán

Antonio Ríos, en los metros finales de la última Media Maratón de El Ejido · N. G. Cruz

En medio del esfuerzo de ese giro de 180º en una de las tumbonas del complejo benidormense donde tocan unos días de asueto, leí en un periódico alicantino que a Rafita, ex del Almería, no le importaría continuar en Segunda B, aunque el Hércules no estaba muy por la labor de seguir pagándole su actual salario. Pensé en el cambio del lateral diestro. Rafita y un irregular Nelson fueron sustituidos por Míchel y Ximo. A pesar del descenso a Segunda, claro está la mejoría en el puesto, al que ahora se une uno de los capitanes de La Roja sub-19, caso de Antonio Marín. Pero el debate sobre esa competencia lo dejamos para otro día.

Y lo aplazamos para otro momento porque pocas veces se pueden leer entrevistas como la de este lunes del compañero Tito al exdoctor de la UD Almería, Antonio Ríos. Al galeno lo descubrí en las páginas de este periódico. Más tarde, me tocó editar su artículo semanal, antes de conocerlo en persona y leer su genial libro, Del sillón a la maratón. No soy su amigo del alma, pero no son muchas las personas que siempre que te saludan lo hacen con una sonrisa de verdad por delante. En las conversaciones que he tenido con él he descubierto a alguien sincero.

Una sinceridad que quedó patente en la mencionada entrevista, con motivo de su no renovación al frente de la entidad unionista. El doctor habla claro y sin tapujos. Con respeto, pero sin pelos en la lengua, diciendo lo que piensa. Entre otros aspectos, habla, además de la baja oferta que recibió -como si el trabajo de un médico no fuese importante...-, de la poca sintonía con Sergi o con Alfonso. "Para el presidente yo era invisible (...). Nos hemos encontrado con muchas zancadillas. Hay personas en el club que están muy asentadas, (...). Yo soy muy proactivo y me gusta innovar, y todo eso se ve como una amenaza. El día a día se hace muy cuesta arriba cuando a la espalda de uno se cuestionan las cosas", exponía Antonio. Que cada uno saque sus conclusiones...