martes, 20 de octubre de 2015

Nula sinergia

Dubarbier intenta tapar un centro de Cifu · udalmeriasad.com

Quienes lean habitualmente esta columna conocerán la línea crítica de quien rubrica, ese gusto por la mejora continua y el querer más. Sin embargo, algunas críticas están siendo desmesuradas en las últimas horas. El estado de zozobra se acentuó anteayer en el Mediterráneo después de que un equipo hecho a última hora deprisa y corriendo le pintase la cara al Almería, pero aún hay margen de mejora, más con el nuevo técnico (la caducidad de Rivera era otro hándicap con el que trabajar). Comentaba Jorge Valdano que el fútbol es un estado de ánimo, algo que se puede cerciorar el último mes en la Vega de Acá, unido al nulo trabajo en algunas facetas del juego.

Puede que por lo que vayan a leer a continuación me caigan hostias como panes, pero individualmente la defensa no es de las peores de la categoría, como se puede leer o escuchar en las últimas horas. No es que sean los mejores zagueros de Segunda, pero si se hubiese trabajado de manera diferente de julio a esta parte, Fran Vélez y compañía no parecerían tan malos. Lo que es ininteligible es que hace un año se leyese que el mismo Vélez era un héroe y ahora se escuche que no sabe jugar al fútbol.

La clave es que el grupo está mostrando las carencias del individuo, en vez de formarse la buscada sinergia. Aunque haya algunos rojiblancos sobrevalorados, no es para que el Almería ocupe el penúltimo escalafón. Que quede claro que no son los mejores jugadores de Segunda, pero vistos los rivales, sería un fracaso no estar en la lucha por la promoción. Y si no se está es porque el trabajo desde pretemporada no ha sido el ideal, no porque sean cojos. Aunque Alfonso García sea, en parte, culpable por ser el máximo mandatario, no es el principal este curso (sí en tener a la plantilla sin entrenador durante dos semanas). ¿Aptitud? Más bien actitud y lo arrastrado desde el paso de Sergi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario