martes, 29 de septiembre de 2015

Paso atrás

Marín hace un ejercicio de fuerza, al lado de los dos Míchel · udalmeriasad.com 

Antes de que comenzase la temporada escribí una artículo en esta columna, titulado 'Un paso de dos', en el que expuse la importancia de que una buena parte del actual plantel del Almería estuviese en el vestuario del filial el pasado curso, con todo lo que ello conlleva a nivel de crecimiento de cantera. El segundo paso es que esos futbolistas nazcan en Almería y sean formados en la entidad unionista desde las categorías más bajas; lo que sería un canterano puro, cerrando el debate de si un jugador que sólo ha estado un año en el 'B' es canterano o no.

Sin embargo, es posible que haya más de dos pasos, y que el dado esta temporada sea en falso. Con Ximo y Míchel Zabaco lesionados, y Dubarbier sancionado, Sergi sólo disponía de cinco defensas para viajar a Albacete el pasado fin de semana. Pero, para más inri, dejó fuera a Marín, que puede actuar tanto en el centro de la primera línea como en el lateral diestro. ¿Qué hubiese pasado si alguno de los zagueros se hubiese lesionado o visto la tarjeta roja en el Carlos Belmonte? El ridículo hubiese sido mayúsculo, ya que no había recambios en el banquillo.

Los siguientes datos no son muy alentadores. Zabaco y Antonio Marín no han entrado en ninguna convocatoria liguera de seis posibles (todas por decisión técnica, excepto la última del '14', por lesión); Antonio Puertas sólo lo ha hecho en dos, aunque aún no ha debutado; y José Ángel, cuatro convocatorias y 15 minutos. Iván Sánchez es el único que se salva, con 169 minutos. En teoría, tanto la dirección deportiva del club como el cuerpo técnico tienen que dar el visto bueno a cualquier renovación o incorporación. Es entendible que no sean titulares ya que el puesto hay que ganárselo, pero no lo es que cuando Sergi tiene que tirar de alguno, caso de Marín, simplemente para tener un defensa en el banquillo, no lo haga. ¿Paso adelante de la cantera?

1 comentario:

  1. A determinados entrenadores les cuesta tirar de cantera, y confiar en chavales que apenas conocen la categoría, prefiriendo hacer jugar a cualquier otro del primer equipo aunque sea fuera de su sitio. Pero ya, dejar coja la defensa en la convocatoria marca el camino de Sergi, y parece que difícil que cambie.

    Un saludo

    ResponderEliminar