martes, 22 de septiembre de 2015

Ni juego ni puntos

Toquero y Barreiro celebran la victoria del Alavés, ante la desolación de Fran Vélez · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 22-IX-15

Cuando las circunstancias lo permiten, me gusta ver al Almería en mi asiento del Fondo Sur. Aunque en la tribuna de prensa la visión es mejor, las conversaciones con quienes de verdad sienten a la UDA son de lo mejor del fin de semana para el que escribe estas líneas. Anteayer había dos corrientes de opiniones (ambas son compatibles). Algunos pagaban sus frustraciones de la semana con el señor Areces Franco y con el juego planteado por Bordalás, y otros, más críticos, con el fútbol de su equipo. El arbitraje dejó mucho que desear, pero lo de la intensidad del conjunto blanquiazul -unida a pillería- fue su interpretación del juego, y bien que le salió, llevándose el mayor botín a Vitoria.

Por eso me quedo con el punto crítico de esos seguidores que consideran que en casa está el problema. Porque hay un problema. Seis puntos de quince posibles (ya se han marchado nueve, tres del Mediterráneo) son muy pocos para uno de los aspirantes más firmes al ascenso de categoría. Eso unido al pobre juego -chispazos aparte- ofrecido en las cinco primeras jornadas ligueras. En el Almería esta temporada el fútbol sí importa. Con Sergi en el banquillo el estilo debe ser importante, o al menos de eso se desprende de su continuidad (otro técnico no hubiese seguido tras un descenso) en el banquillo unionista.

Y, hasta el momento, los resultados están siendo pobres, y el juego, peor aún. Creo que la paciencia no es mala opción, aunque sería bueno ir solventando problemas antes de que la situación, tanto para Sergi como para la UDA, sea aún más grave. Pero paciencia unida a autocrítica, ya que el Almería tiene mimbres para exponer más de lo que lo ha hecho hasta la fecha en una Segunda con cada vez menos nivel.

P.D.: No entiendo por qué el club no abre la puerta 4 a los abonados de Fondo Sur como antaño, provocando colas antes de los partidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario