martes, 15 de septiembre de 2015

Goles encajados, balón parado, estilo...

Eldin, que salió de titular en el Ángel Carro, apenas generó peligro · udalmeriasad.com

Cuando se anula lo positivo del Almería hasta ahora y con Chuli lesionado, se acentúan aún más las carencias, tan vistas como el mar de plástico desde el espacio. Hace un par de semanas expuse la facilidad histórica tanto del Almería como de Sergi en cuanto a goles en contra se refiere. 55 equipos han ascendido a Primera desde 1995, y el que más encajó fue la UDA 12-13 (50 tantos), empatado con el Sevilla 98-99 y seguido de la propia UDA, 07-08 (49). De las dos últimas temporadas en Segunda de Sergi, más de lo mismo. En la 12-13, el sexto más goleado, y un curso después, el que más de los nueve primeros, con su equipo octavo. Datos brutales.

Los guarismos no cambian, con una decena de goles encajados en cinco encuentros oficiales. Lo que es peor es que parece fácil frenar esa sangría, poniéndole solución a las jugadas a balón parado, puesto que de los siete goles ligueros en contra, cuatro llegan en este tipo de jugadas, dando la sensación de que se producen más por fallos defensivos que por aciertos del rival. Y también parece claro que la defensa zonal en estas acciones no está dando resultado, aunque Sergi entiende más que nosotros.

No son críticas ventajistas tras la segunda derrota, sino datos verificables, unidos a sensaciones negativas, que han eliminado la euforia. Es lo que tiene cuando se le da tanta importancia al estilo: si ni éste sale, ni los resultados son los que deberían ser, los errores salen a la luz, incluso otros, a priori, secundarios, como esos cinco descartes habituales, que disminuyen el supuesto éxito de cantera.

P.D.: Desde aquí quiero mandarle un abrazo a Rodri, uno de nuestros jugadores del alevín del Poli Aguadulce, operado de ambos brazos por una grave caída en bici. Rodri, las lesiones forman parte del deporte. ¡Lo que os hace grandes es la fortaleza para recuperarse bien!

No hay comentarios:

Publicar un comentario