martes, 4 de agosto de 2015

23 jugadores

Chuli se ejercita en una bicicleta estática el pasado domingo · UD Almería

Habló ayer Corona y lo hizo para pasar la pelota del favoritismo. Ser el rival a batir genera presión y ansiedad. A nadie le gusta luchar contra ello. Sin embargo, lo del ascenso no es cosa de la prensa, sino el mensaje público del club. Una de las claves para conseguir la meta marcada es el grupo. De ahí actividades como la gyncana o una sesión de paintball en la concentración asturiana.

En una competición tan igualada como la Segunda, el éxito y el fracaso se separan por una delgada línea. No es suerte, sino detalles a trabajar. Además de lo técnico, táctico y físico, está lo psicológico, tan de moda ahora. Que los miembros del plantel trabajen con una conducta positiva no sólo depende de buenas relaciones, también de que todos se sientan importantes. Y aquí hay algo clave, como el número de jugadores de la plantilla.

24 son los futbolistas con contrato del primer equipo, más Gianfranco, Adri y Romera, los del filial que están haciendo la pretemporada con el 'A'. El primero sólo contará si hay lesión o sanción de Julián o Casto. Ocho defensas para cuatro puestos es un buen número. Dos por posición, aunque lo ideal sería desprenderse de un lateral derecho, y fichar un izquierdo o subir a Adri. Si finalmente José Ángel acaba marchándose, habrá cuatro medios para dos puestos, lo lógico.

Si Cristóbal sale, serán siete mediapuntas para tres posiciones de inicio. Una buena cifra contando con la lesión de Zongo. Iván se quedará, así que o la continuidad de Puertas o una incorporación. Y arriba sólo está Chuli, por lo que subir a Dani es fundamental, y más con esa filosofía de cantera. Resumiendo, a las salidas de José Ángel y Cristóbal debería unirse la de un '2'. ¿Entradas? Un lateral zurdo (¿Adri?), un jugador de la línea de tres sólo si se va Puertas, y Romera. Ni Uches ni nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario