viernes, 10 de abril de 2015

Hijo caprichoso

Los rojiblancos vuelven mañana al Mediterráneo tras el fracaso ante el Levante · UDA
Artículo de opinión Diario Ideal 10-IV-15

Al encargado de poner el himno en el Mediterráneo tras acabar el partido no se le ocurrió nada mejor que subir el volumen después del pitido final ante el Levante, cual responsable de los aspersores del Camp Nou. Quizás pensaba que los pocos millares de aficionados que aguantaron hasta el final iban a dejarse la garganta para expresar su malestar. En realidad era lo normal, lo que hubiese ocurrido en la mayoría de los campos de la Liga de Fútbol Profesional, incluso en las categorías más bajas. Tu equipo hace el ridículo y tú muestras tu disconformidad con los jugadores, entrenador o presidente. Cada uno con el que considere el mayor culpable, aunque los pitos hacia el palco suelen ser lo más normal. Esa característica de la afición del Almería le beneficia a Alfonso García. Los seguidores critican la actitud de algunos jugadores en las redes sociales, así como con la planificación de la plantilla, pero, después, en el recinto deportivo, no sacan el pañuelo ni silban, prueba de la idiosincrasia del almeriense.

Ni mucho menos critico a la hinchada unionista, simplemente muestro mi parecer con una característica de ella. De hecho, no me cansaré de repetir que la afición rojiblanca es de las mejores de España, y es que no todo es cantidad, sino calidad. Y tampoco todo es animar, sino educación y saber estar. Y en eso hay pocas aficiones que ganen a la almeriense, una hinchada que también está a la cabeza en la proporción seguidores que van a los distintos desplazamientos-aficionados que asisten a los encuentros de casa; lo que también habla bien de ellos.

Siete días después de la debacle ante el Levante, el Almería vuelve mañana al Mediterráneo. Y no tengo duda de que los hinchas harán borrón y cuenta nueva. Como ese padre que consiente casi todo a su hijo. Los hay quienes le regañan con un afán constructivo, y otros que sólo esperan a que el comportamiento cambie para sentirse orgullosos de su pequeño. La afición unionista es de los segundos.

1 comentario:

  1. Y el hijo se portó muy bien goleando a un deprimido Granada CF.

    Un saludo

    ResponderEliminar