viernes, 13 de marzo de 2015

Un típico pique

Casado y Jonathan, tras el entrenamiento del pasado miércoles · udalmeriasad.com
Artículo de opinión Diario Ideal 13-III-15

Rechazo cualquier tipo de violencia, así como hechos que lleven una conducta negativa. Me da vergüenza explicarle a un niño de nueve años que no se debe tirar en el área cuando imita a Phelps y argumenta que jugadores de Primera lo hacen. A esos futbolistas habría que explicarles que son el ejemplo de miles o millones de chicos y que no vale todo por los tres puntos. Esto no significa que haya que magnificar lo ocurrido el pasado miércoles entre Casado y Jonathan. El burkinés y el andaluz se enzarzaron por cosas típicas de un entrenamiento. Un caño, una entrada dura... Nada del otro mundo. Sus compañeros los separaron cuando más tensión hubo y ya está. Fin de la historia. El pique o que se revuelvan no se deben justificar, pero tampoco hay que darles más vueltas.

Ni entiendo a aquel que intenta magnificar el rifirrafe contándole a su público que ha habido una pelea, enzarzándose dos jugadores, ni tampoco a los propios futbolistas, que posan después de la sesión, echándose fotos y grabando vídeos cual hermanos. Tampoco hay que justificar la acción por la intensidad y tensión con la que se estaba trabajando. Será cosas del presente, de esas redes sociales que parecen que hoy lo son todo. Han tenido ustedes un pique en el entrenamiento y ya está. No pasa nada. Eso sí, todo hay que decirlo y les honra que después salgan de buen rollo públicamente. Pero tampoco hacía falta eso.

Por cierto, espero que esa intensidad y tensión de la que tanto está hablando en el club se vea el domingo. Se juega como se entrena. Y es cierto que si el esfuerzo está siendo el máximo en el césped del anexo, el domingo también lo será en el estadio principal del Estadio de los Juegos Mediterráneos. El domingo tanto el resultado como las buenas sensaciones tienen que ser para la UDA, que ya ve la salvación a cuatro puntos y que únicamente ha conseguido un triunfo en doce encuentros caseros, habiendo dejado escapar 28 puntos de la Vega de Acá. Alcanzar la Primera cuesta mucho como para que predomine la desilusión justificada que se vive en los últimos meses. 

1 comentario:

  1. Estos piques en entrenamientos son de lo más habituales y no hay que darles más vueltas. Lo de la foto posterior yo si lo veo bien, siempre hay gente que se queda con dudas y esto lo aclara definitivamente. Nunca sobran estas fotos... siempre que sean sinceras claro jejeje

    Un saludo!!

    ResponderEliminar