jueves, 6 de noviembre de 2014

El despropósito de Teerasil

Teerasil juega con el balón en el Mediterráneo · as.com

En todas las plantillas hay futbolistas que disponen más minutos y otros que juegan menos. Sin embargo, hay casos y casos. Está Fran Vélez y está Teerasil. El primero actúa en una posición que es más difícil entrar. Además, en el momento en el que tenga protagonismo (yo se lo daría ya, en detrimento de Mauro dos Santos), cumplirá. Pero luego nos encontramos casos como el del tailandés, cuya presencia en la plantilla es puro trámite (21 jugadores con dos-tres que no están...). El caso es curioso. Lo pintaron como uno de los mejores jugadores asiáticos, si no el mejor, y está verde hasta para jugar en el filial. O el fútbol en Asia hay que equipararlo con las categorías regionales de aquí, o nos vendieron un Fiat como si fuese Audi. El problema no es ese, sino que no llego a entender la operación. Oficialmente, se argumenta que aún no está totalmente adaptado. Entonces no comprendo que la cesión se oficializase los primeros días de febrero y no llegara al sudeste español hasta julio, desaprovechando seis meses para entrenar con sus compañeros, adaptarse en el equipo y la cultura, conocer el idioma... Y otro tema es que para integrarse en un grupo uno tiene que poner de su parte.

Más allá de la versión oficial, la realidad es que el jugador cedido por el Muangthong está un peldaño por debajo del resto de sus compañeros. Entonces, ¿para qué se le trae? Una voz fiable de las oficinas unionistas me dijo en su momento que se trataba de una operación comercial. ¿Qué operación comercial?, si no juega.. Para vender un producto, hay que exponerlo en el escaparate. Y si no se le pone, al menos llévate a la gira por Tailandia maletas cargadas de productos unionistas. O serigrafía camisetas en tipografía tai para los miles de asiáticos que se meten día sí y día también en el Facebook del club. Si no va a jugar, al menos explótalo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario