jueves, 24 de julio de 2014

Algo falla

Miguel Martínez y Raúl Guerrero · NGC
Artículo Diario de Almería 24-VII-14

Imagínese que la hora que echa al día en el gimnasio o en el Paseo Marítimo (ya podrían iluminar la nueva zona por la noche...) la multiplica por dos. Dos horas haciendo ejercicio. Y ahora imagínese que lo hace por la mañana y por la tarde. Cuatro horas al día machacándose. Y ahora imagínese que lo hace también mañana. Y pasado. Y el otro y el otro. Cinco días a la semana. Y eso en época normal. Cuando hay algún campeonato, esas 20 horas semanales de deporte se quedan cortas. Es duro, pero si te gusta, lo llevas bien. El pasado fin de semana tuve la oportunidad de hacerle un reportaje a Miguel Martínez y Raúl Guerrero, dos compañeros del colegio y que ahora van luchando por media Europa en muay thai y k-1. El sábado Miguel competirá en Liverpool en una velada internacional. Ese era el principal foco en la entrevista. Sin embargo, no estaba centrado en eso, sino en buscar patrocinadores para poder ir al Europeo de Polonia a finales de septiembre. Si no los encuentra, tendrá que ahorrar 800 euros para poder ir al campeonato de Europa. 

Y entonces es cuando uno se pregunta qué se esta haciendo mal. Porque no es normal que dos actuales campeones andaluces (Raúl en k-1 y Miguel en muay thai) tengan que poner dinero de su bolsillo para poder competir. Entiendo -no lo comparto- cómo está montado el tinglado, que el fútbol es lo que más vende y que los deportes minoritarios no interesan. Pero resulta injusto que un futbolista del montón gane dinero en Tercera (algunos equipos parece que van a repetir errores parecidos que otros del mismo municipio) y que deportistas campeones y cuyo trabajo tiene mucho más mérito (¡20 horas de entreno semanales!) ya no que no tengan recompensa económica, sino que encima tengan que dejarse una pasta, caso de Miguel o Raúl o de los hermanos karatecas almerienses Miguel y Manu Martínez. Algo falla.

2 comentarios:

  1. son las cosas triste del deporte para algunas modalidades las cifras son astronomicas y para otros deportes no hay nada aunque se trate de todo un campeon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y después que las instituciones públicas tampoco ayudan a paliar estas injusticias...

      Un saludo Jairo.

      Eliminar