lunes, 16 de junio de 2014

Fútbol

Pepe recibió el homenaje en el campo del Oriente, su campo · NGC
El titular sencillo, corto y al pie puede resultar soso, pero creo que refleja bien la vida de Pepe Asensio. Las cosas, claras. Desde que nacemos nos cuentan que lo importante no está en lo material, sino en las vivencias, en lo sentimental. Después, la sociedad consumista pretende que tener un Mercedes es más importante que estar un rato con tus amigos realizando aquello que os une. Es difícil juntar a varias decenas de personas, varias decenas de amigos, un mismo día. Es difícil quedar con gente con la que compartiste durante años el mismo vagón en el tren de la vida. Los quehaceres lo impiden. Pero la figura de Pepe lo consiguió ayer por la mañana.

El delegado del Oriente, que se fue para arriba en febrero como consecuencia de un maldito cáncer, consiguió que su familia futbolística se reuniese ayer en la Ciudad Deportiva de Los Ángeles para pasar un rato agradable homenajeándolo. Jugadores que habían pasado por el Oriente, con los que Pepe tenía una buena relación, y los veteranos del Viator nos juntamos para recordar a nuestro delegado. Unos obsequios del club capitalino a la familia del fallecido y un partido fueron el mejor regalo posible.

Arturo, su hijo, y el directivo Manolo Castaño, con una camiseta que el club le entregó a la familia · NGC
El partido en sí era lo de menos. El resultado mejor dicho. El encuentro claro que tenía razón de ser. La mejor manera de recordar a alguien es sonreír, mirar hacia arriba y hacer aquello que a la persona le gustaba. En este caso, jugar al fútbol. Momentos como el de Arturo, su hijo, poniéndose la camiseta de portero con la que su padre jugaba y enfundarse los guantes para defender las dos porterías de sus equipos fue algo difícil de olvidar.

El CD Oriente y la AC Veteranos Viator posan antes del encuentro · NGC
Como también lo fue volver a jugar un partido con gente que más que compañeros son amigos. "Tenía ganas de jugar este encuentro. Ver como nos volvíamos a juntar así... Desde antes de dejar el fútbol he soñado con un día así. Y, aunque no ha podido estar mi padre, ocupar su lugar en la portería del Viator ha sido muy emocionante", me dijo Arturo por la noche. Soñar con un día así y no con Mercedes ni Ferraris. Es lo grande de este deporte. Una simple pelota hace que la vida cobre sentido. Fútbol.

PD: Aquí, más fotos de la cita.

2 comentarios:

  1. Que poco queda del FÚTBOL, así con mayúsculas. Todo gira como tú dices en torno al negocio, al marketing, a los Ferrari y los Mercedes.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que intentar que no se pierda el olor a tapas de lomo en los descansos. El fútbol de élite, sin el pequeño, no tiene sentido.

      Un saludo.

      Eliminar