miércoles, 7 de mayo de 2014

GENTUZA

Quique Pina no ha cumplido el pacto con el Almería · marca.com
Dicen que no hay que escribir en caliente, pero llegados a este punto me da igual. Me siento como un tonto. Podría ir a Granada con mi acreditación, pero me quedaré en Almería, en la casa de mi amigo Gustavo. Quería ir a tierras nazaríes con mis amigos para ver el partidazo del domingo y pasar el día en la ciudad vecina. Disfrutar. En la grada, con la afición. Emocionarme como ocurrió hace unos días con el gol de Azeez. Sufrir. Botar. Animar. Pero me quedaré en Almería por Quique Pina. Ahorraré calificativos en contra de su persona, tengo más nivel y educación que usted.

Tampoco hay mucho que escribir. En la ida, a comienzo de semana, en concreto el lunes, el Almería hizo oficial que mandaba un paquete de entradas a 25 euros para que la afición granadina se desplazase al Mediterráneo. En dicha noticia, la entidad unionista comunicó que había hecho un pacto con el club nazarí para que en la vuelta los seguidores rojiblancos viesen a su equipo en los Cármenes por el mismo precio. Entradas de 40 euros a 25 para la afición visitante, en un gesto de cordialidad, como ha ocurrido con los otros equipos andaluces.

Cinco meses después, el Granada hace la encerrona. Espera al miércoles para anunciar los precios de las entradas. Lo primero que choca es que, a diferencia de otros encuentros, no se pueden adquirir las entradas de los partidos de los granadinos como locales por Internet. Después corre el rumor de que Quique Pina rompe el pacto y manda 900 entradas a Almería por 45 euros, en vez de los 25 pactados. Y luego llega el Almería y no paga esos 20 euros restantes. No están obligados, pero es un gesto de justicia. Financian los autobuses, pero no es lo mismo 7 euros que 20.

El fútbol es más que fútbol. Es un sentimiento. Tengo mi bandera del Almería preparada desde el lunes, colgada en la puerta de mi habitación. Y ahora me siento como un tonto. Le he dado por lo menos media centena de veces al 'F5' en tres días para ver qué pasaba con las entradas. Hemos llegado hasta el miércoles (bochornoso que se anuncie el tema sólo cuatro días antes) y nos llevamos esta desagradable noticia. La bandera me la llevaré el viernes de Málaga a Almería. El domingo no cogeré el bus hacia Granada, sino que lo veré por la tele. Señor Pina, sepa usted que es un ladrón de ilusiones. Podrá usted tener un pastizal de dinero, pero no sabrá lo que es la humildad ni el fútbol. Sólo conoce lo que es el poder del dinero y las encerronas. O quizás me suba al autobús y lo vea en algún bar de Granada. No entraré al campo con mi acreditación, lo veré con mis amigos. Quiero oler el sabor a fútbol, ése que usted intenta robarnos. Espero que duerma tranquilo, aunque no se lo merece.

PD: Mis críticas también al Almería, que puede recortar de donde sea para pagar la diferencia entre lo pactado y los 45 euros.

2 comentarios:

  1. Quique Pina ha calentado y bien el partido. Espero que todo ésto le explote en la cara.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como el Almería gane, el cachondeo contra Pina va a ser grande.

      Un saludo Víctor.

      Eliminar