martes, 20 de mayo de 2014

Esfuerzo + esfuerzo = éxito

Parte del cuerpo técnico se abraza a Francisco · UDA
Este lunes se cumplen siete años del segundo ascenso de un equipo almeriense a Primera División, del regreso tras un largo camino por el desierto. Ese 19 de mayo de 2007 la historia en el sur de España cambió. Siete años después, celebración de una permanencia milagrosa, la que mejor ha sabido, y vistas puestas en la sexta temporada en Primera en los últimos ocho años. Salvando las distancias, se puede comparar el final de curso del Almería con la magnífica temporada del Atleti. "Si se cree y se trabaja, se puede", aseguró el Cholo tras conquistar la Liga (felicidades a los aficionados atléticos). Poder se puede, otra cosa es que se consiga. Eso pueden pensar las numerosas personas que sufren en su día a día la maldita crisis que sigue azotando. Porque es fácil es decir que con esfuerzo y más esfuerzo se alcanzan las metas propuestas. Se reirá al leer esto el que día a día va a la oficina de empleo, a decenas de empresas a echar currículum y sigue parado. La paciencia y la suerte también son claves, pero que el esfuerzo acarrea objetivos positivos no se puede dudar. Y si no que se lo pregunten al Almería.

Apretó los machos en este mes de mayo y lo consiguió. No nos engañemos. Pocos, muy pocos, apostábamos por la salvación rojiblanca hace cuatro semanas, tras la dolorosa derrota ante el Celta. Realmente, la UDA sólo estaba a tres puntos de un Valladolid que marcaba la salvación y que ha terminado con sus huesos en Segunda; pero las sensaciones por aquel entonces eran muy diferentes. Olía a chamusquina. No se trataba de confiar o no. Se confía apoyándose en algo, y ese algo no existía. Pero el cabezazo de Vélez le dio la vuelta a la tortilla y ahora la suerte es otra. Los jugadores sí creyeron y trabajaron. Y se pudo. Almería ya disfruta de una permanencia que sabe igual de bien o mejor que el ascenso del curso pasado, que cualquier otra permanencia

RECTA FINAL: Dicen que hasta el rabo todo es toro, que hasta el pitido el final no hay nada decidido. Cada vez lo tengo más claro. Lo más normal es que los de Francisco hubiesen bajado los brazos el día del Celta. Al igual que se cuenta cuando la situación es mala, las últimas cuatro semanas, con diez puntos de los últimos doce, son para aplaudir y aplaudir. Las carencias en cuanto a calidad se refiere en comparación con el resto de equipos de Primera se sustituyeron con una dosis tremenda de testiculina. El tesón es otra de las claves del éxito.

ESTEBAN SUÁREZ: Hace unos días me comentó César Vargas que lo de la prensa deportiva tiene gracia, que una victoria cambia todo. La distancia entre una crítica negativa y una positiva es el gol. Puede llevar razón César, pero este párrafo no está escrito por la alegría de ayer. El descenso en el Mediterráneo era independiente al homenaje que merece Esteban, uno de los jugadores más profesionales que he visto (o el que más. El Gato llegó para calentar banquillo, por detrás de Diego Alves, ahora se marcha como uno de los mejores jugadores de la historia de la UD Almería. Sólo hay una razón detrás: la profesionalidad. Otro ejemplo para los que necesitan de héroes en su día a día.

La grada unionista ovacionó a uno de los jugadores más profesionales que ha pasado por Almería · Pepe Navarro
FRANCISCO: El Chanchi ya es profeta de su tierra, algo muy difícil de conseguir en el fútbol. Lo del almeriense tiene mérito. Salvar a su equipo con la plantilla con menos calidad de Primera, sin entrenar antes en la Liga de Fútbol Profesional tiene un mérito impresionante. Francisco no es un ejemplo más. Es el ejemplo. Pasó de las críticas iniciales (algunas llegaron antes del primer entrenamiento de verano) y se dedicó a trabajar, la única variable que estaba en su mano. El técnico hiló fino, hizo milagros con lo que tenía y se ganó la confianza del vestuario, la clave para que Almería tenga a su equipo en Primera otro curso más. No le tembló el pulso a sentar a Corona o Soriano, apostó por Azeez, Jonathan, Hicham, Fran Vélez... Al César lo que es del César. Y aunque haya tenido algunos errores a lo largo de la temporada (lo normal), Francisco ya ha pasado a la historia del fútbol almeriense. El único entrenador en ser elegido por dos veces (noviembre y mayo) mejor entrenador de Primera este curso por la LFP.

Profeta de su tierra · UDA
ALFONSO GARCÍA: Que los árboles no nos impidan ver el bosque. La euforia de la permanencia no nos debe llevar hacia engañarse a uno mismo. El proyecto ha llegado a un buen puerto, pero no se puede vivir tan gratuitamente al filo de la navaja. La austeridad es independiente a una plantilla con muchas carencias, mejorable con ese presupuesto. Hay decisiones difícil de entender, como la marcha de Pellerano (ayer él en la grada y el banquillo sin centrales) o la de Ustari. Jugar con fuego otro curso más sólo sirve para tener más papeletas para quemarse. Y lo del presupuesto no me vale. Las cosas se pueden hacer mejor. Eso sí, como máximo responsable de la entidad de la Vega de Acá, también hay que felicitarlo por la parte que le corresponde. Parte de éxito de la permanencia es suyo.

PLANTILLA: Francisco le sacó el máximo rendimiento y los jugadores lo dieron todo. Rafita, por ejemplo, podrá tener más o menos calidad, pero su derroche es encomiable. Otro debate es si algunos jugadores tienen el nivel de Primera. Pero de lo que no se puede dudar es de su trabajo y sacrificio. Tan cierto es que han existido muchos partidos donde la intensidad ha brillado por su ausencia como otros en los que no se puede recriminar nada.

Los rojiblancos celebran el éxito en el vestuario · UDA
ENTRADAS REGALADAS: En esto sí ha acertado Alfonso García esta temporada, en mayo concretamente, mes que se ha cocinado la permanencia. Ayer, sin promociones ni entradas a cambios de alimentos, el Estadio registró un grandísimo ambiente, empujando a los suyos. Esperemos que el máximo mandatario unionista no vuelva a caer en la tentación y haya aprendido. Parece que sí.

Los seguidores tomaron el césped del Mediterráneo once meses después · UDA
CRECIMIENTO: Ayer, tras pasar por la Plaza de las Velas, me comentó un amigo que no hay afición en Almería. El motivo, que no hubiese nadie festejando la permanencia en la fuente. Era algo medio normal, se trataba de un domingo por la noche y los seguidores ya lo habían celebrado en el Mediterráneo. Ahora no vamos a descubrir nada de la afición unionista. Son pocos, pero buenos. Conforme pasa el tiempo, se ven más camisetas rojiblancas en la ciudad. La permanencia y la manera de conseguir ésta no hacen otra cosa que empujar hacia este crecimiento.

VALLADOLID: Una pena su descenso, un club que me cae bien. Por cierto, la avalancha del Sadar debe servir para recapacitar y reflexionar sobre si se hace todo bien en materia de seguridad.

5 comentarios:

  1. El tramo final de UD Almería ha sido espectacular, ni una derrota en 4 partidos, ahí ha estado la permanencia, 10 de 12 puntos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me lo hubiesen dicho hace un mes, no me lo hubiese creído, y más viendo la dinámica que llevaba el equipo. Un saludo.

      Eliminar
  2. Un añito más en primera. felicidades!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades a la UDA por la permanencia en Primera y a todos los seguidores. Enhorabuena.

    ResponderEliminar