jueves, 29 de agosto de 2013

Jony, te quedas fuera

Jonathan, ante el Villarreal el pasado curso · marca.com

Es una expresión dura. Al que escribe esto se lo decían viernes tras viernes en la Ciudad Deportiva de Los Ángeles cuando hacían la convocatoria para el partido de turno del Oriente. Supongo que a Fran Luque (un placer compartir mesa con el tipo más divertido de esta redacción) le ocurría lo mismo cuando le vetaban la banda diestra del Zapillo. Los únicos dolidos éramos nosotros. El equipo no nos echaba en falta. Lo mismo sucede con Jonathan, el único perjudicado de su caso. Es curiosa y rara su situación. Aunque cada uno tenga su propia información a través de las distintas fuentes, es imposible que conozcamos todos los detalles del caso. Ni de éste ni de cualquiera. Al principio, a diferencia de la mayoría de la afición, que le dijo de todos menos bonico a través de las redes sociales, intenté darle un voto de confianza. Si el jugador no quería renovar, estaba en su derecho.

¿Pesetero? A ver si nos vamos a creer que el 99'99% de los jugadores no se mueven por dinero. Son personas. Si usted trabaja en Vodafone, ganando X al mes y ahora llega Jazztel y le ofrece 3X, ¿acaso no va a aceptar? Ahora entra el tema de que no haya ese Jazztel, ese conjunto naranja, que la única oferta sea rojiblanca. Entonces, la balanza sí se decanta para el lado del club. Y aquí es donde entra en juego la figura más característica del fútbol negocio, el representante. Que cada uno piense lo que quiera. ¿Qué puede ser que el 'no' de Jonathan venga porque cree que su sueldo no es acorde con lo que genera en el césped? No lo sé. Lo que sí sé es que el club habló a través de Benito, pero Jony no quiso hablar a Diario de Almería. Ahí perdió su derecho a defenderse públicamente.

PD: Ahora llega a un acuerdo con el Almería y me chafa el artículo, aunque de las palabras de Francisco ("el caso Jonathan ya está olvidado para mí") deduzco que no lo hará. De momento, Jony, te quedas fuera. Eres el único perjudicado.

jueves, 22 de agosto de 2013

Ni blanco ni negro

El doblete de Rodri no sirvió para nada · marca.com

Empezó la Liga el pasado fin de semana (es un decir, ya que la jornada dura tres-cuatro días) y lo hizo con un sabor raro. Raro porque es inexplicable que lo haga en medio del mercado de fichajes, algo sin ni pies ni cabezas. Y raro porque el extraño caso Jonathan desvió un poco la atención del debut, aunque, a la hora de la verdad, la polémica desaparece a favor del espectáculo. El juego rojiblanco es vistoso, fluido y vertical. No han bastado muchos minutos para ver qué es lo que quiere Francisco. "Jugando así, conseguiremos puntos" es el pensamiento de muchos, incluidos jugadores.

Sin embargo, haciendo uso de la crítica constructiva, hago la siguiente reflexión: si jugando bien, ante un rival que no hizo nada aparte de los goles (lo esencial en el fútbol), el botín fue cero punto es que algo falla, ¿no? Tener que hacer cuatro goles para llevarse un partido es algo al alcance de muy pocos. Algo sigue fallando. ¿Qué es? Dicen que el carril zurdo fue una autopista, con un nervioso Dubarbier. A mí no me desagrada, quizás el estilo le beneficia en el plano ofensivo, pero no en el defensivo. Eso sí, las críticas hacia el argentino desaparecerán, no creo que falle tanto durante el curso. Estas críticas lo que han hecho ha sido tapar algo que veo más importante. Salió Marcos Tébar y entró Corona. Eso, con la ágil lectura de Marcelino en el tramo final, decantó de alguna manera el partido. No es que Corona sea un tuercebotas, pero su labor no es la de perro de presa, lo que necesitaba el encuentro en ese momento. Eché en falta un M´Bami o un Juanito, alguien capaz de destruir, haciendo de nexo entre la defensa y el centro del campo. El estilo de Francisco requiere dos centrocampistas de corte ofensivo, pero en ciertas fases o en determinados partidos, puede hacer falta ese hombre que le falta al plantel. ¿Azeez? No fue ni convocado...

PD: Con picardía sabiendo cerrar los partidos y algunos retoques, esto puede salir bien.

jueves, 15 de agosto de 2013

El mandato de las teles

Los horarios invitan al aficionado a quedarse en casa · almeria360.com

Nada en la vida es eterno, todo tiene un principio y un final, incluso el fútbol. Éste, según como lo entendemos en la actualidad, tiene sus inicios en el siglo XIX. ¿Su final? No lo sé. Pero no tiene que estar muy lejos. El dopaje (eso sí, no se han dado tantos casos como en otros deportes), los amaños, los horarios y demás patrañas hacen que cada día se le tenga menos credibilidad. ¡Ay, los horarios! Cómo le están dando al Almería, yendo a por el más débil. Sólo cuatro días entre la primera jornada y la segunda (el resto de los equipos tienen seis o siete). Pero eso no es todo. Ahora viene el famoso mono de Feria y coloca un Almería-Elche un viernes ¡¡a las 23:00!! Espero que los de seguridad permitan la entrada de alcohol, es lo que pega a esa hora. La afición está que trina en las redes sociales. Los jugadores se quejan, pero afirman que es lo que hay. Las rotativas tienen que aguantar estoicamente a que los de este gremio acabemos las páginas que salen al día siguiente.

El presidente, en una entrevista concedida a El Larguero, no critica los horarios, debido al dinero que reciben de las televisiones, las que tienen el mango de la sartén. Aquí está el problema. Nadie se queja ni la lía por los intereses económicos. Da igual que los campos parezcan un solar (pobres los que no viven en la capital, los niños...); lo que interesa es la pasta, y ésta la dan las televisiones. Es normal, pero la tendencia hay que volver a cambiarla. Porque hace 10-20 años las teles no generaban tanto dinero; los presupuestos de los equipos eran menores; las fichas de los jugadores, también; un futbolista no valía ¡120 millones de euros! El negocio ha evolucionado para que los protagonistas tengan más ingresos, en perjuicio del público, el verdadero protagonista de esto. Llegaremos a otro punto, en el que el negocio muera. Y, ya, esos que se callaban porque ingresaban mucho, se llevarán las manos a la cabeza.

jueves, 8 de agosto de 2013

El deporte en Feria

La petanca es uno de los clásicos de las fiestas.

Hoy es un día importante. Esta noche presentan la programación de la Feria de Almería. Esta noche sabremos si en unos días tenemos el concurso de cantos de pájaros, de lo que más se habla en las tertulias de Feria en este diario. Cuatro veranos consecutivos aquí y aún no he tenido la oportunidad de disfrutar de dicho evento. El pasado año fuimos, pero, por desgracia, se suspendió. La travesía a nado en el Puerto de Almería sí se celebra otro agosto más (ya van 31 ediciones). La petanca, el fútbol chapas y el bádminton supongo que también. 28 actividades deportivas en total. Por desgracia, es en las fiestas en honor a la Virgen del Mar cuando tienen repercusión muchos de estos deportes.

Quizás, si alguien no los practica, puede pensar que los que sí lo hacen son bichos raros. Prefiero estar con estos deportistas, humildes, campechanos y que juegan por amor al arte que con otros que cobran millones y se creen estrellas. Eso sí, es difícil salir una noche y tener que madrugar tres horas después para ir al pabellón o pista de turno. No vendría nada mal que los horarios se retrasasen un poco. Aun así, me gusta la Feria y transmitirles lo que ocurre en ella.

Eso sí, las fiestas en Almería son síntoma de que el verano se acaba. Siempre ha sido así. Para los niños, la vuelta al cole. Para los adultos que tienen la suerte de trabajar, seguir yendo a la oficina sin poder disfrutar de la playa, el mejor bálsamo para ahogar las penas, un paraíso que tenemos en Almería, a pesar de que algunos prefieran meterse en una piscina de El Zapillo que pisar la arena. Allá ellos. Abrochénse los cinturones. Comienza la Feria. Por cierto, a la vuelta de la esquina veo un examen. ¿Fecha? Ni idea. ¿Materia? Ni idea. Da igual. Para lo que sirve la Facultad... ¿Lo importante? El concurso de cantos de pájaros.

jueves, 1 de agosto de 2013

La burbuja explota

Imagen de un encuentro entre el Guadalajara y el Mirandés · abc.es

El Mirandés se ha salvado por los pelos gracias a que sus jugadores se han rascado el bolsillo, pero parece que el presidente de la LFP, Javier Tebas, va en serio y serán varios los descensos a Segunda B por motivos económicos. El Racing, descendido en competición, podría ocupar la plaza del Deportivo de La Coruña, por razones similares. Y el Murcia la del Guadalajara. No sé si lo he escrito bien. Son tantos lo que están sonando, que si finalmente se cargan a todos los que han salido estos días en la prensa, nos quedamos con una liga de cuatro equipos. Está claro que el descenso o la desaparición de un club es una pena para sus aficionados, que sólo pueden ver cómo unos estafadores destrozan su club.

Pero la realidad es la que es. Si en mi cartera tengo 10.000 euros, no puedo optar a Dani Alves, sino a Rafita. Si mi presupuesto es de cinco kilos, no me puedo gastar 50. Muchos clubes de fútbol han querido vivir como si no existiese el mañana, mintiendo a sus seguidores y a ellos mismos y lo han acabado pagando, viendo cómo la burbuja ha explotado. Ahora lo acaban pagando, con deudas y más deudas. A algunos no les queda más remedio que aceptar la realidad, otros culpan a organismos europeos de sus errores.

Ya digo que me da pena por las aficiones, pero las economías de los clubes deben cuidarse, pensando en el presente, pero también en el futuro. Los gastos no pueden superar a los ingresos. Si no, luego pasa lo que pasa... Todo una mentira. En la misma liga compiten equipos mentirosos con otros que hacen bien las cosas en lo financiero. Uno de ellos es el Almería. Si por algo se ha caracterizado Alfonso García ha sido por darle la misma importancia a este aspecto que al deportivo. ¿Y para qué sirve mentir?, ¿para que luego todo explote y acabes en la nada?