viernes, 28 de junio de 2013

Charles y el dinero

Charles, en su presentación como jugador del Celta · celtavigo.net
El lunes nos enteramos de la marcha de Charles al Celta. La operación se llevó con el mayor secretismo posible, a diferencia de otras operaciones. Poco, por no decir nada, se escuchó sobre Charles y el Celta hasta el pasado lunes. El jugador no quería atender a los medios locales tras los entrenamientos y poco más. Para el que no lo sepa, el brasileño se ha marchado a tierras gallegas una vez que el club vigués pagase su clausula de rescisión, estimada alrededor de un millón de euros. 

A diferencia de otras opiniones, la mía es que todas las partes salen ganando. Charles se va a un club con unas aspiraciones deportivas similares a las del Almería; sin embargo, firma el que puede ser su último contrato fuerte, viendo cómo se le triplica la ficha en un equipo en el que seguramente será titular. Por su parte, el Celta se ha llevado al Pichichi de Segunda por sólo un kilito. ¿El Almería? Pierde a uno de sus pilares básicos, pero es lo que hay. Ojalá todas las operaciones fuesen así. Viene alguien, hace más de una treintena de goles en un año y te deja un millón de euros. ¿Que es poco dinero por ese futbolista? Sí, pero esto no son Los mundos de Yupi. No va a venir un jugador libre y va a dejar que se le ponga una clausula alta.

La actitud de Charles es de alabar. A diferencia de otros puntas rojiblancos que se dejaron llevar cuando ya lo tenían hecho con otro equipo, el de Belém se vacío hasta el último día, forzando en un kilométrico junio, aun con riesgo de lesionarse. Lo normal y lo ético, pero algo que no hacen todos los jugadores. ¿Sustitutos? Hoy viernes se ha hecho oficial la incorporación de Óscar Díaz, ya ex del Lugo. Quizás venga otro punta, quizás sea Yuri, el primo de Charles. Aún queda mucho verano por delante, aunque dé la impresión que en esta semana se acaba todo. Por cierto, hablando del mercado, el Córdoba tiene que estar hartico de la UDA, que se ha llevado a dos de sus pesos pesados en los dos últimos veranos (Dubarbier y el propio Charles). Por cierto, hablando del mercado, la cantidad de tonterías que puede llegar a leer uno al día es infinita. Lo de Saviola, Riquelme o Forlán se queda corto con alguna que otra que da escalofríos. Tiene gracia.

miércoles, 26 de junio de 2013

Diez becas para la afición

Comunión grada-jugadores total en Gerona · J. Titos / udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 26-VI-13

Quiere el señor ministro de Educación, Cultura y Deporte que los estudiantes tengan que sacar un 6'5 para poder optar a beca. Estoy escuchando miles de opiniones al respecto. La mía me la reservo, aunque sí sé que si la afición de la UD Almería tuviese que jugarse una, la ganaría. Una, dos, tres o las que quisiera. Este curso se ha consagrado esta hinchada de '10'. A las últimas no hay que valorarlas cuantitativamente, sino cualitativamente. Está claro que a lo primero se le ganaría a poquitas. El Mediterráneo se ha vestido de gala en el último mes, apostando a caballo ganador; algo que sucede en la mayoría de los equipos. Todo lo que sea sumar, bienvenido sea. Me alegraría que la masa social creciese, y la lógica dice que así debe ser con la acertada decisión de mantener los precios de los abonos para los socios (Alfonso, me quito el sombrero) y poner unos asequibles para los nuevos.

Pero este artículo va por esos 5.814 incondicionales que estuvieron en el primer encuentro en casa, cuando aún no se sabía si los de Gracia serían de Primera, Segunda o Segunda B. Por esos seguidores que han estado en los 23 desplazamientos del presente curso, ya fuese miércoles, viernes o sábado, por la mañana o por la noche; pero ahí estaban animando. Ellos no han dejado sola a la UDA, aunque los resultados no fuesen los esperados. Si hoy el Almería es de Primera, es por ellos, por esa afición que se desplazó a los entrenos para alentar a los suyos y recomendarle que espabilasen. Por esa afición que se ha consagrado este curso, volviendo a dar un ejemplo de deportividad siempre. Por esa afición que se marchó ovacionada de Villarreal, tras compartir comida y bebida con la local, la cual también se estaba jugando un ascenso. No todas pueden decir eso. De ahí que este ascenso también sea vuestro, afición.

lunes, 24 de junio de 2013

Recuerdos del Paraíso

El vestuario fue una auténtica fiesta · udalmeriasad.com
Me siento un afortunado de haber nacido en la mejor ciudad del mundo y en este tiempo, de haber podido disfrutar de dos ascensos (y cubierto uno para Sportalmeria.com) del equipo representativo de la ciudad, ese que vuelve a estar en Primera División, a pesar de que esto le moleste a muchos aficionados al fútbol, incluso almerienses. El ascenso de 2007 fue una bendición después de tres décadas sin que Almería tocase la máxima categoría del fútbol español. Pero el del sábado supo a gloria, porque el Paraíso no se tocó hasta el último partido. Buena prueba de ello fue la invasión nunca vista en el Mediterráneo, cien veces más brutal que la de hace seis años. 

Al que escribe esto también le supo a gloria, puesto que lo vivió un poco más dentro. El tiempo ejerce de filtro entre lo que es importante y lo que no. Con el paso de los años no nos acordaremos de muchas cosas, pero sí de varios escenas que se irán sólo cuando uno se vaya al otro barrio. Por ejemplo, salir al terreno de juego por el túnel de vestuarios detrás de los jugadores y ver al Mediterráneo eufórico. O los gritos de aclamación a Alfonso García, con la suerte de estar encima de él. O la conga de los jugadores. O los abrazos con la familia y amigos. O con muchos miembros de la prensa. O con algunos de los héroes. O la alegría que se vivió en el Estadio y en la zona de prensa, con alguno que otro llorando y saltando. O la fiesta posterior en la Plaza de las Velas y en la noche almeriense. O la mañana siguiente, con los diferentes actos en la capital.

Son imágenes del Paraíso, de un fin de semana que recordaremos toda nuestra vida, recuerdos de unos afortunados que tuvimos la suerte de nacer en la provincia y tiempo exacto. El último pasa rápido y ya hoy se habla de fichajes, de posibles marchas como la de Charles al Celta, etc., etc., pero esto ya no nos lo quita nadie. Se lo merecen los jugadores y se lo merecen esos 6.000 fieles que nunca dejaron a su barco solo a pesar de las numerosas sacudidas que recibió este. Por cierto, me gustó que el descapotable no estuviese lleno de políticos carroñeros, como ocurrió en 2007. Y otra cosa, ¿a ustedes no le pareció poca gente la que se congregó en la Plaza de las Velas? A mí sí. Pero me gusta, señal de que la masa social no es grande, pero sí la mejor cualitativamente hablando; ahí estaban los de siempre, los jugadores y esos incondicionales seguidores, los protagonistas. Si hace una década nos hubiesen dicho que íbamos a vivir dos ascensos a Primera, nos lo hubiésemos tomado a broma. Por eso, disfrutémoslo.

jueves, 20 de junio de 2013

Goleada sin abusar

Los jugadores tahitianos celebran el gol ante Nigeria · A.P.

Esta noche se enfrentan la mejor selección del mundo (una de las mejores de la historia, si no la mejor) y una de las peores (no me quiero ni imaginar cómo son el resto de equipos de Oceanía...). Estoy seguro de que si hubiese la necesidad de meterle 30, 40 o 50 goles, Iniesta (un privilegio haber nacido en este tiempo y ver jugar a Andrés), Soldado y compañía los harían, visto lo visto el pasado lunes en el Tahití-Nigeria. Se trata de un equipo amateur, que no da tres pases seguidos y que, sin embargo, está jugando una competición oficial de la FIFA. Pero ahí están los tíos, disfrutando en el torneo, a pesar de que vayan a cosechar, probablemente, tres goleadas. Aún no he visto en la Copa Confederaciones tanta felicidad como la que derrochó Tahití hace tres días al hacer su golito. Hay quienes piensan que no se debe abusar de un equipo débil, que meterle una decena de goles es humillarlo. Otros creen que el mejor respeto es jugarle al máximo de tus posibilidades. 

Desde mi punto de vista, hay que encontrar un término medio. Esto es, cuando se llegue a una cifra considerable de goles, bajar un poco el pistón. Soy de los que creen que existe esa regla no escrita en el fútbol que proclama que a los siete u ocho goles, se debe parar si no existe la necesidad de hacer más (este es el caso). Piensen en el 0-8 ante el Barcelona. ¿No hubiesen salido M´Bami (va para usted el ascenso del sábado) y compañía menos humillados si el pistón azulgrana se hubiese bajado antes? Dicho esto, no creo que España se pase hoy. Más que nada, porque llegado a este punto del curso, en un torneo en el que se pueden llegar a jugar cinco partidos en dos semanas, se debe guardar fuerzas cuando se pueda (si fuese Del Bosque, daría descanso a gran parte de los titulares). Por cierto, ¿a cuánto se pagará que Tahití puntúe?

lunes, 17 de junio de 2013

Soñemos

Charles celebra uno de sus goles ayer · Imagen original: Pepe Navarro / sportalmeria.com
No hay palabra más bonita que soñar. Para soñar no hay que tener actitud ni aptitud en algo. Puedes ser un zoquete con el balón en los pies, que es posible que sueñes que eres el jugador de un equipo de fútbol, delante de 90.000 espectadores, y que tú eres el protagonista. O estar con la chica que deseas. O trasladarte al pasado y vivir la época que quieras. Los sueños no entienden de lugar ni de tiempo. A veces, sabes que lo que estás soñando no se ajusta a la realidad, otras no. Magnífico mundo el de los sueños. No entienden ni de lugar ni de tiempo, pero el sábado, a las 20:00, en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo hay un sueño por delante. Realmente, este ya ha comenzado, puesto que tan bonito es la previa, el camino, como el propio acto.

Hace nueve días, en la zona de prensa de El Madrigal, nos miramos mi compañero César Vargas y yo mientras alucinábamos con lo que estábamos viviendo, presenciando algo histórico en el tiempo y lugar exacto. Finalicé con un "parece un sueño, ¿eh, tío?". En ese escenario de película, en esa situación de película, vencer y ascender era tocar el Cielo. Y nosotros estábamos ahí. Bueno, pues la historia se vuelve a repetir dos semanas después. Es lo que tiene el fútbol: te despierta y vuelve a meterte de lleno en el sueño en poco tiempo. Dos equipos, una final (o dos) por un ascenso a Primera División, algo impensable hace una década en Almería.

Ayer (aquí, mi crónica del partido para Sportalmeria.com), las pulsaciones de la familia rojiblanca estaban a 230. Se sufrió, sí. Con sufrimiento, el éxito sabe mejor. Pero lo que debemos hacer es disfrutar durante la semana, leer Relatos rojiblancos y ser conscientes de que podemos vivir algo histórico en la provincia de Almería, escuchar buena música y ver vídeos de la UDA. Ser protagonistas de este bonito sueño. Sólo de pensar cómo puede estar Almería el sábado por la noche se me ponen los pelos de punta. Respiremos, sonriamos, seamos conscientes de que esto es algo histórico. Es un sueño.

PD: Y un sueño poder cubrir el partido para Sportalmeria.com. Desde dentro será...

PD 2: Les dejo mi vídeo favorito.

sábado, 15 de junio de 2013

Iker titular

Casillas y Del Bosque, en un entrenamiento · libertaddigital.com
En el fútbol (y en cualquier deporte) no tiene por qué jugar el que más calidad posee o el más completo, sino que el que manda debe de aunar una serie de factores, en los que no sólo están las cualidades, y decidir. Así, se explicaría que mañana salga de inicio, en el debut de la Copa Confederaciones, Victor Valdés, tal y como vengo escuchando o leyendo estos días en los medios nacionales. Sin embargo, si yo fuese el que hiciese las alineaciones, pondría a Iker Casillas de titular.

Suponiendo que el trabajo de ambos en los entrenamientos es el máximo y partiendo de la base de que Casillas es mucho más completo que Víctor, Iker debería ser el que portase el brazalete mañana ante Uruguay. Este no es el típico debate de si debe jugar el que saca un '7' en todos los partidos frente al '10' irregular. No es el caso de Uche frente a la mitad de los delanteros que han pasado por la UDA. Es el caso de un matrícula de honor, que quizás no ha sacado '10' en todos los partidos que ha jugado este curso, pero que tiene más posibilidades de sacarlo mañana que Valdés, porque, simplemente, es mejor y sabes que va a rendir, que tiene más cualidades. Si la duda existe, es porque Mourinho se cargó inexplicablemente a Iker, quizás porque no hizo esos dieces en algunos partidos.

Una vez pasada su lesión y su caso en el Madrid, lo mejor para La Roja es que sea el madridista el que defienda la portería de España, suponiendo, como hemos escrito, que esté al 100%. Que sí, que Valdés no va a desentonar ni mucho menos, pero aquí no se trata de que juegue quien más méritos haya hecho, sino que lo haga el mejor, en el caso de que no haya ninguna circunstancia rara, la cual no existe (o al menos eso parece). Sea como sea, lo que está claro es que este debate sí es sano. 

Por cierto, poco decir del partido inaugural del torneo. Eso sí, no me gusta demasiado lo que hace la figura del momento. Que haga una filigrana una, dos, tres o cuatro veces, vale. Pero que se recree cada vez que toca la pelota ya no gusta, al menos al que escribe esto. Me recuerda al Ronaldo de hace unos años.

jueves, 13 de junio de 2013

Nadal y la marca España

Nadal llora al escuchar el himno nacional · cope.es
Artículo Diario de Almería 13-VI-13

Rafa no rompe una hegemonía con malos modales ni le cae mal a nadie. Es como Iniesta, un gran deportista, que habla más dentro del terreno de juego que fuera de él. ¡Y cómo habla! Su forma de ganar es impresionante, no dando nunca un punto por perdido y echando todo lo que tiene o más en la pista. El domingo consiguió otro récord al hacerse con su octavo Roland Garros (tiene que ser frustrarte organizar un torneo y que venga a ganártelo un español, algo que ha ocurrido en 11 en las últimas 14 ediciones). Sin embargo, más que por hacer historia, la gente habla de Nadal como la persona perfecta para llevar la marca España, el yerno que cualquier madre quisiera tener. Su imagen, con los ojos húmedos mientras escucha el himno de su país, es para enmarcar.

Que un deportista que hace tres meses no podía andar haya sido el mejor representante de la marca España es digno de estudio. Ha conseguido lo que muchos políticos deberían de hacer, mientras se estrellan contra un muro hueco. Que Rafa haya sido el orgullo de España habla a las mil maravillas del deporte y deja otras profesiones bastante mal paradas. El segundo país con mayor tasa de desempleo de la Unión Europea debe tener más personas como él, más héroes que se partan la cara por la nación, que den todo lo que tienen, que intenten romper límites. Ahora, con la nueva ley estudiantil, no sería mala idea replantarse dar en los colegios de este país (en el que estudias cuatro, cinco o seis años en una universidad, en el que te sacas una o dos carreras, y acabas en el extranjero) una asignatura sobre el deporte, sus valores y los personajes que lucen estos. Seguro que los chavales aprenderían más estudiando el coraje, la superación, la garra y la lucha de deportistas como Nadal, los cuales ponen a España en el lugar que merece.

martes, 11 de junio de 2013

¡46 partidos para subir!

Thevy, en el Las Palmas-Huesca · marca.es
El que lea esto y no me conozca me tachará de oportunista, pero la realidad es que, en febrero, cuando la UD Almería era segunda, ya escribí algo parecido. Incluso lo hice el año pasado en un portal web almeriense, cuando a lo máximo que podía aspirar la UDA era al sexto puesto. Y lo vuelvo a repetir: la promoción de ascenso a Primera es una mentira. Si el argumento es que se le quiere dar más emoción al campeonato y que el abanico de equipos que tengan la posibilidad de ascender sea mayor, que se haga lo mismo con el título de campeón de Primera División o con los puestos Champions. Pero claro, eso mejor no tocarlo...

Considero que 42 partidos son suficientes para mostrar una regularidad, que ocho puntos entre el tercero y el sexto son bastantes para ver quién es mejor (¿que lo demuestren ahora en el campo? un mal partido y fuera...). Es cierto que los árbitros te pueden quitar (al igual que dar), que te puede salir un mal partido, pero el que está octavo (o quinto o décimo sexto) tras 42 encuentros es que se lo ha merecido. Me comentaban el otro día que cómo ha sido el Elche campeón sin hacer un juego del otro mundo. Contesté que porque ha sido el mejor, esto es, en el fútbol, hacer más goles de los que recibes. El Almería practicó un mejor fútbol que su rival el sábado, pero ganaron los amarillos porque marcaron más tantos. No por eso no mereció vencer el Villarreal. Fue un resultado justo.

Pero no me quiero ir a otra rama. Mi idea es esa, que no se debió cambiar el sistema. Y si cambió fue, entre otros motivos, porque, en la 09-10, el Betis, cuarto, empató a puntos con el tercero y el segundo. Pero bueno, eso es lo de menos. Que fuese el Betis, el Alavés o el San Roque de Lepe es lo de menos.

Luego está la ventaja de ser tercero. Que pase el mejor clasificado en el caso de llegar a penaltis es un gran beneficio. No nos engañemos. Es un beneficio, sí, pero ínfimo. Dentro de la injusticia de los playoffs, lo más justo sería que a empate a goles, ni hubiese prórroga, ni pasase el equipo que más goles ha marcado fuera de casa. Es decir, que en un 0-0 y 2-2, pase el mejor clasificado. El que haya quedado por debajo en la tabla tiene que exponer más que el otro. En fin..., esto es escribir por escribir. Ya sabemos que los que mandan en esto del fútbol tienen menos luces que la Carretera Sierra Alhamilla de noche.

domingo, 9 de junio de 2013

Día para recordar, resultado para olvidar

Ni un alfiler cabía en el feudo amarillo · B.G.Guil
'La de hoy es una historia de amor, de temor, de lucha, de entrega por unos colores, de fantasía, de poesía, de nervios, de sudor, de lágrimas de felicidad y tristeza, de historia, de épica...', así empecé la crónica que hice ayer desde El Madrigal (pueden leerla aquí). Quise que ese fuese el comienzo porque lo que se vivió ayer fue digno de escribir un best-seller, con vencedores y vencidos, pero en el que el auténtico triunfador fue el fútbol, con dos aficiones que dieron una demostración de educación y deportividad.

No es fácil escribir después de lo de ayer. La verdad es que no hay ganas. Al ver las fotos y los vídeos, uno se viene arriba, pero la impotencia de no conseguir el ascenso en El Madrigal no la quita nada ni nadie. Si se sube en los playoffs, lo celebraremos y nadie le hará ascos, pero ascender a Primera División en Villarreal era tocar el cielo. Mejor, imposible. Delante de un equipo Champions, en el lugar y tiempo perfecto para conseguir la hazaña de vestir el best-seller de color rojo y blanco.

Ya toca pensar en la promoción, pero el mazazo ha sido bueno. Seguro que la afición y los jugadores se levantarán, pero fácil no es. Las caras de la parroquia rojiblanca en la calle de Villarreal donde se colocaron los ¡31! autobuses rojiblancos eran para verlas. Caras que contrarrestaban con las de antes de empezar el partido, cuando ambas aficiones, a pesar de que se jugaba una final por el ascenso, compartían comida, bebida y cánticos, sin incidente alguno, algo que habla a las mil maravillas de la calidad de ambas. La local le hizo el pasillo a la visitante al acabar el partido (¡felicidades Villarreal!). Para quitarse el sombrero.

Y dolió por la forma en la que se produjo. Te vas con cara de tonto cuando te roban (Martínez Valero) o cuando tu equipo no se vacía (Nueva Condomina), pero si se pierde porque el rival tiene más efectividad, una derrota impoluta, pues también escuece. Espero que con el paso de los días, vuelva a ilusionarme de nuevo. En la facultad enseñan a que no se escriba en primera persona, pero, por los nervios (si a alguno no nos dio un infarto ayer, no nos dará nunca; en el hotel, el nerviosismo era máximo en mi caso y en el de alguno que otro, que se tuvo que tomar un tranquilizante) y por los viajes para ver a la UDA, muchos no hemos podido estudiar lo que deseábamos de cara a los diferentes exámenes de junio. Por eso, ascender ayer también era quitarse un peso de encima. Pero bueno, me voy a quedar con el titular de la crónica de Paco Gregorio en el Diario de Almería de hoy. 'El fuerte es el que se levanta', dice. Nos vamos a levantar. Todos. Jugadores, aficionados, prensa, directivos... Vamos a confiar en los nuestros (y a concentrarnos a tope en el resto de tareas diarias), esos que nos hicieron soñar ayer, teniendo la oportunidad de vivir un día inolvidable.

PD: Por culpa de los dichosos exámenes, de esta emocionante promoción, sólo asistiré al Mediterráneo la próxima semana si logramos eliminar a Las Palmas. No iré el miércoles a Gran Canaria, a pesar de que es difícil decir 'no' a alguien que te invita a hospedarte en su casa. ¡Gracias guapa!

PD 2: Tuve la mala suerte de llegar a El Madrigal a falta de una hora para el comienzo del partido, perdiéndome parte de esa fiesta rojiblanca-amarilla, ya que nuestro bus (¿quién dijo que en el de la directiva no había follón? ¡qué bien nos lo pasamos!) paró en Castellón, en vez de Villarreal, pero la cara de mi primo pequeño en el hotel de los jugadores borra todo, hasta el resultado.

Pelle firmándole al enano

jueves, 6 de junio de 2013

Sin presión y a disfrutar

Los jugadores rojiblancos posan antes del encuentro ante el Girona · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 6-VI-13

Menuda batalla la de pasado mañana, uno de los encuentros más importantes en la historia de la UDA, si no el que más. Es cierto que el que la Primera División regresase a la provincia almeriense tres décadas después fue algo mágico e inigualable, pero mágico e inigualable también va a ser la cita del sábado, más si se consigue el ascenso. Vivir la fiesta en la A-7 y en tierras valencianas ya merecerá la pena, pero imagínense que se sube en esa situación y escenario inmejorable. Los medios nacionales ya dan por ascendido al Villarreal, pero cada día estoy más convencido de que van a ser los rojiblancos los que se lleven el gato al agua. Los amarillos son favoritos. Pero no me da miedo ni su presupuesto, ni su mayor masa social, ni su historia (jugó recientemente la Champions). Son 90 minutos y la UDA va a dar la campanada.

Juegan en su campo, con la segunda plaza bajo el brazo; los de Gracia no tienen nada que perder y sí mucho que ganar, al contrario que su rival. La presión, para ellos. Una presión que ha provocado que estén con el palomino asomado. Prueba de ello son las declaraciones de Marcelino, atizando al colectivo arbitral (el colegiado del sábado es Vicandi Garrido, joven y casero...), pero en las que obvia algunas decisiones, como las de Sureda Cuenca en el encuentro de ida. El lobo quiere vestirse de corderito, haciéndose la víctima. El lobo es mucho lobo, comandado por el poderoso Roig, pero Caperucita Roja no tiene que tenerle miedo. En diciembre ya demostró que no es inferior. Y lo refrendará el sábado ganando en El Madrigal. Se va a colar en la fiesta amarilla y la va a colorear de rojiblanca, en un día para el recuerdo. ¿Y si no? Que nos quiten lo bailao. Tras disfrutar el sábado, ya tocará tomar la presión en una hipotética promoción. Pero hoy por hoy el lobo valenciano tiene miedo.

lunes, 3 de junio de 2013

Don Juan Carlos

Valerón se marcha emocionado · teinteresa.es
En el Villarreal-Almería no se acaba el mundo. Se trata de uno de los encuentros más importantes en la historia de la UDA, si no el que más. Reconozco que el que escribe esto nunca ha estado tan nervioso a cinco días de un partido. Pero hoy quiero escribir acerca de la retirada de un genio, quizás no ha tenido la repercusión que debería, debido a los otros descensos, a Neymar, a Mourinho y a demás historias. El pasado sábado se retiró del fútbol Juan Carlos Valerón. Miento. El mago declaró que "deja las puertas abiertas" (he leído sobre un posible fichaje por un equipo de Qatar). Así que retirado, retirado, no, pero no nos engañemos, lo de allí es otro fútbol. Lo vivido el sábado en Riazor es algo que pasará a la historia.

Pasará a la historia por varios aspectos. Uno de ellos, por el descenso del Dépor a Segunda. Otro, por la despedida de Valerón, un tipo que no le cae mal a nadie. Iba a mirar su edad y las temporadas que lleva en el Dépor, pero dejo la Wikipedia tranquila. Realmente, los números son lo de menos. Lo importante no se mide por cantidad, ya sea de longitud o tiempo, sino por la calidad. Y la calidad de lo sucedido en Riazor hace dos días es digna de escribir un libro. Con su equipo descendido, la afición gallega demostró su señorío al quedarse para despedir a su ídolo. Todos lloraban. Lloraba la grada. Lloraba el propio Juan Carlos. Y lloraban sus compañeros. Pero allí estaban todos, dando una lección de la vida.

La pena no podía ser mayor. Se les marchaba uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol español (a la vez que ejemplar) y descendían a Segunda División a costa de su máximo rival (aunque supongo que la pena de ese momento estaba por encima del Celta). Seguro que Valerón (¡vaya gol ante Rusia!) pudo marcharse del Dépor a un grande, pero él prefirió quedarse en su equipo, uno de esos pocos jugadores de club que apenas quedan. Un hombre del fútbol, como Fernando Vázquez. El sábado dejó el Dépor Valerón. Don Juan Carlos. No el rey de España, sino el del fútbol.

Les dejo un vídeo que pone los pelos de punta, sobre todo, el final:  

sábado, 1 de junio de 2013

Sueño... ¿y realidad?

Corona celebra su tanto en el Almería-Villarreal de la ida · udalmeriasad.com
El que escribe estas líneas se acaba de levantar. Aún se encuentra en ese estado en el que no es fácil confundir la realidad con el sueño, sobre todo cuando este ha sido profundo. Es mi caso. Esto es lo que ha pasado por mi mente mientras dormía:

Es sábado 8 de junio. Nueve menos cuarto de la noche. El Madrigal. El Almería empata a uno con el Villarreal. La igualada les sirve a los valencianos, que tras el descuento, serán equipo de Primera División. Pero aún no lo son. El cuarto árbitro (no recuerdo el nombre; no entiendo por qué a siete días para el partido aún no se han hecho las designaciones arbitrales...) añade cuatro minutos. Eso es lo que falta para el termino del campeonato regular. Almería a esta a un gol de Primera División. Chumbi, que ha salido minutos antes, se interna por el costado diestro. Mellberg se tropieza, con la mala suerte de caer encima del delantero murciano. Penalti. Los 700 seguidores almerienses desplazados hasta El Madrigal pegan un grito de alegría, con los jugadores de la UDA abrazándose, pero pidiendo tranquilidad. Los locales, mientras, protestan la decisión arbitral, con su hinchada echando humo.

Un minuto pasa entre que lo señala y el momento en el que Charles coge la bola para colocarla en el círculo blanco. Atrás quedan las cinco victorias consecutivas, incluyendo el triunfo ante el Girona en el que los de Gracia se abstrajeron de la euforia que ya se estaba produciendo. También de la victoria del Villarreal en el 94' en el Mini Estadi. De eso ya no importa nada. Lo que pasa por las cabezas de los aficionados almerienses no logro descifrarlo, aunque, por sus caras, puedo imaginármelo. El escenario y la situación es digna de hacer una película. Los corazones a punto de salirse de las zamarras rojiblancas. Charles tira... y gol. El tanto de nuestras vidas. ¿Alguien pensaba que iba a errar? Lo que ocurre después es difícil de describir. Fiesta en el gallinero del feudo amarillo, fiesta en el césped, fiesta en la puerta del campo esperando a que salgan los jugadores, fiesta en los autobuses de regreso a Almería, fiesta en la Plaza de las Velas, fiesta a las puertas de la Virgen del Mar. Fiesta en Almería. Bien se lo merecen esos 6.000 incondicionales.