sábado, 30 de marzo de 2013

El misterio de Abel Molinero

Abel Molinero celebra su gol en el encuentro copero ante el Alcorcón · sportalmeria.com
33 minutos en Liga. A eso se reduce la participación de Abel Molinero en el campeonato doméstico. Es el último jugador de la plantilla, el típico que está para la ficha y poco más. Nadie lo entiende y es que no se trata de un cojo, sino de un madrileño que destila fútbol por sus botas. He charlado varias veces con él esta temporada y el discurso, sincero, es el mismo. No lo entiende. Ya nos lo dijo en La Escuadra de Mago y en Sportalmeria.com. "Ni la gente ni el propio Abel lo entienden", comentó Molinero en una de esas entrevistas.

Ya han pasado bastantes meses desde que comenzase el curso y no todavía no le he encontrado solución al misterio. En Copa sí fue utilizado, incluso se marcó dos tantos, uno de ellos un golazo ante el Alcorcón. Pero, en Liga, nada. Y no me vale eso de que hay cinco futbolistas para los dos interiores. Falque, quizás el jugador con más clase de Segunda, tiene un puesto. Jonathan se había ganado el otro por su buen hacer y por la irregularidad de Calvo y de Vidal. Ahora, con el burkinés lesionado y visto que ni Carlos ni Aleix logran ser determinantes en los últimos partidos, es cuando menos me explico por qué Abel no se come un rosco. Las pocas veces que ha jugado ha cumplido. ¿Qué tiene que hacer más?

Así que hay dos teorías. Una es que algo pasa en los entrenamientos o en el vestuario que desconocemos. La segunda es que, simplemente, Gracia le tiene manía por algo. No creo que el técnico navarro se tire piedras contra su propio tejado. Algo ocurre que no sabemos. ¿O es manía?

jueves, 28 de marzo de 2013

Más taca

Los jugadores celebran su victoria al acabar el partido · marca.com
Artículo Diario de Almería 28-III-13

Que esta columna se publique el jueves significa que los geniales Raúl Piñeiro, César Vargas, Rafa Espino y compañía ya hayan hecho análisis de calidad sobre la situación de la UDA. Coincido con ellos, sobre todo con Rafa, de la opinión de la continuidad de Javi Gracia. Poco más tengo que añadir a los argumentos que expuso ayer. Así que me toca cambiar de elástica y hablar sobre La Roja. El empate ante Finlandia hizo saltar a muchos sobre si el estilo había llegado a su fin y demás sandeces. La victoria en Francia los dejó en evidencia, demostrando que a día de hoy la campeona del Mundo es uno o el mejor equipo de la historia. Pueden salirle partidos malos, pero al cien por cien, es prácticamente imparable. Vencer en París nos pareció hasta normal y es que estos muchachos nos han malacostumbrados. Al estilo aún le quedan unos años. Mínimo hasta que estos extraterrestres dejen el fútbol. 

Pero no todo es mear colonia y es que el estilo, la Selección, los rivales y el fútbol se encuentran en un constante estado de evolución. Antes del encuentro, comenté que a pesar de que nos quedásemos fuera del Mundial, esta España tenía todo el perdón del mundo, debido al enorme crédito conseguido. Le dimos un baño al combinado francés, algo que en otrora nos hubiese parecido una utopía. Pero después del encuentro, tiempo del análisis, creo que hay cosas que mejorar. Mucha posesión, se toca de escándalo (Iniesta, quiero un hijo tuyo), pero echo en falta más ocasiones y tiros, la causa del gol, la esencia del fútbol. El argumento que dice que eso va intrínseco en este equipo no me vale. Conforme va pasando el tiempo, creamos menos peligro. Torres y Villa han ido desapareciendo y a veces abusamos del balonmano, con miedo a tirar. Aunque firmo ir de 1-0 en 1-0 y levantar de nuevo la amarilla.

lunes, 25 de marzo de 2013

Gracia debe seguir

Javi Gracia, pensativo durante un entrenamiento · sportalmeria.com
La derrota ante el Sporting, la tercera consecutiva, encendieron todas las alarmas en torno al banquillo de la UD Almería. Que Lucas Alcaraz fuese destituido el curso pasado en la misma jornada (un Martes Santo) y que Alfonso García se caracterice por ser un gran pistolero del Oeste hicieron que se dudase sobre la continuidad de Gracia. El presidente habló ante los medios de comunicación tras el encuentro, declarando lo siguiente: "Este año veremos lo que vamos a hacer en las próximas jornadas, pero hay que confiar porque peor no se va a jugar. Cuerpo técnico y jugadores deben hacer autocrítica. Seguro que Gracia va a viajar a Huesca". Vamos, que Alfonso le da un ultimátum al míster rojiblanco. Si se pierde en tierras oscenses, a la calle. Al menos, eso saca de conclusión el que escribe esto. Algo es algo. En otrora, Gracia estaría ya en Navarra.

Está claro que la UD se encuentra en crisis (en Sportalmeria.com analizamos las razones), la segunda del presente curso. Estamos de acuerdo en que hay que hacer autocrítica y mejorar ciertos aspectos para levantar esta situación. Pero a diferencia de las mayorías de las opiniones, en las que se pide la cabeza de Gracia, yo terminaba la temporada con el navarro. Tendrá sus fallos, los tiene naturalmente: reacciona tarde, se empecina en alinear a ciertos jugadores, algunos incluso ponen en duda su carácter, pero estas características se conocían desde principio de temporada. El año pasado despidieron a Alcaraz con el equipo en promoción y al final no se entró ni en ella.

No es esa la razón por la que tenga que seguir. Hay dos caminos. Uno es el de la autocrítica y el de levantar esto. Mimbres hay. Hasta hace tres jornadas los había o eso demostraba la clasificación. Otra opción pasa por traer a un nuevo técnico, quien te puede salir rana. Los focos estarían en él, no en los jugadores, los responsables de revertir esta situación.

sábado, 23 de marzo de 2013

Soluciones y no miedo

La Selección perdió los nervios al final · marca.com
En el fútbol hay mucho espacio para el oportunismo, donde se suele ser bastante radical. Un gol lo cambia todo. Como escribía hoy Alfredo Relaño en su columna diaria en AS, el fútbol "es el único deporte [o de los pocos] en el que con cierta frecuencia no gana el mejor". Es difícil hacer un análisis de una situación así en la que sabes que el martes, si ganas, muchas palabras se te vuelven en contra. Por eso, se hace necesario encontrar el punto medio.

En un lado tenemos al fútbol plano que en ocasiones practica la Selección. A veces, parece que juega al balonmano, siendo demasiado horizontal, abusando de tanto toque en esa búsqueda del espacio. Eso no quiere decir, como he leído hoy, que el tiqui-taca ha llegado a su fin. Es que eso no es tiqui-taca, sino un abuso inefectivo de ese estilo, algo que no sirve para ganar los partidos. Por eso, en días como el de ayer, hace falta un plan B, que sí tiene La Roja. Hacer más uso de las bandas, poner a Alba o Navas de extremo, cambiar el esquema, meter a aquellos con más profundidad, tirar desde fuera del área...

En el otro extremo nos encontramos con el crédito que se ha ganado la Selección estos últimos años y que se perderá dentro de mucho tiempo, no ahora. Porque aunque no se fuese el Mundial de Brasil (algo que estoy seguro que no sucederá), estos chicos tienen todo el perdón del mundo. Nos han acostumbrado a ganar, ganar, ganar y ganar, y todo lo que no sea eso nos parece mal. En condiciones normales, España se tiene que imponer a Francia. Respetando al rival y sin que suene a prepotencia, en junio le dimos un soberano baño. Miedo no tiene que haber. Sí soluciones que se echaron en falta ayer.

jueves, 21 de marzo de 2013

En la sombra

Manu y Miguel tras clasificarse para el campeonato de España de kárate 2013 · Facebook M.Martínez
Artículo Diario de Almería 21-III-13

En una sociedad en la que se consume fútbol, fútbol y más fútbol, el resto de éxitos deportivos pasan inadvertidos. Si un futbolista almeriense se quedase campeón de España, tendríamos futbolista almeriense hasta en la sopa. Si un jugador de rugby o de tiro con arco hace lo mismo en su deporte, apenas tiene repercusión. Una pena, pero es así. Es lo bueno de los Juegos Olímpicos, donde sí se le presta atención a otros deportes. Lo malo es que las Olimpiadas sólo duran dos semanas. ¿A qué viene esto? Por el reciente éxito de los hermanos almerienses Manu y Miguel Martínez, que se proclamaron terceros por equipos en peso libre en el campeonato de España de kárate celebrado el pasado fin de semana en Toledo. 

El logro no me sorprende puesto que Manu ha sido campeón español en categoría infantil y segundo en sub-21, además de quedarse cuatro veces campeón de Andalucía. El palmarés de Miguel también es de alabar: segundo de España infantil, tercero de España en categoría absoluta, campeón andaluz... Todos estos éxitos se agigantan en el contexto. Ambos son universitarios, tienen que compaginar sus estudios con los duros entrenamientos diarios. El caso de Miguel es más brutal aún. En una convocatoria con la selección española para acudir al Mundial, se rompió el cruzado y el menisco, lesión que le tuvo apartado de los tatamis más de medio año. En su regreso, subió al podio. Los dos hermanos lo hacen por pasión, al igual que muchos deportistas almerienses. Ellos son los mejores de su modalidad. Como José Manuel Marín en tiro con arco o Conchi Berenguel en balonmano. Sin embargo, mientras que en otros deportes, entrenar, cuidarse y competir en lo que les gusta convierte la afición en una profesión, en estos se hace lo mismo sólo por pasión. Habría que reflexionar si se está haciendo algo mal. Por qué unos tanto (los sueldos de futbolistas me parecen una barbaridad) y otros tan poco.

martes, 19 de marzo de 2013

Una afición de Primera

La afición del Almería, en El Nuevo Arcángel · Carlos Casado
Quizás sea demasiado tarde para escribir esto, debido a la instantaneidad de lo que ocurre en la sociedad actual, pero la verdad es que no he podido actualizar el blog antes. El domingo iba dirección Antequera hacia El Nuevo Arcángel para cubrir el encuentro entre el Córdoba y el Almería (pinche aquí para leer mi crónica del partido para Sportalmeria.com) cuando mi amigo Carlos me dijo "ese es un autobús de aficionados del Almería, ¿no?". Se me pusieron los pelos de punta. No hay nada mejor que ver a tu equipo fuera de casa con unos 500-600 seguidores en feudo ajeno.

Ya comenté la semana pasada la educación de la afición de la UDA, una afición de calidad. Me quedo con las palabras de un periodista cordobés: "La vuestra y la del Sporting son las mejores aficiones de la categoría". Efectivamente y es que van a todos lados, mostrando un comportamiento exquisito. No hay nada más que ver cómo rugió al final del encuentro en su particular comunión con el equipo, a pesar de que éste había perdido 4-1. El gesto fue reconocido por la del Córdoba, que aplaudió a la almeriense. Haciendo números, si al Mediterráneo asisten 6.000 (últimamente van unos 9.000, pero esos 3.000 son de mentira) y a tierras cordobesas se desplazaron 500, sale la cifra de que viajó una doceava parte de la afición, un 8'3%, una barbaridad.

jueves, 14 de marzo de 2013

Las cuentas de la lechera

El Villarreal va a ser un rival duro · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 14-III-13

Este artículo no les gustará a algunos, acostumbrados al partido a partido. Pero en algo nos tenemos que entretener los que escribimos. Sólo quedan trece encuentros (39 puntos), por lo que es hora de hacer cuentas. Si nos fijamos en las dos temporadas anteriores (nuevo formato para ascender), comprobamos que el Celta (segundo) ascendió con 85 puntos, mientras que el Valladolid se quedó fuera con 82. Un curso antes, el Rayo subió con 79. A estas alturas, las referencias, el Celta y el Rayo, llevaban 58 y 57 puntos respectivamente, por los 52 que tiene la UD. Sin embargo, creo que este año el ascenso directo va a estar más cerca de los 79 que de los 85, incluso sobre los 70-75. En casa quedan Sporting, Recre, Numancia, Racing, Elche y Girona; y fuera, Córdoba, Huesca, Mirandés, Alcorcón y Villarreal. Esto es sencillo. Ganando los próximos cuatro encuentros en el Mediterráneo (rivales asequibles) y venciendo en Huesca y Miranda de Ebro, los rojiblancos sumarían 70 puntos. Si se quiere subir, a esos equipos hay que ganarles sí o sí.

Después todo lo que sea puntuar fuera, bienvenido sea. El ascenso hay que dejarlo prácticamente asegurado para antes de los últimos cuatro partidos, un final de infarto. En la primera vuelta sólo se rascó una victoria y un empate en esa recta final. Hay que tener cuidado con el Villarreal, el que creo que va a ser el rival. Ya a cinco puntos, va de menos a más, suma siete encuentros invictos, mostrando una gran fiabilidad defensiva. El ascenso pasa por ganar en el Mediterráneo y a los rivales más débiles (en casa, la UD se ha dejado diez de doce puntos posibles en los encuentros disputados ante los siete primeros). El objetivo es el ascenso, sí, pero hay que ir a por el segundo puesto. La promoción es una lotería, incluso una injusticia para una liga tan larga como es la Segunda, al nivel de la surrealista Regional Preferente de Almería.

lunes, 11 de marzo de 2013

La educación por bandera

La afición del Almería en el Rico Pérez · almeria360.com
"¿Me pasará algo si llevo puesta la camiseta de Las Palmas?", me preguntaba mi amiga Brenda, canaria, antes del encuentro entre los rojiblancos y los pío pío. Me hizo gracia y le dije que por supuesto que no. En Almería hay poca afición, pero esos pocos son de alabar. Podríamos criticar que algunos sólo van de gorra o que no se anima demasiado, pero qué quieren que les diga: prefiero pocos, educados y que no animen (caso aparte, el de la Grada Joven, quienes se dejan la voz en cada partido) a muchos, que animen, pero que sean maleducados.

Naturalmente no le ocurrió nada a Brenda. Se lo pasó en grande y más tras ver ganar a su equipo en el 94'. Me pregunto qué le hubiese pasado en otros campos de España si en el descuento grita un gol de su equipo en medio de la afición local. Porque eso de que "yo voy, no meto follón y no me pasa nada" no es del todo cierto. Con que haya un tonto ya se puede liar. Pero ya les digo que en Almería, y no es por tirar de la tierra, no pasa nada de eso. Es más, aún perdiendo, tras el partido, continuaban las típicas bromas en los bares.

La verdad es que no recuerdo casi ningún incidente en el que haya estado metida de por medio la afición de la UD. Y si lo ha habido, seguramente, no ha sido provocado por ella. Por eso, me siento orgulloso de los seguidores rojiblancos, esos que se recorren TODOS los campos de la categoría. Una afición educada, ejemplar en ese aspecto.

jueves, 7 de marzo de 2013

La hora de Vidal

Vidal pelotea en un entrenamiento · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 7-III-13

Jonathan y Rafita están lesionados. La baja del primero abre las puertas de la titularidad a Aleix Vidal. Si el catalán no sale de la partida, será hora de pensar mal. El '8' rojiblanco ha sido un fijo en el once de la UD Almería desde que llegó. Sin embargo, poco a poco, ha ido perdiendo protagonismo hasta desaparecer del mapa. La versión oficial es que Jonathan e Iago Falque están mejor que Aleix. ¿Motivos exclusivamente deportivos? Puede ser. Hace un par de semanas estuve hablando con Vidal y me dijo que era sólo eso. El catalán supo comportarse, argumentó que lo importante es el equipo y que era lo que tenía tener seis jugadores para dos puestos. Entre esos seis jugadores se encuentra Abel Molinero. El madrileño sí que no entiende su situación. Ni él ni nadie. Pero eso ya es caso perdido. 

Volvamos a lo de Aleix. La primera versión es la antes comentada: decisión deportiva. Por Internet circula una teoría en la que se alega que el extremo no es el mismo, que va con miedo a los balones por la esofagitis que sufrió ¡en septiembre! No me lo creo. Demasiados meses han pasado ya. Y luego están otros dos posibles motivos de la desaparición de Vidal. Porque ha desaparecido. Ha pasado de ser titular a no ir convocado. No es que se siente en el banquillo, es que ya ni eso. Uno es que tenga algo firmado con algún equipo, por eso de que acaba contrato en junio, y el club se la esté jugando. Otro es que también se la estén metiendo doblada porque haya dicho no a una posible oferta de renovación. Tampoco me lo creo. Pienso que Gracia no es tan tonto de no sacar a Vidal por eso, cuando en juego hay un ascenso de por medio. Pero es que no llego a comprender como un futbolista de su calidad, de los más explosivos de Segunda, apenas esté teniendo minutos. El sábado, en el duelo ante Las Palmas, se despejarán muchas incógnitas. Porque Aleix aporta más que Calvo.

lunes, 4 de marzo de 2013

Lunes de resaca

El gallinero del autobús, antes del partido · N.G.Cruz
Los focos del Rico Pérez hundieron mi fin de semana futbolístico. Ya acreditado, tenía pensado ir el sábado a Alicante y el domingo a Padul. En tierras valencianas, la UD podía (como hizo) dar un golpetazo encima de la mesa. Con la victoria ante el Hércules, los rojiblancos siguen a cuatro puntos del Alcorcón y abren la distancia a siete con el Girona. Sinceramente, quien más preocupa es el Villarreal. Los madrileños y catalanes, no mucho, la verdad. Esto huele a ascenso.

El incidente con la iluminación en el campo del Hércules hizo que cancelase ese viaje, ya que quería ir a animar a mi equipo, el CD Oriente, de Primera Andaluza, en uno de los partidos más importantes del curso. En el infierno de Padul, como le llaman, se jugaba una temporada. Una derrota significaba seguir metidos en descenso y que los granadinos se fuesen a cuatro puntos. Descender prácticamente. Ganar era adelantarlos y salir de la quema. Un encuentro de siete puntos.

A los 20 minutos ya ganábamos 0-2, pero se llegó al descanso 2-2. Sin embargo, a falta de quince minutos para el final, dos goles seguidos hacían un 2-4 que propició una fiesta. Eso hay que vivirlo. Ese es el fútbol que me gusta. Claro que quiero y sueño con que vuelva a subir el Almería, pero el fútbol base da buenas alegrías a los que lo seguimos. Hay gente que me pregunta por qué me gusta esto, ver estos partidos en los que reinan los pelotazos. Respondo que hay que vivirlo y sentirlo. Fue un domingo fantástico en cuanto a sensaciones y resultados se refiere. Domingos de grada, lunes de resaca.

sábado, 2 de marzo de 2013

En el Bernabéu

El Santiago Bernabéu, lleno · realmadrid-futbol.com
Empieza el mismo lío de todos los años. Terminan las semifinales de Copa y comienza el mismo rollo de siempre. Los finalistas no se ponen de acuerdo. Si juegan dos equipos cuyas ciudades se encuentren en la otra punta de la península lo entiendo. Cada uno quiere que vaya el mayor número de sus aficionados y que, además, no les pille muy lejos. Pero el follón que se ha montado este año no lo llego a comprender.

Dos equipos de Madrid. ¿No es lo más lógico jugar en la capital de España? El Atlético ha tirado de coherencia y quieren hacerlo allí, bien sea en el Calderón o en el Bernabéu. El Madrid, irse a Barcelona. ¿Para qué? Vas a pegarle un palizón de viaje a la afición, pudiendo jugar en tu ciudad (con el ambiente que eso conllevaría), cuando el campo blanco tiene prácticamente la misma capacidad que el del Barcelona. No lo entiendo. 

¿Hay acaso miedo de que te ganen en tu campo? No, hombre. Esto es fútbol y hay que mirar por lo verdaderamente importante: los aficionados. Ellos quieren que sea en Madrid. Así que se juegue en el Bernabéu. Es lo más lógico.