lunes, 11 de noviembre de 2013

La garra del Zarra

Rodri celebra el tanto marcado en el Sadar · udalmeriasad.com

La primera impresión es clave. Si alguien o algo te entra bien el primer día, tiene mucho ganado. No ocurrió así con Rodri cuando aterrizó en la disciplina unionista, para qué engañarnos. Y es que, excepto en el ejercicio 10-11, cuando anotó 19 goles con el filial del Sevilla, en el resto de su carrera no había pasado de la decena por temporada. De hecho, diez tantos eran los que había materializado en sus dos últimas campañas. Unas cifras paupérrimas para un delantero. Un delantero de un equipo de Primera División. Ni el nombre, ni los guarismos ayudaban. Sí los antecedentes, con el nueve goleador que se ha caracterizado por tener la UDA en los últimos años, aunque compararlo con Negredo, Ulloa o Charles, era como comparar Sálvame con una película de Humphrey Bogart. Para más inri, en los amistosos de pretemporada no destacó, viendo puerta en una sola ocasión ante equipos de menor categoría, mientras sus compañeros lo hacían una y otra vez.

Pero, llegado el momento importante, ha aparecido. Una, dos, siete, tres, cuatro, cinco, seis y hasta en siete ocasiones por el momento. No creo que haya callado bocas, ya que el deporte no consiste en eso, sino que viene realizando su trabajo correctamente. El estilo de juego le va bien a Rodri, quien, además, está demostrando una gran capacidad de adaptación. En las primeras jornadas, cuando los unionistas pretendían sobar más la pelota, él la aguantaba, se asociaba con sus compañeros; ahora, con un fútbol más directo, busca los espacios y hace un poco más la guerra por su cuenta, sin el sentido peyorativo de la expresión. El Zarra -Costa es brasileño- es pura brega, mucha garra, aunque en ocasiones vaya pasado de revoluciones.

Que continúe la racha de Rodri es que continúe la racha del Almería. Una racha que no se va a ver todos los días, y es que encadenar tres triunfos consecutivos en Primera División no es nada fácil, más para uno de los modestos. Torsiglieri y Azeez le han insuflado otro aire al equipo, demostrando que en el fútbol no todo se rige por la lógica, sacando de los puestos de descenso a un equipo por el que pocos daban un duro, con protagonismo de dos jugadores que no estaban rascando bola. Esperemos que Alfonso García se estire en el mercado invernal, haciendo un esfuerzo por la permanencia, reforzando posiciones como el lateral izquierdo. Si no, los 20 que están se encargarán de luchar. Ya están demostrando que por ellos no va a quedar.

2 comentarios:

  1. Delantero en racha y con confianza , que le dure , será bueno pra él y sobretodo para UD Almería .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos, por el bien del Almería, que continúe la racha de Rodri.

      ¡Un saludo!

      Eliminar