jueves, 24 de octubre de 2013

¡Ánimo, Sisi!

Sisi es retirado en la camilla el pasado sábado · mundodeportivo.com
Artículo Diario de Almería 24-X-13

Quién sabe si, después de conocerlo personalmente, será un mal tipo. Pero, a primera vista, Sisi parece buena gente. Con su look desenfadado, sin apariencias de querer llamar la atención de manera rápida, parece humilde, es lo que tiene la primera impresión. Por eso, al aficionado al fútbol -al que le gusta de verdad, no sólo ver a los dos equipos que existen en los corrales de medianoche-, le dolió la lesión que sufrió el futbolista del Atlético Osasuna el pasado fin de semana. El albaceteño se rompió presionando un balón en el duelo ante el Barcelona. Ahora, sufre una rotura del ligamento cruzado anterior y menisco interno de la rodilla izquierda, lo que le tendrá, según los primeros diagnósticos, alejado de los terrenos de juego toda la temporada. El percance quedaría ahí si fuese la primera vez, lo triste es que en noviembre del pasado año sufrió una lesión similar, lo que le tuvo toda la campaña en el dique seco. Ahora, tras reaparecer y volver a disfrutar del fútbol... ¡zas!

Sisi es un futbolista que gusta por sus cualidades y al que hay que mandar ánimos. En el deporte, no hay nada peor que una lesión de gravedad. El aspecto psicológico es clave para la recuperación. Luchas, luchas, a veces te desesperas porque los plazos van más lentos que los dictados a un principio, otras porque crees que no conseguirás recuperarte, te vienes abajo, pero, al final, con fuerza de voluntad, se consigue. Uno de los ejemplos más cercanos lo tenemos en Miguel Martínez, karateca almeriense, que sufrió una lesión similar a la del extremo del Osasuna, para volver por sus fueros ganando varias medallas en los distintos campeonatos de España y Andalucía. Lo del futbolista albaceteño se multiplica por dos, ya que no hay nada más cruel que dos lesiones de este tipo. Pero seguro que saldrá adelante. Querer es poder y Sisi quiere y puede. ¡Ánimo, Sisi!

No hay comentarios:

Publicar un comentario