lunes, 28 de octubre de 2013

Ambición

Alfonso García, en una visita reciente a la LFP · Lfp.es
Artículo Sportalmeria.com 28-X-13

Siempre he tenido la impresión de que Alfonso García es un tipo cuerdo, que no se ampara en el carpe diem, sino que tiene una buena visión de futuro. Sin embargo tal y como expuse la pasada semana, tan importante es el presente como el futuro (la línea que separan a ambos es casi inexistente). Escribo esto porque noto una cierta disminución en el nivel de ambición del máximo mandatario unionista. De su comparecencia ante los medios de comunicación la pasada semana, extraigo las siguientes frases: "Siempre he dicho que el objetivo de este club es estar en la LFP. No muchos equipos de los que actualmente están en la LFP han conseguido estar 12 o 13 temporadas seguidas [en la LFP]"; "si no ganamos o estamos el último, parece que se hace todo muy mal y eso no lo comparto. Así no merece la pena estar en Primera"; "que estar en Primera no sea un peso para todos o una desgracia. ¿Les pido ganar partidos? Todos quieren ganar..."; "insisto en lo de seguir en la LFP. Sí a mí me dicen estamos un año más en Primera, pero luego pillamos una mala racha que nos manda a Segunda B o Tercera, prefiero bajar a Segunda porque siempre habrá opciones de subir a Primera"; "voy a dar un dato: somos el equipo 20 de España porque estamos colistas de Primera. Hay 60.000 equipos en este país. Dentro de los 500 futbolistas (25 por plantilla), están los nuestros. ¿Sabéis cuántas fichas hay? 1.250.000 de todas las categorías y edades. ¿Qué queremos?, ¿ser campeones? O cambiamos el chip...".

Que cada uno extraiga sus propias conclusiones como le permita su capacidad de interpretación. El que escribe esto opina que el nivel de ambición de Alfonso García ha bajado. Desconozco si los motivos se deben a la crisis económica con su correspondiente relación con la confección del plantel, o si se trata del paso de los años. Se puede estar de acuerdo en cierto grado con la idea del presidente -lo estoy-, pero sin situarse en uno de los extremos, como hace Alfonso. No hay que conformarse con pretender el objetivo de la LFP, sino que la permanencia en Primera División debe ser el fin primordial este curso -no lo saco en claro de sus palabras- y todos los que se estén en la máxima categoría. Los que componen la mesa rojiblanca no buscan ser campeones, pero la meta tiene que ser los 42 puntos sí o sí. Es cierto que la misión está prácticamente imposible, pero el 'prácticamente' aún existe.

El presidente apuesta por una medida de austeridad para consolidarse en la LFP. De acuerdo. Pero dos apuntes. Ya se ha conseguido dicho objetivo. Después de más de una década entre Primera y Segunda, se deben buscar metas más ambiciosas, lo que no tiene por qué traducirse en un derroche en materia económica. Y el segundo es que no viene mal algo de más ambición. El creérselo es fundamental. Y de sus palabras desprendo que Alfonso no cree en la permanencia. Si el presidente no confía es que algo falla...

4 comentarios:

  1. El mundo del fútbol es muy complejo, demasiados intereses, demasiada competitividad, poca objetividad y mucho dinero de por medio, que eso nunca es bueno. La gente siempre quiere ganar pero eso solo lo puede hacer uno, tenemos que tener otra filosofía. "Disfrutar de cada encuentro como si fuera el último y apoyara nuestros clubes a pesas de los resultados"

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, pero apoyar a unos jugadores que tienen la cabeza más puesta en la noche almeriense que en los partidos se hace difícil...

      Un saludo crack.

      Eliminar
  2. Es una pena la situación del Almería , pues la llegada de gente como Rodri o Suso daba un soplo de aire fresco al equipo . Me parece bien que se ajuste a la realidad y no quiera vender humo a sus aficionados . Ahora , tambien hay equipos como GEtafe o villlarreal que mantienen una línea regular en su trayectoria , con algún que otro susto o altibajo , que pueden servir de espejo .

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy se ha ganado, pero es lo que dices. Sin perder la cabeza, hay que ser ambiciosos. El Villarreal puede ser un ejemplo, el Getafe, aún más, por su situación económica.

      Un saludo.

      Eliminar