jueves, 15 de agosto de 2013

El mandato de las teles

Los horarios invitan al aficionado a quedarse en casa · almeria360.com

Nada en la vida es eterno, todo tiene un principio y un final, incluso el fútbol. Éste, según como lo entendemos en la actualidad, tiene sus inicios en el siglo XIX. ¿Su final? No lo sé. Pero no tiene que estar muy lejos. El dopaje (eso sí, no se han dado tantos casos como en otros deportes), los amaños, los horarios y demás patrañas hacen que cada día se le tenga menos credibilidad. ¡Ay, los horarios! Cómo le están dando al Almería, yendo a por el más débil. Sólo cuatro días entre la primera jornada y la segunda (el resto de los equipos tienen seis o siete). Pero eso no es todo. Ahora viene el famoso mono de Feria y coloca un Almería-Elche un viernes ¡¡a las 23:00!! Espero que los de seguridad permitan la entrada de alcohol, es lo que pega a esa hora. La afición está que trina en las redes sociales. Los jugadores se quejan, pero afirman que es lo que hay. Las rotativas tienen que aguantar estoicamente a que los de este gremio acabemos las páginas que salen al día siguiente.

El presidente, en una entrevista concedida a El Larguero, no critica los horarios, debido al dinero que reciben de las televisiones, las que tienen el mango de la sartén. Aquí está el problema. Nadie se queja ni la lía por los intereses económicos. Da igual que los campos parezcan un solar (pobres los que no viven en la capital, los niños...); lo que interesa es la pasta, y ésta la dan las televisiones. Es normal, pero la tendencia hay que volver a cambiarla. Porque hace 10-20 años las teles no generaban tanto dinero; los presupuestos de los equipos eran menores; las fichas de los jugadores, también; un futbolista no valía ¡120 millones de euros! El negocio ha evolucionado para que los protagonistas tengan más ingresos, en perjuicio del público, el verdadero protagonista de esto. Llegaremos a otro punto, en el que el negocio muera. Y, ya, esos que se callaban porque ingresaban mucho, se llevarán las manos a la cabeza.

10 comentarios:

  1. Es que nadie piensa en el aficionado que va al campo, todo el mundo puede ver los partidos por la tele, pero con campos medio vacíos, tanto por los horarios como por los precios. No está la cosa para según qué cosas, pero a nuestros dirigentes, al parecer les da lo mismo, cosa que no ocurre en otros países donde prima el aficionado que va al campo. Así, mal apaño.

    ResponderEliminar
  2. Lo de los horarios es criminal . Partidos los viernes , bueno se puede pasar , aunque perjudique a la hinchada visitante que no se puede desplazar en masa . Pero ya lo de los lunes y encima a las 23 horas , pues como la supercopa española , otra desfachatez más .

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También de acuerdo al cien por cien. Pero hay que cuidar todos los detalles, hasta lo de los viernes, y es que hay aficionados de toda la provincia (no sólo de la ciudad), aficionados visitantes, niños, etc., etc.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. La tele y los horarios un asco , el proximo fin de semana que el betis juega en casa , lo tenemos a las 11 de la noche , hasta casi la 1 , y llego a casa casi a las 2 de la madrugada , ¿ es eso normal por dios ? ...
    saludos ¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los monos de Feria que deciden los horarios, se ve que sí...

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Mucha verdad la primera cosa que dices,nada en la vida es eterno,y también es cierto antes la ficha de un futbolista no valía tanto como ahora,cada vez valdrán más supongo,todo subirá...

    Muy bueno el blog,te invito a pasarte por los míos.

    Xsuperdotado.blogspot.com

    Todovehiculo.blogspot.com

    Seporque.blogspot.com

    Gracias por tus artículos/entradas/posts,y sigue así Nico.

    ResponderEliminar
  5. Es una lastima ver los campos de fútbol vacíos, sin casi aficionados, solo porque un par de sinvergüenzas, porque no tienen otro nombre quieren destrozar este deporte a base de llenar sus bolsillos.

    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefieren que la gente lo vea en la tele que en el campo, algo inexplicable y que se va a cargar esto.

      Un saludo.

      Eliminar