martes, 9 de julio de 2013

Villa, el espejo de Kaká

Villa celebra un gol con el Barça · marca.com
Se marcha Villa al Atlético y lo hace por una cantidad irrisoria tratándose de un jugador de su calidad. Unos medios comentan que la cantidad del traspaso es de 4 kilos, otros de 5, otros de 6... El baile de números tiene que ver, en gran parte, con los rollos de los representantes. Sea como sea, el Atlético parece, a priori, que ha triunfado, fichando por esa cantidad al ahora goleador de la selección española. ¿Y por qué se va Villa a un equipo con menos aspiraciones? Porque quiere jugar. El asturiano ha preferido ser cabeza de ratón a cola de león. Y me parece bien.

Quien también podría hacer lo mismo es Kaká. El brasileño va a comenzar su quinta temporada en el Real Madrid y aún no ha demostrado de lo que es capaz. Un jugador consagrado que ha decepcionado en la capital de España. Un par de actuaciones buenas y poco más del que fuese Balón de Oro. Realmente, ya no si el de Kaká es un caso perdido. Si se pone las pilas y vuelve a su mejor nivel, el centrocampista tiene un hueco en el once del Madrid y de cualquier equipo del mundo. Sin embargo, si considera que lo mejor es aparecer de vez en cuando y dar el 80%, es preferible que se marche.

No es el mismo caso el de Villa que el de Kaká, puesto que al español lo que le ha pesado ha sido la lesión que sufrió. Pero sí se podría replantear el ex del Milán ser cabeza de ratón en otro equipo, aunque sea al 80%. No estaría mal que lo pensase. Pero claro, poderoso caballero es don dinero...

PD: Muchas gracias a todos los que votaron para que La Escuadra de Mago fuese el ganador en la sección 'blog más profesional' del Concurso Amor Sevillista.

4 comentarios:

  1. Espejito, espejito, ¿quién es el más bonito?

    ResponderEliminar
  2. yo estoy contentisimo con este fichaje ojala nos de muchos goles, enhorabuena por tu premio de amor sevillista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que Villa, si lo respetan las lesiones, se hinchará a meter goles.

      Un salud y gracias Jairo!

      Eliminar