jueves, 30 de mayo de 2013

El cosquilleo

Charles celebra el 0-3 en Alcorcón · udalmeriasad.com / J.Titos

Si hay algo bonito en el mundo del fútbol es la ilusión, los nervios, ese cosquilleo de una primera cita. Sudoroso, deseas regresar a tu estado de tranquilidad; pero cuando ya se ha marchitado ese nerviosismo, quieres que vuelva para sentir lo mismo. Conclusión: vivir el momento. Por eso es tan importante lo que Almería está viviendo estos días como lo que puede ocurrir: el regreso a Primera. Hace un mes parecía imposible que escribiese esto por las sensaciones entonces mostradas, pero es que eso es el fútbol: un estado de ánimo. La perfección es la unión de resultados, buen juego e ilusión transmitida. Los tres están interrelacionados, aunque si hay algo con lo que me quedo es con lo último, incluso por encima de los resultados. Porque ganar sin ilusión es como tener relaciones con alguien que no te gusta: no está mal, pero no se siente ese cosquilleo. Y si el cosquilleo ha vuelto ha sido porque la apatía se ha convertido en ganas, en garra, en ambición. 

Este Almería no es ese que sacaba los partidos pero que no transmitía nada. Ahora se ha transformado -en sólo un mes- en un conjunto que, sin practicar un fútbol estilista, ha devuelto las mariposas a la afición. Esta se ha venido arriba. Es cierto que algunos hemos sido críticos (siempre de una manera constructiva), que no se trata de una masa grande, pero sí fiel, que no ha dejado a su equipo solo en ningún campo de España. Y ahora disfruta. Ahora saca su bandera al balcón, espera que llegue el domingo para ver a los suyos, los cuales se encuentran a 180 minutos de Primera. Fácil no, pero más emocionante, imposible. Estas semanas son para disfrutarlas, para el recuerdo. Tan importante es la meta como el camino. Los 6.000 de siempre ya están sintiendo. Cosquillas, mariposas, nervios. Esto no ha hecho nada más que empezar.

martes, 28 de mayo de 2013

El reciclaje, despacio

Beñat, en un amistoso con la selección · sportyou.es
Siempre que sale una lista de cualquier selección, hay debate, como ocurre con cualquier once de un partido. Cada amante del fútbol tenemos un entrenador dentro y cada uno llevaría a este o a aquel, a su favorito o a los de su club. Pero la realidad es que el que hace las convocatorias actualmente es el señor Vicente del Bosque, ese que ha conseguido el primer Mundial en la historia de España y otra Eurocopa (casi nada...). El debate sano es bonito y que haya alcanzado esto no significa que el hombre del bigote sea perfecto, pero dudar a estas alturas de Del Bosque sí que es algo injusto.

Puedo entender que se cuestione la presencia de ciertos jugadores, caso de Albiol, pero entiendo a Vicente y estoy con él. La selección española no es la andaluza sub-15 o la navarra sub-14, donde deben ir los que más méritos hayan hecho, sino que La Roja se trata de una familia, un grupo, donde deben entrar novedades (prácticamente, en cada lista las hay), pero cuanto menos se mueva, mejor. Ojo, no estoy justificando que si un futbolista está al 40% y otro, al 200%, vaya el del 40, pero no creo que haya tanta diferencia de porcentaje entre el que se haya quedado fuera y el que haya entrado. Entonces el seleccionador sí que estaría metiendo la pata bien metida, algo de lo que no vea capaz a Del Bosque.

También es verdad que los años pasan y las selecciones se van reciclando, pero poco a poco, no de un tirón. Y menos con lo que ha demostrado esta; sería una tontería hacer un cambio generacional total en un grupo que ha logrado cuadrar el círculo. Ya algunos jugadores (caso de Beñat) están entrando poco a poco. Pero lo que no se debe hacer es incluir 15 novedades en un grupo que viene funcionando a las mil maravillas. Respecto a Casillas, ¿alguno de ustedes de verdad lo hubiese dejado fuera de la lista? Iker no es sólo el guardameta que se coloca debajo de la portería de La Roja, es algo más. ¿Vamos a dejar también que Mourinho haga un pequeño destrozo en la Selección? Estoy seguro que el sabio de Vicente ha acertado, para llevarnos a un nuevo título en esta oportunidad única.

domingo, 26 de mayo de 2013

Un final de película

Corona se dispone a sacar un córner en Santo Domingo · B.G.Guil
En una de sus prodigiosas actuaciones, en En busca de la felicidad esta vez, Will Smith (representando al multimillonario Chris Gadner) hace frente a sus adversidades, convirtiendo el embargo de su casa en una oportunidad. Gracias a su brutal ambición, consigue un puesto en la prestigiosa Dean Witter, prueba de lo que el querer puede hacer. La UDA se ha vestido de Hollywood, se ha puesto sus mejores galas y ya piensa en la fiesta final. Eso sí, antes de las celebraciones está conseguir el objetivo.

Los rojiblancos todavía no han llegado a la cima de la gloria, aún se encuentran en las escaleras del Museo de Arte de Filadelfia, esas por las que subía Rocky Balboa, pero lo que es indudable es que este Almería ha hecho lo que parecía casi imposible hace un mes. Iba a escribir que nos ha callado la boca a los que veníamos denunciando algunas lagunas del equipo, el cual ha sabido levantarse en el momento justo, tras salir como la niña de El Exorcista de la Nueva Condomina. Pero como considero que la mayoría de las críticas han sido constructivas, lo de callar bocas no creo que sea lo más correcto.

Lo de Alcorcón fue un golpe tras otro encima de la mesa, un grito de locura; sin embargo, lo ideal en estos momentos es que reine la cordura. Eso sí, la cuestión es creérselo, lo que ha hecho posible que se encadenen cuatro victorias consecutivas por primera vez en la temporada, ver que esto es posible, creer en ello, comprobando que sí hay material, pero que quizás este no estaba siendo utilizado correctamente (las entradas de Gunino y Trujillo en el once han dado al equipo una mayor solidez).

La clave es que los males parecen haberse solucionado y Almería está a sólo 180 minutos de volver a hacer historia. Ayer escribí el tanto de Soriano (aquí pueden leer mi crónica para Sportalmeria.com) con los pelos de punta. Espero que en estos 15 días el bello vuelva a volar. No suframos, sentémonos en nuestra butaca y disfrutemos. Puede salir una obra maestra, de Óscars. Lo más malo es que baje hasta el Goya. No hay problema. Como comentó Gracia ayer, el Almería se encuentra preparado para la promoción, tal y como ha demostrado ante Elche y Alcorcón.

jueves, 23 de mayo de 2013

Primar por primar

Barkero, del Levante, causó un gran revuelo con sus palabras · libertaddigital.com

En estas últimas jornadas, desde Primera hasta Provincial (en otros deportes, más de lo mismo) aparecen los rumores sobre maletines, partidos amañados y demás, mírese todo el lío que se ha montado alrededor del Levante tras las palabras de Barkero. El discurso de la mayoría de futbolistas sobre las primas es el de "existirán, pero yo no las he visto nunca". Muy pocos son los valientes que lo denuncian. Desconozco si las meigas existen, pero estos maletines y partidos amañados, seguro, mírese el Calcio hace unos años (el caso destrozó la liga italiana) o las palabras de Wellington en Málaga hace un par de semanas, el cual afirmó que en un encuentro en Portugal le ofrecieron dinero para que perdiese. Está claro que este caso es ilegal y denunciable. 

Después se encuentran las primas a terceros para que venzan a tu rival directo. Si el objetivo ya lo has conseguido o es inalcanzable, jugar con dinero de por medio siempre motiva. Sin embargo, lo que no comparto es que un club prime a sus jugadores por ganar un partido que tienen que sacar adelante para conseguir su objetivo. Si te juegas un título, un ascenso o la permanencia, la motivación tiene que ser la máxima. De ahí que no entienda ese dinero extra, de lo que se puede pensar que la ambición antes de esa prima no es la tope. Con lo que cobran los futbolistas, ¿de verdad es necesario ese dinero para conseguir los tres puntos? ¿No ganan ya lo suficiente? En la mayoría de las profesiones tienes tu sueldo, con el que hay que realizar tu trabajo. ¿Se imaginan que a un fontanero le diesen una paga extra tras arreglar una tubería? Caso raro el del fútbol... 

PD: quiero felicitar a los chavales del Almería B por esa temporada histórica. Y al Juvenil del Almería decirles que la remontada es posible. 90 minutos en el Mediterráneo son molto longo.

lunes, 20 de mayo de 2013

Cuestión de poder

Soriano y Charles celebran el segundo gol del Almería · udalmeriasad.com
Buena la jornada que vivieron ayer los aficionados de la Unión Deportiva Almería. Primero con ese impresionante Almería-Elche. Al grito del '¡sí se puede!', los rojiblancos sacaron un envite complicado y mantienen sus opciones intactas: si empatan o vencen en Alcorcón y se imponen al Girona y al Villarreal, la UDA será de Primera División. A unas malas, si finalmente se juega la promoción, lo mejor será que el Villarreal quede en segunda posición. No porque los valencianos sean mejores que el Almería, sino porque tienen un gran poder en su campo y fuera del verde.

Y si se sacó el encuentro ante el Elche es porque se pudo, porque los rojiblancos tienen una de las mejores plantillas de la categoría (algunos afirman que la mejor), que, sin embargo, no se ha exprimido lo suficiente (de lo contrario, ahora estaríamos escribiendo de otra cosa). Pero al pasado ya no se puede tocar y lo bueno es que los almerienses dependen de sí mismos, a pesar de ser ahora terceros. Con lo que hay, con la actitud que mostró ayer el conjunto de Javi Gracia, sí se puede subir a Primera. Magnífico el ambiente del Mediterráneo, aunque por mucho que se hable, no se rozó el lleno, algo que no logro comprender (sí lo entiendo...) si a los abonados le regalaron entradas. Por poder, en otra ciudad se hubiese registrado un ambiente aún mejor que el de ayer. Pero la verdad es que prefiero que los que vayan sean los que lo sienten, esos que hicieron el bonito mosaico.

La tarde estuvo a punto de ser histórica. El Almería B quería ponerle la guinda al fabuloso pastel que ha venido haciendo durante todo el curso, metiéndose en la promoción de ascenso a Segunda División. Necesitaba vencer en el histórico Ramón de Carranza y esperar otros resultados. Tras remontar el 1-0 inicial, estaba en esos playoffs, pero a seis minutos para el final, un gol del Albacete en el feudo del Sevilla B dejaba a los chavales helados. Eso sí, la tarde será para el recuerdo, puesto que los de Francisco estuvieron a seis minutos de conseguir la machada, saliendo ovacionados del coliseo gaditano. Pusieron, pero finalmente no pudo ser.

Las noticias negativas vinieron de Buñol, donde el División de Honor cayó 3-0 ante el Levante en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey de Juveniles, un resultado abultado, según cuentan. La remontada se antoja difícil, aunque los rojiblancos intentarán engancharse al ya famoso '¡sí se puede!'.

viernes, 17 de mayo de 2013

Un 17 de mayo

Momentos antes del principio del encuentro · Jesús Gómez
Viendo las numerosas fotos para escoger una para esta entrada se me ha venido todo a la mente de nuevo. No sabía cuál elegir de todas las que echó el grande de Jesús Gómez, fotógrafo para la ocasión. Me he decidido por esta (recortada por las medidas del blog; la original es espectacular, ya que se ve toda la grandiosidad del pabellón) por la piña, la cual ganó el partido. También por la bandera de la UD Almería, que unos locos (no era mía) pusieron ahí. Se trata de la final del Trofeo Rectora de la Universidad de Málaga del año pasado. Un día mágico, el mejor en mi estancia en tierras malagueñas. No es un Mundial, pero sí nuestra particular Champions, la de los 80 equipos de la Universidad.

Hace dos años -el primero en Málaga del que escribe esto- subimos a Primera y el pasado, campeones. Hoy hace un año. Realmente, no teníamos un gran equipo, había mejores. Pero ningún grupo como el nuestro, el Periódico FS. Lo que les quiero transmitir es el poder del fútbol (o fútbol sala) y el disfrute que tiene este deporte de "unos tipos dándole patadas al balón". El poder del sufrimiento, de ir contra las circunstancias, de querer conseguir un objetivo hasta el final, aunque fuese muy complicado. Primero, porque ese día era baja una de nuestras mejores piezas (ahora, en el UMA Antequera, de Segunda División de fútbol sala). También por que a falta de 12 minutos para el final perdíamos 5-2. Pero empatamos y ganamos en la prórroga. Y disfrutamos. Y nos fuimos a la fuente. Con nuestra particular afición, la mayoría de ella, de la clase en la que estábamos la mitad de componentes del equipo. Una afición partícipe de este éxito, ya que nos animó cuando más lo necesitábamos.

Ese día el fútbol me demostró que no siempre gana el que más calidad tiene, sino el que más lo intenta, el que no se rinde nunca, el que pelea hasta que el árbitro (el cual dijo que nunca había visto una final del torneo igual) pita el final. Ese día me sentí futbolista. Realmente, estuve más tiempo en el banquillo que en el parqué, pero el disfrute fue total. Hay que estar ahí para vivirlo, para conseguir uno de los objetivos que te propones cuando entras en una universidad. Este año, con el equipo nuevo, por diferentes factores, caímos en primera ronda sin jugar todos nuestros partidos, debido a la deficiente organización. Pero como dicen aquí en Andalucía, que nos quiten lo bailao. ¡GRANDES CHAVALES!

PD: Aquí, otra crónica de ese mágico 17 de mayo.

PD 2: Les dejo el vídeo del final del encuentro.

jueves, 16 de mayo de 2013

Cada uno a lo suyo

Imagen del encuentro de ida entre Elche y Almería · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 16-V-13

El que escribe esto es un maniático, vive en constante estado de ansiedad y manías. Una de ellas viene a la hora de afrontar un examen en esa carrera desprestigiada, como es la de Periodismo. Auriculares, a mi bola y a hacerlo. Lo que sepa. Más de lo que tienes, no puedes dar (algo que se puede aplicar al fútbol o a cualquier deporte). Es imposible. Lo ideal es que des todo lo que tienes, no menos. La música ayuda a la concentración, a centrarte en lo tuyo. Eso es lo que debemos hacer todas las patas de esta mesa rojiblanca. El partido del domingo es fundamental. Las victorias ante el Racing y el Lugo han hecho que las alarmas de la ilusión vuelvan a reactivarse. Porque no nos engañemos, tras caer ante el Murcia, todo se veía muy negro por las sensaciones mostradas.

Con la ilusión por bandera se afronta un choque brutal, con un Elche que estará bastante bien arropado para lograr el ascenso matemático. Además, la UDA ha decidido regalar una entrada a cada abonado. Ya empiezan los debates. Aunque todas las opiniones hay que respetarlas (faltaría más), esta semana cada uno tiene que centrarse en lo suyo. Los jugadores, a competir y a transmitir ilusión. Las palabras con doble sentido, mejor en otro momento. El míster, a hacer lo que sepa. La prensa, a informar sobre lo que ocurra, denunciando de una manera constructiva aquello mejorable. Y la afición, a animar. Sé que el abonado ha sido despreciado en los últimos años. Pero ya que ha puesto la mejilla 19 veces este curso, por una más... En verano ya se comprobará cuál ha sido el nivel de error, viendo cuántos abonados renuevan o no. Pero esta semana, sin que sirva de precedente, la afición sólo tiene que animar por el bien de los suyos. Hay un ascenso en juego. Jugadores, cuerpo técnico, prensa, afición, hagamos cada uno nuestro papel. Así, el éxito estará más cerca.

lunes, 13 de mayo de 2013

Un ascenso, en el verde

José Sepulcre, presidente del Elche, se baña en una fuente · diarioinformacion.com
Parte de la afición del Elche celebró su ascenso virtual en la fuente de la Glorieta ayer. Los ilicitanos ya son prácticamente equipo de Primera. Líderes, ven al tercero, al cuarto y al quinto a doce puntos a falta de cuatro jornadas. Para no ascender, tendrían que perder todo y que el resto de equipos hagan pleno al 12. Vamos, les falta un punto o que alguno de sus perseguidores se deje algo por el camino. Una utopía. Pero claro, aún no son oficialmente equipo de Primera División. Si hubiese ganado el pasado viernes, sí lo sería. Aún así, no hubiese celebrado el ascenso en el campo, que es a donde voy. El primer error es del chimpancé que pone los horarios, al ubicar el encuentro del conjunto valenciano el viernes.

Pues bien, al finalizar el encuentro entre el Villarreal y el Alcorcón, algunos aficionados ilicitanos se bañaron en la fuente de la Glorieta, con José Sepulcre, presidente del Elche, allí presente, a pesar de que el club sacó una nota recomendando a su afición que esperase a que el objetivo fuese oficial para celebrar el alirón. Hoy navegando por algunos foros del conjunto franjiverde, leía a muchos usuarios que eran de mi opinión: qué mejor lugar para celebrar algo que en el césped, esperando al pitido del árbitro. Ya no digo si en casa o fuera, sino en el verde simplemente.

El Elche subirá esta semana si puntúa en Almería el domingo o si el sábado no ganan el Girona o el Alcorcón. Primer fallo del dichoso chimpancé. ¿Por qué no se juegan a la misma hora? ¿Va a ser lo mismo celebrar un ascenso en el hotel, sabiendo que al día siguiente hay que presentarse a jugar, que en el campo, con tu afición? Sin embargo, aunque me duela por ellos, espero que asciendan el sábado, que se tomen de una manera más relajada el encuentro ante el Almería, y que bien catalanes o bien madrileños (o los dos) se dejen algún punto por el camino en este trepidante final de temporada. Aun así, no hay por qué temerle al líder.

sábado, 11 de mayo de 2013

El camino llega a su fin

Unos triunfarán, otros, no.
Según los libros de Historia, en una de sus múltiples batallas, al cruzar el río Rubicón con sus legiones, Julio César pronunció la famosa frase "alea jacta est". El emperador romano creía que la suerte ya estaba echada.  Esta locución latina es pronunciada aún hoy en día, sobre todo, por muchos estudiantes, días antes de los exámenes, cuando los nervios afloran. En el fútbol ocurre igual. Mayo-junio, época de exámenes. Porque aunque los puntos valgan lo mismo en octubre que ahora, una vez ocupados los puestos, estos meses son trepidantes. Cada encuentro es una final. Claro está que el "alea jacta est" no cobra ningún sentido, y es que los partidos hay que jugarlos, no hay nadie que diga que la suerte está echada (pensando que no se dan esos amaños, de los que estoy seguro que haberlos, haylos). Algún crítico puede argumentar que la suerte sí está echada, por ejemplo, en el caso del Almería, puesto que si no se asciende, una de las justificaciones estará en que en la confección de la plantilla se erró, y ahora el cansancio físico se nota.

Pero la realidad es que los partidos hay que jugarlos. Llega una época fantástica. Sea el año que sea, estos meses son apasionantes. Algunos tenemos que mezclarlos con los estudios, pero el cóctel sale potable. Años pares, la magia de los campeonatos de selecciones, incluso en este 2013, tendremos la Confederaciones. Pero es que por ahí en medio andan los torneos de clubes. Aunque la liga ya esté decidida, tenemos la final de la Liga Campeones, la de la Liga Europa, la de la Copa del Rey, el descenso a Segunda...

... Y luego nos encontramos con lo que los aficionados al fútbol, o al menos, un servidor, disfruta. La lucha por el ascenso a Primera División, con el Almería jugándose el todo; el ascenso a Segunda, con el Almería B que puede hacer historia al meterse en promoción de ascenso; con ese Huércal que se juega el ser o no en Tercera; con ese Alquián que mañana tiene la posibilidad de ascender a Tercera tras 58 años de historia; con la mal planificada Preferente de Almería, que sin embargo, ahora entra en sus semanas emocionantes; con los juveniles (hoy, a las 16:00, la final de la Copa de Campeones entre el Sevilla y el Celta, en MarcaTV), cuya Copa del Rey -estará el Almería- comienza el finde que viene. Con y con... ¿El Cielo? Diez teles y que echasen todos estos partidos. Mientras, estos equipos se juegan su año. Los exámenes ya están aquí. El camino llega a su fin. Casi todo está aún por decidir. Viva el fútbol. Viva mayo y junio.

jueves, 9 de mayo de 2013

Tan lejos y tan cerca

Pelle y Abel felicitan a Charles el pasado domingo · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 9-V-13

Mirando los títulos de esta columna, veo que el de la semana pasada fue "apáticos"; el de la otra, "sin ilusión". Poco ha cambiado esto en 15 días. El Almería sigue mostrándose como un equipo sin energía, que no termina de conectar con la afición, con las críticas y los cuchillos enfilándole. Y si esto ocurre es porque algo habrá hecho mal. No vamos a descubrirlo ahora. Nueve jornadas seguidas encajando goles, nula capacidad de reacción (ante el Racing consiguió remontar un partido nueve meses después; eso sí, ante un flojo rival en inferioridad numérica), sigue costando sacar los partidos del Mediterráneo cuando el rival se pone con diez y se encierra, etc. Por eso el ascenso se ve tan lejos. Los discursos ayudan a ello. No hay nadie que salga y se crea el rey del mambo, algo fundamental en esto del fútbol. Hay que saber quién eres y qué es lo que tienes, pero las cosas te las tienes que creer. Un día, un jugador campeón de España de fútbol sala me dijo lo siguiente: "En el campo, escondes tus defectos y enseñas tus virtudes, pensando que eres el mejor aunque no lo seas". Una declaración de campeón.

La frase se puede aplicar a las ruedas de prensa o zona mixta. Javi Gracia: "No pasamos por nuestro momento; jugando así, vamos a tener complicado cumplir con nuestras aspiraciones, aunque confío en que pronto vamos a ver al Almería candidato al ascenso". Ha descubierto América el navarro... El discurso del sheriff sería: "Vamos a cumplir con nuestras aspiraciones. El ascenso es nuestro". Ya es la hora de creérselo. Sólo quedan cinco partidos para subir a Primera. Nunca va a estar tan cerca algo que parece tan lejano. Nunca. 

PD: El 'B' puede hacer historia el domingo. No permitamos que el Mediterráneo sea territorio jiennense. El club podría regalar entradas a los abonados. Los chavales necesitan y se merecen el apoyo de la afición.

lunes, 6 de mayo de 2013

La imagen de Chumbi

Chumbi, con la camiseta destrozada ayer · Javi Alonso
Hoy no voy a comentar que se hace difícil comprender que un equipo que aspira a subir a Primera División termine sufriendo frente a un rival prácticamente ya de Segunda B, en superioridad numérica. La situación (Mediterráneo, 11 vs 10, sufriendo..) es un dèjá vu. Queda ver si la UD aguanta entre los seis primeros, las sensaciones son difíciles de cambiar ya. Hoy me voy a quedar con la imagen de Chumbi, la imagen de un futbolista de los del fútbol modesto, que ha vivido en los últimos años entre Segunda B y Tercera, en equipos humildes. Un jugador que vino en verano con la etiqueta de "ayudar al primer equipo cuando lo necesitase" y ha acabado tomando un papel más importante tras la marcha de Ulloa al Brighton.

Tras fallar una ocasión, Chumbi, en su particular lamentación, se estiró la camiseta con tan mala suerte de romperla. La fuerza del lamento de no materializar el gol, ese que hizo en Gerona. Otro se hubiese salido para ponerse otra elástica más cómoda. Pero Chumbi no es de esos. No es el típico jovenzuelo que posa delante de la cámara. El murciano prefirió seguir en el césped, esconder el descosido para que no lo viese el colegiado y seguir intentándolo. Porque él no se rinde. Si falla, se lamenta... y vuelve a intentarlo. Si tiene un minuto, intenta aprovecharlo. Cada vez que juega, tiene su ocasión. Fíjense bien. 

No se trata de alguien que destaque técnicamente, pero esa raza le ha llevado a jugar en Segunda División. La afición quiere que su equipo venza, pero estoy seguro que prefiere ver que los jugadores se dejen el alma a ganar apáticamente. Chumbi, esa es la actitud.

sábado, 4 de mayo de 2013

Mourinho, orgulloso de su casi

Mourinho, en rueda de prensa · teinteresa.es
Titulo "su casi" porque parece que todo es suyo. El equipo, el club y hasta el Bernabéu. Mourinho ya ha perdido el crédito que le quedaba. La mayoría de los que lo defendían ya no lo hacen. Yo era uno de ellos. A pesar de que en cada rueda de prensa salía a enfrentarse a los periodistas más que a comparecer, prácticamente todo lo que decía no era mentira. Sus formas eran penosas, pero el fondo tenía sustancia. Ya no. Últimamente se ha lucido; ayer viernes, terminó de bañarse en oro.

El pasado martes fue listo, utilizando una gran cortina de humo para desviar los focos de atención hacia su futuro en detrimento de la eliminación del Madrid. Un tipo listo. El discurso de un buen tipo, lo que quiere el madridismo, hubiese sido otro, argumentando que su equipo cayó con las botas puestas, vistiéndose de ese elegante Real Madrid propio de su historia y filosofía. El arreón final no sirvió para entrar a la final. Casi. 

Ese 'casi' que ha puesto de moda Mourinho. Me gusta que sea ambicioso. Sin embargo, si presume que él no es de 'casi', no puede protagonizar el esperpento que montó ayer -que ya viene montando hace un tiempo-. Si no es de 'casi', ¿por qué se siente orgulloso de llegar a las tres semifinales en tres años? Se le fichó para ganar la Décima, no para alzar las semifinales. Luego están las críticas a Casillas o a Ronaldo. Porque son a ellos, no nos engañemos. Que hubiese dicho nombres. A ver si acaba ya la temporada, se marcha todo el clan Mou, y las ruedas de prensa (en lo que se centra, ya que en lo deportivo no ha acabado de triunfar) vuelven a ser ruedas de prensa, no espectáculos propios de circo romano.

jueves, 2 de mayo de 2013

Apáticos

Las caras bajas de los jugadores preveían lo que iba a ocurrir · B.G.Guil
Artículo Diario de Almería 2-V-13

Siete puntos en ocho encuentros, sin dejar la puerta a cero ni una vez. Son los números de la UDA, aunque podrían ser los de un candidato al descenso. Hubo un tiempo en el que se ganaba, pero se preveía que, tarde o temprano, los males de este Almería provocarían la caída en picado que está ocurriendo ahora. Ya se denunciaban esos problemas. No se hizo caso. Se pasó a una fase en la que no hubo ni juego ni resultados, con Javi Gracia y ciertos jugadores lanzando dardos a la afición y a la prensa. En la de ahora reina el pasotismo. En vez de detectar los males que hasta el más ciego ve (balón parado, no dosificar...), se apela al "partido a partido", al "aún hay opciones" como excusa. Claro que hay opciones. Ganando los seis partidos que faltan, se asciende directo. Pero, ojalá me equivoque, eso no ocurrirá ni en sueños. Hay que coger la sartén por el mango y ser realistas. Que sí, que no se ha bajado de la quinta posición, pero que este equipo se salga de los puestos de promoción, tal y como se encuentra, es cuestión de tiempo.

Y uno de los problemas -el que más me preocupa- es la apatía de ciertos jugadores. Hay una corriente que dice que no interesa subir, que la mayoría no tienen calidad para Primera. No me creo esto. Así que hay dos opciones: que las pilas ya estén agotadas (culpa de Gracia por sacar siempre a los mismos) o que no se esté echando todo en el asador (de los jugadores). Sea como sea, hay un problema. Y el que no quiera admitirlo, es que no quiere lo mejor para la UDA aunque pregone lo contrario. Por cierto, el domingo Gracia declaraba que el equipo disponía de muchas ocasiones, pero no tenía gol. A mí me sonó a dardo envenenado hacia arriba. ¿Por qué ha esperado hasta la jornada 36 para denunciar públicamente esto?, ¿por qué no lo hizo en época de fichajes?