lunes, 29 de abril de 2013

¿Un punto? Mejor tres

Sergi, Eze, Pascual, Javi Lores, Ñoño y Moi disfrutando con el champán · N.G.
El tema les tiene que resultar ya cansino a quienes no formen parte del CD Oriente, pero me es obligado escribir acerca de ello tras conseguir el objetivo que parecía imposible hace apenas dos meses. Un ejercicio de humildad, autocrítica, orgullo y valentía más una buena dosis de trabajo han hecho que se consigan 16 puntos de los últimos 21 (cinco victorias, un empate y una sola derrota). Salir de los puestos de descenso hasta conseguir la permanencia en el grupo 4 de Primera Andaluza a falta de tres jornadas para el final. 

Foto de familia en el autocar · N.G.
La primera intentona tocaba en Huétor Tájar ante un equipo que se jugaba salir de los puestos rojos. Sólo hacía falta un punto, pero con ambición, mejor ir a por la victoria que a por el empate, ¿no? Así lo entendieron los verdes (el pasado lunes se cumplía un año del ascenso). Podía parecer un viaje más, pero por las mentes de los jugadores seguro que no era así.

En el campo (7 euros costaba la entrada; habría que reflexionar sobre ello...), otro partido más, que en realidad tampoco lo era. Nadie quería lanzar las campanas al vuelo. Jugar, ganar, que pasaran los minutos y que ocurriese lo que Dios quisiese. Sin embargo, en el descuento, los abrazos fuera del campo eran constantes. Pitido final y más abrazos, gritos de ánimo y euforia general tras el 1-2. Al míster no se le manteó porque "pesa mucho", palabras de algún jugador (Paco, si lees esto, ya sabes lo que tienes que hacer con el lateral izquierdo de tu equipo).

En el vestuario, champán, música, algún que otro baile... y maquinillas de afeitar. Las promesas hay que cumplirlas. El reto era que creciese la barba para dejarse sólo el bigote en tierras granadinas. La bulla en el autocar de vuelta fue buena, realmente como siempre, la de un grupo de amigos humildes. Fotos para Twitter, charlas y algún vídeo no apto para menores. ¿La cena posterior? Unas pizzas en casa del portero Moi. Es lo que tiene ser de un equipo humilde.

4 comentarios: