sábado, 23 de marzo de 2013

Soluciones y no miedo

La Selección perdió los nervios al final · marca.com
En el fútbol hay mucho espacio para el oportunismo, donde se suele ser bastante radical. Un gol lo cambia todo. Como escribía hoy Alfredo Relaño en su columna diaria en AS, el fútbol "es el único deporte [o de los pocos] en el que con cierta frecuencia no gana el mejor". Es difícil hacer un análisis de una situación así en la que sabes que el martes, si ganas, muchas palabras se te vuelven en contra. Por eso, se hace necesario encontrar el punto medio.

En un lado tenemos al fútbol plano que en ocasiones practica la Selección. A veces, parece que juega al balonmano, siendo demasiado horizontal, abusando de tanto toque en esa búsqueda del espacio. Eso no quiere decir, como he leído hoy, que el tiqui-taca ha llegado a su fin. Es que eso no es tiqui-taca, sino un abuso inefectivo de ese estilo, algo que no sirve para ganar los partidos. Por eso, en días como el de ayer, hace falta un plan B, que sí tiene La Roja. Hacer más uso de las bandas, poner a Alba o Navas de extremo, cambiar el esquema, meter a aquellos con más profundidad, tirar desde fuera del área...

En el otro extremo nos encontramos con el crédito que se ha ganado la Selección estos últimos años y que se perderá dentro de mucho tiempo, no ahora. Porque aunque no se fuese el Mundial de Brasil (algo que estoy seguro que no sucederá), estos chicos tienen todo el perdón del mundo. Nos han acostumbrado a ganar, ganar, ganar y ganar, y todo lo que no sea eso nos parece mal. En condiciones normales, España se tiene que imponer a Francia. Respetando al rival y sin que suene a prepotencia, en junio le dimos un soberano baño. Miedo no tiene que haber. Sí soluciones que se echaron en falta ayer.

4 comentarios:

  1. El martes jugamos una final.
    ¡A por Francia!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mañana martes hay que ganar sí o sí.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Normalmente esta España ha dado la cara en los momentos cruciales , el tropezón ante Finalndia en El Molinón es un aviso de que cualquiera puede trastocarte los planes y plantarte cara . Sin duda , contra Francia los de Del Bosque juegan algo más que un partido y toca mostrar la mejor versión .

    Un sasludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mañana es el día 'D', ya no hay excusas. Creo que ganaremos. Equipo hay. Si se le suma las ganas y esa pizca de suerte necesaria que se consigue con trabajo, los tres puntos deben venir a España.

      Un saludo.

      Eliminar