jueves, 28 de marzo de 2013

Más taca

Los jugadores celebran su victoria al acabar el partido · marca.com
Artículo Diario de Almería 28-III-13

Que esta columna se publique el jueves significa que los geniales Raúl Piñeiro, César Vargas, Rafa Espino y compañía ya hayan hecho análisis de calidad sobre la situación de la UDA. Coincido con ellos, sobre todo con Rafa, de la opinión de la continuidad de Javi Gracia. Poco más tengo que añadir a los argumentos que expuso ayer. Así que me toca cambiar de elástica y hablar sobre La Roja. El empate ante Finlandia hizo saltar a muchos sobre si el estilo había llegado a su fin y demás sandeces. La victoria en Francia los dejó en evidencia, demostrando que a día de hoy la campeona del Mundo es uno o el mejor equipo de la historia. Pueden salirle partidos malos, pero al cien por cien, es prácticamente imparable. Vencer en París nos pareció hasta normal y es que estos muchachos nos han malacostumbrados. Al estilo aún le quedan unos años. Mínimo hasta que estos extraterrestres dejen el fútbol. 

Pero no todo es mear colonia y es que el estilo, la Selección, los rivales y el fútbol se encuentran en un constante estado de evolución. Antes del encuentro, comenté que a pesar de que nos quedásemos fuera del Mundial, esta España tenía todo el perdón del mundo, debido al enorme crédito conseguido. Le dimos un baño al combinado francés, algo que en otrora nos hubiese parecido una utopía. Pero después del encuentro, tiempo del análisis, creo que hay cosas que mejorar. Mucha posesión, se toca de escándalo (Iniesta, quiero un hijo tuyo), pero echo en falta más ocasiones y tiros, la causa del gol, la esencia del fútbol. El argumento que dice que eso va intrínseco en este equipo no me vale. Conforme va pasando el tiempo, creamos menos peligro. Torres y Villa han ido desapareciendo y a veces abusamos del balonmano, con miedo a tirar. Aunque firmo ir de 1-0 en 1-0 y levantar de nuevo la amarilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario