lunes, 4 de marzo de 2013

Lunes de resaca

El gallinero del autobús, antes del partido · N.G.Cruz
Los focos del Rico Pérez hundieron mi fin de semana futbolístico. Ya acreditado, tenía pensado ir el sábado a Alicante y el domingo a Padul. En tierras valencianas, la UD podía (como hizo) dar un golpetazo encima de la mesa. Con la victoria ante el Hércules, los rojiblancos siguen a cuatro puntos del Alcorcón y abren la distancia a siete con el Girona. Sinceramente, quien más preocupa es el Villarreal. Los madrileños y catalanes, no mucho, la verdad. Esto huele a ascenso.

El incidente con la iluminación en el campo del Hércules hizo que cancelase ese viaje, ya que quería ir a animar a mi equipo, el CD Oriente, de Primera Andaluza, en uno de los partidos más importantes del curso. En el infierno de Padul, como le llaman, se jugaba una temporada. Una derrota significaba seguir metidos en descenso y que los granadinos se fuesen a cuatro puntos. Descender prácticamente. Ganar era adelantarlos y salir de la quema. Un encuentro de siete puntos.

A los 20 minutos ya ganábamos 0-2, pero se llegó al descanso 2-2. Sin embargo, a falta de quince minutos para el final, dos goles seguidos hacían un 2-4 que propició una fiesta. Eso hay que vivirlo. Ese es el fútbol que me gusta. Claro que quiero y sueño con que vuelva a subir el Almería, pero el fútbol base da buenas alegrías a los que lo seguimos. Hay gente que me pregunta por qué me gusta esto, ver estos partidos en los que reinan los pelotazos. Respondo que hay que vivirlo y sentirlo. Fue un domingo fantástico en cuanto a sensaciones y resultados se refiere. Domingos de grada, lunes de resaca.

10 comentarios:

  1. En el fútbol base se juega por diversión , sacrificando mañanas y tardes del fin de semana , sintiendo de corazón el fútbol .

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, muchos de ellos sienten más este deporte que algunos profesionales.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Pinchahigos Presidente4 de marzo de 2013, 21:13

    Sobre todo la reiteración del guardameta Moi en el autobus con el video.
    Felicitaciones a toda la plantilla del Oriente.
    Y Ecce se marco todo un golazo de cabeza.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que te lo pasaste en grande. Viva el fútbol.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Te felicito por esta crónica, y por tu trabajo en Sport Almería "un domingo entre los humildes" que está fenomenal, admiro que aprovecheis un domingo para hacer aquello que os gusta, deporte entre amigos.

    ResponderEliminar