martes, 31 de diciembre de 2013

Paciencia y éxito después

Charles celebra uno de los goles en ese mágico 22 de junio de 2013 · Pepe Navarro
Hoy, por Nochevieja, como es habitual desde que abrí este blog en 2009, toca el resumen deportivo del año, mi particular resumen (aquí, los del 2009, 2010, 2011 y 2012). Un año marcado para el que suscribe, naturalmente, por el regreso de la UD Almería a la élite del fútbol nacional tras dos temporadas en Segunda División. Fue una temporada dura, en la que el ascenso, que no se decidió hasta el último segundo, valió 46 partidos. Echando la mirada atrás, son numerosos los recuerdos, las imágenes del curso unionista, pero si me tengo que quedar con dos es con el partido ante el Villarreal y con el 22 de junio de 2013, el día ante el Girona. Lo sigo pensando, subir en Villarreal hubiese sido la leche, ganándole al gallito de la categoría en su campo en la última jornada, pero no pudo ser. Ese día fue una especie de sueño. 2.000 aficionados almerienses en unos 40 autocares formaban un viaje hacia el Paraíso (con mi padre, mis primos y más familiares y amigos de compañeros de fatigas). Las puertas del Cielo no defraudaron. Ambas aficiones dieron una lección de saber estar. Lo que se vivió en los aledaños del Madrigal fue simplemente impresionante, ese sentimiento no se puede explicar, una auténtica fiesta con dos equipos que se jugaban un ascenso a Primera División.

Pero no pudo ser. La gloria se tocó el 22 de junio en el partido de vuelta de la final de promoción ante el Girona. Aunque al principio existían nervios, Charles, Vidal y compañía demostraron que la UDA era superior, tocando el Cielo con un 3-0 para la historia. De la temporada -tuve la suerte de cubrirla para Sportalmeria.com-, también me quedo con el viaje a Alcorcón, donde se dio un golpetazo de autoridad. Una de las conclusiones que saco de esta larga aventura y que se puede aplicar a todos los ámbitos de la vida es que nunca hay que rendirse (tras la debacle de Murcia, el ascenso parecía imposible), que hay que seguir intentándolo (la UDA supo levantarse del gran palo de Villarreal) y que la paciencia es la madre de todas las ciencias (y si no que se lo digan a Alfonso García, que contuvo la mano en el gatillo antes de disparar a Javi Gracia).

Estos conclusiones se pueden aplicar también a otro de mis equipos, el CD Oriente, en la temporada del regreso al grupo 4 de Primera Andaluza. Nadie dijo que cumplir los objetivos fuese fácil. Hubo momentos en los que parecía que el equipo estaba abocado al descenso. Pero no rendirse, seguir intentándolo y tener paciencia fue también el éxito para lograr la permanencia en Huétor Tájar, un día en el que ese grupo de amigos disfrutó.

Celebración de la permanencia en Huétor Tájar · NGC
Otro de los momentos del año, esta vez con un final más amargo, fue la Copa Confederaciones celebrada en Brasil. La selección demostró que no siempre se puede ganar, cayendo de manera contundente en la final ante el anfitrión, que demostró ser mejor en ese momento que los de Del Bosque. No pasa nada. Toca levantarse e intentarlo otra vez. Ahí está el éxito. Ahora a por el Mundial.

Javi Martínez, Ramos y Casillas, tras la derrota ante Brasil · ecodiario.eleconomista.es
Para el que suscribe esto, el año deportivo se cerró con el amistoso 'prensa contra miembros del cuerpo técnico de la UD Almería', organizado por mi buen amigo Pepe Navarro, en el que disfrutamos como enanos; y, otro año más, con la San Silvestre, corrida con mi amigo Tijeras y recibiendo los consejos de mi compañero de fatigas Manolo Murcia.

En lo personal también ha sido un gran año, haciendo prácticas y colaborando en el Diario de Almería, AS, Sportalmeria.com, UDA Radio y Onda Azul. Me hubiese gustado actualizar este blog con más frecuencia en algunos momentos, algo que no he podido hacer por falta de tiempo. Por cierto, una alegría ver que mis primos pequeños, Álex, Dani y Gustavo, siguen amando el deporte, con el fútbol, el tenis y el atletismo. Esperemos que el 2014 sea tan bueno como el 2013, incluso mejor aún. En el plano deportivo, que disfrutemos del Mundial 2014 (la cita más importante en cuatro años); y en el personal, que el nuevo año llegue cargado de felicidad y salud, lo más importante. ¡¡Feliz 2014, amigos!!

Foto de familia antes del divertido partido · Miguel Pérez Er Juli

lunes, 30 de diciembre de 2013

El esperpento del fútbol base

Marcelo Silva e Hicham el año pasado, con un Mediterráneo desangelado · Sportalmeria.com

Esta noche se disputa el II Trofeo de Navidad en beneficio del fútbol base. La primera edición, el año pasado, fue un fracaso. Supuso más dinero más abrir un Mediterráneo desangelado que lo que se recaudó. Apenas 7 euros por equipo. Lo dicho: un fracaso. Esta Navidad se ha optado por hacerlo en El Ejido, a ver si crece el número de público. La idea es buena, pero preveo que no se va a llenar Santo Domingo, lo que debería ser normal. Me acuerdo de un amistoso que se disputó en el Mediterráneo para ayudar al pequeño Edu, un chico con una enfermedad de las denominadas 'raras'. Fue simplemente espectacular. El que diga que un amistoso es una tontería es porque no estuvo ahí. El fútbol no es sólo tres puntos, sino que también sirve para ayudar en estas causas. Ese día hubo que abrir preferencia y ambos fondos porque la gente no cabía en tribuna. Hoy debería ser así, pero me temo que no irá ni un millar de espectadores.

Y la culpa la tienen los propios clubes. Por ejemplo, que alguien me explique por qué algunos entrenan el mismo día del partido que debería ser la fiesta del fútbol base almeriense cuando los beneficios económicos van para ellos. Y es que, no nos engañemos, a muchos clubes el triangular le importa un pimiento. Una idea buena, y ésta debería salir de los diferentes entidades, sería ir cada equipo con los diferentes miembros de la plantilla a ver al compañero de turno que se enfrenta a jugadores de Primera División, aquellos que ve el domingo por la televisión. Aparte de las ganancias, el tema sentimental de los jugadores de césped artificial que se enfrentan esta noche a Soriano, Rodri y compañía también es importante. Eso y los propios beneficios económicos hay que venderlos. 

Los clubes deberían haber hecho una campaña de publicidad en las últimas semanas en la que animaran a ir a los jugadores del equipo senior y también a los niños de dichos clubes. Si a un chaval le animas durante varios días a que asista al partido que representa al fútbol base en Almería, al final el pequeño va a querer ir, y quizás tire de sus padres y más familiares. Pero, claro, si las cosas se hacen mal de un principio, pues pasa lo que pasa. Ojalá me equivoque y la fiesta sea eso, una fiesta, y no un esperpento.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Para quitarse el sombrero

Francisco, en una rueda de prensa del actual curso · youtube.com
Artículo Diario de Almería 26-XII-13

Para valorar a un entrenador, jugador o equipo hay que hacerle un seguimiento durante gran parte de una temporada. Me hacen gracia los Maldinis de turno que opinan si tal conjunto es un hueso duro de roer, cuando sólo lo han visto en un par de partidos en un año. Por ejemplo, yo no sé cómo juega el Borussia, si sólo lo he visto en la semifinal de Champions y poco más. Con Francisco pasaba algo parecido a finales de junio, cuando se anunció que Gracia renovaba y que el por entonces técnico del 'B' se haría cargo del 'A'. Las críticas empezaron antes de que comenzase a trabajar. Y la mayoría provenían de personas que no habían visto más de una decena de partidos del Francisco entrenador. Que si no tenía experiencia, que si le iban a comer terreno los pesos pesados, que si se iba a bajar los pantalones en tema de fichajes, que si el equipo estaría descendido en Navidad... Y todo antes de que comenzase a entrenar.

Tras 17 jornadas, el zapillero ya ha mostrado su valía. Habrá cometido errores y tendrá sus puntos débiles como el resto de mortales, pero ha demostrado que esto no se le queda grande. Y no es porque se coma el turrón fuera del descenso, sino que lo hace con una o la peor plantilla de Primera, reaccionando cuando muchos lo daban por muerto (diez jornadas sin ganar). Por eso tiene mérito el trabajo de Francisco, por haber sacado petróleo de donde apenas hay, por saber aprovechar los recursos, dándole la confianza a jugadores como Azeez; y como escribió Ramón Gómez-Vivancos, no haciendo uso del inmovilismo típico de otros técnicos que han pasado por aquí (por ejemplo, sentó al pasota Suso en el Villamarín). Por todo esto, me quito el sombrero ante el trabajo de Francisco. Olé tus... 

PD: Mención aparte merecen las últimas actuaciones de Esteban, en el once europeo de la semana de La Gazzetta dello Sport.

martes, 24 de diciembre de 2013

¡FELIZ NAVIDAD!

Desde este blog les deseamos una feliz Navidad y un próspero 2014. Disfruten mucho de este periodo, el más bonito del año, y saquen el 'espíritu navideño'. El mejor regalo que pueden hacer es hacer feliz a la gente y pasarlo bien.

¡A DISFRUTAR DE ESTAS NAVIDADES! HOY ES EL DÍA MÁS BONITO DEL AÑO. DISFRUTEN DE LA FAMILIA Y AMIGOS.

PD: ¡Que se cumplan todos sus deseos!

jueves, 19 de diciembre de 2013

Unión

El Almería-Espanyol coincidió con otros partidos de fútbol en Almería · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 19-XII-13

Oriente, El Ejido 2012, Ahumada, Comarca de Nacimiento, Plus Ultra y Adra Milenaria. No quiero que parezca que saco el dedo acusador a pasear, pero estos clubes se equivocaron el pasado domingo. Vaya por delante que soy un defensor y amante del fútbol base, que me lo paso pipa viendo los partidos de los clubes humildes, incluso mejor que los de la mayoría de la élite; sin embargo, esos seis equipos erraron al poner sus encuentros el domingo por la mañana, haciéndolos coincidir con el Almería-Espanyol (me refiero a los partidos del equipo sénior de esos clubes, aunque seguro que hubo alguno más de otras categorías). Y está mal porque lo único que consiguen con esto es hacerse daño a ellos mismos. Si ya son pocos los aficionados que asisten a ver a estos equipos, con lo que hicieron, parece que los encuentros se jugaban a puerta vacía.

A mí me gusta levantarme el domingo por la mañana para ir a la Ciudad Deportiva de Los Ángeles a ver jugar a mis amigos. Pero si sabes que la LFP ha sido tomada por unos monos de feria, que ponen un partido el domingo por la mañana (horario propio del fútbol base), no te queda otra que adaptarte y fijar tu partido por la tarde (o el sábado, como hizo Los Molinos). Es verdad que algunos equipos, caso por ejemplo del propio Oriente, tienen sus razones para poner el partido a esa hora, por cuestiones laborales de algunos jugadores. Pero el motivo del artículo no es ése, sino que siguen existiendo rencillas entre muchos de estos clubes y el representativo de la provincia. ¿Que la UDA se ha portado mal con algunos de ellos? Por supuesto. Pero esta tendencia hay que cambiarla entre todos, entre el pez grande y los chicos. El primer paso fue el acuerdo de colaboración firmado recientemente entre el Almería y algunas entidades del fútbol base almeriense. Eso no debe quedar ahí, sino que hay que seguir remando. La unión hace la fuerza.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Fútbol por Navidad

Aficionados en un campo inglés en la jornada del 'Boxing Day' · vavel.com
Artículo Diario de Almería 12-XII-13

El fútbol no para en Navidad. Es cierto que hay un fin de semana, entre Nochebuena y Nochevieja, en el que no hay liga, pero siempre nos quedarán las visitas a hospitales o encuentros benéficos. Porque fútbol no es sólo el partido, los 90 minutos, sino que va mucho más allá. El deporte rey tiene mucho tirón y no todo va a ser violencia y aspectos negativos (lamentable lo de Brasil), como algunos lo quieren pintar, sino que mueve mucho, gracias a su fuerza. No sé si es más importante que Rodri vea portería o la sonrisa de un niño en el hospital tras recibir un regalo del delantero. Unos jugadores son malos ejemplos para los pequeños, otros derrochan simpatía y saber estar; pero, al final, todos son ídolos para los críos. Así que en estas semanas los pequeños pueden disfrutar de sus ídolos. Ya sea, por desgracia, en un hospital, o yendo a los entrenamientos a echarse fotografías y recibir el preciado autógrafo para el álbum de cromos, algo que no pueden hacer durante la temporada por el colegio.

Dicho esto, posiblemente sería recomendable que la liga no parase ni una semana en diciembre, con dos jornadas, por ejemplo, en la semana del 24, algo que en Inglaterra hacen con el ya famoso Boxing Day. ¿Las vacaciones? No son pocas las personas que tienen la suerte -debido a la situación del país- de trabajar el día 24 o el 31. ¿Fuera de la familia? Sí. Y son trabajadores con un sueldo bastante más reducido que el de los futbolistas. A lo mejor los campos no se llenarían, debido a la triste fórmula de cultura futbolística, precios de entradas y horarios que hay en España, pero por probar... Seguro que tendría más éxito que el actual calendario en el que se para la liga para jugar una Copa que no interesa a nadie, y más en un acueducto como el de hace unos días... Pero las cabezas pensantes no piensan.

lunes, 9 de diciembre de 2013

Idas de olla

Christian, a la izquierda de la imagen, ya ha sido expulsado en dos ocasiones este curso · udalmeriasad.com
Artículo Sportalmería 9-XII-13

No es por ser pesimista e intentar sacar punta a todo, pero la Copa trae apenas beneficios. Se refrendó hace tres años en esos cuartos de final ante el Dépor, cuando, jugándose el pase a unas semifinales, el Mediterráneo estaba desangelado. El formato no ayuda, beneficiando a los grandes y a un par de equipos de Segunda B -económicamente-. Pare usted de contar. Ayer, doblete de Óscar Díaz para que coja confianza, al igual que el resto de menos habituales con la victoria, y poco más. Que el Almería esté clasificado salvo hecatombe la próxima semana es un mal menor, por no decir un mal a secas. Además, si la diversión es escasa, pues apaga y vámonos. Porque, al igual que ocurre en los amistosos, en este tipo de partidos, en los que el resultado importa menos, gusta ver ocasiones; a mí me aburrió el choque de ayer. Un insulso Almería serio atrás, que aprovechó sus llegadas en la primera media hora, y fin. Para Liga vale; ayer, no.

Dejando un poco de lado las sensaciones, me quedo con las dos expulsiones. A veces uno se pregunta si al jugador le gusta ver la roja. Que alguien me explique qué se le pasa por la cabeza a Nauzet Alemán para darle esa patada sin sentido a Rafita. ¿Calentones del partido? Hay que saber medirse, que para eso cobran lo que cobran. También está la segunda amarilla de Christian, que pudo haber evitado perfectamente. El zaguero cántabro debe medir más sus revoluciones, más aún teniendo amarilla. El '18' rojiblanco posiblemente tenga más características de lateral zurdo que Dubarbier y Raúl García, y tiene personalidad, algo que nos gusta a la prensa, ya que no es el típico jugador que va de tópico en tópico, sino que dice lo que piensa. Sin embargo, su sexta marcha a veces le juega malas pasadas.

Otra ida de olla, y ésta sí fue más importante, debido a lo que se jugaba el equipo, fue la de Dubarbier, en el encuentro ante el Elche. Amonestado, levantó la pierna sin sentido, pegándole a Boakye y yéndose a la calle. El propio Christian fue protagonista de otra infantil expulsión ante el Levante. Medio culpa de Velasco Carballo y medio culpa de Juanfran, pero el perjudicado fue el rojiblanco, que debió cambiar la marca tras la primera amonestación. Ésa no fue tanto una ida de olla propiamente dicha, pero éstas están a la orden del día en el fútbol. Mírese las de Zidane en el Mundial 2006, Pepe ante el Getafe o Ronaldo en la final de Copa del año pasado. Y son incomprensibles e injustificables, ya que el jugador (y más aún un profesional) debe medir más lo que hace, antes de perjudicar a sus compañeros.

jueves, 5 de diciembre de 2013

La cacería del árbitro

Un árbitro es agredido · marca.com

El pasado domingo me acerqué al campo de El Romeral, el equipo del barrio universitario de Málaga, para matar el gusanillo del fútbol del domingo por la mañana, ése de olor a albero -ahora césped artificial-, y el de la carne en la cantina de turno. Un partido de infantiles (niños de 12 y 13 años) me confirmó que el fútbol es universal. Y no porque las reglas sean las mismas en cualquier parte del planeta, ni porque no entienda de distinción entre clases sociales, sino porque en todos los campos siempre hay unos sujetos que dan la nota. Es asqueroso comprobar cómo los padres de los chavales se ceban con el árbitro, bien para descargar la suciedad que llevan dentro, bien para coronarse como el macho alfa en una manada de descerebrados. Mientras los chavales juegan, estas personas -por llamarlas de alguna manera- protagonizan una auténtica cacería contra el árbitro con improperios fuera de lugar.

En muchas ocasiones, el colegiado de turno no llega ni a la mayoría de la edad, lo que eleva a los altares el nivel de inteligencia de los padres. Lo guapo es liársela, sea cual sea su actuación. Está indefenso y tú, en una manada, tienes que demostrar quién manda. Es cierto que algunos de los que reparten justicia no saben ni que la pelota es redonda, que otros van condicionados hasta en partidos de Preferente, o que algunos son más que malos (mírese el error del famoso penalti inexistente del Almería-Cádiz), pero eso no es justificable para la cacería que se produce domingo tras domingo. ¿Qué ejemplo se está dando a los niños? Normal que luego se líen a castañas en cadetes y juveniles. Me apena escribir esto, pero es la realidad, una realidad que hay que cambiar entre todos. Eso sí, en el fútbol formativo también hay aspectos positivos, muchos más que los negativos. Sin duda.

lunes, 2 de diciembre de 2013

¿Por qué tocas?

El Almería claudicó en Balaídos · udalmeriasad.com

El título es la frase que le espeta Amador a Leo en La que se avecina (sí, Telecinco tiene algo potable), pero tiene más que ver con el once que dibujó Francisco el pasado sábado en tierras gallegas. La derrota dejó tocado a mi amigo César Vargas, que decidió radiografiar la situación de la UDA en una nota de voz de WhatsApp, haciéndole la competencia al mismo Miliki. Más o menos vino a decir lo siguiente, con lo que estoy de acuerdo completamente. En la derrota de Balaídos influirían mil factores, aspectos que los mortales no llegamos a verlos. Pero el sentido común dicta que no hay que tocar aquello que funciona bien. La defensa de cinco fuera de casa estaba yendo bien, consiguiendo tres puntos en Pamplona ante un rival directo. Aunque el de Vigo fuese otro tipo de encuentro, aunque el Celta tenga un estilo opuesto al Osasuna, Francisco debió sacar tres centrales y dos carrileros.

¿Por qué tocar algo que funciona bien? Con el 5-2-1-2, los rojiblancos defienden mejor. Porque, aunque lo de este equipo no sea defender precisamente (32 goles encajados en 15 partidos dan fe), los tres centrales hacen menos malos a los dos laterales. Nelson y Dubarbier tienden a subir hacia arriba, por sus características, y porque lo de defender no es lo suyo (¿cuántas cagadas lleva el argentino?); así que, con tres centrales, se guarda mejor la ropa, sobre todo fuera de casa, cuando el equipo va a llevar más la iniciativa. También planteaba César jugar con un 4-3-3, con trivote en el centro del campo. No es mala opción, mejor que el 4-2-3-1 fuera de casa.

Y otro tema que le molestó a mi amigo fueron los cambios. Realmente, de donde no hay, no se puede sacar. ¿Qué pensará Francisco cuando mira al banquillo y ve lo que tiene? Con mis respetos a todos los jugadores del plantel, no había nadie en el banco que pudiese revolucionar el partido. El técnico almeriense fue a mover el banquillo y se encontró con Raúl García, que se quedó en la Vega de Acá porque no le llegó una oferta satisfactoria para las dos partes; Barbosa, que aún no ha demostrado nada; y Romera. Mención aparte merece el chaval, el primer almeriense en debutar en Primera después de Ortiz Bernal. Olé por el cañaero. ¿Papelón? Sí, pero, como dijo mi amigo Juanjo López, de la peña Sotanillo, si va convocado, que vaya con todas las consecuencias. Volviendo al tema del banquillo, ahí no se puede señalar a Francisco ni a esos jugadores, sino al responsable de que los mismos estén ahí.

Por último, unos datos. Todos los equipos que han ido a Balaídos este curso han rascado algo; entre ellos, rivales directos como Espanyol, Granada, Elche, Levante o Rayo Vallecano. El Almería, nada. Ridículo. Hasta que fueron los de Francisco, el Celta había jugado siete partidos en casa, cero victorias, viendo puerta tres veces, en dos de ellos. Desde agosto, la afición celtiña no celebraba un gol de los suyos. Hasta que fue la UDA. Tres goles en 60 minutos.

PD: Da igual que su equipo juegue en el Mediterráneo, a 50 kilómetros, o a 1.000, que siempre habrá un aficionado con la camisola unionista para apoyar a los suyos.

jueves, 28 de noviembre de 2013

La ilusión del deporte

El pequeño Álex en un encuentro esta temporada · LEM
Artículo Diario de Almería 28-XI-13

El pasado domingo escribía Paco Gregorio un artículo de opinión sobre Santiago, un pequeño que no pudo conciliar el sueño la noche previa al encuentro entre la UDA y el Madrid (lamentable lo sucedido en zona mixta, y no sólo por el episodio de las camisetas), debido a la ilusión por ver a sus ídolos. La ilusión de un niño es una de las fuerzas más potentes que existen, capaz de cuestionar si los Reyes Magos no están en Colonia o de afirmar que el Ratón Pérez es capaz de viajar a una velocidad superior a la de la luz. El sábado lo pasé junto a mi primo Álex, de siete años, que disfruta del fútbol en el Poli Aguadulce. El ritual del pequeño ilusiona tanto el protagonista como a los que lo rodean. Se levanta temprano, se calza las espinilleras, medias, pantalones, camiseta y botas.

Después de vestirse, toca el viaje desde la capital a Dalías (mi reconocimiento a todos los familiares que gastan, aprovechan, horas de su vida por los pequeños). Entonces, se produce uno de los momentos más bonitos de la mañana: el reencuentro con los amigos del equipo. Da igual que el coche vaya en marcha, que toca bajarse y saludar a los colegas, prueba que uno de los beneficios del deporte: los amigos que se hacen. Después comienza el partido. No importa que los contrarios te saquen dos años, que seas penúltimo en la tabla o que vayas 5-0, el objetivo sigue siendo disfrutar, animar a tu compañero e intentar anotar algún gol que te haya el rey del patio del colegio durante la semana. Eso sí, como buen futbolista, da igual que tengas 30 o siete años, que una derrota te deja hundido durante el trayecto a casa. Y si a esa ilusión y disfrute del deporte, le añades que con siete primaveras corres una carrera en menos de cinco minutos el kilómetro, pues la alegría es completa. Me quito el sombrero, Dani.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Hambre para hoy y para mañana

Suso pelea un balón con Gareth Bale · udalmeriasad.com
Artículo Sportalmeria.com 25-XI-13

Uno de los puntos de interés en el encuentro del pasado sábado entre el Almería y el Real Madrid residía en Suso. Su titularidad o banquillazo iban a resolver varias cuestiones: la importancia de acudir a los entrenamientos, o si juegan los que mejor están o los que más cualidades técnicas tiene. Al principio, en las alineaciones que se da a la prensa aparecía Barbosa en su lugar. Sin embargo, después el club aclaró que se trataba de un error. ¿Sería eso?, ¿lo habría hecho Francisco a conciencia para despistar?, ¿le habría llamado la atención Alfonso García por eso de tener que pagarle al Liverpool si Suso no es titular? Por el carácter que tiene y por los respetos que le tengo a un técnico educado y gran persona, quiero pensar que la última opción es una imaginación del que escribe, aunque en esto del fútbol no se puede descartar ninguna hipótesis.

Suso juega los 90 minutos. Y sigue sin dar la positiva versión del comienzo de curso. Las razones nos la podemos imaginar la mayoría. Y, a mi parecer, su titularidad se convierte en un mal precedente. Ahora quizás sus compañeros no estén tan pendientes de poner el despertador. Ahora quizás el entrenamiento no sea lo más importante. Ahora quizás  a aquel que es suplente le será más difícil pensar que entrenando duro se podrá hacer un hueco en el once. Ahora quizás no habrá límite para acostarse viendo La Voz (grandísima excusa). ¿Qué pensará Soriano, por ejemplo? Supongo que Francisco hace las alineaciones sin ver el nombre, puesto que ya ha sentado a pesos pesados, casos de Corona, Aleix o el propio Soriano. O ha dejado de contar con Christian.

La idea era que estuviese en el campo el jugador con más técnica de los rojiblancos iba a ser pan para hoy y hambre para mañana, como aquel que dice. Al final, ha sido hambre para hoy y para mañana también, viendo lo que hizo Suso ante el Real Madrid. El movimiento ni sirvió para el encuentro ante los blancos y ahora crea un mal precedente. Por eso, el tema Suso no ha acabado.

Por cierto, eso de que la española es una liga de dos o tres no es excusa para el encuentro que hizo la UDA. Sí, una pierna del peor jugador del Madrid vale lo mismo que los 21 del Almería, pero no me gustó la floja intensidad que mostraron los unionistas durante 70 minutos. La grandísima superioridad del Madrid, Atleti o Barcelona no es excusa para saltar al campo dando el partido por perdido.

PD: el sábado quedó más que demostrado los numerosos puestos a dedo que hay en la Vega de Acá. Algunas cosas aún quedan grandes...

jueves, 21 de noviembre de 2013

Contarlo todo

Rodri, uno de las incorporaciones este verano, llego a coste cero · Sportalmeria.com

Si alguien dice que España tiene un crecimiento económico respecto al año pasado no está mintiendo. Pero, claro, tendría que matizar y decir que esa subida es del 0'01%. Si sólo se pronuncia una de las dos frases, no se miente, pero, para contar algo a un público, hay que explicar todas las partes de la película. Ni que todo es malo, ni que todo es bueno, como alguno que otro piensa, quien cree o hace creer que todo es de color de rosa. Es cierto que cada información u opinión va a tener su parte de sesgo, debido a las características de quien lo cuenta, pero omitir datos está feo. Por ejemplo, Alberto Benito y los fichajes. No han sido pocas las críticas que ha recibido el director deportivo de la UDA sobre su capacidad de armar un equipo. Parón. ¿Quién construye la plantilla en la Vega de Acá?, ¿Benito o Alfonso García? Lo desconozco, pero si Alberto se ha llevado palos cuando ha hecho mal su trabajo -y con razón, mírese el caso Zubeldía-, porque se suponía que él es el que parte y reparte, entonces también habría que aplaudirle por los aciertos en forma de fichajes que están dando sus frutos ahora.

Mírese, por ejemplo, Rodri o Torsiglieri, dos de las incorporaciones a bajo coste de la decena que llegó este estío. Uno de ellos es el actual Zarra y el otro ha conseguido armar la débil defensa a pesar de no entrar en un principio en los planes de Francisco. En uno nadie confiaba, debido a que tenía unos números paupérrimos para tratarse de un delantero; y el otro estaba en un país perdido de la mano de Dios. También podemos meter a Azeez, un nigeriano al que Maldini, Axel Torres y poco más conocían, y al que la dirección técnica le echó el ojo cuando estaba en África. Se hacen cosas malas y buenas. No contemos lo negro o lo blanco. Todo, por favor.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Gajes del oficio

Khedira se retuerce de dolor el pasado sábado · Rtve.es

En la ardua tarea de buscar un tema cuando en el fin de semana los partidos oficiales se pueden contar con la palma de la mano, le pedí consejo a un buen amigo mío, muy futbolero él. Me dijo que escribiese sobre los amistosos que "no sirven para nada", mientras me dio una charla de puro analista táctico. En lo segundo me perdí, así que me quedo con la primera idea. Pero para moldearla un poco. Que Khedira se lesionase de gravedad el pasado sábado o que Xabi Alonso acabase tocado en el duelo ante Guinea (o que aún exista la polémica de por qué jugar en este u otro país) parecen buenos argumentos sobre la (nula) utilidad de los amistosos internacionales, debate que siempre ha existido.

Le doy la vuelta a la tortilla. España, por ejemplo, jugó en Guinea e hizo feliz al pueblo guineano. ¿Mal argumento? El fútbol no es sólo competir, sino que es uno de los mejores instrumentos para enseñar valores y hacer feliz a la gente. Luego está el tema de las lesiones. Esto y los 2'5 kilos que tiene que darle Alemania le importarán al Madrid tres pepinos, pero el fútbol no es un deporte sólo de clubes. Si cualquier seleccionador tiene que hacer probaturas de cara al Mundial -la cita más importante-, estos amistosos le vienen bien. Los combinados nacionales no entrenan todos los días, casos de los clubes, y si pueden aprovechar para conjuntarse, mejor que mejor. 

Luego está el tema de las lesiones. La misma probabilidad hay de lesionarse en un encuentro oficial que en uno que no lo sea. Incluso en los amistosos el nivel de agresividad es menor -hay excepciones como el juego que practicó Guinea-. Pero que los jugadores cobran -y bastante- por hacer su trabajo, que no es otro que defender el escudo de su selección y el de su club. Bendito problema tener que vestir la camiseta de tu país. Claro que escuecen temas como el de Khedira -ahora es cuando se va a demostrar su importancia en el juego-, pero son gajes del oficio.

Y, además, estos fines de semana también molan. Cada partido oficial es vital, clave, incluso histórico. Jugarte el trabajo de dos-cuatro años en 90-180 minutos es más que emocionante. Y si no que se lo digan a Francia o a Portugal. El combinado francés viene demostrando en el último lustro que lo importante en el fútbol son los hombres, no los nombres. Para nombre y hombre el de Ronaldo, que aparece en el momento justo. Ah, y mañana le toca el turno a Jonathan. Si consigue defender en Argelia el 3-2 de la ida, Burkina Faso estará por primera vez en un Mundial. Que no es poca cosa.

jueves, 14 de noviembre de 2013

Ribéry o Cristiano

Ribéry, Ronaldo y Messi son los favoritos para ganar el Balón de Oro 2013 · sportmaniaticos.com

Siempre es difícil elegir quién es el mejor en un deporte colectivo. En individuales, caso del tenis, es más fácil. A través de un ránking se comprueba quién es el número uno (por cierto, impresionantes las capacidades físicas, técnicas y psicológicas de Djokovic y Nadal, quienes día a día nos siguen sorprendiendo). Pero, ¿y en el fútbol? Por medio de votaciones. Sí, pero es que éstas son tan engañosas... No quiero que parezca que, a veces, mi opinión difiere de lo que salga ganador en las votaciones. Creo que somos muchos los que piensan que el FIFA Balón de Oro, premio por el que se mide quién es el mejor futbolista del mundo en un año, es una tomadura de pelo. ¿Quién vota en el galardón suma de los extintos Balón de Oro y Jugador Mundial de la FIFA? Periodistas, capitanes y seleccionadores. ¿De dónde proceden los periodistas?, ¿qué relación tienen los últimos con los aspirantes a llevarse el premio? Éstas y más preguntas se pueden hacer para ver que no siempre gana el que más lo merece, como si de Eurovisión se tratase.

Messi lleva venciendo cuatro años consecutivos. Las cualidades del atacante argentino son indudables, aunque el premio no mide eso, sino que hayas sido el mejor en el último año. Y en cuatro años ha habido temporadas en las que otro jugador ha estado por encima del argentino. Por ejemplo, Xavi o Iniesta. Que uno de los dos centrocampistas españoles no lo haya ganado le resta credibilidad al galardón. Años atrás, ocurrió algo parecido con Owen -lo ganó sin merecerlo- y Raúl -lo mereció sin ganarlo-. Dicho esto, de los 23 seleccionados, si no ocurre nada extraño, todo se debe decidir entre Messi, Ribéry o Cristiano. Que no se lo lleve uno de los dos últimos sería para seguir riéndonos de estos premios individuales sobre un deporte colectivo. Como lo de no incluir a Simeone entre los diez mejores técnicos del 2013.

lunes, 11 de noviembre de 2013

La garra del Zarra

Rodri celebra el tanto marcado en el Sadar · udalmeriasad.com

La primera impresión es clave. Si alguien o algo te entra bien el primer día, tiene mucho ganado. No ocurrió así con Rodri cuando aterrizó en la disciplina unionista, para qué engañarnos. Y es que, excepto en el ejercicio 10-11, cuando anotó 19 goles con el filial del Sevilla, en el resto de su carrera no había pasado de la decena por temporada. De hecho, diez tantos eran los que había materializado en sus dos últimas campañas. Unas cifras paupérrimas para un delantero. Un delantero de un equipo de Primera División. Ni el nombre, ni los guarismos ayudaban. Sí los antecedentes, con el nueve goleador que se ha caracterizado por tener la UDA en los últimos años, aunque compararlo con Negredo, Ulloa o Charles, era como comparar Sálvame con una película de Humphrey Bogart. Para más inri, en los amistosos de pretemporada no destacó, viendo puerta en una sola ocasión ante equipos de menor categoría, mientras sus compañeros lo hacían una y otra vez.

Pero, llegado el momento importante, ha aparecido. Una, dos, siete, tres, cuatro, cinco, seis y hasta en siete ocasiones por el momento. No creo que haya callado bocas, ya que el deporte no consiste en eso, sino que viene realizando su trabajo correctamente. El estilo de juego le va bien a Rodri, quien, además, está demostrando una gran capacidad de adaptación. En las primeras jornadas, cuando los unionistas pretendían sobar más la pelota, él la aguantaba, se asociaba con sus compañeros; ahora, con un fútbol más directo, busca los espacios y hace un poco más la guerra por su cuenta, sin el sentido peyorativo de la expresión. El Zarra -Costa es brasileño- es pura brega, mucha garra, aunque en ocasiones vaya pasado de revoluciones.

Que continúe la racha de Rodri es que continúe la racha del Almería. Una racha que no se va a ver todos los días, y es que encadenar tres triunfos consecutivos en Primera División no es nada fácil, más para uno de los modestos. Torsiglieri y Azeez le han insuflado otro aire al equipo, demostrando que en el fútbol no todo se rige por la lógica, sacando de los puestos de descenso a un equipo por el que pocos daban un duro, con protagonismo de dos jugadores que no estaban rascando bola. Esperemos que Alfonso García se estire en el mercado invernal, haciendo un esfuerzo por la permanencia, reforzando posiciones como el lateral izquierdo. Si no, los 20 que están se encargarán de luchar. Ya están demostrando que por ellos no va a quedar.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Evasión y victoria

Desde pequeños, nos enseñan a que el éxito en la vida consiste en ir escalando puestos, a conseguir un trabajo en el que ganes mucho dinero, también vale que aciertes el pleno al 15 en la quiniela. Trabajo, parné, una casa grande, un buen coche y muchos amigos. En eso se supone que consiste la felicidad. Bueno, el protagonista de esta historia tiene muchas y buenas amistades, pero en su vida reina la sencillez. Así también se puede ser feliz. No conduce un Audi, como muchos jugadores de la élite, sino un SsangYong Musso, que le lleva a todos lados, por cierto. Pero él es feliz. Desgraciadamente, por culpa de la maldita crisis que azota a este país, pasa los lunes al sol, intentando buscar trabajo y llevando a su hija al colegio. Pero él es feliz. Ahora para más inri, más problemas familiares se le acumulan a los muchos que ya tiene. Pero lo mejor, en este caso, es una buena sonrisa y seguir caminando por la senda de la vida.

¿Qué tendrá que ver el fútbol con el protagonista? se preguntarán. Mucho, y es que el fútbol es clave para que pueda esbozar esa gran sonrisa. No porque toque el éxito de la Primera División. Ni mucho menos. El fútbol le sirve como evasión. Preparar la bolsa de entrenamiento, ir a su campo, cambiarse y charlar en el vestuario con su gente, saltar al verde, meterse en el rondo y disfrutar del entrenamiento le hace feliz y le permite olvidarse de sus problemas cotidianos durante unos momentos. Después, llega el domingo, el día grande de la semana. Afrontar la jornada liguera es una auténtico placer. Objetivo: mantener la portería a cero y paladear cada minuto del partido. En esos momentos, los problemas del día a día no existen. Y lo bueno del deporte rey es que es una forma de vida. Tomar unas tapas con sus compañeros o excompañeros para hablar de la vida o de cómo va su equipo u otro, hacer de anfitrión -el mejor anfitrión- en su casa con los mismos para jugar al Fifa, u ojear las páginas del periódico local sobre fútbol base también le evade y le llena.

Mi AMIGO es el protagonista de esta historia, aunque la mayoría de los que pisan los domingos por la mañana campos de césped artificial o albero también ganan, sea el resultado que sea. Sus problemas no están relacionados con la muerte, como los que sufrieron los jugadores del Dínamo de Kiev de 1930 en el campo de prisioneros de guerra nazi, pero bastante tienen ya. En su vida, el fútbol es un elemento clave. Es la evasión. Y la victoria.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Ataques de entrenador

Sergio Ramos, en primer plano, ante la atenta miranda de Carlo Ancelotti · Efe

Es cierto que un entrenador tiene muchísimos más conocimientos sobre uno de sus jugadores que un aficionado o periodista; no por ello no se equivoca y sus decisiones pueden ser criticables. El artículo de hoy me gustaría enfocarlo en los ataques de entrenador, esos que muchas veces no tienen explicación posible y que casi siempre salen mal. Uno de los últimos lo protagonizó Ancelotti en Turín, colocando a Sergio Ramos de lateral. El sevillano ya había jugado con anterioridad ahí; de hecho, era su posición natural antes de pasar al centro de la zaga. Sin embargo, el cambio no se entiende demasiado. Una vez que Ramos había adquirido todos los automatismos de central, convirtiéndose en uno de los mejores del mundo -si no el mejor- en esa posición, viene Ancelotti y lo marea. Primero lo coloca de mediocentro en Barcelona y después de lateral en Turín. ¿A qué se puede deber este cambio? El técnico tendrá mil factores, aunque huele más a que no se atreve a sentar definitivamente a Pepe. El resultado fue el que fue. Como leí en una de esas redes antisociales, la intención es que el de Camas defendiese como Arbeloa y atacase como Carvajal. Ocurrió lo contrario.

Bromas o no aparte, muchos de estos ataques de entrenador, posiblemente no lo entiendan ni los propios técnicos. Otro ejemplo es el de Djukic con Guardado. El mejicano es un buen centrocampista al que Djukic se empecina en ponerle de lateral zurdo. La jugada le sale mal, pero el protagonista del penalti más famoso de fútbol español lo sigue haciendo. Otros son Saúl Ñíguez o Mascherano, ahora centrales. ¿Suso? Se mueve mejor por el centro, pero su caso viene motivado por la ausencia de alguien que destaque por la izquierda. A otros jugadores el cambio de posición a lo largo de su carrera sí les ha funcionado: Cesc, el propio Ramos o Soriano. Y hay otros que no se sabe ni de qué juegan.

lunes, 4 de noviembre de 2013

33 kilómetros

Torsiglieri pelea un balón con Javi Guerra el pasado sábado · Pepe Navarro / sportalmeria.com

Los últimos cinco días han sido un suspiro para la familia unionista. En el descanso de Mestalla pocos daban un duro por la UDA. Y las razones no eran caprichosas ni por no confiar en los que defienden la zamarra rojiblanca, sino porque éstos no daban motivos para el resurgir. Una buena segunda mitad en Mestalla aprovechando el bajísimo nivel de los che, conseguir dejar la portería a cero el sábado, sacar partido del enésimo error de Muñiz -¿dormirán ese sujeto y la gran mayoría de sus compañeros a pierna suelta?- y corregir errores del pasado no lejano han conseguido reengancharse a la permanencia y volver a creer, una vez que las sensaciones son otras.

Sin embargo, que nadie se engañe. Los seis puntos de la pasada semana han sido un gran impulso, pero aún no se ha conseguido nada. De hecho, los de Francisco son penúltimos. La mitad de los equipos de Primera deben tomarse la competición como si de una maratón se tratase. Hay que recortar 42 kilómetros, una distancia grandísima, en lo que lo importante es llegar. Estar bien colocados es fundamental para ello. Los rojiblancos llevan nueve kilómetros; el resto de competidores, o bien están empatados en el mismo punto kilométrico, o bien están por delante. Así que aún queda seguir trabajando. Y es que de algunos comentarios leídos en los últimos días, uno puede llegar a extraer la conclusión de que la UDA se encuentra peleando por meterse en Europa. Mucho bipalorismo.

Y no sólo me baso en comentarios, si no que sería de necios no reconocer que los unionistas aún tienen que seguir evolucionando. Madurar su juego. Por ejemplo, si vas ganando en tu campo con superioridad numérica, hay que darle la pelota menos al contrario (aunque es cierto que el Valladolid apenas creó peligro). O que las líneas estén más juntas, tal y como parecía que le decía Esteban al cuerpo técnico. O que los interiores ayuden más a los laterales, algo fundamental, y más en Primera División. De esto último, me preocupa Suso, que no se encuentra en su mejor momento. Se marcó unas grandes actuaciones en las primeras jornadas, pero ahora va a menos. Ante el Valladolid acabó exhausto, quizás las ganas de disfrutar de Almería le estén pasando factura.

Eso sí, también es justo reconocer que el equipo unionista ha mejorado sus prestaciones. Torsiglieri ha hecho crecer la defensa; Azeez, el centro del campo; el bloque defiende algo mejor; y los últimos minutos se gestionan de manera correcta, uno de los lunares de este Almería. Manteniendo estas evoluciones y consiguiendo arreglar los defectos, será más fácil conseguir atravesar los 33 kilómetros que restan. Esto es ganar once, diez, nueve, ocho partidos (según los empates) de los 26 que faltan. Aún queda un mundo.

jueves, 31 de octubre de 2013

La hora de los barrios

Español del Alquián y Los Molinos están disfrutando de Tercera · Javi Alonso
Artículo Diario de Almería 31-X-13

Hubo un tiempo, no hace mucho, en el que los nombres mandaban en el fútbol de la provincia. La UD Almería, en la LFP; el Polideportivo Ejido, en Segunda o Segunda B; a la última también se apuntó el Roquetas; en Tercera, el filial de la UDA (después subió a la categoría de bronce), el Comarca de Níjar (llegó a jugar la fase de ascenso) y el Poli B. Ahora, aunque sigue mandando el conjunto unionista (con el primer equipo y su filial), las cosas han cambiado. Las risas y perspectivas de futuro muy fantasiosas en algunos equipos desaparecieron cuando apareció la maldita crisis económica, que también azotó al fútbol, enseñando la realidad a algunos clubes, que se tuvieron que bajar de la nube. El protagonismo lo han tomado entidades con menor nombre, con menos historia en las categorías más altas del fútbol, aunque no exentos de tradición.

Entidades de barrio, en las que se rezuma el verdadero fútbol, ese de domingo por la mañana, entre tapas de lomo en la cantina del campo. Equipos mencionados al principio, casos del Roquetas o Comarca, se encuentran pululando en Primera Andaluza; mientras que el Poli Ejido desapareció. Actualmente, el testigo de los perseguidores de la UDA lo han tomado Los Molinos, el Español del Alquián y el Huércal (sin olvidarme del Pulpileño y el Huércal Overa). Excepto los verdiblancos (y no se puede comparar Huércal de Almería con Níjar, por ejemplo), los otros son equipos de barrio, que han hecho bien las cosas, que han sabido esperar su oportunidad y que ahora se codean con equipos de cierto nombre. Incluso han comenzado la temporada por el buen camino. Y sin olvidar a otros como el Pavía o el Oriente (o el Universidad de Almería, de reciente creación), arriba en Andaluza, demostrando que es más importante la cordura que el nombre para triunfar.

lunes, 28 de octubre de 2013

Ambición

Alfonso García, en una visita reciente a la LFP · Lfp.es
Artículo Sportalmeria.com 28-X-13

Siempre he tenido la impresión de que Alfonso García es un tipo cuerdo, que no se ampara en el carpe diem, sino que tiene una buena visión de futuro. Sin embargo tal y como expuse la pasada semana, tan importante es el presente como el futuro (la línea que separan a ambos es casi inexistente). Escribo esto porque noto una cierta disminución en el nivel de ambición del máximo mandatario unionista. De su comparecencia ante los medios de comunicación la pasada semana, extraigo las siguientes frases: "Siempre he dicho que el objetivo de este club es estar en la LFP. No muchos equipos de los que actualmente están en la LFP han conseguido estar 12 o 13 temporadas seguidas [en la LFP]"; "si no ganamos o estamos el último, parece que se hace todo muy mal y eso no lo comparto. Así no merece la pena estar en Primera"; "que estar en Primera no sea un peso para todos o una desgracia. ¿Les pido ganar partidos? Todos quieren ganar..."; "insisto en lo de seguir en la LFP. Sí a mí me dicen estamos un año más en Primera, pero luego pillamos una mala racha que nos manda a Segunda B o Tercera, prefiero bajar a Segunda porque siempre habrá opciones de subir a Primera"; "voy a dar un dato: somos el equipo 20 de España porque estamos colistas de Primera. Hay 60.000 equipos en este país. Dentro de los 500 futbolistas (25 por plantilla), están los nuestros. ¿Sabéis cuántas fichas hay? 1.250.000 de todas las categorías y edades. ¿Qué queremos?, ¿ser campeones? O cambiamos el chip...".

Que cada uno extraiga sus propias conclusiones como le permita su capacidad de interpretación. El que escribe esto opina que el nivel de ambición de Alfonso García ha bajado. Desconozco si los motivos se deben a la crisis económica con su correspondiente relación con la confección del plantel, o si se trata del paso de los años. Se puede estar de acuerdo en cierto grado con la idea del presidente -lo estoy-, pero sin situarse en uno de los extremos, como hace Alfonso. No hay que conformarse con pretender el objetivo de la LFP, sino que la permanencia en Primera División debe ser el fin primordial este curso -no lo saco en claro de sus palabras- y todos los que se estén en la máxima categoría. Los que componen la mesa rojiblanca no buscan ser campeones, pero la meta tiene que ser los 42 puntos sí o sí. Es cierto que la misión está prácticamente imposible, pero el 'prácticamente' aún existe.

El presidente apuesta por una medida de austeridad para consolidarse en la LFP. De acuerdo. Pero dos apuntes. Ya se ha conseguido dicho objetivo. Después de más de una década entre Primera y Segunda, se deben buscar metas más ambiciosas, lo que no tiene por qué traducirse en un derroche en materia económica. Y el segundo es que no viene mal algo de más ambición. El creérselo es fundamental. Y de sus palabras desprendo que Alfonso no cree en la permanencia. Si el presidente no confía es que algo falla...

jueves, 24 de octubre de 2013

¡Ánimo, Sisi!

Sisi es retirado en la camilla el pasado sábado · mundodeportivo.com
Artículo Diario de Almería 24-X-13

Quién sabe si, después de conocerlo personalmente, será un mal tipo. Pero, a primera vista, Sisi parece buena gente. Con su look desenfadado, sin apariencias de querer llamar la atención de manera rápida, parece humilde, es lo que tiene la primera impresión. Por eso, al aficionado al fútbol -al que le gusta de verdad, no sólo ver a los dos equipos que existen en los corrales de medianoche-, le dolió la lesión que sufrió el futbolista del Atlético Osasuna el pasado fin de semana. El albaceteño se rompió presionando un balón en el duelo ante el Barcelona. Ahora, sufre una rotura del ligamento cruzado anterior y menisco interno de la rodilla izquierda, lo que le tendrá, según los primeros diagnósticos, alejado de los terrenos de juego toda la temporada. El percance quedaría ahí si fuese la primera vez, lo triste es que en noviembre del pasado año sufrió una lesión similar, lo que le tuvo toda la campaña en el dique seco. Ahora, tras reaparecer y volver a disfrutar del fútbol... ¡zas!

Sisi es un futbolista que gusta por sus cualidades y al que hay que mandar ánimos. En el deporte, no hay nada peor que una lesión de gravedad. El aspecto psicológico es clave para la recuperación. Luchas, luchas, a veces te desesperas porque los plazos van más lentos que los dictados a un principio, otras porque crees que no conseguirás recuperarte, te vienes abajo, pero, al final, con fuerza de voluntad, se consigue. Uno de los ejemplos más cercanos lo tenemos en Miguel Martínez, karateca almeriense, que sufrió una lesión similar a la del extremo del Osasuna, para volver por sus fueros ganando varias medallas en los distintos campeonatos de España y Andalucía. Lo del futbolista albaceteño se multiplica por dos, ya que no hay nada más cruel que dos lesiones de este tipo. Pero seguro que saldrá adelante. Querer es poder y Sisi quiere y puede. ¡Ánimo, Sisi!

lunes, 21 de octubre de 2013

El pasado y el miedo al futuro

Alfonso García, en las dependencias del Mediterráneo · Sportalmeria.com
Artículo Sportalmeria.com 21-X-13

Tiempos turbios los que se están viviendo en la Vega de Acá, posiblemente la peor crisis de identidad en los últimos tres años. Los guarismos -por lo que se rige el fútbol- son los que son: paupérrimos. Y eso nadie puede discutirlo, se quiera el despido de Francisco, se eche las culpas a Alfonso o se piense que los futbolistas son unos alcohólicos. Cada uno tiene su opinión, pero, de los números, nadie puede dudar. Las sensaciones también son fundamentales, aunque menos importantes que las cifras. Lo que se palpaba en las primeras jornadas salvaba al equipo, pero ya no. Lo de ayer rozó el esperpento, sin ser capaz de meterle mano a un equipo que había visto 15 goles en cuatro partidos fuera de casa.

Conociendo que Francisco tiene su parte de culpa (sin ser el quesito más grande), pretendo reflexionar sobre algo que leí ayer en las redes sociales. Algunos preguntaban a los que defienden que el mayor culpable es Alfonso García que quién se haría cargo del equipo en el caso de que el presidente abandonase el barco. No lo sé, pero sí que no hay que tener miedo del futuro. Es cierto que el pasado fue muy gratificante, que tuvo que venir un tío de Murcia para llevar a Almería a la gloria, pero todo tiene su principio y su fin, y quien sabe si el de Alfonso en el Almería ha acabado. No afirmo que así sea, pero sí que hay que dejar de mirar ya al pasado y centrarse en el presente-futuro. En esta ciudad, en general, somos miedosos por naturaleza, dando por bueno el dicho de "más vale malo conocido que bueno por conocer". Pero no miedo al futuro, no. Cuando se marche Alfonso, sea dentro de uno, dos o cinco años, vendrá otro y punto. Quizás la UDA esté en Segunda o Segunda B (a lo mejor es lo que nos merecemos) o quizás vendrá otro y la hará aún más grande. ¿Por qué temer al futuro si nadie conoce que éste deparará?

Algunos se escudan en lo que hizo Alfonso años atrás para tapar las miserias del presente. Y no. Lo que vale ahora mismo es el presente. Y éste está negro. Es cierto que García no mintió, ya que apostó por un proyecto austero, en el que el objetivo era consolidarse en la LFP, un proyecto de cantera (de admirar la idea, aunque hasta que no esté la Ciudad Deportiva, de poco servirá; y aún no hay ni una piedra puesta tras más de un lustro vendiéndonos la moto...). "Si fuera yo el culpable, me iba", afirmó Alfonso ayer tras el pésimo partido. No es el solitario culpable, no prometió otra cosa, aunque, si de verdad confía en este proyecto por el que apostó, no estaría mal que le echase un capotazo a Francisco, afirmando que el almeriense va a estar hasta final de la temporada. No que dude como dudaba ayer. El capitán del barco tiene que saber lo que hacer. Y ahora Alfonso no conoce muy bien cómo actuar. "Si supiera que hacer, lo haría; pero ahora estoy como el equipo, bloqueado", aseguró. Esto es lo que hay. Un futuro negro, pero al que hay que mirar sin miedo.

sábado, 19 de octubre de 2013

Apuntes del sábado

Cristiano se agarra al travesaño, con Caballero delante · as.com
Algo aburrido el sábado en la liga española, con los partidos de los equipos que disputan Champions en unos días. El pinchazo del Barcelona -continúa líder tras la derrota del Atleti- en Pamplona le da algo más de picante al Clásico del próximo sábado. Se hablará más de los puntos que del fútbol visto hoy.

ASIA SE DIVIERTE: eso deben pensar los monos de feria que dirigen el fútbol español. Si Madrid y/o Málaga hubiesen expuesto más fútbol, el genial horario se hubiese justificado algo, pero la realidad es que el Madrid aburre. Llegadas intermitentes de Cristiano, Di María y Marcelo, garra de Morata y poco más. Por su parte, el Málaga ha perdido bastante respecto a la pasada temporada, sobre todo a nivel ofensivo. Y generando ambos ese juego a la hora de la siesta, pues lo de 'espectáculo' se convierte en una broma de mal gusto.

CABALLERO: el único que cambió el té por el café fue Willy. Menudo partidazo del arquero argentino. Las sacó de todos los colores, por arriba y por abajo, de lejos y de cerca, fuesen bombas o disparos. Especialmente, al final del encuentro. Aunque no fuese el mejor día para disfrutar del juego blanco, el Málaga pudo irse a Andalucía con un buen saco, de no ser por su portero.

Caballero salva una de las tantas que paró · as.com
BENDITO DILEMA: por el precio que ha costado y por el nombre que tiene, se supone que Gareth Bale tiene que ser de la partida en los partidos importantes del Real Madrid. Por la calidad, debería también, pero la realidad es que los que vienen formando la línea de tres, Cristiano, Isco y Di María, están siendo de lo mejor del equipo blanco hasta el momento. El portugués es más que un fijo; el español -hoy, más flojito- tiene la responsabilidad de ser el principal creador, más aun con la ausencia de Xabi Alonso; y de las botas del argentino, que en verano parecía teórico suplente, salen la mayoría de las jugadas de peligro del conjunto blanco, el primer gol incluido. ¿Dónde jugará Bale?, ¿Cristiano de nueve? Hoy entró por Morata, con Ronaldo en punta. Veremos cuando lo haga en el once. Difícil dilema. Bendito dilema.

EN FUERA DE JUEGO: nada más y nada menos que nueve -la fuente, César Vargas, experto en números- fuera de juegos ha señalado Ayza Gámez (no fue penalti, pero escudar la derrota en eso...) al Madrid. A Gámez, Sergio Sánchez, Weligton y Antunes les salió a la perfección lo que seguro que Schuster trabajó durante la semana. El movimiento es arriesgado, aunque mejor no les pudo salir a los blaquiazules.

INVOLUCIÓN: si no me equivoco, excepto en la primera jornada, que actuó de interior, Guardado viene compaginando el lateral junto a Bernat. Djukic coloca al mejicano en la defensa, en vez de en el centro del campo. El técnico serbio sabe mucho más de esto que yo, pero el que escribe no llega a entender ese cambio de posición. Posiblemente, busque un lateral con recorrido, aunque atrás no destaca. Se incorpora al ataque, sí, pero sin generar el peligro que pone cuando actúa en la línea de tres, donde tiene más libertad y, sobre todo, donde gana espacio para la pegada, una de sus principales características.

EL ADOLESCENTE REBELDE: Griezmann crece a un ritmo descomunal. Estrella de su equipo, no le intimida la responsabilidad, sobre todo este curso, donde ésta es mayor, debido a que hay más ojos que nunca puestos en la Real Sociedad. Desenfado, pintas de macarra, ha dejado la condición de niño. El adolescente la quiere seguir liando, como lo hizo en Mestalla. Diagonales, uno contra uno, pases... y gol. Empalmó una bola y fusiló a Guatia, aunando la potencia y la clase que sólo pueden fusionar los mejores. Él pertenece a este club. Un placer poder disfrutarlo.

Mikel González y Griezmann celebran uno de los goles · 20minutos.es
MÁS VALE TARDE: si el Osasuna fue capaz de parar al Barcelona, el Espanyol hizo lo mismo con el otrora líder, con el exponente de anotar gol. Gran partido táctico de los de Aguirre, con un sobresaliente Lanzarote. Al barcelonés le ha costado llegar a Primera División, a los 29 años ha debutado en la máxima categoría, tras pasar una vida por Segunda B y Tercera. Quién se lo iba a decir hace un par de temporadas, cuando defendía la elástica del Eibar en la categoría de bronce. De sus botas salió un gran cambio de orientación, que acabó en el 1-0 definitivo.

jueves, 17 de octubre de 2013

Vestuario casi roto

El buen ambiente de un vestuario es fundamental · abcdesevilla.es
Artículo Diario de Almería 17-X-13

En cualquier trabajo, incluido el fútbol, para llegar a lo más alto, hay que formar un buen grupo profesional. Los miembros no tienen por qué ser amigos, pero dentro de una oficina o de un terreno de juego deben entenderse a la perfección. Por ejemplo, de todos es sabido que Arbeloa y Casillas, fuera del verde, no son precisamente Bart y Milhouse, pero dentro es otra historia. Aun así, aunque los amigos no se hagan a la fuerza, sino que las relaciones se construyen con el paso del tiempo, siempre es bueno que todas las personas que forman un vestuario se lleven lo mejor posible, predominando el respeto por los demás y sabiendo que lo importante es el equipo, no las individualidades. No han sido pocos los equipos que teniendo muchos nombres -la Argentina del Mundial 2010- han terminado fracasando; o, por el contrario, los que han sido los hombres los que han alcanzado la gloria -la Grecia de 2004-.

Sabiendo que es más importante la 'h' del hombre que la 'n' del nombre, a partir de aquí es donde hay que cimentar un vestuario. Porque tiene que picar entrenar un lunes, después de una derrota, viendo que tu compañero lleva más resaca que Homer o que directamente se ha quedado durmiendo la mona. Eso mata a un vestuario. Y más si no se trata de un caso, sino de varios. O de bastantes. Y encima que luego le pregunten al míster por qué no juegan. Porque eso es otro tema, a muchos del vestuario sólo le interesa estar en el once, olvidándose de que lo importante es el equipo. El tema del alcohol es clave para que no haya unión. Excepto en casos contados -algún exrojiblanco ahora internacional y poco más- es prácticamente imposible compaginar recogerte al alba y entrenar después. Menos cochazos por la noche, menos copas y más grupo. El vestuario lo agradecerá.

PD: Y un poco más de vergüenza, que la afición, que paga parte del sueldo, no es tonta.

lunes, 14 de octubre de 2013

En un pozo

Juan Carlos Cintas muestra su resignación ayer · Sportalmeria.com

En cualquier materia, el objetivo es tener un buen final, aunque un arranque positivo facilita y encarrila el fin. Empezar ganando y hacerse fuertes en casa e ir rascando puntos como visitantes da moral a cualquier equipo. La moral es clave en el fútbol. Está claro que si un equipo lleva inercia positiva y se lo cree actúa mejor que otro que ha comenzado con mal pie y que empieza a dudar de sus posibilidades. Lo último le está sucediendo tanto al primer equipo como al segundo de la UD Almería. Supongo y espero que ambos planteles no estén dubitativo de lo que son capaces, si no, el problema sí que sería grave, aunque gran parte de la afición y de la prensa (y algún que otro jugador) sí que dudan.

Tanto los de Francisco como los de Cintas están protagonizando los peores arranques de la historia del 'A' y del 'B', respectivamente. Una vez que ya no se puede arreglar el pasado, toca diagnosticar el problema y buscar soluciones para arreglarlo. Me quiero centrar en el filial, ya que ya está más que masticado lo del primer equipo. Posiblemente, el temporadón que se marcaron Cristóbal y compañía el pasado curso hizo que las expectativas sobre los rojiblancos creciesen. Además, la calidad y nombres como el de Joaquín Fernández, Kiu -se encuentra alejadísimo de su mejor versión- o Hicham han propiciado que el estropicio del momento sea aún mayor que si se tratase de un equipo acostumbrado a perder o de uno que sabe que va a estar peleando en la zona baja -caso del primer equipo-.

Y la crisis es aguda porque tanto el juego como los puntos son paupérrimos, por lo que más bajo no se puede caer. El mal fútbol practicado deriva en los resultados negativos. Posiblemente Juan Carlos Cintas tenga algo que ver, puesto que es el máximo responsable de la plantilla, aunque no hay que quedarse con lo superficial. Por ejemplo, echando un vistazo al once que saltó ayer al Mediterráneo -ni una victoria local desde aquel 22 de junio...-, se puede comprobar que seis son nuevos. El acople al juego no está siendo el esperado. La defensa no está para nada compenetrada, tal y como lo demuestran los guarismos (siete goles encajados en casa en cuatro partidos), en el centro del campo nadie se asienta y lo de arriba es un problema de otro calibre. Se crearán ocasiones, pero cuatro goles (sólo uno, y de penalti, en el Estadio) en ocho encuentros son números de equipo perdedor.

El goleador se suponía que iba a ser Hicham, lesionado de gravedad. Está claro que la lesión afecta al equipo, aunque no hay que escudarse en eso. El pasado ejercicio, sin un nueve que destacase sobre el resto de matadores de la categoria, se hicieron goles. Y los hicieron repartiéndose el pastel. Chumbi, Hicham, Dani Romera, Okoro, Edgar... Luego está el tema de la juventud, en una categoría en el que destacan los perros viejos. Pero esto tampoco debe ser un problema, puesto que la plantilla de la temporada pasada también era joven. Mucha comparación con el curso pasado. Quizás ese sea el problema. El listón puesto. Aunque es indudable que este equipo tiene que estar más arriba. Cintas tiene un problema que arreglar.

jueves, 10 de octubre de 2013

Francisco, Alfonso y Alberto

Francisco, en un encuentro de la presente temporada · Pepe Navarro / sportalmeria.com
Artículo Diario de Almería 10-X-13

Sería un ejercicio de necedad no reconocer que el Almería se encuentra en estado crítico, en cuanto al plano deportivo se refiere. Todo lo que se ha peleado durante dos años en Segunda se está arrojando en un par de meses; aunque en verano, con lo que trajo el presidente y con las declaraciones de éste, uno se podía hacer la idea de que esto iba a ocurrir. Parece que interesa más la Ciudad Deportiva (hasta que no la vea, no me creo nada) y que en las arcas no haya ni un céntimo de pérdidas (ascender el pasado curso era fundamental en materia económica) que permanecer en Primera. Si bien es cierto que tanto la creación del espacio para los canteranos como la economía son fundamentales, la permanencia también lo es, afirmación que podría parecer mentira mirando la confección de la plantilla, la cual ya está dando sus frutos negativos. Pero ya sólo toca pensar en el futuro y éste se encuentra en el encuentro ante el Rayo. Un empate o una derrota significaría seguramente (así lo marcan los antecedentes) la marcha de Francisco. Las leyes no escritas del fútbol rezan que lo lógico es prescindir de un entrenador antes que de veinte futbolistas.

Sinceramente, aunque la situación sea grave, no creo que el mayor culpable sea Francisco, sino quien se encargó de montar la plantilla (Alfonso o Alberto, elijan al que menos les guste). El almeriense tendrá sus pecados, por ejemplo, que ciertos jugadores no tengan la intensidad necesaria. Pero Francisco -quiere morir con las botas puestas- no tiene culpa de que Christian haga ese saque de banda o que Dubarbier meta el trasero. ¿Por ponerlos?, ¿es que hay otros? Que sí, que la institución está por encima de las personas y que si no se le gana al Rayo, lo lógico sería que se marchase a la calle, aunque el máximo culpable no es Francisco. Confiemos en que todo salga bien. Francisco y la afición se lo merecen.

lunes, 7 de octubre de 2013

Padres frustrados

Los padres son una pieza clave en el fútbol base · Morety
Artículo Sportalmeria.com 7-X-13

Los tiempos han cambiado. Años atrás, las autoridades eran sagradas. Una regañiña del profesor no se quedaba en la clase, sino que el disgusto se trasladaba a casa, con una segunda reprimenda, esta vez del padre. Ahora, el último es capaz de acudir al colegio a encararse con el maestro. Por suerte, esto no ocurre en todos los casos, así como este artículo no pretende generalizar, aunque obviar el tema de este escrito sería un ataque de necedad. En el mundo del fútbol, una de las autoridades son los entrenadores, maestros tanto de pequeños como de mayores. Es cierto que algunos enseñan menos que un programa de Telecinco (en los colegios abundan estos entrenadores que no saben ni que un balón es redondo), aunque eso no exime de saber que el que manda es el técnico de turno.

Todo esto lo comentábamos el pasado martes con Fran Fernández, entrenador del Almería Liga Nacional, en 'La Cantera', de UDA Radio, programa que dirige mi buen amigo Pepe Navarro. El técnico almeriense nos contaba casos de padres que le llamaban para pedirle explicaciones de por qué su hijo no jugaba el partido entero o por qué no entraba en la convocatoria. El esfuerzo de los padres es alto, haciéndose kilómetros y más kilómetros para llevar a su retoño a los distintos entrenamientos y partidos. Eso no lleva implícito el pensamiento y el hecho -las manos actúan a veces- de que tu hijo es el mejor y que va a vivir de esto. Lo primero que hay que conocer es que de cada mil llega uno a la élite. O de cada un millón. Lo importante es que el niño se divierta. Una vez conocido esto, lo mejor es que el padre no se meta en las decisiones de los que mandan: los entrenadores. A algunos, o muchos, esto se les olvida.

Y ocurre por la frustración que tienen. Quieren que su hijo lleguen hasta donde ellos no pudieron. El agua debe fluir sola para que el niño con cualidades llegue al mejor puerto. En el momento en el que el padre empuja, algo falla. Generalmente, el que triunfa lo hace rodeado de un buen ambiente familiar. Eso sí, triunfar no tiene que ser la meta de quienes le dan patadas al balón, sino divertirse, por muy tópico y frase moña que suena.

El cacareo de los padres alcanza su clímax en los partidos, insultando al colegiado de turno y situando a los diferentes jugadores, como si estuvieran jugando con el mando de la videoconsola. Y no sólo mandan a su hijo, sino a los otros. Regañar o decirle lo que tiene que hacer a Gustavo con el padre de éste al lado es, simplemente, vergonzoso. Está bien animar a los jugadores, incluso situarlos desde la perspectiva que da la altura de la grada, aunque todo tiene su límite. Uno de los mejores momentos de la semana es cuando el que suscribe ve, con mis amigos, al Oriente senior, de Primera Andaluza. Hay ánimos a los nuestros e incluso algo de presión al rival, pero sin pasarse. Los que juegan son los que están en el césped, algo que parecen olvidar ciertos padres. Padres de niños de cinco años, de diez, o de treinta. 

Lo último es otro de los aspectos vergonzosos del balompié. Es prácticamente imposible que un tuercebotas que roza la treintena de años y que está en Preferente juegue en Segunda o en Primera; a pesar de ello, muchos familiares creen en la utopía, no sé por qué extraña razón. Toda esta fauna, por qué no llamarlo mierda, es uno de los cánceres del fútbol. Esto hay que cambiarlo sí o sí, educando a los padres, al igual que se educa a los niños. A veces, los últimos son el ejemplo, tal y como ocurrió la pasada temporada en un partido de niños en Canarias, cuando Alejandro, un chico de cinco años, separó a su entrenador y al árbitro. Eso sí, el balompié es bonito, no es sólo violencia como piensan otras madres y padres, situados en el otro extremo, que prefieren que su niño no juegue al fútbol, para que no se contagien de esto. Ni lo uno ni lo otro.

jueves, 3 de octubre de 2013

¿Y Torsiglieri?

Torsiglieri, en un encuentro con el Metalist · uefa.com

Con la plantilla corta que tiene Francisco esta temporada y la acumulación de partidos en ciertas semanas, se supone que los minutos serían repartidos entre los diferentes miembros del plantel albirrojo, algo que no ha ocurrido hasta la fecha. El técnico tiene su once tipo y sólo está introduciendo novedades en los laterales. Sin embargo, aunque el reparto de minutos no esté siendo tan equitativo como se supone en una plantilla corta, todos los jugadores de campo han jugado... menos uno: Marco Torsiglieri. El zaguero cedido por el Metalist tardó en llegar más de lo previsto, por motivos de burocracia. Unas molestias en la rodilla y una anemia hicieron que no estuviese al cien por cien. Sin embargo, ya no tiene ningún tipo de problema físico, por lo que este aspecto ya no es una excusa.

Sorprende que, de los siete encuentros ligueros disputados hasta el momento, sólo haya entrado en una convocatoria (ante el Elche), más aún cuando los resultados no están siendo los esperados, más aún cuando en cada partido se han encajado dos o más goles. Ojo, la culpa no es exclusivamente de la defensa, pero se podrían probar otras opciones. Además, no tiene por qué entrar en el centro de la zaga. En verano, se dijo que tenía una gran polivalencia -característica que a la UDA le gusta vender en esta época-, pudiendo jugar de lateral zurdo, incluso como mediocentro defensivo. De ahí que me sorprende que su protagonismo esté siendo nulo. Y me sorprende más tratándose de un cedido. Alguien de préstamo tiene que estar disponible desde el primer momento. Para esperar, te traes a alguien en propiedad. Total, para lo que está jugando... Puede ocurrir que no cumpla las características necesarias. Entonces, ¿para que se le contrató?

PD: Lo de los despachos es de juzgado de guardia. Ya ni me sorprende.

lunes, 30 de septiembre de 2013

La sencillez y complejidad de Andrés

Iniesta conduce el cuero en el Mediterráneo · Pepe Navarro

Pensé por unos momentos que el mundo estaba loco. En un país con una fuerte crisis económica, con todo lo que eso conlleva, que unos individuos aclamasen a Messi es para hacérselo mirar, reflexionar sobre si el tonto, el raro, eres tú, y ellos, los normales. Sin embargo, quiero pensar que estos sujetos que le besaron los pies a Messi, mientras éste se reía del pueblo, es algo aislado, debido a que el jugador argentino es un crack, sí, pero un corrupto también (que haya pagado una determinada cantidad le quita la etiqueta de 'presunto'). Me quedo con la actitud de la gran mayoría, la que aún conoce los cauces de la legalidad y premia a quienes discurren por éstos. Esta gran mayoría, sea de la ciudad y del país que sea, sólo amantes y conocedores de lo que ocurre en el deporte rey y en la sociedad en general, se quita el sombrero ante Iniesta, don Andrés, una semana sí y otra también.

Sea el campo que sea, la afición que sea, cada vez que el manchego entra o sale de un terreno de juego, las palmas de los aficionados que asisten a ese ritual se juntan y propician un momento mágico, algo que se contará a los nietos. El pueblo se quita el sombrero ante Iniesta no sólo por sus cualidades deportivas, sino por cómo es, por su humanidad. Es cierto que no pudo haber un mejor jugador que hiciese del 11 de julio de 2010 uno de los días más felices de nuestras vidas, es cierto que se trata de un jugador único, es cierto que la toca como nadie, es cierto que encuentra un hueco para el pase donde nadie lo ve, es cierto que la mejor melodía de Mozart suena cuando Andrés entra en juego, es cierto que los ángeles ríen cuando tiene el balón en los pies, pero no es menos cierto que ha conseguido trasladar la sencillez de su juego fuera de los terrenos de juego.

Transmite sencillez, pero ésta no es fácil conseguirla, más bien se trata de una misión harta compleja. Lo fácil sería dorar la píldora en la situación en la que su club se ve socialmente envuelto. A pesar de nacer en Fuentealbilla, lleva toda su vida en La Masía, por lo que lo normal hubiese sido dejarse llevar por la corriente, participar en los fregados en los que se meten sus compañeros, en las eternas disputas Madrid-Barcelona, en política... Pero don Andrés es diferente. En la compleja tarea de conseguir la sencillez, él ha sacado matrícula de honor. Y el pueblo lo sabe. Y se lo hace saber, respetando a uno de los grandes personajes que ha dado este país.