jueves, 28 de junio de 2012

El alma camera, el alma española


Olvidó todo lo que había pasado. Otro se había podido quedar mirando cómo lo lanzaba alguno de sus compañeros. Pero en los momentos difíciles es cuando se ven a las grandes personas, a los grandes jugadores. Así que cogió el balón. Se olvidó de todos aquellos españoles que se habían burlado de él meses antes y que segundos después celebrarían su gol. También de Neuer. Acordarse del enemigo es de gente pequeña; ser uno mismo, es ser grande. Lo colocó, lo tocó sutilmente y le dio la tanda de penaltis a España. Vale, el penalti de Ramos no fue decisivo, pero al igual que el de Pirlo supuso moral, mucha moral, esa inyección necesaria en esos momentos. Vale, Rui Patricio se hubiera podido quedar quieto y ahora sería otra cosa. Pero así es el destino, que pone a cada uno en su sitio.

Y así seguimos siendo grandes, muy grandes. Nos hemos convertido en una selección cuyo gen es el de campeón, el de ganador, algo que es muy difícil de conseguir. Nos ha costado, pero lo hemos conseguido. Del partido poco que decir. Una semifinal de una Eurocopa, enfrente Portugal. Pasamos, que es lo importante. Todos son importantes, pero ayer salió a relucir el espíritu de Sergio Ramos, el espíritu de Camas entera, el espíritu español.

Podemos criticar al programa Punto Pelota, también a Roncero, pero su mensaje aquí es para escribirlo con una pluma estilográfica y guardarlo para siempre. Quizás me equivoque en lo que voy a escribir, pero quizás no nos merecemos lo que tenemos. Hemos llegado a tres finales en cuatro años. ¿Quién nos iba a decir esto en mayo de 2008? Nadie. Somos los reyes del mundo. Y en vez de estar contentos, de estar festejándolo algunos se empeñan en seguir con las guerras tontas. Que si lo de Cristiano fue un gesto de arrogancia y el de Cesc de valentía, que si Ramos jugó mejor que Piqué, que si... SOMOS ESPAÑA, una sola, no dos. Pensándolo bien, lo mejor es olvidar estos temas, abrir bien los ojos y guardar todos estos gratos momentos para el resto de nuestras vidas. Gracias España.

3 comentarios:

  1. Mucho atrevimiento en RAmos , tras su mala experiencia ante el Bayern , fue valiente y el lanzamiento a lo Panenka no lo esperábamos ninguno .

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hay mucho aficionado encubierto entre nosotros.
    Allá cada cual.
    Somos muchos los que cuando no éramos nadie creiamos en España y ahora que lo somos no dejamos de tener fé en ella. Por todos nosotros, que la verdadera marea roja, merecemos ésto más que nadie.
    Pedazo de Eurocopa de Ramos.
    Saludos.

    ResponderEliminar