martes, 1 de mayo de 2012

Menos hablar y más denunciar

Que hay corrupción en el fútbol no lo va a dudar nadie. En la primera jornada de Regional Preferente vi como se compraba un partido en la caseta del árbitro mientras apuntaba las alineaciones para el periódico. Pero claro, sin pruebas... El otro día, escuchando la Cope, Alcalá dijo que cierta persona le había comentado antes del Espanyol-Sporting que iba a ocurrir algo raro en ese partido. Ya saben por donde van lo de raro.

Ahí prendió la mecha. El periodista no tiene ninguna culpa, sólo transmitió a los oyentes lo que le habían contado. Cuando el río suena, agua lleva. Si esa cierta persona que pegó el chivatazo hubiese denunciado los hechos ahora sería diferente, ya que el daño que le han hecho a ambos clubes es irreparable. Porque si no hay pruebas...

Los maletines están a la orden del día y más a esta altura de la temporada. Lo que hace falta es un tío que tenga lo que hay que tener saliendo a la palestra, que vaya al juzgado y lo demuestre con pruebas. Así se iban a acabar con una de las muchas tonterías del fútbol. Además, hay que ser tonto para hablar sin pruebas. Vale, soy el primero, pero no es comparable mi caso con el de un alto cargo de la Liga de Fútbol Profesional. Lo que tenía que hacer este señor es callarse la boca, presentarse en un juzgado, poner las pruebas sobre la mesa y sanción a los culpables. Así de fácil.

3 comentarios: