martes, 3 de abril de 2012

Toca pasar por caja

Aquí les dejo con la opinión del colaborador de La Escuadra de Mago, Alejandro Pérez, en temas administrativos. La noticia del 'caso Chico' la pueden leer aquí.

Sobre el 'caso Chico', pienso que lo más destacable, en principio, es el concurso de acreedores en el que se encuentra inmerso el Cádiz CF. Para quien no sepa lo que es un concurso de acreedores, sólo decir que básicamente es un procedimiento judicial (precisa de la declaración de un juez), que tiene por finalidad esencial la satisfacción de una pluralidad de acreedores, en los casos de insolvencia del deudor común, produciéndose importantes efectos tanto en la esfera patrimonial del deudor, así como sobre los acreedores, los contratos y los actos perjudiciales para la masa activa. Esto último es muy importante para este caso, ya que "produce efectos sobre los contratos y los actos perjudiciales para la masa activa".

Como breve resumen del caso hay que comentar que el Almería y el Cádiz firmaron el contrato del traspaso de Chico estableciendo que en caso de venderlo otra vez, el Cádiz recibiría el 30% del total del traspaso. Antes de proceder la entidad almeriense a venderlo, conociendo la pésima situación económica del Cádiz, los mandatarios del club rojiblanco presionaron a la directiva cadista para firmar un acuerdo el cual establecía que el Cádiz sólo percibiría 500.000 euros, cantidad notablemente inferior al casi 1.300.000 euros que tiene que pagar la UD Almería.

El Cádiz entró entonces en concurso de acreedores. Los nuevos administradores del club se dieron cuenta de este contrato perjudicial para la masa activa del Cádiz y se pusieron manos a la obra para evitarlo. Hay que indicar, llegado a este punto, que los administradores en un concurso de acreedores son tres: un abogado, un economista y un acreedor del Cádiz, es decir, una persona que tiene que cobrar el dinero que perciba el club y que, por tanto, es capaz de hacer lo indecible por cobrar 1.300.000 en vez de 500.000, sin importarle cuál es la situación del club, que fue lo que llevó al antiguo presidente a firmar ese acuerdo sobre los 500.000 euros del traspaso de Chico.

Precisamente ese documento de renuncia del 30% se presentó en el juzgado sólo con la firma del entonces presidente Antonio Muñoz y sin ninguna rúbrica del Almería. El argumento de Muñoz era que había accedido a esa renuncia por la agobiante necesidad que el club tenía de liquidez. Sin embargo, la jueza entiende, como ha quedado demostrado, que el Cádiz no tenía tal necesidad de dinero para su supervivencia porque, pese a no haber cobrado nada, seguía funcionando y en competiciones oficiales. Y por tanto, esos 500.000 euros que no se pagaron no aportaron para la continuación de la actividad empresarial.

Por todo esto, el Juzgado de lo Mercantil anuló el acuerdo de la renuncia del 30%, teniendo que pagar el Almería ese porcentaje, que ronda, como ya se ha dicho, sobre los 1,3 kilos. Por lo que he podido conocer sobre el procedimiento y como ha ido aconteciendo el caso, tengo que decir que estoy de acuerdo con la jueza. No voy a decir si la UD Almería actuó bien o mal, eso lo dejo a decisión de cada uno, pero sí es cierto que en esta ocasión la entidad rojiblanca quiso no volver a ser el tonto de la pelícla, presionando para tener que pagar menos, lo cual me parece bien.

Pero esta vez ha salido el tiro por la culata. Y ha salido por la culata, en parte, por la mala fortuna de iniciarse el concurso de acreedores del Cádiz, pero también por el mal hacer de los archiconocidos "servicios jurídicos del Almería". Señores, aquí no nos jugamos dos duros, sino millones de euros, no puede llegar el antiguo presidente del Cádiz al juzgado con un documento que ni siquiera está firmado por la UD Almería. ¿Qué desfachatez es esta?, ¿dónde está la profesionalidad? Gracias al buen hacer de estos servicios jurídicos al Almería le toca pasar por caja.

5 comentarios:

  1. El fútbol español es una ruina y al igual que la economía, todo se debe a la mala gestión de presidentes mafiosos...

    Saludos..

    ResponderEliminar
  2. Cuando los contratos no son claros suelen ocurrir este tipo de cosas.
    Éxitos, te espero en mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Una más de ''la mejor Liga del mundo''. Estos días de atrás Agustín Castellote escribió un artículo que definía a la perfección el estado del fútbol español. Lo de ruina, como dicen por ahí atrás, es poco.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. amigo, todo bien??

    te cuento que Marcelo "milito" Silva hoy es suplente, es el primero en ingresar cuando los zagueros titulares tienen algun problema, algo extraño cuando tenemos feos problemas defensivos desde hace tiempo y sería un buen momento para probarlo al pibe de titular, es una alternativa para mejorar un poco, sin embargo no lo ponen mucho

    abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Nico:

    Caso rocambolesco el que cuentas sobre Chico. Me he enterado de la destitución de Lucas Alcaraz y me he acordado de la afición almeriense y en particular de ti. Alcaraz no es uno de mis favoritos, pero creo que un cambio a estas alturas de la temporada no es muy productivo. Aún así, sería una alegría ver de nuevo al Almería en Primera.

    Saludos

    ResponderEliminar