miércoles, 8 de febrero de 2012

Reencuentro con el destino

Volvía Juanma Ortiz de Escocia. Se encontraba en el banquillo. Pero estaba claro que iba a salir. Salió y en el minuto 102 de partido (se fue la luz y un servidor perdió la cuenta) perforó la meta rival en uno de esos goles que recordaré toda mi vida. Nos colocaba cuartos, sacándole cinco puntos a un rival directo y el gol-average. El 'redebut' soñado. Pero el tiro de Juanma no era casualidad. Era el reencuentro con su pasado. Con su presente.

Juanma es uno de esos jugadores que sienten al equipo. Como José, como Corona, como Soriano. No le ha hecho falta periodo de adaptación ni gaitas. Es un auténtico obrero del fútbol. Lo pones de lateral derecho y te rinde. Lo cambias de banda y te rinde también. Lo adelantas y más de lo mismo. Lo pones de mediapunta y te corre como ninguno. Lo colocas de portero y seguro que te saca alguno. Juanma es un tipo que siempre tendrá mis respetos.

Hace más de cuatro años, cuando fichó por el Almería, todo fueron contras. Se llamaba como el capitán e ídolo del equipo, jugaba en la misma posición, venía del Polideportivo Ejido... Todo iba contra él. Pero, con trabajo, como se debe hacer, nos calló a todos. Ahora, le admiramos. Grande Juanma.

1 comentario:

  1. Creo que Juanma Ortiz es uno de esos jugadores que marcan la diferencia entre una plantilla mediocre de segunda y una plantilla con aspiraciones al ascenso, como la nuestra.
    Como tú dices, siente los colores como nadie, y la prueba está en las ganas que tenía de volver.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar