lunes, 9 de enero de 2012

Con el caballito

Salí la madrugada del sábado al domingo a las dos y pico de la mañana. Una aventura, pero un gran trabajo. En un bus con las peñas del Almería. Hacer el posterior reportaje para Digital Sport y la crónica del Alcorcón-Almería. En los autobuses me echo cabezaditas, como es normal. Pero cuando te levantas, no sabes dónde te encuentras, una sensación extraña. Pero al fin y al cabo, una fiesta con todos los aficionados rojiblancos.

Después, en el campo, otro disfrute. Trabajando, pero disfrutando. En ese campito tan pequeño, con los aficionados a un metro de los jugadores. Dos horas de deleite. Acaba el partido, rueda de prensa y tal. Pero el autocar se va hacia a Almería. Son las dos y pico de la tarde. Un servidor se marcha hacia la capital de España para coger otro autocar ya que el lunes tiene clase. Tres horas por Madrid, pero sin poder moverme mucho para no perder el autocar. Me meto en un centro comercial. Me pierdo entre rebajas y más rebajas. Yo soy más de mi Almería tranquila.

A las doce de la noche estaría en Málaga. Sin embargo, son las once y estoy parado en Jaén, con el cargador del ordenador enchufado en el enchufe (valga la redundancia; además uno no está ahora mismo para pensar mucho...) del caballito típico de los bares en el que se suben los niños pequeños. Y todo porque este autocar se ha roto. Espero llegar antes de las nueve y media de la mañana. ¡Todo por el Almería! O no.

PD: Ya no viajo más. Cuando voy, nunca ganan.

6 comentarios:

  1. Hicistes un buen trabajo, que eso es lo màs importe. Lo digo porque yo lo presencie a tu lado.
    Y me hizo ilusión poder ayudarte como fotográfo.

    ResponderEliminar
  2. El mejor comentarista, sin duda y un gran aventurero. Eres el mejor.

    ResponderEliminar
  3. Sigue viajando hombre, que hay que estar con el equipo ;) jaja
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Nico que ajetreo la verdad, aunque merecio la pena yo creo, aunque no dejes de viajar para ver a tu almeria

    ResponderEliminar
  5. Son las aventuras de viajar, siempre pasa alguna anécdota. Vaya birria de autobus jeje.
    Y no te quejes, que otros no podemos desplazarnos con el equipo a pesar de quedarnos con las ganas...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Y si es a Madrid menos , malos recuerdos de la capital .

    Un saludo

    ResponderEliminar