miércoles, 30 de noviembre de 2011

Trivote o valentía

Se está discutiendo en los últimos días, incluso afirmando que Mourinho pondrá un trivote (es decir, Xabi Alonso, Lass y Khedira) en el centro del campo ante el Barcelona, sacrificando de esta manera a uno de los atacantes, Di María u Ozil, lo más seguro. Habrá más de una semana para el debate. ¿Amontonar el centro del campo para tapar más los pases de Xavi, Iniesta y companía y perder poder ofensivo o, por el contrario, tomar más la iniciativa y jugar como siempre?

Si yo fuese Mourinho, haría lo segundo. Aunque por lo que leo parece que se decantará por el trivote. ¿Por qué haría yo eso? Porque si eres un grande, siempre debes ser fiel a tu estilo, no renunciar a él. De hecho, en la Supercopa ya demostró que jugando con un 4-2-3-1 puede hacerle frente a ese todopoderoso Barcelona. Además, ¡qué estás en casa! Ante tu gente y más con el rival que tienes enfrente, tienes que tomar la iniciativa y aprovechar esos pases de Ozil o Kaka, las zancadas de Di María, la velocidad de Ronaldo y la pegada del Pipa o de Benzema.

Igual que el Madrid le debe tener respeto al Barcelona, lo mismo les pasará a los culés. A cualquiera, le daría miedo enfrentarse a esta delantera. De esta manera, ambos equipos tienen que jugar con sus mejores armas, no fijándose en el rival, sino siendo uno mismo y yendo a por el partido. Así ganará el mejor. ¿Trivote o valentía?

lunes, 28 de noviembre de 2011

Sangre azul y de cebada

Había pasado la tarde con mis amigos de la facultad. Vere y yo estábamos comparando crónicas del As y del Marca. Carlos y Álex, de El País y El Mundo. Al acabar, tras hacer un poco el tonto (llevé a Vere a su casa en mi bici), nos fuimos al gimnasio. Vere es un tío especial. Empezando por su nombre. Y luego porque no es normal. Tiene una calidad humana y periodística fuera de lo común. También futbolística. Así que tras decirme que iba a hacer unas pesillas, le dije que se viniera al gimnasio de mi residencia. Allí echamos un buen rato.

"Nico, ahora me iré al bar a ver el Málaga-Villarreal para hacer la crónica", me dijo el personaje en cuestión. "Te acompaño y ya cenamos". Lo mejor vino cuando vimos que por cada gol del Málaga había una caña gratis (siempre que consumieras otra). De esta manera, las dos que nos pedimos cada uno se convirtieron en cuatro (cinco en mi caso, ya que Vere tenía que hablar para una radio de Cantabria después).

Así, pasamos un rato divertido. Lo que es el fútbol. No simpatizo con el Málaga. De hecho, soy de la opinión de que uno es del equipo del que nace, no se hace. Es decir, si soy de Almería, seré de la UD por todo lo que me rodea. Así, entre cachondeos por un posible gol del Villarreal, esperábamos que Isco, Cazorla y compañía perforaran la meta de Diego López. ¡O qué pitarán algún penalti! Así, durante dos horas, por mucho que se ría mi amigo Álex, mi sangre fue azul... y de cebada.

sábado, 26 de noviembre de 2011

¡Qué decepción!

Un punto conseguido de los últimos nueve. Tras pinchar ante Villarreal B y Cartagena, ganar ayer en Riazor significaba dar un golpe sobre la mesa. Pero en vez de darlo, tocó batacazo. Durante 80 minutos, el Almería no olió la pelota, corrió detrás de ella. Los de Oltra fueron muy superiores. Podremos sobre debatir las dos penas máximas (que como bien dice Diego García, portero del Almería, en su Twitter, no son normales tantos penaltis...), pero es lo de siempre.

Aunque una cosa no quita la otra. A Riazor no se puede ir con miedo. Ganar no es imposible (el Almería ya lo ha hecho dos veces y jugando a las mil maravillas). Y el miedo es lo que ha hecho que los de Lucas Alcaraz hayan fracasado, ya que no han rendido ni al 50% de sus posibilidades. ¿Si a un 100% hubiesen ganado? No lo sabremos.

Lo que sí conocemos es que el punto débil del Dépor es su defensa. Pues habrá que atacar. No. Hoy no era día para nada. Más vale que ahora se le gane al Hércules. Porque si no, la crisis será real.

PD: Para ver mi crónica, pinche aquí.

viernes, 25 de noviembre de 2011

La ciudad fantasma

Artículo Diario de Almería 25-XI-11

Para todos los clubes de fútbol, una ciudad deportiva es más que fundamental. Casi todos los equipos 'tienen' una. El Oriente, el Pavía, Los Molinos, entre otros, han visto cumplido su sueño. La cantera se puede cocinar en buenos campos, para nada comparables con aquellos de terrenos de tierra en los que más valía no caerse al suelo. Pero el equipo representantivo de la ciudad no tiene nada. Mucho ruido, pocas nueces y poco más. Me acuerdo perfectamente de ver un vídeo en el que salía esa magnífica ciudad deportiva construida cerca de Torrecárdenas. Decía la directiva que sería una de las mejores de Europa. Sin embargo, esa ciudad se ha convertido en algo ficticio. Como en Comala, cuando va Juan Preciado (en la obra Pedro Páramo) y se encuentra a personas que las percibe como muertas. Un pueblo fantasma, como aquellos que aparecen en las películas del Oeste. En eso se ha convertido en la 'Ciudad Deportiva del Almería'. No sé de quién será la culpa: si del presidente (por cierto, aún espero la visita de la Selección al Mediterráneo tal y como prometió Alfonso García días después de que Iker Casillas alzara el trofeo más preciado al cielo de Johannesburgo), del Ayuntamiento o de Perico el de los Palotes. Pero lo que está bastante claro es que esto ya se ha convertido en una broma de mal gusto. Este espacio es fundamental para el futuro de la UD Almería. Suena a risa que los niños se tengan que desplazar a Viator para entrenar y más con el actual proyecto. Por cierto, ante el Cartagena había dos centrales en el banquillo y ningún mediocentro. ¿Para qué está el filial? Quizás Iniesta y compañía estrenen esta grandísima ciudad deportiva... PD: He encontrado dicho vídeo en Internet y sale Valerio y compañía... Sin comentarios.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Pensar es gratis

Es la única frase que se me ha quedado grabada en la mente de las cinco horas que hemos dado de clase hoy. Un buen profesor que tengo, esos que no se hinchan a dar teoría que sirven para poco, nos ha comentado que el buen periodista tiene que saber pensar. Por qué ocurren las cosas. Hacerse mil preguntas sobre un hecho. En ese ejercicio de pensamiento se me ha venido a la mente la Copa del Rey.

Y he pensado que sería espectacular que la competición modificase su actual formato, el que se va pudriendo año por año. Paréntesis. Por ahí, también existe la Copa Federación para los equipos más pequeños, pero vamos, como le pasa a su hermana mayor, cuenta para poco. Mi pensamiento es muy sencillo: ¿Se podría hacer una competición con el máximo número de equipos posibles? Es decir, desde Primera hasta Tercera, incluso si puede más. ¿A quién no le gustaría ver al equipo federado de su pueblo enfrentarse a un Primera o Segunda? A un sólo partido.

Sí, serían bastantes partidos, pero ¿a quién no le gustaría? No sé cuantos equipos habrá federados. Lo desconozco. Pero sólo de pensarlo se me pone los pelos de punta. Un sorteo puro. En Inglaterra creo que se hace algo parecido. Como dijo alguien grande soñar es gratis. Como pensar.

lunes, 21 de noviembre de 2011

De vergüenza

El bochornoso espectáculo vivido ayer en Los Cármenes no tiene nombre. Que un niñato (no hay otra manera de calificarlo, quizás animal) pare un partido de fútbol y rompa las ilusiones de miles de personas no tiene nombre. Que se le agreda a un ser humano sin venir a cuento tampoco. En eso estamos todos de acuerdo, en que es de vergüenza.

Lo que habría que ir es buscando soluciones a este tipo de problemas que se vienen repitiendo una y otra vez en Sevilla, Elche, Barcelona (los demás campos lo cerraron, el del cochinillo, no...), Madrid, Bilbao, etc. No se trata de multar al equipo y ya está. O cerrar el campo. No. Habría que ir más allá. La culpa la tiene el sujeto y la seguridad del estadio (en este caso, no sé si estaría permitido la entrada de paraguas). Muy bien hizo el resto del campo en señalar al cafre.

¿Y qué habría que hacerle a este tipo? En primer lugar, que en su vida vuelva a pisar un complejo deportivo. Ya está bien de tanta mano izquierda. Después, su respectiva multa económica y si es legal, mejor que mejor.

Y después está la seguridad del estadio. Es también de vergüenza que en la mayoría de los campos coloquen a un don nadie, le den una porra y se ponga a mirar los bolsos donde llevas tu merienda. Sí. Me parece correcto. Hay que hacer eso. Pero, ¿y a los ultras? A esos no le haces nada. Ay, el miedo. Esos que llevan, palos, bengalas, etc. A esos los dejas. Qué valientes somos.

PD: Felicidades Martins. ¡Mucha suerte!

sábado, 19 de noviembre de 2011

El estratega y el compás

"El napoleón del fútbol" comentaban en la Sexta durante la retransmisión del partido en Mestalla. Se referían a Unai Emery. Por una jugada de estrategia que diseñó. Una de las cuales se inventa. Sin embargo, el técnico español, uno de los cinco mejores del mundo para mi gusto, sacó su vena de jugador de ajedrez neutralizando al corazón del Real Madrid, Xabi Alonso. Parejo hizo de goma de borrar para intentar que no apareciese el tolosarra. Buena jugada.

Sin embargo, los magos, aquellos que en vez de personas son un compás, alargándose y poniendo el cuero, como si fuera un grafito, donde le plaza, sacó su alma de listo, de artista. Pilló a los chés, desprevenidos y le dibujó un pase sensacional a Benzema para que el francés le diera la victoria al Real Madrid.

Por cierto, si los blancos crecen día a día, Ramos lo hace segundo a segundo. Lo de él es una mezcla de estrategia y de dibujante. Por su parte, el tonto de la clase se encontraba en las gradas, con su láser. Porque sí. Hay que ser, simplemente tonto, para esperar tu oportunidad para sacar tu chisme y hacer el moñas.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Como niños chicos

Artículo Diario de Almería 18-XI-11

Hace dos veranos, mientras realizaba las prácticas en este diario, tuve que hacer el comienzo del caso Chico. Los términos Juzgado de lo Mercantil, plusvalía, resolución judicial o suspensión de pagos me sonaban a chino. Como que la justicia no era (ni es) lo mío. Pero lo bueno de esta profesión (tal y como lo definió Gabriel García Márquez, quien dijo que el periodismo no es un oficio sino una profesión) es que te informas, y a la perfección, en pocas horas. De esta manera, el chico imberbe se disponía a realizar la noticia sobre el caso Chico. Un follón de dinero, de acuerdos, de palabras, e incluso se me pasaba por la cabeza la palabra servilleta. Y cual ingenio de mí cuando creí que dicho caso acabaría a la semana, al mes, o a los meses siguientes. Sin embargo, cuál es mi sorpresa cuando el otro día, desde Málaga, abrí el portal web de este periódico y vi que la UD Almería debe abonar al Cádiz 1.290.000 euros, una cantidad que no es una broma y más en los tiempos que corren. Y más con el presupuesto que tiene el club rojiblanco. Ahora me pregunto yo por qué ha tenido que pasar tanto tiempo. De hecho, Chico ni se encuentra en el club italiano. No sé cómo se la apaña el Almería pero siempre acaba perdiendo casos parecidos (lo de Barreto fue lo más triste). Debería hacérselo mirar Alfonso García. No sé si habrá servicios jurídicos en el club de la Vega de Acá. Ya no sé qué creerme. No es que sea un experto en la cuestión, pero cuando siempre se pierde, siempre, es que algo no funciona en el sistema. Y que tengamos que palmar ahora casi un millón y medio de euros por vender a Chico al Génova italiano el verano pasado suena a chiste. Como los niños chicos.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

De dónde venimos

Cuando hoy me he levantado, he visto un póster en mi cuarto en el cual salía Iker Casillas realizando una de sus paradas en aquel mágico 22 de junio de 2008. "El día que cambió la historia de La Roja" rezaba el cartel.

Ahora se está hablando, discutiendo más bien, el estilo de la campeona del mundo, si se ha perdido capacidad goleadora y mil cosas más. Vayamos por pasos. Quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos. Somos la actual campeona de Europa y del mundo. Pero la cuestión es de dónde venimos. La Selección siempre ha sido un combinado segundón, a la espera de su oportunidad, esa oportunidad que nunca venía. Mala suerte la llaman algunos. Detalles de ganador, más bien diría yo. Pero esa parada de Casillas, ese gol de Iniesta, ese gol de Torres hizo que el destino cambiara.

Así que en la reflexión que debemos tener acerca de hacia dónde vamos debemos partir de la noción de dónde venimos. Sí. Por mucho campeones que seamos, tenemos que ser humildes. Ganamos dos veces. Tres años reinando. En lo más alto. Pero aquí entra el presente-futuro. De acuerdo que no se va a ganar siempre. Algún día caeremos.

Lo importante es aplazar ese momento. Que no sea en Ucrania y Polonia. O que si lo sea es porque el rival es superior es a nosotros, algo muy difícil ahora mismo. Si fallamos, será por nuestra culpa. Aquí entra el debate Puyol Ramos, jugar con '9' o sin él (con delantero, los registros goladores serán posiblemente mayores, y en eso consiste el fútbol), etc. La cuestión más fuerte es la del sobeteo del balón. El abuso del tiqui taca. Si Xavi, Iniesta, Cesc, Silva, Alonso, Busquets y compañía son conscientes de dónde venimos, si dibujan flechas verticales y no líneas horizontales, no hay de qué preocuparse.

martes, 15 de noviembre de 2011

La decisión correcta

Entre copas y copas, sentado en unos buenos sillones, con buenas vistas, mi amigo Javi García me dijo "si lo sé, hubiera estudiado tu carrera". Todo venía porque invité esa noche con una tarjeta que me regalaron. Semanas después, el jueves pasado llamé a Javi y le conté la siguiente historia. Entonces, le dije "ya sé por qué he elegido ser periodista". Por momentos como el siguiente:

El jueves Fernando Hierro recibía el Marca Leyenda en El Palo de Málaga. En cuanto me enteré, me pillé una invitación. La cuestión era con quién y cómo iba a ir Al final, se animó un compañero de residencia. ¿El trasporte? El autobús. Una hora de ida y otra de vuelta, pero merecía la pena. Allí, se respiraba aire de fútbol. Más bien de periodismo. Porque me di cuenta de que la mayoría de los futbolistas (no generalizo porque hay bastantes excepciones) van a su rollo y se creen los dioses del planeta. Pero también me di cuenta de que hay personas sensacionales, que no se le sube el humo a la cabeza. Entrevisté a Óscar Campillo, director del Marca, a Juan Ignacio Gallardo, subdirector, y a Olga Viza. Además, los tres más Julen Guerrero y Juan Castro mandaron un saludo a Digital Sport.

Primero me quedé sorprendido de que Juan Ignacio Gallardo me invitara a un despacho a charlar con más tranquilidad. Después de la cordialidad de Óscar Campillo. Pero como soy un agonioso, quería también entrevistar a Olga Viza, un modelo a seguir en esto. Tras mucho esperar, le eché cara y le dije a Óscar si podía hablar con la periodista catalana. Menos de treinta segundos tardó en aparecer. "¿Tienes un minuto, Olga?", le dije. "Uno, no. Los que quieras" me contestó. Nos sentamos en la escalera y allí estuvimos hablando un buen rato. Sin duda, la mejor entrevista que he he hecho nunca. Y no por las preguntas en sí, sino por el trato y las respuestas de la entrevistada. Me quedo con la última frase que me dijo tras preguntarle que de dónde le procedía esa amabilidad: "Yo trato igual al presidente del Gobierno que a ti, por ejemplo". Personas y personas.



domingo, 13 de noviembre de 2011

El pañuelo rojo

Hoy el toro rojiblanco ha salido como un miura durante quince minutos. Después, se ha convertido en una vaquilla dominada por el torero amarillo como ha querido. Si el artista tenía que ser el que tuviera la capa roja y torear en esa plaza tan chiquita, los papeles se han tornado. Si ganaban, se situaban líderes, comandando a 21 animales más. Sin embargo, no han sabido estar en el momento adecuado.

Tras el gol de Ulloa (con jugadón de Vidal), el Villarreal B ha tomado la iniciativa total del encuentro, algo que debería hacerse mirar Lucas Alcaraz, quien sigue sin saber matar los partidos. Bueno, él no puede. Rafita, sí. Y si perdonas, lo acabas pagando. Como aquel niño bueno que va pasando los apuntes a toda la clase y al final es el que suspende. Como aquel toro que no acude al caballo y al que le tienen que sacar el pañuelo rojo.

Los de Lucas Alcaraz no han buscado en los últimos 75 minutos (¡qué se dice pronto!) el pañuelo blanco, ideal para ir tomando ventaja en estas duras corridas que vienen ahora. Joselu se encargó de pinchar a la perfección y en el momento justo. De esta manera, el liderato deberá esperar. Mientras tanto, a conformarse con el pañuelo rojo.

viernes, 11 de noviembre de 2011

El destierro del capitán

Artículo Diario de Almería 11-XI-11

Muchos son los que opinan que Ortiz Bernal está en el equipo porque es la bandera y capitán de este Almería. Que si no fuera almeriense, no estaría en la plantilla. ¿De verdad, alguien se cree eso, ¿se le va a estar pagando a un profesional por amor al arte? Cuando José está ahí es porque algo tendrá. Sin embargo, en las últimas semanas estamos asistiendo a cómo Lucas Alcaraz lo está desterrando, dejándolo fuera de las convocatorias, incluso por detrás de Jonathan. Hay que reconocer que el 10 rojiblanco ya no es aquel que diera luz al Mediterráneo el año del ascenso. Pero es normal. La vida sigue y las piernas se van cargando y más en esa posición, en donde la velocidad es esencial. Eso sí, siempre que se pierde algo, se gana otro algo. Y si no que se lo pregunten a Soriano. De esta manera, el capitán de la UD Almería es necesario, aunque sea en el banquillo. Y es que esa veteranía que tiene, esos últimos 20 minutos deben ser suyos. Esa forma que tiene de coger el balón, de llevarlo hasta el córner, de matar el partido. Ese aspecto que tanto se le está criticando a Lucas Alcaraz, quien no sabe cerrar los partidos, lo tiene Ortiz. Lo que ocurre (una duda que me surge) es que la decisión técnica no venga tanto por motivos deportivos, sino por algo más personal. No sé, es una posibilidad. Porque no es normal que el otro día ante el Huesca, hubiese dos centrales en el banquillo (¿qué equipo hace eso?) y José estuviese en la grada. Lanzo una pregunta para la reflexión. En el partido ante Las Palmas, ¿qué hubiese ocurrido si en vez de salir al terreno de juego Acasiete lo hubiese hecho el 10? Que ahora mismo estaríamos tan sólo a un punto del Hércules.

PD: Pueden visitar Digital Sport, en el que estoy haciendo un serial (tres entrevistas) del Marca Leyenda de ayer. Además, analizo al rival del Almería (Villarreal B) como todos los jueves.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Dentro del Marca Leyenda


Era una tarde emotiva. Fernando Hierro recibía el Marca Leyenda en su tierra. Según escuché de alguien entendido de esto es "el premio más importante que reparte Marca por delante del Pichichi o Zamora". Allí, estaba rodeado de los suyos, tanto amigos como es el caso de Sanchís o el ex malaguista Manu, como familiares. Un alfombra roja le esperaba.

Empezó hablando Óscar Campillo, director del Marca: "Esto es algo que teníamos que hacer. El Marca Leyenda no sería completo si no lo tuviese Fernando Hierro. Para nosotros, es un honor estar aquí. La Uefa ha premiado hoy a los centenares de la Selección, así que Hierro esté aquí es un honor". Y sí. En Las Rozas no se encontraba el malacitano, tal y como explicaría Clemente más tarde. Mientras, Fernando describía lo de la Roja como un "homenaje al fútbol".

Entonces, empezó el show. ¿Quién si no? Javi Clemente. "Me echaron a mí, bueno me echó la prensa y entonces dejaron de llevarlo", declaró el ex seleccionador, quien prosiguió: "Era el mejor, si yo hubiera estado, hubiese llegado a esos cien encuentros. Yo le decía 'Fernando, ¿a quién saco?', a lo que él me respondía 'a Fulano o Mengano'. Y luego me echaban la culpa a mí", dijo entre risas. Clemente en estado puro. Después de este divertido momento, Javi sacó su lado humano: "A Hierro lo puse de pivote ya que Guardiola no iba a aguantar todos los partidos. La verdad es que me hubiese gustado verlo ahí durante toda su carrera. Además, tenía muy buen perder. Para mí, ha sido una gran persona".

Antes de que tomara la palabra el protagonista del día, su compañero durante 12 años y amigo, Manuel Sanchís declaró que "es un excelente tipo; ahora ya parece que la gente se está dando cuenta de que tiene una buena imagen. Siempre ha sido bastante honesto con todos y consigo mismo".

Iba recibir el Marca Leyenda. Aun así, Hierro, delante de sus padres, se enrolló: "Llevé mal que los jugadores de la Selección me dijesen directivo. Así que me acerqué a los capitanes y lo hablé con ellos". Fernando también comentó que "me hubiese gustado jugar en el Málaga en mi última temporada; cuando acabé mi carrera, nunca, nunca, tuve una oferta del Málaga, yo lo que no puedo hacer es presentarme con una maleta en la oficina; nunca me dieron esa oportunidad".

El sensacional central también comentó, entre otras cosas que "me quedo con la pareja de centrales Piqué y Puyol, aunque la de un futuro será Piqué y Ramos", "si viene el Madrid a por a mí ahora no me voy" o "los partidos homenajes van desapareciendo; yo me tuve que despedir en un Real Madrid-Atlético en el centro del campo, me hubiese gustado podido hacerlo mejor".

La Escuadra de Mago estuvo dentro de este espectacular acto. Dentro de los próximos días, les iré trayendo sorpresas, que pueden ver tanto aquí como en Digital Sport.

Actualización Una: Entrevista a Juan Ignacio Gallardo, subdirector de Marca, aquí.

Actualización Dos: Entrevista a Óscar Campillo, subdirector de Marca, aquí.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

El debate de la portada

Ayer martes estuvimos discutiendo (más bien, debatiendo, y nos viene dicho verbo de perlas, dicho sea de paso) sobre la portada del Marca (la que ven en la imagen). Unos la criticaban. Yo era de la opinión de que no tiene nada de malo. El sujeto al que no le pareció bien argumentaba que siempre están con el mismo rollo de Mourinho y de Guardiola y que anteponen el fútbol a la política. Primero, en dicha portada ni se habla de los entrenadores y, segundo, si es un periódico deportivo deberán de hablar de deporte.

Partimos de la base de que el periodismo deportivo es sensacionalista. ¿Por qué? Pues porque cumple sus características, no las del periodismo de referencia, es decir, el elemento icónico es más que fundamental, en la portada lo importante son las imágenes, apenas existe información internacional, etcétera, etcétera. Y después está el tema de las empresas. Hay que darle al espectador lo que vende. Tristemente, esto se ha convertido en un mercado. Nosotros, los jóvenes que nos dedicaremos a esto, tenemos que intentar darle un poco la vuelta a la tortilla, pero siempre, en cualquier ámbito de la vida, el que pone la pasta, es el que manda.

Y si a la gente le gusta el Real Madrid y el Barcelona, pues tienes que darle eso por mucho que canse. Y ahora viene el tema de la portada. A mí, personalmente, me parece algo bastante original. ¿Cuál era el tema de ese día? El debate electoral. Pues haces un montaje con los dos entrenadores de ambos equipos, los sientas en la misma mesa que lo hicieron Rajoy y Rubalcaba, pones al moderador de árbitro y explicas el reportaje en las páginas de dentro.

Acaso, ¿a la gente le interesa más la información del Sporting de Gijón (con todos mis respetos), por poner un ejemplo? Si quieres ver información del Almería, te vas al Diario de Almería, a la página web del equipo o a sitios parecidos. Pero de equipos modestos, no vas a encontrar grandes cosas en periódicos grandes. Porque no va a salir rentable. Es verdad que, a veces, las portadas son horrorosas, pero en este caso, creo que no. "

Es vergonzoso que este periódico sea el más leído en España". Pues por algo será. Lo coge uno, lo coge el otro, lo ve el el autobús el que está detrás del del periódico. Todo el mundo lo critica, pero todo el mundo lo ve. Como el debate.

lunes, 7 de noviembre de 2011

La metamorfosis del Almería

A Juanma Lillo le gustaba mucho la filosofía. Ese excelente entrenador de fútbol predicaba el deporte rey sin pronunciar ninguna palabra de esta jerga. Con su permiso, le voy a copiar. El conjunto que preside Alfonso García se ha convertido en ese gusano que se arrastraba por el suelo y que ha llevado a cabo su particular metamorfosis. De la noche a la mañana, se ha convertido en una mariposa que vuela muy alto. Es lo que pasa cuando el responsable de los gusanos quiere construir paredes de cristal en la caja de los zapatos. Que se ríen de ti.

El primer cambio se ha producido en el cuidados de los gusanos. Ahora quiere construir una caja sólida. Sabe lo que tiene y lo rentabiliza y aprovecha al máximo. Es consciente de sus limitaciones, algo fundamental en la vida. Trabaja, peor no habla. Nos volvemos a convertir en Nico y dejamos mejor a Lillo en el asiento de comentarista de GolTV (lo que no se le puede reprochar es que ha llegado más lejos que cualquier chaval que se ha sacado la carrera de Periodismo empollando durante cuatro años).

Dicha metamorfosis ha empezado en la parte de atrás. La baja de Diego Alves, aunque sensible, apenas se ha notado gracias al sensacional trabajo de Esteban. La línea defensiva, el principal eje de esa seguridad que están tenido los almerienses (el segundo equipo menos goleado después del líder), ha mejorado un doscientos por cien. Siguen dos hombres de los cuatro: Michel y Carlos García. El cambio de categoría les ha venido de perlas, sobre todo al central español, que lo está haciendo a las mil maravillas. Después, el dueño de la caja ha hecho un descubrimiento a la altura del de América situando a Jakobsen en el centro de la zaga. Así, se le da mejor salida al balón y el lateral zurdo está más seguro con Dani Bautista. Después, en el centro del campo, los cuatro están centrados. Tanto Corona como Bernardello, Verza y Soriano (¿centro del campo?) se sienten titulares. Se dedican a jugar al fútbol y no a conseguir un chófer.
8(
Se ha marchado Piatti, sí. Pero no había otra. Ahora, Aarón y Aleix Vidal (¡grande!) han hecho que la afición se olvide de Albert Crusat, con la cabeza más en otro sitio que en la banda. Y, arriba, el Ciclón Ulloa es el rey de la categoría. Con estos mimbres, con este espíritu de equipo ganador, el gusanillo que no podía con su alma se ha hecho de respetar.

sábado, 5 de noviembre de 2011

"El fútbol es la juventud de la vida"

Hay frases que se te quedan grabadas para toda la vida. Una de ellas es esta. La leí en un libro de Orfeo Suárez. El autor de esta oración es el gran Paolo Maldini. El sensacional lateral italiano, a pesar de su edad, siempre se ha sentido un niño. Todo gracias al balón. A esa primera pelota que le regalaron, el mejor presente que le puedes dar a un chaval.

El pasado miércoles sonó mi teléfono. Era mi tío Domingo para decirme "Nico, me ha llamado el entrenador de Álex para comentarme que le van a hacer las pruebas con el equipo federado". Esta frase y la del título pueden parecer una tontería, pero no lo son. Y es que el fútbol es de los niños. Un deporte de niños jugado por hombres.

Álex es mi primo. El máquina (tiene 5 años) posee una inteligencia anormal. Conoce todos los equipos de Primera y Segunda, cientos de futbolistas con sus respectivos números y tiene ese preciado regalo: la pelota. El chaval tiene bastante clase (le viene de familia, y no lo digo por mí, je, je). La verdad es que eso es lo de menos, lo importante es que disfrute con el cuero. Ahora se habla de que ya no se juega en la calle. Pero, ¿qué mejor manera que desarrollar tus cualidades y aprender en buenos terrenos de juego?

Conduce, arma y le pega. ¿Gol?

Así que Álex ha empezado esta año en la Escuela de fútbol del C.D.Oriente (equipo en el que estuvo su primo Beltrán, que juega en Segunda B con el Roquetas y que pasó por la cantera del Villarreal; un servidor también vistió la zamarra verde, la amarilla se me quedó pequeña; su tío, es decir mi padre, también). El enano tiene que disputarse balones con chicos de ocho años, pero su buen hacer y disciplina han hecho que tenga la gran oportunidad de hacer las pruebas con el equipo federado. Si pasa las pruebas, jugará con niños más grandes que él, pero seguro que con un poco menos de ilusión. Así es este deporte, en el que todo aquel que se mete en el rectángulo de juego se convierte en un niño. Es la juventud eterna.

PD: Lo importante no es que gane ni que triunfe en el mundo del fútbol (en esto es fundamental la familia, quien tiene que dejar al chaval que juegue y ya está), sino que siempre mantenga esa ilusión.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Humildes pero superiores

Artículo Diario de Almería 4-XI-11

Partimos de la idea de que siempre hay que ser humildes, de que todos los partidos hay que jugarlos, de que cualquier equipo te puede ganar. Tópicos, pero realidades como que en España ha tomado más protagonismo Halloween que el Día de Todos los Santos (por desgracia). Pero la realidad es que jugador por jugador, a la vez que el conjunto en sí (tal y como han reconocido técnicos y jugadores rivales) es de los mejores de la categoría. Me gustó bastante del otro día el artículo del compañero Raúl Piñeiro, quien hablaba de la media inglesa. Como él, pienso que fuera de casa, el trabajo está siendo impecable. Lucas lo borda. El problema está en casa. Aunque todavía el conjunto rojiblanco no ha perdido, de los cinco encuentros, sólo se han ganado dos. Y para ser campeón, tienes que hacer de tu campo un fortín. Y lo peor es que en esos tres partidos que se fueron, el Almería fue superior, pero no reflejó así en el marcador final. ¿La cuestión? Que, como ante el Nástic, hay que marcar el máximo número de goles posibles. Soy de la opinión de que hay que ser efectivos. ¿Qqué mejor manera de ser efectivos que golear al rival, ser superior, meterle más de un gol de diferencia? ¿Qué se le gana 1-0 en el último minuto? Pues bien, todos tan contentos. De esta manera, la UD Almería tiene que ser consciente de que es superior a la mayoría de equipos de la categoría. El sábado espero que el equipo tome la iniciativa desde el prime rminuto, juegue a la pelota por bandas y lleguen los goles. Y lo mismo ante el Villarreal B y Cartagena, dos rivales, a priori, asequibles. Esos nueve puntos serían de oro. Como la selección española: humilde, pero superior.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

El peinado de Ronaldo

"Qué pasayo", "¿qué peinado se ha puesto el tonto este?", "parece Neymar" decían mis primos mientras veíamos el Lyon-Madrid. Para nada me interesa el peinado que se ponga Cristiano Ronaldo. Para eso está la prensa rosa. Pero lo que sí podemos afirmar es que el peinado del genial jugador portugués representa a este Real Madrid.

Un Madrid cuidado, vestido de gala para cada ocasión. Un Madrid absolutamente blanco, que vuelve a reinar en España y en Europa. Un Madrid que cada día crece más. Un Madrid que intenta llegar lo más lejos posible. Un Madrid que gana la mayoría de sus partidos sin despeinarse. Porque, aunque suene a prepotente, así lo marca la realidad, los guarismos. De los 32 equipos de la Copa de Europa, los blancos son los únicos que cuentan sus partidos por victorias. Diez goles a favor y ninguno en contra. El Milán, el Barsa, el Bayern (bárbaros los bávaros) y ellos son los que se han clasificado ya a octavos, faltando un tercio de la fase de grupos por jugarse.

Y si manda en Europa, lo mismo hace en España. ¿Qué luego a lo mejor no se come un colín? Pues quizás. Pero el fútbol es presente. Y ahora el Madrid vence. Sin despeinarse. Da igual que en el lateral derecho esté Sergio Ramos, Arbeloa, Albiol o Lass, que el equipo funciona perfectamente. Y eso es lo que ha conseguido Mourinho. Que nadie, absolutamente nadie, es imprescindible. Como el peinado de Ronaldo.