domingo, 29 de mayo de 2011

Ganó el fútbol

La mirada perdida de Sir Alex Ferguson reflejaba impotencia, esa impotencia que se te queda al llegar a una final y perderla ante el campeón de España. El mejor ahora mismo. A través de sus sucias gafas veía cómo Andrés Iniesta había dado un pase de ensueño, Xavi se había echo amo y señor del centro del campo o Leo Messi regateaba a cuantos pasaban por su lado. Noventa minuto, de fútbol en estado puro. Una final de la Liga de Campeones. Sí, fútbol en su esencia, sin ruedas de prensa salidas de tono, sin jugadores fingiendo una lesión o sin levantar las manitas. No hubo que recurrir a eso ya que los de Guardiola fueron superiores en todo el momento, cogieron el toro por los cuernos y no hubo quien los pillase. Es lo que tiene ser mejor que el Manchester.

Minutos después, ese legendario entrenador veía como un jugador que había superado un tumor en apenas meses levanta la Orejona, la cuarta para el Barsa. Se la merecía por el partido que había hecho.

Por cierto, hoy, el Marca y el As han estado impecables, dando una lección de caballerosidad a dedicarle casi todo el periódico a la final de ayer lo normal. Mi duda es saber qué hubieran hecho el Sport o el Mundo Deportivo si el equipo "defensivo" de Mourinho hubiera tocado esa copa por la que tanto luchó. Pero bueno, quedémonos con lo importante. Y es que ayer en Wembley ganó el Barsa, ganó el fútbol.

PD: Y hoy ha ganado el deporte español. Primero, Alonso se ha marcado un carrerón y ha conseguido un segundo puesto que sabe a victoria. En Italia, mientras tanto, otro español se hacía amo del Giro. ¡Viva España!

viernes, 27 de mayo de 2011

¿Ilusión o desilusión?

Una vez terminado el curso 2010-11, ya es hora de empezar a planificar el siguiente. Dice el dicho español, y bien podríamos aplicarlo los estudiantes ahora, que "no dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy". Así que como buenos españoles que somos (yo sí me siento español, ¿y tú?) vamos, bueno más bien, tendrían, que planificar la temporada que viene. Pero desde ya. Sinceramente, con la llegada al banquillo almeriense por parte de Olabe me creía que se habían empezado a mover las fichas. El nuevo míster ejercería de director deportivo y Benito a la calle. Sin embargo, al final el que se ha ido fuera ha sido el ya ex entrenador y, mientras tanto, ¡Benito renueva por dos años! Las dos conclusiones que saco de esto son las siguientes: 1. El presi se equivocó al traer a Olabe, puesto que en este caso debería haber traído un revulsivo de verdad. 2. Alberto ni pincha ni corta.

Una vez dicho esto lo primero que se debería hacer es buscar un entrenador. Dicen las malas lenguas que ya se tiene hecho. Ha sonado Anquela, Pantic y algunos más. Pero el que parece que vendrá finalmente será Juan Ignacio Martínez, del Cartagena. Junto con él suena el delantero Toché. Me parece bien. Lo que no creo que es lo más correcto para los intereses de la Unión es que venga medio Cartagena. Podríamos discutir a quién se está oyendo como posibles fichajes (aunque el presidente ha dicho que se mantendrán a 12 ó 13 jugadores, que sólo quiere 19 y que sólo traerá 3 ó 4 refuerzos; las cuentas no me salen, alguno del filial tendrá que subir...), pero mejor esperemos acontecimientos. Ahora es hablar por hablar. Por oir, se ha oído hasta ¡Capdevila por el Málaga! Lo que sí vamos a hacer es la actual situación de la plantilla.

1. DIEGO ALVES
El arquero brasileño ha firmado por el Valencia. Dicen que por tres kilos. Eso no se lo cree ni el tato. A mi oídos ha llegado el rumor de que son 10, pero 7 en negro o en la mano de cierta persona. También entró en la operación la cesión de Feghouli, un futbolista que se hubiera podido quedar bien en tierras valencianas. Ahora le daremos su correspondiente palo. Bueno, sigamos con Diego. Cuentan también las malas lenguas que se le está buscando equipo por la cantidad de porteros que tiene la entidad ché. La verdad es que Guaitia es un porterazo y que es muy raro ver al brasileño en un banquillo, pero Diego es mejor que el español, que cuenta con la confianza de Emery. Bueno, los dos la tienen. Esperemos, ya que hay tema de por medio... SE MARCHA.

13. ESTEBAN
El tema asturiano ha renovado por dos temporadas. Quizás ahora tome más protagonismo. De hecho, Olabe ha apostado por él en estos últimos partidos. Un tío de vestuario. Y comprometido. SIGUE.

16. MICHEL
Cada año progresa aún más. Un jabato. De ahí que el Atlético de Madrid se haya interesado por sus servicios. Pero parece finalmente que no se irá al club colchonero. Aunque seguramente tendrá otras ofertas. Pero me dice el instinto que se queda otro año más. DUDA.

14. LUNA
Regresa al Sevilla tras su cesión. A este tío habría que hacerle un monumento. Que se parta los cuernos más que la mayoría de los futbolistas de la plantilla estando cedido y sabiendo que el barco se iba a pique es digno de elogiar. Su meritoria campaña ha hecho que haya sido elegido como el mejor futbolista de su puesto sub-20 y que lo llame la Selección de esa edad. El año que viene le quitará el puesto a Fernando Navarro. El tiempo me dará la razón. SE MARCHA.

2. JAKOBSEN
En cada partido que ha jugado la ha pifiado. En ínfimos momentos ha demostrado que tiene ciertas condiciones. Pero es una verdad como un templo decir que el '2' rojiblanco ha estado más perdido que Belén Esteban en una biblioteca. No se ha adaptado. Aunque parece que habrá que seguir confiando en él para la próxima campaña. Qué se le va a hacer... SIGUE.

18. ACASIETE
Al segundo capitán le pesan los años. Ha tenido sus días de gloria, pero ya está mayor. En Perú se han interesado por sus servicios. Pero poco más sabemos. DUDA.

21. CARLOS GARCÍA
El día del descenso no derramó sus lágrimas como sí hizo el año pasado con el Betis. Pero todo hay que decirlo. El central ha sido de los jugadores más comprometidos este año. El único que se ha ganado el puesto en el centro de la zaga. Lo quiere el Español. DUDA.

3. MARCELO SILVA
La grata sorpresa de la temporada. Mi duda viene cuando me pregunto por qué no ha jugado más minutos. El uruguayo en Segunda puede dar de qué hablar. SIGUE.

4. PELLERANO
¡Olé tus cojones, Pelle! Se lesiono el año pasado en Riazor. La/s operacio/nes no fueron todo lo bien que deberían. Incuso su carrera deportiva estuvo a punto de peligrar. Pero el argentino se ha convertido en un almeriense y ha echado al resto. Al final ha acabado jugando. Y afirmando que el año que viene seguirá, que el Almería le debe mucho. Más se le debe a él. Un sobresaliente. SIGUE.

25. BERNARDELLO
Un cinco argentino. Un pitbull de presa. Lo quieren en Primera y en Inglaterra, Ya en invierno vino una importante oferta de las Islas Británicas. Ahora tocará ver qué hacen las dos partes. DUDA.

24. JUANITO
Mejor que no hubiera venido. Segundas partes casi nunca son buenas. Menos mal que se va a EEUU, a jugar en la élite. SE MARCHA.

22. VARGAS
Apenas ha tenido continuidad. Yo creo que en la división de pata podría ser perfectamente válido. Supongo que querrá seguir. Pero si hay que aligerar la plantilla, el colombiano será de los primeros en tener los días contados. DUDA.

19. M´BAMI
Me cae simpático. Es un tío feliz. Pero lo que hizo en Getafe no tiene nombre. Y el tío se las sabe todas. El verano pasado se negó a entrenar y al final se salió con la suya. Cobra dos años de contrato jugando sólo uno. Así que finaliza su estancia en Almería. Habrá que ver cuál es su destino. Parece que Francia. SE MARCHA.

15. CORONA
Como siempre, muy irregular. Pero es de los pocos que siente los colores. Nadie le puede reprochar nada. Si no ocurre nada fuera de lo normal, lo volveremos a ver la campaña que viene en el Mediterráneo. SIGUE.

7. FEGHOULI
¡Cómo nos la han clavado! Un acto de indisciplina detrás de otro. Se niega a viajar porque no quiere autobús. Pues ahora te vas a quedar en tu casita. Pero con una buena receta. Regresará cedido al Valencia. SE MARCHA.

17. JUANMA ORTIZ
Una pena lo de su lesión. Ha jugado donde le han dicho. Y siempre rindiendo. Una incógnita su futuro. Yo (y el Almería supongo) me lo quedaba sin pensármelo. Pero fijo que tiene unas cuantas ofertas encima de la mesa. DUDA.

8. CRUSAT
Parece que se quiere ir ya que considera que ha acabado su ciclo en el club rojiblanco. Desde que se divorció, se ha visto a otro Crusat sobre el campo. El Español lo quiere. Se irá siempre y cuando el que lo desee pase por caja. SE MARCHA.

10. ORTIZ
Al capitán le queda otro año de contrato. Intentará devolver con toda su alma a su equipo a Primera División. Ya sea desde el terreno de juego o desde el banquillo, el del Zapillo siempre ayuda. Y una estupenda persona. SIGUE.

11. PIATTI
¡Grande Pablo! Aun estando el barco hundiéndose, él ha seguido remando. Grande. Ahora Atlético de Madrid, Sevilla y Udinense se pelean por él (mientras la selección argentina le ha convocado). España le tira más al lado personal, pero su parte deportiva le pide Champions. Alfonso también entrará en juego. SE MARCHA.

5. UCHE
Lo quieren muchos equipos. Es lo que tiene el Youtube. Uno de los tres puntas se tiene que marchar y él o Ulloa cuentan con más papeletas que el sueco. Numerosos puntos de España le reclaman. SE MARCHA.

20. ULLOA
Su buena primera mitad de temporada ha hecho que algunas escuadras españolas como el Getafe quieran al punta argentino. En Segunda sería muy válido, tal y como demostró en su estancia por Castellón. DUDA.

20. GOITOM
No termina de cuajar. La Segunda le podría venir bien. Además, no creo que tenga muchas ofertas. SIGUE.

(7) NIETO
El madrileño regresa tras su breve estancia en el Xerez, donde no ha disputado los minutos que hubiera deseado. Este chico tiene que tener algo puesto que en los últimos cinco años apenas ha jugado nada. Los pocos minutos que ha jugado me ha gustado. Pero... DUDA.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Voy con el que gane

Artículo Diario de Almería 25-V-11

El pasotismo general y la unión entre el Poli y el CF hacen, entre otras cosas, que la mayoría de la población almeriense no se sienta orgullosa del equipo de su ciudad. Es algo que considero lamentable. Pero bueno, al fin y al cabo, habrá que respetarlo. Que cada uno sea del equipo que considere oportuno. También habrá que respetar que abonados del Almería asistan a un partido de la temporada a animar a otro equipo. Pero lo que ya no creo que sea políticamente correcto es que ciertos aficionados, se supone que almeriensistas, muchos de ellos peñistas, viajen en autobuses fletados por peñas de la UD Almería para animar al rival. Que el gallinero del cuarto anfiteatro del Bernabéu se dejara la garganta celebrando los goles de Ronaldo e hiciera la ola con el 8-1 es muy triste. Ojo, que luego alguno se puede enfadar. No fueron todos, pero la gran mayoría, sí. Quien quiera, que se dé por aludido. Pero bueno, estos cuatros años en Primera han hecho que en los colegios se vean más zamarras rojiblancas. Se ha hecho afición joven y eso es lo positivo. Me quedo con una imagen, la de una niña derramando sus lágrimas tras ver el vapuleo de su equipo en Madrid. Lo demás, sigue igual. Madrid y Barcelona es lo importante. Tenemos lo que nos merecemos. A la UD no le respeta ni el tato. Feghouli se toma sus vacaciones en Almería, M´Bami también aduciendo una lesión, Alberto Benito ¡renueva por dos temporadas más!, parece que se quedará la mitad de la plantilla el año que viene... Resumiendo, volvemos a nuestro hábitat. Por cierto, dicen que cierto delantero nuestro se está preparando para correr los 100 metros en Londres 2012. Mientras tanto, se toma una copa en Cibeles.

lunes, 23 de mayo de 2011

Tres en el Cielo, uno en el infierno

Cuatro años y dos días es lo que ha durado nuestra aventura en Primera División, mucho más de los 365 días que predicaban los pregoneros de turno. Cuatro años soñando. Más bien, el sueño se convirtió en pesadilla en su cuarto capítulo. Lillo, Oltra, Olabe, Benito y bastantes mercenarios pendientes más bien de las fiestas que de lo meramente deportivo han hecho que el año que viene juguemos en la Liga Adelante.

Pero que nos quiten lo bailao. Ya sí es la hora de hacer valoraciones y parece que la balanza de lo positivo desnivela a lo negativo. Las tardes de domingo celebrando las victorias de nuestro Almería no nos lo quita nadie. Es cierto que este año he sufrido bastante, pero algún día tenía que llegar. Como se trata de un sueño, vuelvo a cerrar los ojos y me acuerdo de ese 0-3 al Dépor con exhibición de Negredo, con ese 1-0 con gol épico de Acasiete, con la victoria en Mestalla gracias a un superlativo Felipe Melo, esa victoria mágica (2-0) ante el imparable Real Madrid, ese empate a 2-2 ante el que ahora dicen que es el mejor equipo del mundo, ese 1-0 al Villarreal, ese 1-4 al Sevilla con cierto personaje revolcándose en la alfombra de mi casa, con esa goleada en San Mamés, con ese 1-1 ante el Real Madrid, con dos goleadas (3-0 y 4-2) ante el Vilarreal, con esas remontadas propias de leyendas del Cid Campeador ante el Sporting y Valladolid, con ese 1-1 al Atlético con otro 2-2 ante Messi y compañía, con ese 1-1 ante Cristiano y Casillas, o con el 1-3 de esta temporada en el Sánchez Pizjuán. ¡Maldito día en el que la filosofía entró en Almería! Los profesores, a las universidades, no al banquillo...

Y, entonces, al abrir los ojos, me da igual de que se haya acabado. Todo esto ha hecho que se haya creado afición joven y que, si todo sale normal, en un futuro no muy lejano echemos la vista atrás y veremos lo que hemos conseguido (por ejemplo, ser semifinalistas de la Copa del Rey) y crecido tanto a nivel deportivamente como afición. Ver a tu primo recitando la alineación entera de equipo de su ciudad no tiene precio.

Para finalizar, he escogido un once ente estas cuatro temporadas en Primera:

-Diego Alves: Menudo porterazo que nos pillamos. Ahora se discute su calidad. Es cierto que ha bajado mucho su nivel desde que se anunció su fichaje por el Valencia, pero objetivamente hablando, ha sido de lo mejor que hemos tenido. Uno de los cinco mejores porteros del mundo. Posiblemente, el mejor parapenaltis del mundo. ¡Gracias Monchi!

-Bruno: Se fue Manolo Gaspar y vino Bruno Saltor, procedente de un Lérida que había bajado a Segunda B. Era difícil superar la labor del malagueño, pero Bruno dio un salto de calidad increíble. El tiempo ha puesto a cada uno en su sitio y Bruno es titular de todo un Valencia (que se dice pronto) llegando a jugar la Champions League.

-Mané:
El lateral izquierdo subía, bajaba, atacaba, defendía. Vamos, lo que hay que pedirle a un jugador de esa posición. Nos dio grandes tardes tanto en Primera como en Segunda. Su buen hacer hizo que se fuera al Getafe.

-Chico: Acasiete y Carlos García eran, por aquellos tiempos, los ojitos derechos de la afición almeriense. Sin embargo, el recién llegado Arconada apostó por él y por Pellerano para el eje de la zaga, algo que no sentó nada bien en determinados sectores. Al final, se pudo comprobar que el gaditano era uno de los tíos más comprometidos que ha pasado por aquí y un pedazo de futbolista que ha acabado en Génova.

-Pellerano: Sin su lesión de Riazor, otro gallo hubiese cantado este año. El argentino siente los colores como si hubiera nacido aquí. Su garra y coraje han sido fundamentales para que Diego Alves haya tenido menos trabajo de lo habitual.

-Felipe Melo: Junto con Negredo y Alves, los mejores jugadores que han vestido la zamarra rojiblanca. Vino como tapado, pero su espectacular temporada (¡era para verlo!) hizo que la Fiorentina pagara un pastizal por él, se fuera después a la Juventus y defendiera en un Mundial los colores de su país. Un todocampista en estado puro. Felipe Melo.

-Soriano: En su DNI pone que nació en Zaragoza, pero su corazón es almeriense. Paco Flores acertó de pleno y, a la postre, se convirtió en el alma del Almería. El año pasado, Alfonso erró, marcó mal los tiempos y ahora estamos en Segunda.

-Juanma Ortiz: El alicantino vino a regañadientes de la grada. Otro Ortiz, jugaba en el mismo puesto que el '10' almeriense y procedía del Poli Ejido. Pero su entrega y profesionalidad hizo que se convirtiera en un fijo para todos los entrenadores. Y polivalente.

-Crusat: Desde que se ha separado, no ha vuelto a ser el mismo en el campo. Pero hay que reconocer que el chiquitillo ha defendido el escudo como pocos lo han hecho. ¡Cómo han tenido que sufrir los laterales zurdos!

-Piatti: Vino con 19 años y el sambenito de los 7 millones. Al final, ha demostrado que vale mucho más que eso. En cualquiera de las posición de ataque ha rendido a la perfección. Atlético e Madrid o Sevilla le esperan.

-Negredo: ¡Alvarito! Se acaba de coronar como Zarra del fútbol español. A pesar de los comentarios, se ha convertido en un fijo en el conjunto sevillista. Negredo, por favor, vuelve. Te recojo si hace falta.

-Ortiz: Y el capitán. Es una excepción. Gracias a él, Almería ha podido disfrutar cuatro años en Primera. No ha sido un fijo en los distintos '11', pero su entrega, su desborde, su conexión con la afición y su gol ante el Xerez siempre quedarán en el recuerdo. ¡Grande José!

Ahora, el objetivo es no pasar apuros en Segunda. Crear un equipo joven, competitivo y que transmita ilusión a la afición. De ahí que quedarse con 13 ó 14 jugadores como ha dicho Alfonso García y renovar por dos temporadas a Alberto Benito me parece una auténtica barbaridad. De los actuales jugadores sólo me quedaba con 10, a saber, Esteban, Luna, Marcelo Silva, Carlos García, Pelle, Michel, Corona, Bernardello, Juanma y Ortiz. Pero muchos tendrán ofertas en Primera. A Alves y Piatti no los cuento.

jueves, 19 de mayo de 2011

Un 19 de Mayo

Diecinueve de Mayo de 2007. Me levanto intranquilo. De hecho, apenas he podido dormir. En medio de cada cabezada, sueño cómo Crusat mete el gol en el último minuto, cómo Westerveld para un penalti o cómo Unai Emery es manteado. Eran sueños, pero horas después se podían hacer realidad en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Casi treinta años después y protagonizando una temporada maravillosa, el sueño de aquel niño que iba al Juan Rojas y su padre le tomó por iluso pensando que algún día verían fútbol de Primera División en la ciudad almeriense se puede hacer realidad.

En cuanto me levanto, bajo al hotel donde estoy pasando el fin de semana (casualidades de la vida, tenía que irme de Almería ese día...), compro el Mundo, el Ideal, La Voz de Almería, el Marca y el As en la tiendecilla de regalos para empaparme de todo. Cuál será la alineación, a qué hora será la celebración en el caso de que ganemos, etc. Pero aún queda un día largo por delante. Así que algo habrá que hacer. Un baño en la piscina hace que la hora de comer llegue antes. Apenas me entra la comida en la boca. No tengo hambre. Es lo que tiene el pensar que el año que viene verás a tu equipo entre los 20 mejores de España. Me subo para la habitación y me pinto el pelo de color rojo y blanco. Me pongo mi camiseta y mi bufanda y le digo a mi padre que se nos va hacer tarde.

De Mojácar a Almería ya se palpa el ambiente. Caravanas de coches procedentes de otros pueblos almerienses con bufandas rojiblancas hacen que a uno se le ponga los pelos de punta. En el camino, a mi padre se le ocurre la genial idea de partir de nuevo para el hotel a la mañana siguiente, en vez de irnos al finalizar el partido, para así poder estar en la celebración, si es que la hay. Cuando entramos a Almería ya se escuchan gritos. Aparcamos el coche en nuestro garaje y nos vamos andando para el Estadio. Entonces, uno se da cuenta de que este 19 de Mayo va a ser importante. De que el sueño se va a cumplir. De que Juan Rojas lo va a ver desde el Cielo.

Una vez que entras al Estadio ya es imposible hablar. Bocina por allí, bocina por allá ,hace imposible la comunicación. Del partido en sí poco me acuerdo. La Ponferradina, que se jugaba el descenso y que trajo a bastante gente, se adelantó por mediación de Rubén Vega. El silencio se apodera de la gente. Sin embargo, diez minutos después, Kalu Uche hace el primero, y a la siguiente jugada el capitán y alma del equipo, José Ortiz pone el 2-1 en el marcador. Estamos en Primera. Pero aún hay que sufrir. Hasta que no pite el colegiado puede pasar cualquier cosa. Por el minuto 85 el Estadio ya es una auténtica fiesta, con los jugadores suplentes levantados, esperando a que el señor Ontanaya López decrete el fin de este partidazo. Sin embargo, en el minuto 92 de partido, Miguel Ángel Corona pone el 3-1 en el marcador y sentencia la contienda. Ya sí. "Pi, pi, pi". Ontayana López señala el camino hacia los vestuarios.

Entonces, se te junta una mezcla de sensaciones por el cuerpo. Lo único que haces es gritar y gritar. Hasta quedarte ronco. El sueño se ha hecho realidad. Ya sí se podrá dormir a gusto. Desde tu asiento ves cómo Unai Emery es manteado, cómo José Ortiz se pone la camiseta del fallecido Juan Rojas con vuelta de honor incluida o cómo la gente arranca el césped del punto de penalti.

Cuando los jugadores se van para el vestuario, comienza la peregrinación hacia la Plaza de las Velas. Una Plaza de las Velas abarrotada en la que es casi imposible encontrar un hueco. Todo por ver a los jugadores que han hecho posible la hazaña desde lo alto del autobús. La fiesta se prolonga hasta las tantas. Y yo tan feliz.

Toca volver hacia la casa para dormir un poco. Al día siguiente toca partir de nuevo para Mojácar. Aunque eso sí. Antes de conciliar mi padre y yo ponemos la tele para sentir de nuevo todos los goles, las jugadas, la fiesta, etc. A las 7 de la mañana ya estamos levantados. Esperando a que abran los quioscos. Todos los periódicos palasaca. El Marca abre su portada con la imagen de Unai Emery. Impresionante.

Reflexionando, camino del hotel, pensamos si el Almería quedará último, penúltimo o antepenúltimo la temporada que viene.

Pero tengo la sensación de que va a ser la revelación y sensación del campeonato, que va a pelear por la Uefa, que se va a quedar octavo, que le va a ganar 2-0 al imbatible Real Madrid, que le va a empatar al Barsa, que le va a vencer al Villarreal y al Sevilla y que va a estar cuatro años en Primera, de los que vamos a disfrutar a gente de calidad como Diego Alves, Negredo, Piatti o Felipe Melo. Creo que, cuatro años después (que se dice pronto) más dos días, la UD Almería jugará su último partido en Primera en el Santiago Bernabéu y que, allí, estarán el padre y el hijo para despedir a su escudo en su aventura en Primera. Aunque quién sabe si se volverá. Sí. ¡VOLVEREMOS!

PD: Sí, papá. Volveremos. Y sí. El sábado a las 5 en la explanada del Juan Rojas que nos vamos con el Benji y compañía para Madrid. Ya tengo las dos entradas.

PD 2: Otro 19 de Mayo, esta vez de 2011, se producirá otro ascenso. El del Periódico FS a Primera División del Trofeo Rectora de Málaga. Tras once partidos, hoy jugamos la final de ascenso. ¡Vivan los 19 de Mayos!

miércoles, 18 de mayo de 2011

Pocos pero buenos

Artículo Diario de Almería 18-V-11

El titular de este artículo iba a ser "¿Dónde están ahora?". Pero según, me han enseñado, en la vida hay que quedarse con lo positivo. Y lo positivo es que la afición de la UD Almería es un ejemplo para el resto, tal y como se pudo comprobar el domingo. Es cierto que el número de espectadores fue irrisorio para la categoría, pero escuché el encuentro por la radio y la animación del graderío predominaba por encima del locutor. Y eso que el equipo estaba ya en Segunda. Otros hubiesen pitado a sus futbolistas por la nefasta campaña que se han pegado, pero en Almería se anima y se anima. Sin embargo, eso no es suficiente. Mañana se cumplirán cuatro años de nuestro ascenso a Primera. Recuerdo un campo lleno, una Plaza de las Velas abarrotada de gente pregonando su almeriensismo por los cuatro costados. Les faltaba tatuarse el escudo en el cuerpo. Y ahora, ¿esos dónde están? ¿Dónde se han metido las miles de personas que había en aquella plaza festejando "su" triunfo? También recuerdo que, por esos tiempos, se hicieron miles de peñas, alguna de ellas, con tan pocos componentes que rozaban lo absurdo. Ahora, ¿dónde están esos? Visitando el sitio web del equipo, pincho en el apartado "Federación de Peñas" y no sale ninguna página. Parece que ahora no interesa el equipo de la ciudad del Indalo. ¿Dónde están todas esas peñas que se hicieron en su momento? Por el estadio no veo casi ninguna. Su actividad es nula. Presentación, comida con algún directivo o jugador y fin de la peña. Ojo, que no estoy diciendo que todas tengan el mismo funcionamiento, pero la mayoría, sí. Las que lo hacen bien saben quiénes son. Son pocos, pero buenos.

domingo, 15 de mayo de 2011

La sencillez almeriense

Veintitrés de Mayo de 2010. Faltan apenas diez minutos para las diez de la noche. Salto del Caballo. Toledo. El colegiado Iñaki Bikandi Garrido está a punto de señalar el final del encuentro. El CD Roquetas deberá jugarse el descenso a Tercera en una prórroga de infarto. Sin embargo, por el verde pululaba un tal Beltrán. El esférico le llegó a él, se la colocó, y en la frontal del área, mandó un derechazo a la escuadra izquierda del meta Bermúdez. Un gol para enmarcar. Unos segundos para la historia. Un momento para toda la vida. Una portada del periódico ("BELTRANAZO") para guardar en el baúl de los sentimientos.

Probablemente la mayoría de ustedes no sabrán quién es Javier Ibañez Beltrán (8-2-1988, Almería). Beltrán (su apodo futbolístico) fue el hombre que salvó al Roquetas de consumar su descenso a Tercera. Él solito. Como Juan Palomo, Javi se lo guisó y se lo comió. Porque el guiso tuvo bastante trabajo. Detrás de ello había mucho esfuerzo. Muchas horas de entrenamiento. Muchos berrinches tras perder el partido dominical con la equipación llena de barro. Pero con ilusión y esfuerzo todo se consigue. Él tenía un sueño: ser futbolista. El mismo que tienen todos los niños. Ese mismo que posee ahora el hombre más pequeño pero a la vez más grande de toda la tierra, su primo Álex. Él, a diferencia de otros, que se quedan en el camino por culpa de distintos factores (fiestas, etc) lo tenía claro. Así que con 19 añitos se atrevió. Jugando en el modesto CD Oriente, hizo las maletas y se marchó para Villarreal. Allí le esperaban una de las mejores canteras del mundo. Sin embargo, la mala fuerte de las siempre malditas lesiones le impedieron gozar de continuidad.

Pero como hemos dicho antes, con trabajo todo llega si uno se lo propone. Javi se lo propuso y de jugar en Tercera pasó a hacerlo en Segunda B con un equipo de su provincia. ¿Un sueño? Probablemente. Todo este trabajo hizo que llegara ese MOMENTO, sí con mayúsculas. Gracias a él, el conjunto almeriense está luchando ahora por meterse en la Copa del Rey (algo que sonaba utópico hace unos años en el pueblo roquetero). Pero todo hay que decirlo. Y es que este centrocampista, exquisito fuera y dentro del terreno de juego, ha gozado durante esta temporada de todos los minutos que merecería. Pero ya saben. Con esfuerzo todo llega. Lo de siempre. Y al final, a Javi le llegará otra recompensa. Mientras, responde en exclusiva a las preguntas de La Escuadra de Mago. Lo dicho, un señor. Sencillos como pocos. Y almeriense. La sencillez almeriense.


-Domingo 23 de Mayo de 2010. ¿Qué se le viene a la cabeza?
Pff, pues la verdad es que se me ponen los pelos de punta, je, je, je.

-¿De quién se acordó en ese momento?
De mucha gente, sobre todo de mi familia (mi madre, mi hermano, mi abuelo, mi tío, etc) y de esa gente que me ha seguido y me sigue desde siempre.

-¿Pudo conciliar el sueño esa noche?
La verdad es que horas después del partido todavía estaba bastante excitado.

-Hace sólo cinco años se encontraba jugando en un club modesto como es el Oriente. Entonces viene todo un Villarreal y se lo lleva. ¿Qué se siente en ese momento?
Pues creo que es el sueño que todo chaval que lleva toda una vida jugando al fútbol y esto supone un premio a todo el esfuerzo realizado en los entrenamientos, partidos, etc.

-¿Qué aprendió de su estancia allí?
Bastantes cosas. Por ejemplo, que nunca hay que tirar la toalla y que el trabajo y la constancia al final siempre tienen su recompensa.

-En Castellón, si no me equivoco, las lesiones le impidieron triunfar...
Pues sí, la verdad es que tuve bastante mala suerte, ya que al segundo día de estar allí me lesioné, luego recaí y, hasta enero, no puede disputar ningún partido.

-Pero la calidad al final acaba saliendo. Y usted, sin duda, dio un paso hacia delante al fichar por un club de la categoría de bronce del fútbol español. ¿Cómo se gestionó ese fichaje?
Me encontraba sin equipo ese verano después de volver de Villarreal, y la temporada empezaba en un mes y la verdad es que no veía nada claro. Así que el Roquetas me dio la oportunidad de realizar la pretemporada con ellos en Sierra Nevada durante unas semanas. Así empezó todo. Al final, me quedé en el conjunto roquetero.

-Poco a poco se fue convirtiendo en una pieza importante para el centro del campo de la escuadra rojilla. El clímax llega en El Salto del Caballo. ¿Significó eso que el trabajo bien hecho, con sufrimiento incluido (las lesiones), tenía su recompensa?
Sinceramente, creo que sí, pero no sólo por el gol en sí, sino porque cada minuto que he jugado lo he intentado aprovechar y disfrutar al máximo.

-Y este año, más lesiones, ¿no?
Bueno, este año no he tenido ninguna lesión grave, como el año pasado con la operación de pubis. Lo que si me ha ocurrido es que me he perdido algunos partidos más bien por ponerme malo con algún virus o algo por el estilo.

-¿No se agobia de ser un poco Robben? Ya es mala suerte tanta lesión...
(Risas) No, no. No creo que sea para tanto. Pero la verdad es que cuando he estado en mi mejor momento o tenía alguna oportunidad para coger continuidad, no he tenido mucha suerte por algún u otro motivo.

-Todo esto le está impidiendo jugar los minutos que debería. Seamos realistas. ¿Está actualmente contento en el CD Roquetas?
Sí, llevo ya tres años con éste y tengo otro año más de contrato. Claro que me gustaría jugar más minutos, pero también hay otros compañeros que lo hacen muy bien. Hay mucha competitividad.

-¿Cómo es su trato con Florit?
Mi trato con el míster es bueno. Le gusta la seriedad y sobre todo que se trabaje y creo que eso lo valora en mí.

-Dicen que, al fin y al cabo, lo importante es el equipo. Y este año el Roquetas se está saliendo. Quién iba a decir a principio de temporada que se iba a hablar de Segunda División. Pero hace poco ya se esfumó el sueño...
Ya sí. Hace unas jornadas que aún teníamos posibilidades de meternos, pero nosotros vamos a luchar hasta el último partido para poder meternos en la Copa del Rey [se meten los seis primeros de cada grupo, si no me equivoco].

-Y el año que viene, ¿qué?, ¿seguirá en el club roquetero?
De momento, sí, ya que tengo otro año más. Así que espero cumplirlo y disputar más minutos.

-He oído que el Albacete anda detrás de usted. ¿Qué hay de esto cierto?
Yo no he oído nada, ni nadie ha hablado conmigo. Además, a mí me gusta estar al margen de todas estas cosas.

-Dejemos el fútbol aparte. ¿Es fácil compaginar estudios (Magisterio de Educación Física) y fútbol?
Muchas veces es bastante sacrificado, por las clases y los horarios sobre todo. Siempre voy con las "prisas". Pero intento llevar todo para adelante lo mejor posible, y por ahora lo estoy consiguiendo.

-Por último, como ha conseguido el sueño de ser un futbolista (de cada mil, llega uno...), ¿qué consejo le daría a su primo Álex, al que tanto le gusta el fútbol, y al que le gustaría llegar hasta dónde está usted?
Con la edad que tiene ahora, sobre todo, que disfrute y que no pierda la ilusión por nada. Con trabajo y constancia todo llega. Seguramente tenga su momento, como también he tenido yo.

-Muchísimas gracias de verdad y mucha suerte.
Gracias a ti. Un abrazo.

PD: Las fotos son de Francisco Javier, aficionado y fotógrafo del CD Roquetas. ¡Gracias Patata!

viernes, 13 de mayo de 2011

Gracias capitán

Foto mía
Artículo Diario de Almería 13-V-11

El 7 de Mayo será el día más triste para el escudo de la Unión. El descenso en Getafe tras disfrutar cuatro años en Primera hizo que los que sienten al equipo de verdad se derrumbaran. Pero, personalmente, más que con el pitido final de Muñiz Fernández me quedo con un gesto del mejor jugador que ha vestido una camiseta almeriense. Al finalizar el encuentro, mientras los rojiblancos esperaban para marcharse en el autocar de regreso a Almería, el capitán salió a charlar con los aficionados almerienses que se habían pegado una auténtica pasada de viaje. Se fundió en un abrazo con alguno que otro (nunca olvidaré en ese gesto) y, como si de un aficionado más se tratase, se puso a compartir opiniones con los aficionados. "No os preocupéis, hay cosas peores que el descenso". Increíble frase del capitán e increíble momento. Que un jugador salga a consolar a los aficionados no tiene precio. Por eso, al igual que hice la semana pasada desde este mismo espacio con el presi, quisiera darle las gracias a José Ortiz Bernal por cómo es. No ya por ser quién es, sino por cóm ose comporta. Alguno que otro debería aprender del '10' rojiblanco (podría dar un nombre concreto), ese extremo que cada vez que pisa el césped lucha por la redonda como si fuera la última. Con once Ortizes el equipo aún estaría luchando por la permanencia. Porque jugadores a´si son los que engrandecen este deporte. No teatreros como Busquets u otro provocadores. Individuos normales, sencillos, genios como Severiano Ballesteros (D.E.P.). Ese debe ser el prototipo de persona a seguir. Deportivamente hablando, también le debemos a José el ascenso. Su última temporada en Segunda fue, simplemente, espectacular. Sus goles ante la Ponferradina y Xerez están en mi baúl de los recuerdos, al igual que el gesto de Getafe. Esto es lo que hace grande al balompié.

martes, 10 de mayo de 2011

Decálogo de un descenso

1. La planificación: Vayamos por partes, como dijo Jack el Destripador. Esto, sin duda, ha sido el principal detonante. El presidente quizás haya tenido un poquitín de culpa. Pero, ¿quién ha sido concretamente la oveja negra del club de la Vega de Acá? Sí. Alberto Benito. Primero se equivocó Alfonso en no concretar la renovación de Soriano. Quiso hacerlo en Diciembre y lo hizo mal. Y cuando fue a hacerlo bien, ya era tarde. Con el dinero de la renovación, se trajo a Valeri cedido del Oporto y le pagó medio año de vacaciones. Pero vamos a meterle cizaña mejor a Albeto. ¿Quién se saca esos fichajes de la manga? A lo mejor me equivoco en alguno, pero si es el director deportivo, se supone que fue él. Si no, más a mi favor. La única incorporación que medio ha servido ha sido la del Ciclón Ulloa. Quizás también podamos meter en este pequeño saco a Marcelo Silva (aunque, como se viene demostrando últimamente, algo malo tiene que tener cuando ni entra en las convocatorias), Lo demás ha sido chapuza. Primero Jakobsen, "ese hombre que le metió un gol al Manchester United en la Champions y que tiraba penaltis". Ya está. Tiene que ser bueno. Para Almería. Con él y con ¡Juanma Ortiz! nos apañamos para el lateral izquierdo. La defensa, algo fundamental para un equipo que quiere conseguir la permanencia, está bien cubierta. Pelle, lesionado y confiamos en Acasiete, en el uruguayo en Carlitos y Rigo. Bueno, Rigo (para mí, el mejor, y esto no lo digo con ironía) lo tenemos ahí y luego nos lo quitamos de en medio. Y en el centro del campo, para qué vamos a traer a alguien ofensivo, si confiamos en Corona. Un tío solamente para construir el juego del equipo y va que chuta. Perdón, me equivoco. Por ahí andaba Valeri. Miren, esto va en serio, la mala planificación se puede comprobar el 31 de Agosto, cuando aún no se conocía si iba a seguir Uche o no. Y luego nos traemos a Juanito y Feghouli. Es que no había mediocentros de destrucción. Y con lo del indisciplinado francés, está claro. Había que meter a alguien en la operación de Diego Alves. Ah, se me olvidaba. ¿Y Luque? Pregunténselo a alguno de los chiquitillos.


2. La pretemporada: Tuve la gran suerte de poder ir a La Manga y vi como entrenaba y jugaba el equipo. Lo reconozco, me gustó. Incluso me atreví a pronosticar en un artículo del Diario de Almería que este año podíamos aspirar a algo más. Conclusión: ya no hago más pronósticos. Bueno sí. Sólo erran los que apuestan (frase que se podía aplicar el equipo este año, no por errar, sino por no apostar). Pues bien, si en vez de jugar contra el Cartagena B y demás milongas, se hubieran elegidos rivales medio en condiciones, hubiésemos podido comprobar el verdadero nivel del equipo. Claro que me encantaba, pero es que enfrente estaban, con todos mis respetos, rivales de cascarilla.


3. Juanma Lillo: El filósofo tiene el mismo nivel de culpa que Benito. Te tienes que adaptar tú a unas herramientas, no ellas a ti. Porque luego pasa lo que pasa. El 3-4-3 mejor lo dejamos para los grandes. Intentar jugar como los ángeles con un equipo que no tenga a alguien que posea una pierna para dar un cambio de juego en condiciones es un suicidio. Hablar ahora puede sonar a oportunista. ¿Pero es que no se dio cuenta el tolosarra tras empatar sin goles en Navarra en la primera jornada contra el primer rival de verdad? Y Ulloa en el banquillo. Mejor confiamos en Uche, que ha estado todo el verano por ahí. Poner al argentino era arriesgar mucho. Lo mejor es hablar en las ruedas de prensa. La solución era poner un entrenador en el banquillo, no un profe de letras.


4. La falta de un líder: Para cualquier partido, el líder es fundamental. Alguien experimentado que conozca perfectamente los entresijos del club tanto dentro como fuera del campo. Ese era Soriano. Pero como no se arriesgó, pues se pagó caro, nunca mejor dicho. El capitán es don José Ortiz Bernal. Casi siempre en el banquillo. Corona es otro que lo siente. Pero también ha estado más fuera que dentro del once A Acasiete la edad le pesa y Carlitos hace lo que puede. Sin duda, el que debía mover el equipo, el eje, era Fernando Soriano. Y lo movía a su antojo. En el centro del campo. ¿Este año quién ha sido?


5. Los árbitros: No es una excusa barata. El que haya visto los 36 partidos del Almería en Liga sabrá a lo que me refiero. No hay más ciego que el que no quiere ver. El Almería no interesa en Primera y ya está. Que sí, que si hemos descendido ha sido también por méritos propios. Pero la realidad es que se han reído de nosotros como han querido y con los puntos que nos han chorado estaríamos luchando aún por la salvación. Y nadie se ha quejado. Por quejarse, me vengo a referir a hacerlo en serio. A liarla delante de un micrófono. Almería no tiene mucho, apenas sale en prensa. Pues entonces, se pega una rajada de las que marcan historia, para que salga. Si no te respetan, tendrás que hacer algo. Porque, por mucho que digan ciertos personajes, no se nos ha respetado. La reciente mano de Fernando Navarro es un ejemplo. El gol que marcó De las Cuevas con la mano es el claro ejemplo de que Almería es el culo del España. Que sí, que los árbitros son humanos y demás. Pero tú te puedes equivocar en un fuera de juego dudoso, en un gol fantasma, pero NUNCA en eso, víéndolo a tres metros de ti. Esos árbitros deberían ser sancionados. ¿Y por qué no hacen ellos declaraciones? Ah, que esto es España. Pero lo entiendo. Lo que sufrió López Nieto en Macael lo debíamos pagar caro algún día. ¡Viva la corrupción en el fútbol!


6. Los jugadores: Ellos también han sido culpables de este angustioso descenso. Es cierto que en algunos partidos lo han intentado a más no poder y no los han dejado, pero algo de culpa habrán tenido, cuando con tres entrenadores distintos, la dinámica ha sido la misma. Para mí, son como de la familia, pero hay que reconocer que Diego Alves ha errado más de lo normal. Santi y Carlos no están para muchos trotes, Crusat ha estado más bajo de lo habitual, Uche ha luchado cuando ha querido, etc. Y las fiestas, que son muy malas. Cuando una está en esta situación tan crítica lo mejor es centrarse en el trabajo y no en irse a las Cuatro Calles, entrenador incluido. Antes de un entrenamiento, hay que estar dormidito. Y Vaya ejemplo. Y no, no es Juan Malillo.


7. La mala suerte: Con Juanma Ortiz y Pellerano en todos los encuentros, otro gallo hubiese cantado. Malditas lesiones.


8. Las instituciones: ¿Dónde están esos políticos y demás gente "importante" que se subieron un 19 de Mayo al bus del ascenso? Pues en su casa viendo el Real Madrid-Bacelona. Ahora el producto no les interesa. ¿Se imaginan si el Almería fuese el 5º o 6º lo bien que iba a ser utilizado para este 22-M?


9. La ciudad:
Bueno, esto no es nada nuevo. Lo de siempre. Primero son las pistas, luego los precios, luego que el partido es muy tarde y los niños tienen que ir por la mañana al colegio, que mi abuela hace la comunión, etc. Mejor me equipo en mi sofá viendo a mi Barsa a ver si gana algo. Si ganamos alguna copilla molará mucho más que ver al equipucho ese de nuestra tierra. ¡Ay, Oviedo o Cádiz lo que hubiesen hecho por cambiarnos la situación! El clímax está en el Almería-Valencia, con el equipo jugándose la salvación, las entradas a ¡10 euros! (no, no es una broma) y el estado vacío porque después había Clásico. Una cosa os dijo, mejor. Prefiero estar solo que mal acompañado. Qué agustico voy a estar la temporada que viene rodeada de gente que de verdad siente al equipo. El cemento predominara, pero me da igual. Me lo pasaré pipa.


10. Resumiendo, entre todos la matamos y ella sola se murió. Pero ahí estará el recuerdo. Y aún no está muerta. Está en Segunda. ¡SIEMPRE ALMERÍA! Como decía una pancarta realizada por gente que entiende "Almeriensista se nace, madridista [o culé] te hacen". Cuánta razón llevaba. Gracias Dios por haber nacido en Almería. Gracia spor estos cuatro añazos.

domingo, 8 de mayo de 2011

"Hay cosas peores que el descenso"

Fotos: N.G.Cruz
Nueve menos veinte de la noche. 7 de Mayo de 2011 (una fecha que recordaré toda una vida). José Ortiz sale del Coliseum de Getafe, le digo "José, lo siento", nos fundimos en un abrazo y después el capitán empieza a charlar detenidamente con los aficionados y comenta que "hay cosas peores que el descenso". Entonces, miro hacia arriba y pienso "Gracias Dios por ser del Almería". Es muy fácil ser del Real Madrid o del Barcelona, pero muy pocos equipos pueden decir que tienen a un capitán que sale a hablar con los aficionados tras un descenso.

Cincuenta minutos antes, Muñiz Fernández señalaba el final del partido y el Almería descendía matemáticamente a Segunda División. Sí, me eché a llorar, de hecho, si ven en los telediarios alguien con un peto de la LFP con las manos en la cabeza, ese soy yo. Y es que, de repente, me encontré a cuatro o cinco cámaras alrededor mía. Este 7 de Mayo siempre estará en mi memoria. Tanto negativamente como positivamente. Pero me quedaré con lo bueno y con la frase del titular de arriba, guardada en mi cerebro para toda una vida.

Un 19 de Mayo de 2007 conseguíamos el ascenso a la Liga de las estrellas (y de la corrupción...). Cuatro años después menos doce días, bajamos. Sí, un palo. Pero le doy gracias a Dios por poder haber disfrutado durante estos cuatro años de la Primera División. Por eso, asistí a Getafe (ojalá que se salven, tienen una ciudad y afición de Champions). Para no dejar sólo a ese escudo en su peor momento hasta ahora (es el primer descenso de la Unión). Pero quién me iba a decir a mí ese 19 de Mayo que cuatro años después aún íbamos a seguir en Primera y que iba a vivir el partido del descenso a pie de campo, con todo lo que eso conlleva. Aunque fuera un palo de lo ayer, también fue un sueño. Estar en Madrid, elegir la línea adecuada del metro, ver la Puerta del Sol, la Cibeles... Y ver un partido de Primera a pie de campo. ¿El último? Seguiremos luchando. ¡Volveremos! ¡Siempre Unión!

PD: Descanse en Paz Sevelleriano Ballesteros. Eso es peor que un descenso.

jueves, 5 de mayo de 2011

Un extraterrestre en La Escuadra

En la segunda jornada liguera, el Almería iba cayendo 1-2 ante la Real Sociedad. Entonces, Juanma Lillo dio entrada al nuevo fichaje del Almería, Leo Ulloa. Era su debut ligero en su nueva casa. En el 90', el argentino mandó un balón al fondo de las mallas después de una jugada digna de enseñarlas en las escuelas de fútbol. Lo reconozco. Desde ese momento, me enamoró (futbolísticamente hablando, claro está). Los apodos lo ponen los periodistas. Y, aunque aún no lo soy, me permití apodar a Leo como "El extraterrestre" en este humilde blog. Me pareció eso. Un ser de otro mundo, que vino para meter ese gol. Como los más chulos. Entra, mete el gol y se va.

Luego, en la Copa del Rey, consiguió ser el tercer máximo artillero, con un gol menos que Cristiano y Messi (ambos jugaron la final). Y eso que Leo no participó en todos los partidos. Pero fue sin duda uno de los principales artífices para que el modesto conjunto del sureste español se metiera entre los cuatro mejor de la Copa de España, esa copa que este año ha cobrado una mayor importancia. Vamos, un fenómeno. Como su juego. Es alto, así que va de maravilla por alto. También fija a los zagueros. Y con el esférico en los pies no es torpe, al contrario, maneja a la perfección su técnica. Lo dicho, un extraterreste que ha enamorado al Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Ojalá el año que viene lo podamos seguir viendo en el feudo rojiblanco. Mientras tanto, os dejo una entrevista que el grande de Ulloa ha respondido exclusivamente para La Escuadra de Mago. Eso, un grande. Un extraterrestre.


-Leo Ulloa, tercer goleador en la Copa del Rey, esa que tanto ha dado de qué hablar en las últimas semanas. Sin embargo, lo ocurrido en la competición doméstica ha deslucido un poco esa hazaña, ¿no?
Sí, la verdad es que sí, porque no está habiendo muchos goles en Liga, estoy pasando una situación un poco crítica. Ahora de lo que se trata es intentar acabar de la mejor manera la Liga y, luego, a ver qué pasa.

-Vi al equipo en pretemporada en La Manga y me gustó bastante (incluso mejor que el de años anteriores) las ganas y la ilusión de los jugadores, sobre todo de los nuevos. ¿Qué es lo que ha ocurrido exactamente para que el barco se haya ido a pique y haya acabado como farolillo rojo de la Liga?
Bueno, yo creo que nos puede haber pasado un poco factura la Copa, pero ha habido también un poco de mala suerte que no había existido otros años. También ha sido un poco de culpa de los jugadores. Todos nosotros hemos tenido nuestro granito de culpa por no haber hecho las cosas en su momento. Siempre estuvimos a un paso de poder arrancar y no lo conseguimos. Pero, bueno, son circunstancias, situaciones que en un año se dan y lo que ha ocurrido es que se dieron todas juntas este año.

-Juanma Lillo también tuvo gran parte de culpa...
No sé si parte, parte hemos tenido todos los que estuvieron en el club y los que estamos. Cada uno en su parcela, pero sí que hay parte de todos.

-El 3-4-3 del tolosarra también ha pesado mucho...
A ver, los jugadores, los sistemas y las variantes pueden cambiar. Lo que ocurre es que si los resultados no se dan, siempre pasa lo mismo. Claro, tú puedes jugar de una forma, pero si los resultados no acompañan es complicado mantenerlo. Entonces, no estoy ni conforme ni disconforme, yo sólo quiero ganar, me gusta sentirme ganador y creo que de una manera u otra los resultados no se dieron y había que cambiar cosas.

-Como se ha demostrado tanto usted como Marcelo Silva han sido de lo mejor de esta temporada en el conjunto unionista. Sin embargo, Juanma Lillo no se atrevía del todo a sacarlos en el once titular. ¿Por qué?
Bueno, llegamos este año (bueno, el año pasado), a principios de temporada y creo que él buscaba una adaptación, o por lo menos así lo creía, y necesitaba que así fuera. Son pensamientos y uno tiene que respetarlos. Cada cual hace las cosas como mejor las cree. Pienso que si hubiera creído que Marcelo o yo hubiéramos podido darle mucho más de lo que tenía, seguramente hubiésemos jugado. Pero él lo creyó de otra manera, lo pensó de otra manera y por eso moríamos al lado de él.

-Se fue Lillo y vino Oltra. No supuso el revulsivo que Alfonso esperaba...
Bueno, que Alfonso y que toda la gente esperaba. Es lo que te digo. A ver si te sale la cosa bien, a ver si te sale mal... y al final las cosas no salieron del todo bien. Por eso han decidido que se vaya. No fue la mejor manera que esperaban tanto el club como el técnico que llegó.

-Hablando del presidente. ¿Cómo es su relación con él?
Buena. Tenemos una relación muy cordial y la verdad es que ha estado más cerca de los jugadores este año, así que muy bien.

-¿Intuye que seguirá al frente del club el año que viene?
Yo creo que sí. No sé la cabeza de él tampoco, los pensamientos que tiene. Tampoco tenga mucha opinión como para poder hablar sobre ello.

-¿Y la relación con Alberto Benito, qué tal?
También muy bien. La normal de un jugador con su director deportivo.

-¿Qué nota le daría a Alberto por su labor realizada durante esta campaña?
(Risas por parte de los dos) Bueno, lo que pasa es que yo tampoco sé mucho de las labores de él. Yo intento ver lo mío, lo del equipo. Pero claro, es que hoy echarle la culpa a alguien no lo sé. Y entonces, esas notas no las debería dar yo, sino la gente que está a su alrededor.

-¿Cómo se encuentra el vestuario en esta situación tan difícil?
La verdad es que está dolido, bastante dolido porque ya sabemos en la situación en la que nos encontramos, sabemos que es muy crítica y que está muy complicado. Está muy jodido.

-Ciertos futbolistas parecen haber fichado ya por otros equipos. ¿Afecta eso a su rendimiento, y por tanto, al del conjunto?
Yo creo que no. Cada uno intenta dar lo mejor que tiene y por lo que está peleando y cada situación o cada futuro se verá después del 30 de Junio. Pero, hasta ahora, creo que cada uno está intentando dar lo mejor para el equipo.

-A ocho jornadas para el final viene Olabe. ¿Es bueno cambiar cuando queda tan poco?
Lo que pasa es que necesitas buscar algún revulsivo, alguna cosa que cambie. Entonces, si no puedes cambiar a 22 ó 23 jugadores, es más fácil cambiar a un técnico que a esos 23 futbolistas.

-Pero cuatro derrotas en cuatro partidos no habla muy bien de su actual técnico... Sinceramente, ¿cree que Roberto vino como revulsivo o, por el contrario, pensando más en un futuro y en su parcela fuera del banquillo?
La verdad es que yo no tengo ni idea de eso. Lo que intentaron en el club fue cambiar una dinámica mala. Sin embargo, no se ha podido cambiar. Seguimos en la misma dinámica de perder y no poder sumar. Sí se han cambiado aspectos de juego y de eso, pero no de puntos.

-¿Afronta uno con el mismo nivel de motivación sabiendo que se está virtualmente descendido?
Claro, hasta el último. Aunque estemos descendidos, hay que pelearlos todos hasta el final.

-Supongo que esta temporada habrá sido su temporada más desagradable a nivel colectivo, ¿no?
No he estado en otras temporadas en el club, pero yo vengo de una situación también mala en Castellón y la de este año no ha sido peor que la del año pasado que viví.

-Y el año qué viene, ¿qué?
Si el club quiere que yo siga, seguiré. Yo tengo un contrato en vigor y espero estar la temporada que viene aquí.

-¿Le han salido muchas novias en Primera?
Es que yo no sé nada todavía. No he hablado con nadie, no me ha llamado nadie. Yo sigo teniendo contrato en vigor y ya veré.

-Ya, por último, lo positivo de este año habrá sido la ciudad, ¿no? ¿Le ha gustado Almería?
Sí. Estoy muy bien. La verdad es que muy a gusto, la familia está muy integrada. Es una pena la situación en la que estamos, pero la verdad es que sí, que me siento muy a gusto y me gustaría quedarme acá muchos años.

-Pues muchas gracias de verdad.
De nada, de nada.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Mil gracias

Artículo Diario de Almería 4-V-11

Desde aquí quisiera agradecerle a Alfonso García la labor que ha realizado durante sus ochos años de mandato en la UD Almería. Son muchos los oportunistas que ahora le echan la culpa del descenso a Segunda División. Claro que habrá tenido su granito (Benito no ha puesto un grano, sino una playa), pero, por supuesto, que no ha sido el protagonista. Pero sí que lo es de que el sueño de todos (bueno, no todos, porque ya sabemos cómo se las gasta esta ciudad) los almerienses se cumpliera. Tuvo que ser él el que pusiera la pasta, cogiera el relevo de Guillermo Blanes y convirtiera a la Unión en un equipo grande. Siempre recordaré aquel 19 de Mayo de 2007. También los paradones de Diego Alves, la potencia de Felipe Melo, los disparos de Negredo o la velocidad de Piatti. Han sido cuatro años en el cielo futbolístico.

Y todo gracias a él. Sin el apoyo de las instituciones (¿dónde están ahora esos que se subieron al bus del ascenso?), sin el de la ciudad, sin el los distintos empresarios almerienses, sin el de nadie, ha hecho que el nombre de Almería haya sido paseado por el mundo entero. Lo vivido en el Mediterráneo ante grandes equipos siempre estará en mi retina. Desde este espacio, también quería pedirle al presidente que siguiera aunque sea una temporada más con nosotros. Al fin y al cabo, no querrá dejar tirado a su equipo. Sé que lo está pasando mal. Es normal. Muy normal. Pero tiene que reconstruir este barco. Hace unos años dijo que su objetivo era estar en la LFP, entre Primera y Segunda. Un buen proyecto debe ser básico. Para ello, los jeques sobran. El apoyo de la afición, lo tiene al menos. Y el mío. Alfonso, mil gracias. Todo sea por el fútbol.

PD: Si pueden, visiten mañana este humilde blog. Tengo una sorpresa preparada...

lunes, 2 de mayo de 2011

De pura cepa

Hay individuos que aunque no los conozcas personalmente, forman parte de tu familia. Y más si pregonan a tu tierra. David Bisbal o Juan Andújar Oliver (11 de diciembre de 1948) son buenos ejemplos de ellos. ¿Quién no se parte el pecho con el toque de humor que tiene siempre Andújar?

Este ex árbitro de Primera División sigue ligado al mundo del fútbol. Se nota que le gusta. Es un experto en la materia. 168 partidos en primera y dos Gurucetas (temporadas 1990-91 y 92-93) dan prueba de ello. Pues bien, como todos saben, últimamente se está hablando más de los árbitros que de los jugadores. ¿Y quién mejor que él para hablar sobre la profesión? Sí, Andújar. Este almeriense de pura cepa responde con una grandísima amabilidad a las preguntas de La Escuadra de Mago. Aquí os la dejo.

-Lo primero de todo es agradecerle su amabilidad...
No hay ningún problema, hombre. Y más tratándose de un tío que estudia Periodismo y de Almería. Las puertas de mi casa las tienes abiertas siempre [es almeriense de pura cepa].

-Cuéntenos cuándo empezar a arbitrar y por qué eligió este camino y no el de querer ser futbolista, como la mayoría de los niños...
Yo estaba estudiando en el colegio La Salle de Almería [el mismo que el de un servidor] y entonces jugábamos 1ºA contra 2ºB, 2ºA contra 2ºC, 3º CONTRA 4º. Yo jugaba pero había que arbitrar algunos partidos. Bueno, pues entonces, cuando no jugábamos nos poníamos a arbitrar. Y unos chavales, mayores que yo (recuerdo perfectamente que estaban en sexto curso) me vieron y me dijeron "oye, que nosotros somos árbitros, ¿te quieres venir al colegio?". De esta manera, con catorce años me inscribí en el Colegio de Árbitros de Almería.

-Y dejó de jugar entonces, ¿no?
Claro. Ya dejé de jugar y me inscribí como árbitro. Empecé a dirigir partidos, alevines, juveniles, cadetes... Con 18 años, ya la Preferente; con 20 años en Tercera División; con 24 a Segunda; con 29 en Primera División y hasta que me retiré a los 45 años.

-¿Fue duro ir ascendiendo de categoría?
La verdad es que yo tuve mucha suerte, porque mi etapa fue muy corta. Sólo estuve dos años en Preferente, en Tercera cuatros años. Bueno, no era Tercera como la de ahora, sino que había cuatro grupos en toda España. Lo que ahora es la Segunda B era antes Tercera cuando yo pitaba. Después, ya la Segunda A. En esa estuve seis años. Luego ya ascendí a Primera hasta que me retiré por la edad reglamentaria.

-En la 80-81 llega a Primera. ¿Se acuerda de ese Atlético de Madrid-Real Valladolid?
Sí, hombre. Fue el primer partido que yo hice. Fue en septiembre del año 80. La verdad es que viví ese partido muy bien, ilusionado, contento y me lo pasé muy pero que muy bien. Yo he sido un afortunado en el arbitraje, así que estoy muy agradecido al deporte, y al arbitraje en general porque me ha dado muchas satisfacciones.

-La cumbre, supongo, que vendría con los dos Gurucetas...
Sí. Recibí dos Gurucetas y también dos trofeos en Cataluña de Don Balón.

-¿Es duro ser árbitro?
No. Para mí era como cuando un crío empieza a jugar. Como cuando tienes 12 ó 13 años y empiezas a jugar a la pelota o a hacer cualquier actividad, así que yo me lo tomé como que era un juego. Lo que pasó luego es que se fue profesionalizando y cada vez fui mejorando y ya no era un juego, sino una actividad deportiva.

-El que le gusta el fútbol sigue metido en él. Usted por ejemplo. Pero, ¿por qué en los medios de comunicación?
Bueno, yo tenía mi faceta de árbitros y había dos caminos. Ya me mentalicé de que podía seguir de informador con los árbitros de Primera y Segunda División o dedicar mi vida a otros menesteres. Desde los 14 años hasta los 45 me había dedicado a una faceta arbitral y quería, pues, cambiar de aires. Entonces, los medios de comunicación tocaron a mi puerta. Los primeros que lo hicieron fueron Onda Cero y Televisión Española. Y bueno, así que empecé a caminar con ellos, ya que quería hacer otras cosas nuevas, tras actividades. Y, desde el año 85 que fue cuando empecé, hasta ahora, he rodado por la Cope, por Marca, por Telecinco, por Canal Sur, en la Sexta, etcétera. Hoy en día, me encuentro en la Sexta, MarcaTV y Radio Marca. He caminado por todas las andaduras y no he parado desde que me retiré del arbitraje. Hasta el día de hoy, me lo estoy pasando formidablemente bien en los medios de comunicación. Es una actividad diferente a la que hacía como árbitro de fútbol.

-¿Con qué se queda, tele o radio?
Yo soy más de radio, pero bueno, la tele son otras circunstancias y hay que saber de todo. Pero yo soy más de hombre de radio, disfruto más con la radio que con la televisión.

-Seame sincero. ¿Son mejores o peores los árbitros de hoy en día?
Yo digo que están en mejores condiciones. Mira, nosotros, en nuestra época, el que corría correr, corría y el que no, pues no lo hacía. Yo siempre corrí. Las pruebas físicas eran muy sencillas, pero siempre las superaba y con nota. Podemos decir que antes se era mucho más amateur. Hoy son profesionales. Ya tienen que realizar unas pruebas físicas muy severas. Tienen la gran suerte de que la tecnología tan avanzada que poseemos le pone una serie de medios. Y tienen médicos, preparadores físicos, fisioterapeutas... Y, en mi época, el médico era el de la Seguridad Social. Si te lesionabas, te apañabas tú como podías. Ibas tú a correr como podías para preparar el partido semanalmente y estar en condiciones óptimas. Quiero decir que los árbitros han mejorado porque le han dado muchas cosas, y a su vez, también ha mejorado el tema del dinero. Yo te puedo decir que empecé arbitrando en Primera División ganando 7.000 pesetas. 7.000 pesetas. Y me retiré ganando 150.000 pesetas por partido. Hoy, los árbitros ganan de 25 a 30 millones de las antiguas pesetas. ¿Sabes lo que eso es? 50.000 euros al año. Fíjate si ha cambiado el arbitraje.

-¿Qué nota le daría a Colegio de Árbitros?
A los árbitros, si es Primera División, formidable, porque están los mejores y las condiciones son idóneas. ¿Sabes dónde no se está tratando bien a los árbitros? En los chavales que empiezan en los colegios, ya que no existe ni dedicación ni preocupación. Están dejados de la mano de Dios por las respectivas federaciones. Les pegan un domingo sí, otro también y el de en medio. Y as sanciones no son severas sino muy sencillas.

-Es cierto que ser árbitro es muy difícil. Incluso últimamente se está hablando de ciertas teorías. ¿Existe realmente el Villarato?
Eso es un cuento de los medios de comunicación. Y eso que yo llevo 16 años con ellos. Es un invento y un rollo. Los árbitros aciertan y se equivocan, pero aquí el que gana la Liga es porque es el mejor en ese momento.

-Pero por ejemplo, el Almería. Está claro que si desciende es por méritos propios pero...
¿El Almería? Los árbitros se han podido equivocar una, dos, tres o cuatro veces con él. Pero, ¿y las 34 jornadas restantes? Culpa de los entrenadores, culpa del presidente y culpa de los jugadores o el portero que algún gol se lo ha metido él mismo. Lo que quiero decir es que la culpa es de todos y no que la tienen los árbitros. Si el Almería hubiese ganado una serie de partidos que no los ha ganado no estaría en esa cola. Yo siempre digo que el equipo que está arriba, o el que está abajo es por los méritos que ha conseguido.

-...uno se puede equivocar en un fuera de juego, en un gol fantasma. Pero, ¿y lo de Turienzo, estando a tres o cuatro metros de la mano de De las Cuevas?
Hombre, porque no lo ven. Ellos son humanos. ¿Es que el Almería va a bajar por culpa de Turienzo?

-No...
Pues eso. No es un error del árbitro, sino que el Almería no le gana a nadie . Contra el Deportivo de La Coruña aquí, tres minutos de tiempo de descuento, y viene el portero, y mete un gol de cabeza. Juega contra el Racing de Santander y resulta que con diez jugadores en el segundo tiempo no es capaz de ganarle. Viene el Levante y le gana aquí. Va a Zaragoza, el balón al poste, le da a Alves y se mete en la portería. Eso no es culpa de los árbitros. Es tener suerte o no tener suerte. Los colegiados pueden influir en un encuentro, pero ni ascienden ni descienden a los equipos, a pesar de que, a la hora de escribir, los medios digan "el árbitro, el árbitro, el árbitro...". No veas la que hay liada con Pepe ahora. Que si es roja o no, que si lo ha tocado o no. El reglamento dice que juego brusco grave, y una entrada, aunque no toque al adversario, es de tarjeta roja. Sin embargo, para vender periódicos, para vender noticias, pues ponen lo que ellos quieren poner y lo que la gente quiere escuchar porque es lo que vende.

-Entonces, ¿no fue roja a Pepe, no? [risas]
Por supuesto.

-¿Y Mou, con sus declaraciones?
Mourinho es..., mejor me lo guardo para mí. Mourinho está haciendo mucho daño al Real Madrid. Al Real Madrid y al fútbol español en general.

-Dicen de introducir la tecnología sobre el terreno de juego. ¿De qué lado está?
Yo siempre digo que todo lo que sirva para mejorar, bienvenido sea.

-Lo que no parece haber mejorado es que a más árbitros, mejores decisiones. A mi juicio, los dos nuevos jueces de portería sólo sirven para chupar del bote...
Mira, todo lo que venga para ayudar, que venga. Pero si no ayuda, que lo quiten y que pongan a otro que sea mejor. Todo lo que sea más ojos, que vean más cosas, que beneficie a todo, mejor. Pero que vengan, que los que manden, lo pongan. Sin embargo, mi creencia es que esos dos árbitros no están mejorando nada. La Uefa, quien manda, dice que sí. Bueno, pues que pongn un árbitro para cada jugador a ver si así se ven mejor las cosas.

-La Hórmiga Atómica. ¿Un insulto o un apodo?
Aquello fue por un periodista que, por el año 80 yo no tenía una relación fluida. Y entonces, había unos dibujos animados con ese nombre. Así que cuando llegaba y no le hablaba (era el único medio con el que no hablaba en esa época), pues le dio por decirme ese insulto. A mí ni me preocupa ni me despreocupa. Cada uno tiene su periodismo y en su forma de ser. En las escuelas de Periodismo enseñan a la educación y a la formación, no a la desinformación. Pero, bueno, ya sabes que cada uno puede decir en los medios lo que quiera, lo que crea oportuno y conveniente.

-Para finalizar, ¿con qué anécdota se queda de su etapa arbitral?
Yo es que no tengo muchas anécdotas, para mí es todo gratificante y positivo, todas las acciones. Por contarte una, a ver. Pues, por ejemplo, una vez amonesté a Juanito y se me puso de rodillas por sacarle una tarjeta amarilla en el Bernabéu. Era un Real Madrid-Zaragoza, y al siguiente partido los blancos jugaban contra el Atlético. Era la quinta cartulina y supuso un partido de sanción. La verdad es que fue una persona importante y relevante.

-Muchas gracias de verdad. Un placer.
De nada, hombre. Para todo lo que necesites, me tienes a tu disposición. Un abrazo.


PD: El jueves habrá otra sorpresa, que quizás os guste.