sábado, 30 de abril de 2011

Como los cangrejos

A veces, el fútbol me da asco. Cuando se habla tanto de los árbitros (en algunas ocasiones, con razón), cuando existe bastante agresividad o cuando el teatro predomina por encima de la redonda. Sin embargo, el fútbol, como dijo un día un grande de esto ,es eso, fútbol. Seguramente, si ha llegado a estas líneas, no terminará de leer la entrada, pero lo que intento explicar es que parece que la excelencia y la pureza está en Primera o en la Champions. No es así. El verdadero fútbol es en el que he participado hoy. Ese que juegas con tus colegas y en el que no hacen falta ni siquiera árbitros.

"¿Qué se ha fumado este?" pensarán ustedes. Os cuento. El grupito de amigos vamos a participar en el torneo de fútbol que organiza nuestro ya ex colegio. Así que con la ilusión y el cachondeo que tiene que tener el fútbol por delante (ya podrían aprender otros...), nos hemos hecho camisetas con nuestro escudo (presidido por una fresca cerveza y la imagen del gran Torrente) y el nombre elegido por cada uno por detrás. Antes de dicho torneo, disputamos en el día de ayer viernes un triangular amistoso junto con cinco jugadores del CD Oriente y otro equipo.

La suave lluvia que caía sobre la bonita ciudad almeriense no nos impidió presentarnos en el lugar de los hechos. La verdad es que la pista estaba bastante encharcada (si ha llegado hasta aquí, felicidades, la verdad es que esto le interesará a pocos, sólo a los que hemos jugado, pero con eso me conformo, con que ellos sean los protagonistas por un momento), aunque al final decidimos embarcarnos en la aventura y disputar los cuatro encuentros a 20 minutos cada uno. Cuentan que lo importante es participar. Esta vez tendremos que quedarnos con eso. Y es que hemos palmado en los cuatro partidillos (no es excusa, pero hemos tenido bajas importantes, ja, ja).

Pero es que eso da igual. Lo bien que no los hemos pasado no nos lo quita nadie. Sin ruedas de prensa ni líos arbitrales de por medio. Quince tíos, una pelota, un campo con sus dos porterías y a jugar. Por eso, siempre recordaré el día de ayer. Porque el fútbol, como los cangrejos, va hacia atrás. Está atrás. Su esencia se encuentra en la base de la pirámide y no en la cúspide como creen algunos.

Los palizones que hemos recibido da igual. Lo importante es el ambiente tanto antes, durante y después del partido. Esos comentarios del Tuenti para ver cómo iba a ser el escudo, el nombre del equipo, el color de las camisetas; ese capitán recogiendo el dinero; esa gente preguntando por las distintas tiendas... no tiene precio. Ni ver un Clásico de estos que tanto le gusta a los ¿futboleros? tiene tanta gracia

Hasta aquí ya seguro que no ha llegado. Así que me voy a permitir valorar a cada jugador. Como si fueran grandes. Bueno, al fin y al cabo, lo son. Famosos no, pero sí grandes en esto del fútbol. Lo aman:
-Tijeras [de arriba a abajo y de izquierda a derecha]: El disparo del equipo. La fuerza en el pie. Alto, delantero espigado (aunque el más joven) y con buen manejo de la pelota. Peter Crouch.
-Blas: El padre de un servidor. El "presi" del gran equipo. Su apodo, "Pinchahigos" ha servido para darle nombre al equipo. Prometió invitar a unas "pintas" si se ganaba. Pero las cuatro derrotas hacen que el dinero se quede en su cartera.
-Gustavo: El que más testiculina le echa. Punta puro. Quizás cojee un poco en la parte técnica, pero nadie, absolutamente nadie, le podrá reprochar su falta de compromiso. Probablemente, sea el jugador que más corre, el que más se parte los cuernos y el que juega hasta el límite.
-Un servidor: Dos objetivos: Disfrutar y hacerle un caño a mi amigo y contrario, Vizcaíno. Los dos se cumplieron.
-Api: El capitán del equipo. Un defensa en su sitio. Siempre pegado a su marca, recrimina al equipo cuando no está equilibrado. Un pilar. Eso sí, personalmente pienso que rendiría más si se dedicara a jugar en vez de pensar tanto en la cerveza de después.
-Álex: El único aficionado del equipo. Con su bolsa de palomitas y su balón de fútbol, el tío más feliz del mundo. Amigos de todos, se lo pasó en grande.
-Edu: El que más clase tiene. Arriba y abajo. Un todocampista en una pista de fútbol. sala Tanto su visión de juego como su técnica son únicas.

Y sí. Aunque palmamos todo por goleada, al final, llegó la fiesta. Eso sí, cada uno se tuvo que pagar lo suyo. Es la cosa de los obreros del fútbol. Que lo sientes y disfrutas más que los que ganan dinero, pero siempre tienes que apoquinar...

PD: El lunes, La Escuadra de Mago tiene una sorpresa preparada...

miércoles, 27 de abril de 2011

Una web de Primera

Artículo Diario de Almería 27-IV-11

Una cosa es tener un equipo en Primera y otro ser un equipo de Primera. Para esto último hacen falta muchos detalles: una afición numerosa, unas instituciones decentes, el apoyo de las distintas empresas, una web en condiciones... Hoy me voy a centrar en la web de Primera que posee el equipo de nuestra tierra. No me parecen mal las noticias en sí. Pero todo hay que decirlo. Y es que el diseño deja un poco que desear. Ya son muchos los años en los que los aficionados rojiblancos esperan hacer click y encontrarse con una página web a la altura de su nivel. Visito los espacios de otros equipos, incluso algunos de Segunda, y me da bastante envidia. Dinamismo, imágenes, colorido, publicidad hacen que el visitante se quede en ella. Luego, me meto en la del Almería y veo una página siempre monótona, sin chicha. Porque seamos realistas, está muy bien saber cuál es la convocatoria, lo que ha pasado en el entrenamiento, lo que ha dicho el entrenador de turno. Pero, ¿y la sección de vídeos?, ¿Uda TV? ¿Con eso nos conformamos? ¿Con qué Carlos García se metió entre tiburones hace más de un año?, ¿con qué Crusat corre más que un Ferrari? No soy nadie para dar consejos, pero un poco más de actualización no vendría mal. Me meto en la sección de vídeos y lo primero que salen son los del ascenso. Que sí, que está muy bien. Pero ya ha llovido bastante desde eso, ¿no? Después, me da por seguir un poco al filial y no encuentro casi nada. Si quiero saber algo sobre las categorías bases del Almería, tengo que meterme en otra página web. Por cierto, ¿y Okoro? Ojo, la culpa de que tengamos una web de Regional no la tiene el encargado de la misma. Los culpables están en la alta esfera. Una persona no puede hacer lo mismo que tres.

martes, 26 de abril de 2011

Once Jornada 33

Once Jornada para la Escuadra de Mago y La Cumbre del Balompié

-Javi Varas: Rakitic primero, y Negredo, después pusieron de cara el partido al Sevilla. Sin embargo, el Villarreal resurgió de sus cenizas con los geniales Wakaso y Cazorla al mando y puso en aprieto a los de Gregorio Manzano. Había partido. Pero ahí estaba Javi Varas para detener los potentes disparos del gran Giuseppe Rossi. Salvó a su equipo e hizo que los tres puntos se quedaran en el Pizjuán, en el cual cierto sector demostró una actitud vergonzoso. No pasa nada. Son 601 euros. A seguir tirando pelotitas al campo.

-Lora: El lateral derecho del Sporting sigue en constante crecimiento. Lideró a la defensa desde la parte diestra de la zaga para conseguir que la meta defendida por Juan Carlos se quedara a cero. Joven, sube, defiende bien, con cabeza, asentado y español. Promete. Del Bosque tiene que estar atento. Ahora están Ramos y Arbeloa, pero en un futuro quién sabe si esa camiseta la vestirá el de Móstoles

-Mascherano: Espléndido el argentino. Por fin ha encontrado su sitio en el Barcelona. El partido se complicó, la defensa cojeaba pero apareció Masche. La polivalencia en estado puro. Mañana tendrá que jugar en esa posición en el Santiago Bernabéu. Y cumplirá. Seguro.

-Nunes: Cuentan que Sansón sin melena perdió la fuerza. Pero no siempre es así. Este calvito del Mallorca se elevó sobre la defensa azulona y abrió la lata en el feudo mallorquinista. Luego defendió desde el centro de la zaga esos tres puntos que dejan al Mallorca prácticamente salvado.

-Filipe Luis: Siempre rinde. El ex del Deportivo fue uno de los artífices de que la escuadra de Quique Sánchez Flores goleara a la revelación de la segunda vuelta. El Atlético ya tiene un lateral de los buenos. Los experimentos con gaseosa. Toda la banda para él. Y si la pierde baja. No como otros...

-Mario Suárez: El madrileño está creciendo en el conjunto de la orilla del Manzanares. Ayer volvió a jugar un partidazo. Mejor que Raúl García estuvo siempre atento cuando subía alguno de los dos laterales. Con la pelota, fantástico.

-Baptista: La Bestia. Ya era hora de que apareciese. La afición malagueña estaba nerviosa. Se agarraba a la calidad del jugador venido en invierno. Tres goles en dos partidos que hacen que el Málaga vuelva a soñar con la permanencia. Pero ya no sólo los chicharros. La jerarquía que muestra sobre el verde suelta una gran seguridad a sus compañeros. Si las lesiones le respetan, el jeque podrá estar tranquilos.

-Kaká: La calidad nunca se pierde. El brasileño dio una gran muestra al planeta futbolístico de cómo se debe jugar al fútbol. Su conexión con Granero, Benzemá e Higuaín fue un deleite para el espectador. Asistencias, dos goles, regates... Con un poco más de continuidad, todas esas bocas se callarán.

-Negredo: Estaba pensando si poner al ex jugador del Almería o a Fernando Llorente (!vaya exhibición!). El mismo debate debe de tener Vicente del Bosque. Los dos junto con Raúl son los delanteros españoles más en forma actualmente. Algunos se reirán al leer estas líneas. Pero es lo que tiene la envidia, que es muy mala. La verdad pica cuando no te gusta.

-Benzemá: Con paciencia, con Adebayor e Higuaín como competencia, el despistado francés ha despertado en el momento decisivo de la temporada. No será un '9' puro, pero sus arrancadas son para enseñarlas en las escuelas de fútbol. Y el sábado estuvo bastante solidario.

-Higuaín: Me decía alguien antes del partido que el Valencia chorrearía al Madrid. Lo que no sabía es que por ahí iba a estar El Pipita, ese delantero que se iba a perder toda la temporada por culpa de la maldita hernia discal (¿y si se opera ese alguien?), hizo un triplete con exhibición incluida para poner las cosas aún más difíciles a José Mourinho. ¿Qué hará mañana el portugués?

sábado, 23 de abril de 2011

El rey busca su trono

Perfora porterías allá por donde va. Su nombre es Raúl Gonzalez Blanco. Todos le conocen. Ahora dicen que el '7' de España es Villa. Pero el de Europa sigue y seguirá siendo él. Uno de los mejores puntas de toda la historia. "Nunca hace nada" comentan también. Trescientos goles de rebote y tal. Me hace mucha gracia. Pero es lo que tiene pertenecer a la élite. Siempre se tiene envidia del poderoso. Miren como nunca se ha debatido sobre el delantero del Racing, (con todos mis respetos) por poner un ejemplo. Pero el fútbol es guarismos y Raúl representa las matemáticas a la perfección. No ha estudiado la carrera pero podría ejercer la profesión perfectamente.

Su idilio con la Copa de Europa es lo que le caracteriza. Los mejores futbolistas deben demostrar su condiciones en las mejores competición. Y ésta, sin duda, es la referente a nivel de clubes. Y aquí quien manda es Raúl González Blanco. Setenta y una veces se ha citado con el gol europeo, su mejor amigo. 142 partidos dicen que él es el que más sabe de esto.

De ahí que haya llegado hasta aquí. Sus detractores argumentan que se tuvo que ir él para que la Roja empezara a ganar. Yo soy de los que digo que no es lo mismo que te de un pase Andrés Iniesta o Xavi que Farinós. Ahora le lanzo yo una pregunta a esos oportunistas: ¿hubiera llegado el conjunto alemán sin Raulito hasta las semifinales de la Liga de Campeones? Cuando el madrileño dejó su escudo de toda la vida, nadie iba a imaginar que convertiría al humilde Schalke 04 entre los cuatro mejores equipos de Europa. ¿Dónde están ahora el Inter o el Chelsea? Viendo a Raúl jugar su competición.

Llegar hasta aquí no ha sido nada fácil. De aperitivo una fase de grupo espléndida, con sólo una derrota (la primera jornada en Lyon). En octavos, el Valencia tuvo que sufrir en sus carnes a Raúl, con gol incluido. Y en cuartos nadie daba una piedra por el que tiene mucha "suerte" (se busca, no se encuentra). El campeón esperaba a uno de los dos ingleses. Sin embargo, por ahí andaba el rey. A él no le gusta mucho hablar fuera del campo, ni llamar la atención como otros. Él hace su trabajo donde hay que hacerlo. Así calla bocas, aunque tampoco le gusta mucho esto. Y sí. Ante el Inter, el ex del Madrid hizo dos (sale a una media de 0.5 goles esta campaña) de los siete que le cayeron a los italianos.

De esta manera, el rey buscará su trono ante uno de los cuatro grandes de Europa. El Manchester también quiere un hueco en la gran final. Pero que nadie se extrañe viendo al '7' besando la Orejona el 28 de Mayo en Wembley. No se extrañen porque es el rey de Europa. Sí. EL 7 DE EUROPA. Con mayúsculas.

PD: Para el que no lo sepa, su nombre es de origen germánico y significa "consejero valiente". Cuidadito con el consejero de Europa...

jueves, 21 de abril de 2011

El Rey, la torre, el alfil y el peón

Miré al precioso Cristo del Cautivo mientras pasaba a mi lado. Cerré los ojos. El tiempo pasa, y nada permanece constantemente en el tiempo. Así que, sin cámara a mano, quise inmortalizar ese bonito momento en mi memoria, esa que nunca se estropea. Ese Cristo procesionaba por las calles de la mejor ciudad del mundo con bastante precisión. La misma precisión con la que se juega al ajedrez.

Un deporte para los estrategas, para los intelectuales. Y ayer se jugó a ese deporte en el tablero de Mestalla. Se supone que el objetivo es matar al Rey. Pero esta vez el Rey estaba arriba. Es verdad que cierto sector quería mucho a Don Juan Carlos (lo dicho por L(¿l?)uis Mascaró, director adjunto del panfleto Sport es para reflexionar, igual que la portada de hoy de dicho ¿periódico?), pero los dos reyes, los que tenían que imponerse estaban fuera del tablero. Guardiola y Mourinho (sabe bastante de esto, puesto que hasta adivinó que los blancos acabarían con diez) debían imponer sus conocimientos sobre la madera. Los 5-0, las manitas, las costumbres, las declaraciones y demás historias no valían para ganar.

Y en Valencia se demostró quién sabía más. El Rey hizo un planteamiento espectacular para parar al que se supone que es el mejor equipo del mundo. Y vaya que si lo paró. Cada uno tenía su táctica, las dos eran válidas. Pero había que ver cuál era la buena. Y la buena fue la del Real Madrid. Dicen que el peón es la pieza que menos vale en el ajedrez. Pero ayer el peón se convirtió en reina. Fue el eje sobre el que pivotaban todas las jugadas. Pepe fue capaz de parar a los imparables Messi, Iniesta y Xavi. Eso sí, el corte de mangas del portugués estuvo muy feo. Es cierto que la afición culé lanzó botellas cuando el alfil decidió, pero nunca hay que ponerse a la altura de los impresentables. Luego se disculpó, todo hay que decirlo, cosa que no hicieron otros.

En esta partida de ajedrez, posiblemente, la mejor del mundo, había dos alfiles, esos que meten la sexta en las diagonales. Cristiano y Messi. Del primero decían que no aparecía en las partidas importantes. El segundo apenas apareció, en gran medida por la labor del peón. Sí. De Pepe. El alfil portugués sí lo hizo (ahora habrá que irse buscando otra excusa) en el momento oportuno. Como los grandes. Se levantó, se mantuvo en el Cielo como aquel Cristo del Cautivo y perforó el marco del andaluz Pinto.

Después, la torre, la mejor torre del mundo, el mejor portero del planeta Tierra alzó esa Copa del Rey que tanto significaba para la afición blanca. Se puso a llorar. Fue uno de los protagonistas. Hizo su labor en el campo. Como se deben hacer las cosas. El tablero fue blanco. Y el Rey, la torre, el alfil y el peón se fueron a Cibeles.

PD: ¡Viva el Rey, viva Pechina, viva la Casa del Abel (primo, eres el mejor) y viva España (y sus españolitos)!

miércoles, 20 de abril de 2011

Y fue la hora

Artículo Diario de Almería 20-IV-11

El miércoles pasado hablábamos de que era la hora. La hora de ver si esa afición era real, la hora de ver si se prefería Barcelona y Madrid o Almería y la hora de ver si los jugadores lucharían al 200 %. Pues bien, al final todo ese positivismo se convirtió en una tragedia, que salvo milagro hace que el equipo consuma su descenso a 2ª. Vayamos por partes. Me cuentan abonados de tribuna (ellos lo ven mejor) que los jugadores se marcharon del césped cabizbajos. Argumentan que Acasiete y compañía lo dieron todo. Mi opinión es totalmente contraria. Sí, se hizo una buena primera mitad, pero esas cabezas sabían que en la segunda habían podido hacer algo más. El segundo palo va para la afición. Excluyo a los que se quedaron hasta el final, pues esos son los que lo sienten. La actitud de aquellos que se marcharon antes para ver el Clásico fue simplemente vergonzosa. Que una hinchada deje tirados a sus jugadores, mejor dicho, a su escudo, cuando más lo necesita, cuando está muriendo, es... ¿Esa es la afición? No. Ni mucho menos. Esa es gente que va al fútbol, que apuesta a caballo ganador y que su verdadero equipo es el de otra ciudad. Vergonzoso. Igual de lamentable es que el estadio no se llenara con precios tan baratos, con el equipo jugándose la salvación. La verdadera afición es aquella que se quedó hasta el final, esa que se levantó temprano para preparar un mosaico que no salió como debería por culpa de ciertos señoritos. La Grada Joven, que representa a los verdaderos aficionados, le da igual. El tiempo pone a cada uno en su sitio. Ese aficionado que se quedó hasta el pitido final ahora está sufriendo muchísimo, pero luego será el que más se alegrará. "Shh, que empieza el Madrid-Barcelona" le dijo un almeriense a un almeriensista. Almería.

martes, 19 de abril de 2011

Sin cortezas

Según dicen (la verdad es que yo no sé como se puede comprobar eso) la Tierra está formada por un núcleo y las distintas cortezas. Sin el primero, ahora un servidor no podría escribir estas líneas. Todo en la vida tiene el mismo funcionamiento. Sin el núcleo de algo, el todo no funciona. Un coche sin motor no anda. Luego, ya, los complementos son otra cosa. Sin el parabrisas puedes conducir, pero sin motor, no.

¿A qué viene esto ahora Nico? Pues muy sencillo. La foto de ahí arriba tiene un significado especial. Esa bandera es especial. El pasado sábado me senté junto con mi familia justo abajo de los aficionados visitantes, es decir, del Valencia. Es verdad que la hinchada ché es especial. Exigente. Pero es lo normal. A ese escudo hay que pedirle bastante. Sólo he ido una vez a Mestalla y la verdad es que no se animaba mucho. Pero bueno, a lo que iba. Mi tío Gustavo me dijo que quizás nos habíamos colocado en mal sitio. Le dije que no se preocupara, que no iba a haber ningún problema. Esa gente, a diferencia de otra, iban a animar a su equipo y ya está. Todo el partido cantando y ya está. Sin problemas. Es lo bonito del fútbol. Si tú no buscas follón, no lo vas a encontrar. Lo que sí me pareció muy triste es que cierto sector del Mediterráneo silbara mientras ellos cantaban. ¿Acaso no es más fácil imponer tus cánticos? Creo que miles de gargantas pueden hacerse oír más que doscientas. Pero bueno, que cada uno haga lo que quiera.

El momento cumbre llegó cuando me marchaba del estadio. Mientras mi familia visitaba al señor Roca, escuché "Almería es de Primera", "ojalá el año que viene nos volveremos a ver", "Almería, oe", dando una muestra de absoluto señorío. Entonces me emocioné. Ya el Clásico daba igual. Me acerqué hacia ellos y les felicité por su sobresaliente actitud. Entonces, empezaron a darme bufandas. Se las devolví, ya que del Valencia ya tengo una. Lo que sí me llevé fue esta bandera. Creo que es de algún grupo del Fondo Sur (o como se diga allí) de Mestalla. No sé si el grupo será político o no. Pero para mí esta bandera significa el fútbol en estado puro. Sin cortezas.

Ese fútbol del que disfrutan los más pequeños como mi primo Álex o su hermana Andrea. Ese fútbol que no busca gresca, sólo divertirse. Ese fútbol en estado puro, en su esencia. Sin cortezas.

domingo, 17 de abril de 2011

Sábado de Ramos

Una pequeña de dos años de edad con la equipación rojiblanca ayuda a su padre a colocar una de las cartulinas que servirán para formar un espectacular mosaico. A cinco metros de aquella escena, me encontraba yo, ayudando a motivar al equipo con las cartulinas. Los pelos como escarpias. Ver cómo hay gente que tiene los mismos sentimientos que tú, ver que madrugan un sábado para colocar unas simples cartulinas, ver que sufren cómo tú, ver que lloran como tú, ver que ríen como tú, no tiene precio. Entre todo ello, tertulias rojiblancas. Por eso, quería darle las gracias a Juanga y a la Grada Joven, organizadores de todo esto, porque lo que se siente allí, no se consigue ni viendo a tu equipo ganar ni viendo un Madrid-Barcelona.

Al otro lado del estadio, mi primo Álex de cinco años, vestido también del Almería, mi hermana Rocío y mi padre ven a los jugadores entrenar. Según me cuentan, había carcajadas entre los rojiblancos, prueba de que a la mayoría el descenso se la trae floja. Ver luego la foto de Piatti con mi hermana y mi primo tras obsequiarle con un simple dibujo, que pueda servirle de motivación, tampoco tiene precio.

Todo iba por el buen camino como la entrada de Jesús a Jerusalén. Además, al partido se apuntan mi madre, mi tía Rafi, mi tío Gustavo y su cuñado. Era una tarde para recordar. Pero había que ganar. El primer palo viene cuando salen los dos contrincantes al terreno de juego. El mosaico que tanto nos habíamos currado se desluce por dos motivos: la ciudad pasa del equipo, no va a ver un Almería-Valencia ni por diez euros, y los que van no levantan las dichosas cartulinas. Esto es Almería. ¿La intención es lo que cuenta?

Comienza el partido. El Almería aguanta. Podemos ganar. Sin embargo, en la segunda parte se produce la debacle. Pasadas las nueve y media de la noche, Stankevicius pone el 0-2 en el marcador. Entonces, se me parte el alma, viendo como mi Almería consume psicológicamente el descenso a Segunda División y que la mayoría de la afición se marcha para ver el Real Madrid-Barcelona. Y el equipo de tu ciudad jugando. Lamentable. Esto es Almería.

Cuando acaba el partido, me apresuro para ver el campo vacío. Para acordarme de las numerosas alegrías que había vivido en aquel lugar con mi padre, de los cuatro años vividos, con ganas de llorar. También de esa niña con la que estuve hablando el jueves. De repente, se me encoje el corazón al ver a la afición del Valencia desplazada, noble donde las haya, entonando cánticos como "Almería, oe", "El año que viene nos volveremos a ver". Entonces me acerqué a felicitarlos. Ya os contaré en la próxima entrada más de ese encuentro.

Al final, todo acabó como en Semana Santa. Con el Cristo muerto. No creo que resucitado. No merecemos resucitar. Que se vayan a ver a su Madrid y a su Barcelona.

PD: Mi vena madridista dormía mientras Muñiz Fernández señalaba el final del encuentro debido al cansancio. La verdad es que me arrepentí de no salir el miércoles en mi procesión. Por un momento, me dio asco el Barsa y el Madrid. El miércoles espero que se me quite el cabreo.

PD 2: Con este post seguramente mi padre se dará cuenta de que el enfado no iba por él. Pero si se lo decía, fijo que iba se me iba a saltar alguna lágrima. El motivo era que todo el trabajo realizado no había tenido su recompensa. Ni todos los viajes realizados, ni el mosaico, ni el madrugón tenían su premio. Bueno, sí. Ver a mi primo y hermana felices, disfrutando del fútbol. El niño Jesús y la Virgen María.

jueves, 14 de abril de 2011

Lo prometido es deuda: Paco González

Han pasado ya bastantes años pero me acuerdo perfectamente. No recuerdo exactamente los años que tenía, pero estoy seguro que fue el día ese del taconazo de Redondo en Manchester con exhibición del Real Madrid incluida en Old Trafford. Pues bien, después de jugar uno de los partidos en la casa de mi primo Antonio al Fifa (¿2000?), me entró la rabieta de niño pequeño. No por peder, sino por tener que irme y no poder seguir jugando. Así que mis padres, muy grandes, no lo dudaron. Fueron a comprarme la Play Station. Desde ese día, la voz de Paco González ha estado ahí junto con la de Manolo Lama.

Después, cuando crecí, volvía a escuchar esa misma voz de ese juego en la Cadena Ser. Una voz que me resultaba familiar. No sabía cómo era físicamente, pero me lo imaginaba. Luego me di cuenta de que era de uno de los periodistas de referencia en España (si no el que más). No me voy a extender más. Les dije el pasado sábado que intentaría entrevistar a ese hombre. Y, al final, lo he conseguido. Un sueño hecho realidad.

Esta entrada quisiera dedicársela a todas aquellas personas que me han acompañado en ese toqueteo de botones con los mandos. Empezando por mis primos Antonio, Miguel, mi hermana Rocío y mi tío Gustavo, y siguiendo por toda esa gentuza (Gustavo, Api, Campos, Edu, Tijeras, Juanfran, Panico, Murcia, Ruso, Vizcaíno, Quique, Fall, Pepelus, Miki, Víctor, Tato, Choco, etc, y perdonad si se me olvida alguno pero es que somos muchos), además de mis dos primillos, Dani y Álex que van por el buen camino. También a dos personas que lo están pasando bastante mal y que me han enseñado muchísimo en cuanto a la madurez. Bueno, sin más, les dejo con esta entrevista, una entrevista a un líder del Periodismo. Su nombre, Paco. Su apellido, González. Lo prometido es deuda.

-Lo primero de todo, qusiera agradecerle que conceda una entrevista a este humilde blog. La calidad la tiene desde pequeñito. Usted, a diferencia de otros, empezó a hacer las prácticas en la Ser...
De nada, hombre. Y sí, exacto, un servidor empezó ahí desde el primer día.

-13 de Julio de 2010. ¿Le suena de algo?
¿El trece? Ni me acuerdo que pasó. El once fue la final. Pero el trece ni me acuerdo ya... [risas]

-Si no me equivoco, anunció que iba a fichar por la Cope...
Ah, sí, fue ese día... No me acordaba de ese día. La verdad es que soy muy malos para las fechas [más risas].

-Dos días antes, tuvo la gran suerte de narrar lo que todos soñamos, el gol en la prórroga de la Roja, que dió a la postre el Mundial a España. El gol de nuestras vidas. ¿Qué es lo que sintió exactamente en ese momento?
Pues exactamente no te lo puedo decir porque fueron mil millones de cosas a la vez. De todo. Desde cosas personales hasta cosas profesionales. En ese instante se te pasan por la cabeza cosas como "no te pongas histórico, no digas que somos campeones que entonces nos remontan...". Así que la verdad que muy bien, fue un día involvidable, pero un segundo, tres segundos, mucho más que inolvidables.

-¿De quién se acordó en ese tiempo?
De todos. Desde mi hijo, muy futbolero, que lo estaría viendo con mi mujer y con mi hija, hasta mi padre que era muy apasionado de la Selección y no lo ha podido ver. Me acordaba de todo, de todo, son mil millones de cosas a la vez.

-Supongo que ese sería el momento más bonito de su carrera.
Hombre, emocionante seguro. Bonito, bonito, es que tengo demasiados la verdad como para elegir uno sólo...

-¿Cuándo empezó a hacer de "periodista"? No me refiero a ejercer la profesión, sino a jugar. Por ejemplo, Axel Torres imprmía páginas con crónicas suyas y las repartía en el colegio.
Yo narraba partidos imaginarios con once años en mi habitación. Me ponía ahí con una pelotilla de tenis y la tiraba contra la pared. Si le daba en un sitio era córner, si le daba en otro, era gol. Así, ahí, narraba mis partidos que me inventaba.

-¿Cuáles son las cualidades tiene que tener todo aspirante a periodista?
Pff. Yo tampoco soy capaz de definirlas claramente. Pero supongo, por ejemplo, que muchas ganas y mucho amor a la profesión.

-¿Se siente un privilegiado o no nota que es el Cristiano del Periodismo?
La verdad es que me siento la persona más afortunada del planeta, de este planeta y de varios planetas y de toda la Vía Láser.

-Pues sí que es un afortunado, aunque se lo tiene merecido. Es una gran suerte formar parte de un grupo inmejorable, con buena amistad y divertido. ¿Cómo se forma?
Pues yo creo que con los años. Nos hemos ido moviendo con un objetivo común, que era currar y hacerlo bien, y por el camino hemos ido descubriendo que el secreto podía estar también en pasarlo bien. De esta manera, se han ido formando los lazos afectivos de uno y de otro.

-Por otro lado, la temporada que viene posiblemente haya partidos a todas las horas del día. ¿Cómo se haría, de esta manera, Tiempo de Juego?
Pues no lo sé. Yo soy partidario de resolver los problemas cuando se presenten. De momento, está ahí, en el horizonte. Supongo que tendríamos que hacerlo a todas horas. Pero como te he dicho, resolveremos los problemas en el momento en el que se planteen.

-¿Es partidario de este cambio de horarios?
No. A mí me parece una barbaridad. Me parece que hay en la liga liga española cuatro partidos de cada diez que son muy difícil que vayan en un sólo horario. Me parecería una barbaridad "matarlos". Hay cuatro encuentros que pueden ir perfectamente agrupados a las cinco de la tarde del domingo, como se hace actualmente, y que no se mantendrían por sí solos. Como te he dicho, creo que es una barbaridad lo que se quiere hacer.

-Por lo que se ve no le gusta demasiado los problemas que estamos teniendo últimamente. La verdad es que es un desmadre con los horarios, huelgas, etc.
Yo lo que creo es que tienen serios problemas los clubes, que se agravan con la crisis. Ahora mismo, pienso en la mayoría de los clubes. Los hay, como el Madrid o el Barsa, que no van a tener ningún problema, siempre por la financiación, con un mercado amplísimo, y por tanto, en una especialidad económica tremenda. Pero es cierto que para la gran mayoría el ejercicio es complicado. El año es chungo, viene de otros también difíciles. Se le está ahogando a casi todos.

-Pero es que muchos clubes viven por encima de sus posibilidades. Si tú tienes "X" de presupuesto, no puedes gastarte "X" en fichajes. Pero pasa...
Eso es una locura. Por eso, me parece que al final no puede ser el Estado el que cargue con este tipo de juergas. Ahora quieren que se quite el partido en abierto. Bueno, pues se quitaría el partido en abierto y ocurriría lo mismo con el dinero. Se hará otra cosa y seguirán pidiendo dinero. Aquí, mientras que la gestión no sea de un equipo sano, con un club sano quiero decir, por ejemplo, Osasuna, Getafe, equipos que saben con lo que tienen que vivir, todo lo demás es una barbaridad.

-¿Dejamos el partido en abierto o fútbol de pago?
A mí me da igual [risas]. Hombre, yo lo prefiero en abierto, naturalmente, puesto que habría gente que no pueda gastarse diez o quince euros o lo que cueste el abono a una plataforma, por mucho que hayan ido bajando los precios. Además, prefiero que sea en abierto, porque, insisto, tengo la sospecha de que aunque se reciba más dinero por quitar este partido, al final se lo fundirían también. Y ya pedirían otra, y luego otra, y otra.

-Y del Villarato... bueno de Villar, ¿qué opina?, ¿debería de haber un cambio de presidente en la Federación?
Para que haya un cambio, tiene que haber una alternativa y ahora mismo es que ni la hay. Yo creo que Villar ha hecho muchas cosas muy, muy, muy criticables. Y sin embargo, en lo más importante, la selección nacional de fútbol ha ganado el trofeo más alto jamás soñado. ¿Ha sido coincidencia? Ha caído una generación basada casi exclusivamente en el fútbol del Barcelona. Pero eso no quita que desde la Federación puedan aprovecharse de ello. Así que tengo muchas cosas que podría criticar con respecto a la gestión, pero con respecto a la Selección, que es de verdad, donde ahí pueden incidir ellos.

-¿La Champions?
El que pase del Madrid o el Barsa,

-La Liga...
El Barsa.

-La Copa...
Mmm [lo piensa]. Yo creo que el Barsa también.

-Y ya, por último, una duda que siempre he tenido desde pequeño. Los comentarios del videojuego Fifa los graban todos los años Manolo y usted o se van cogiendo de la temporada anterior?
Pues grabamos un puñao. Yo creo que van mezclando los nuevos con los antiguos. Me da esa impresión.

-Paco, muchas gracias por atender a La Escuadra de Mago y mucha suerte.
A ti. Un abrazo.


PD: No sólo Paco es grande en esto del Periodismo. Por ahí anda suelto un plumilla que promete bastante. No es porque sea mi mejor amigo de la clase, pero si pueden, lean esto: http://confde-futbol.blogspot.com/2011/04/mi-partido-de-las-12.html, un relato que pone el bello de punta. Esto sólo lo pueden hacer los genios. Carlos es uno de ellos.
PD 2: Rocío, el sábado te vienes conmigo al campo. Piatti, Ulloa, M´Bami, Mata, Bruno, Unai Emery, Soldado... te esperan en el campo jaja. Pero ya sin fotos, que nos echan de allí.

miércoles, 13 de abril de 2011

Es la hora

Artículo Diario de Almería 13-IV-11

Sí. Es la hora. A las 21:50h del sábado veremos quién siente al Almería. Me acuerdo perfectamente de un Almería-Bilbao la temporada pasada con el estadio vacío. ¿La derrota era el motivo? No. Después había otro partido. Dentro de tres días ocurrirá lo mismo. Será la hora de decir si Almería merece tener equipo en Primera o si la ciudad prefiere ver a equipos de otras ciudades en los bares. Esto es Almería. Donde preferimos gastarnos 10 euros en salir una noche que en abonarse al equipo de nuestra ciudad. No todos. Otros sí que lo sienten. Esa gente que apoya hasta dejarse la garganta rota, esa gente que acude a los entrenamientos a animar en vez de criticar (pero se le regaña porque parece que sólo existe el blanco o el negro, alguno no ve el gris). Ese grupo debe ser el ejemplo. No el almeriense que celebró el gol de Messi. Nos merecemos estar en Segunda. Pero luego pienso en la Grada Joven y creo que se puede. Así que cuando queden cinco o diez minutos para las 22:00 se verá quién es almeriensista y quién es almeriense. Que sí, que yo voy a ver el clásico. Pero lo primero es lo primero. Los almerienses confunden conceptos. Filosofía de la tierra. No la queremos, lo nuestro es lo peor. Y así nos va. Otra cosa, también es la hora de que el equipo diga si quiere seguir en Primera. O se gana o se vence. Por cierto, me gustó la actitud del equipo, aunque ya podrían haberla mostrado en otros partidos. Eso no quita que ocurriera lo de siempre: otra pequeña porción de villarato (mejor no hablamos del árbitro a ver si algún almeriense se va molestar), empanamiento en las jugadas a balón parado y partidazo tanto de Uche como de Goitom. Y Ulloa en Almería...

sábado, 9 de abril de 2011

En el Cielo

Parece que fue ayer, pero fue justo hace 730 días cuando me encontraba viendo una de las bonitas procesiones que pregonan por Almería. A mi lado se encontraba mi primo Antonio, un hermano para mí, y al que le dedico esta entrada por todo, por todo lo que ha sufrido y por todo lo que me ha ayudado en los momentos malos. Sin dolor, no hay progreso, Antonio. Pues eso, me encontraba junto a él y le dije "tío, he creado un blog de esos, para escribir mis cosillas de fútbol".

Entonces, ya me gustaba el tema del periodismo relacionado con el fútbol. Tenía en la mente la idea de escribir mis croniquillas de los partidos o algún artículo. Pero nunca lo hacía. Un día se me ocurrió escribir crónicas en una simple libreta. Pero no tenía mucha gracia. No lo leía nadie... Pero, para eso, estaba por ahí Internet. Y me hice el blog. Con mucha humildad. Eso debe siempre ir por delante. Y se lo dije a mi primo.

Pero lo que no me podía imaginar es que dos años después, este humilde blog iba a seguir vivo. Ni tampoco me podía imaginar, por nada del mundo, que iba a juntar letras en el Diario de Almería. Ni que, por el primer cumple de este espacio, iba a entrevistar a uno de mis ídolos, Ortiz Bernal. Y semanas más tarde a un futbolista de la categoría de Fernando Soriano. "Que tonto es el Nico éste, que flipado" pensarán ustedes. Lo que quiero decir es que, con trabajo, todo se consigue. Llevar un blog no es nada fácil. Pero gracias a todos ustedes, a todos, absolutamente a todos, a los que comentan o simplemente leen, gracias a todos, esto sigue con vida. Por si no lo saben, hoy, esto cumple dos años. Dos añazos con muchos recuerdos. Se ha convertido en algo importantísimo en mi vida.

La verdad es que esta entrada estaba ya escrita hace un par de semanas. Sin embargo, el jueves pasado tuve la gran suerte de acudir a una conferencia de Paco González y posteriormente al Partido de las 12 de la Cope. Tenía en la mente un objetivo: conseguir el número de teléfono de Paco González para hacerle una entrevista ayer viernes. Y sí. Lo intenté y pillé su teléfono. La verdad es que todos los que forman el programa son excelentes personas, al igual que periodistas, así que accedieron a darme sus números de teléfono, un tesoro, para hacer las susodichas entrevistas en exclusiva para La Escuadra de Mago, que podrán leer abajo. No quiero el típico "felicidades Nico". Las felicitaciones a ellos que son realmente los que han hecho posible este sueño. Unos tíos simpatiquísimos. La verdad es que me sorprendió un montón que todos accedieran a darme su número de móvil y a atenderme con la mayor amabilidad del mundo. Impresionante. Un sueño. El único pero que le puedo poner es que al final no le pude hacer una a Paco González (no porque él no quisiera, sino por motivos personal, incluso me llamó en un gesto de caballerismo puro; quizás haya más sorpresas, je, je). Por otro lado, tengo una compañera que le encanta el fútbol más que a nadie (se traga dos o tres partidos al día) y le dije que si me echaba una mano entrevistando a Jorge Armenteros. Sin embargo, también ha tenido motivos personales y todavía no me la ha mandado. Cuando la tenga, actualizo la entrada y la subo. Si no, no pasa nada. Esa estampa alzando los brazos de alegría y con una lagunilla de lágrimas en los ojos no tiene precio. Sigue así, que llegarás lejos, Laura.

Así que lo que voy a hacer es poner primero las entrevistas y después la entrada que tenía previsto publicar sobre Fernando Soriano. Una entrada dedicada a Antonio Pordoy. Y a su padre. Estoy segurísimo que desde el Cielo la leerá. Segurísimo. ¡Gracias a todos, especialmente a Antonio por su ayuda en estos meses, a mis padres, familia y amigos (Gustavo, etc), y a todos ustedes! Gracias también al malagueño más chulo, Álex, por dejarme su Iphone, a mi sorsio Fran por dejarme su equipo de música, a mi primo Adri por hacerme la cena mientras escribía estas líneas, a mi práctica, Inma, que me dejó su móvil para grabar (un gustazo haberte conocido), a Gaspar que me dejó su movil de cuarta generación que no sirvió para nada, a toa Argaidas por esperar y a una persona con un corazón grandísimo, que le he dado el coñazo estos últimos días (ella sabra quién es) y que espero que me perdone. Y perdonen por extenderme tanto, pero quería describir lo que siento. ¡Gracias!

ALCALÁ


-Lo primero de todo es felicitarle por dirigir el programa más interesante de España. La verdad es que han sido muchos cambios en menos de un año...
Bueno, hombre, muchas gracias. La verdad es que, bueno, pasó lo que pasó en el verano del año 2010, recalamos todos en la Cadena Cope. Estamos muy contentos. Una experiencia como la del jueves en Málaga, ver la cantidad de gente que hay, la respuesta del público. es impresionante... Parece que la cosa va funcionando. Así que nada, muchas gracias y la verdad es que estamos todos muy contentos.

-Dígame la verdad. ¿Se imaginaba presentando este pedazo de programa hace tres o cuatro años?
Pues hombre, siempre tienes esa ilusión. Yo tengo una frase que algunos me dicen que es un poco noña, pero yo confío bastante en ella, y es la siguiente: "Los sueños, si los persigues con ilusión, con ganas y con buenas artes, pues al final se hacen realidad". Así que, seguramente, esto sea un sueño hecho realidad. Como periodista siempre sueñas con ello. Tener un programa y trabajar con Manolo Lama, con Paco González, con Pepe Domingo Castaño, con Jorge Hevia, con Joseba y con toda la gente que viste ayer en Málaga. Así que bueno, sí es un sueño hecho realidad.

-¿Cómo preparan los programas realmente?, ¿sobre qué hora empiezan a trabajar?
Bueno, la verdad es que se empieza casi casi desde que te levantas. Hay una frase por ahí que dice que uno es periodista durante las venticuatro horas del día. Y es verdad. Te levantas y ya estás pendiente de lo de esta noche, a quién podemos llevar, qué contamos esta noche, a quién podemos entrevistar, con quién quedamos, cómo lo vamos a hacer, etc. Por ejemplo, ahora mismo [ayer viernes] vamos en el AVE y ya estamos haciendo muchas llamadas, quedando con Joaquín Caparrós, el partido del Madrid, el partido del Barsa... Un día a día convencional, desde primeras horas de la mañana estamos cada uno conectados, con los teléfonos móviles... A las cuatro de la tarde, hacemos una reunión para ver cómo vamos a hacer el programa, hoy juega Madrid o hoy juega Barcelona, o hoy tengo que hablar con Villa, con Xabi Alonso, etc. Hacemos las gestiones también. Y a partir de las cuatro de la tarde hasta las doce, es una locura. Hay gente que confirma, hay gente que se cae, unos quieren hablar, otros, no. Y luego ya, a las doce de la noche, hacemos lo que viste tú el jueves pasado. Parece que es todo muy fácil, el jueves vino un personaje detrás de otro, un show detrás de otro, una broma detrás de otra, pero bueno, en realidad, eso lleva muchas horas de trabajo.

-¿Cómo se forma ese grupo que más que de trabajo podríamos decir que es de amigos?
Sí es verdad. Quizás sea una de las claves de todo esto. Pues se forma con muchos años. Nosotros hemos estado prácticamente veinte años en la Cadena Ser. Es cierto que cuando convives tantas horas al día, cuando te tiras con esa gente un mes y medio en el Mundial de Japón y Corea, por ejemplo, o en los Juegos Olímpicos en Atenas o en Pekín se hacen también unos lazos de amistad. Yo creo que es un grupo humanamente muy unido. Bueno, tanto que Paco González tuvo un problema en la empresa anterior y cincuenta personas dan un paso al frente y dicen "voy contigo". La verdad es que creo que es una de las claves de lo que nos está pasando ahora.

-Es un referente en el medio radiofónico. ¿No le gustaría escribir en prensa?
Pues no ha sido nunca mi... O sea, yo con catorce años, o incluso menos, ya jugaba a grabar programas de radio, me ponía con mis hermanos, somos cuatro hermanos, así que les ponía a los tres delante, jugaba a que yo presentaba un programa de radio, les entrevistaba y eso. Siempre me ha tirado mucho la radio. He tenido una devoción muy, muy, muy grande por la radio y no tanto por la prensa escrita. Me gusta la gente que sabe escribir muy bien en el periódico, pero también creo que cada uno ha nacido para lo que ha nacido. Mi medio natural es la radio, no la prensa ni la televisión, sino la radio.

-No va a querer mojarse. Yo tampoco lo haría. El otro día escuché que José Luis Oltra, ex entrenador del Almería iba a ser entrevistado en la Ser. Así que puse El Larguero y la verdad es que me dio vergüenza ajena cómo hablaba el señor De la Morena. Por ejemplo, para referirse al presidente del equipo rojiblanco decía "el Alfonso este...". ¿Usted ve normal que una cadena tan importante como era y lo es la SER permita este periodismo tan chabacano?
Pues mira, yo es que no quiero dar lecciones de nada a nadie. Pero la verdad es que a mí no me gusta mucho eso. Y la verdad es que a lo mejor he cometido yo el error ese también. A mí me enseñaron que hay que tratar con respeto a todos. En el desarrollo de tu carrera profesional, te vas a encontrar buena gente, pero también con gente con la que no conectas. Yo, por ejemplo, en mi etapa de la Cadena Ser no tuve demasiado feeling con Javier Clemente, con Juan Padrón, el vicepresidente de la Federación. Y, a lo mejor en algún momento dado, utilizas una frase que pueda ser un poco despectiva. Creo que es un error, que no hay que hacerlo, que hay que tratar a la gente siempre con respeto. Pero bueno, también es inevitable que en veinte años en la radio, haya algún personaje que se te cruce. El presidente de ese programa se cruzó con Alfonso García. En lugar de decir "el Alfonso García" pues habría que decir "el presidente del Almería". Tratar a todo el mundo con respeto. Aunque eso sí, yo no soy nadie para dar lecciones a nadie.

-¿Entiende que la Cope no esté todavía en FM en numerosas ciudades como Almería?
A ver cómo te lo explico sin meterme en un lío. Yo creo que este es un problema de este país. Aquí estamos permanentemente metidos en las trincheras. Si en Andalucía gobierna el PSOE, pues le favorece un poco a las emisoras afines al PSOE. Si un día gobierna al PP, pues imagino que saldrán beneficiadas las emisoras afines al PP o al centro derecha. A mí eso no me gusta. A mí me gustaría un país como, por ejemplo, Estados Unidos, donde las emisoras se conforman de una forma más libre. Entonces, la Cadena Cope tiene menos cobertura que otras emisoras, por ejemplo la Cadena Ser. En Andalucía, el jueves me contaban que nuestro principal competidor, El Larguero, sale por 68 emisoras en Andalucía. Yo salgo por 28. Bueno, ¿qué se le va a hacer? Con esas reglas de juego competimos.

-Hace unas semanas salió el famoso tema del dopaje del Barcelona en la Cadena Cope. Usted dijo que "picó de pardillo". ¿Sigue pensando lo mismo?
Vamos a ver. Yo me equivoqué al poner en antena esa información. Como te puedes imaginar, yo no me invento nada. Yo recibo una llamada de una persona, que me dice una serie de cosas y yo seguramente tenía que haber frenado o no haberlo dicho. Lo lamento y como se ha visto, he pedido perdón públicamente. Quiero decir que nadie de la Cadena Cope ni yo piensa que haya problemas con el FC Barcelona, en absoluto, todo lo contrario. Creo también, por la forma que a mí me han enseñado, que cuando una persona pide perdón humildemente y públicamente como yo lo hice, debería ser aceptado. O por lo menos que cuando a mí alguien me ofenda y venga a pedirme perdón de la forma tan humilde como yo hice, yo no voy a tener ningún problema con esta persona. Es agua pasada.

-Mejor ir de cara y no de espaldas como otros...
Yo creo que sí. Así es como mis padres me han educado así.

-Y por último, una curiosidad. Usted trabajó como corresponsal de guerra. Supongo que esa experiencia fue positiva. ¿Volvería a repetirla o el tema del deporte le gusta más?
A mí me gusta la radio, por encima de todo. Empecé en información general, cuando llegué a la Cadena Ser en el año noventa, me envían a la Guerra del Golfo, a la invasión de Kubait por parte del Sadam Husein... Fue una experiencia sensacional, acojonante, seguramente la más intensa que haya tenido en mi vida. Ten en cuenta que tenía veinte años y estaba en una guerra, con dificultades. Aprendí mucho, mucho, viví la guerra en directo. Ahora lo pienso y, quizás, lo hice con la inconsciencia de los veinte años. No sé si ahora, veinte años más tarde, diría que sí tan alegremente a una propuesta de la radio para ir a cubrir un conflicto... Pero bueno, quiero decir también es eso es periodismo del bueno, periodismo absoluto, contar a la gente lo que estaba pasando allí. Aprendí y me marcó un montón. Te sirve también para intentar comprender este tipo de conflictos. Intenté hacerlo lo más honestamente posible. Aquello fue una guerra, una cosa dramática y esto es afortunadamente contar las victorias del Madrid, del Barsa, del Málaga, del Unicaja, de Pellegrini, de Baptista. Digamos que esto es más reconfortante.

-Muchas gracias de verdad.
Un honor. Gracias a ti. Y aprovecho para darle las gracias a toda la gente que fue el jueves a vernos. Te acojonas un poco, a las doce menos cinco, viendo la sala completamente llena, te da un poco de miedo escénico, pero la verdad es que la gente estuvo genial, participativa, aplaudiéndonos. La verdad es que un honor.

JORGE HEVIA

-Lo primero de todo es felicitarle por su excelente trabajo. ¿Ha notado el cambio tan radical que se ha producido en apenas medio año?
Hombre, se nota porque cambias de trabajo, cambias de emisora, un poco también los medios de trabajo y hay muchas cosas diferentes. El cambio ha sido grande, pero como lo hemos hecho mucha gente juntos, pues supongo que eso ha amortiguado un poco la sensación de cambio. Así que resumiendo, hay cosas diferentes, pero como al final trabajas rodeado de la misma gente, apenas se nota. Se lleva bien.

-¿Dónde hay más libertad, en la Cope o en la Ser?
Pues yo no he tenido demasiadas restricciones en ninguno de los dos sitios. Nosotros hacemos un programa de deportes, en el cual nos gusta ser un poco transgesor, gamberro, o como quieras llamarlo. Y en la Cope, donde estamos ahora, jamás nos han dicho nada, jamás nos han puesto una traba, ni una barrera. Nos dan libertad y supongo que dentro de nuestra responsabilidad está ejercer esa libertad, con responsabilidad y hacer un buen uso de ella. Y bueno, en la Ser, tuvimos algunos problemillas, pero tampoco creo que fuera exactamente algunos problemas de falta de libertad.

-¿Influye el que una cadena sea de una ideología u otra? Lo digo porque en apenas seis o siete meses han pasado de la Ser a la Cope, dos cadenas con ideales totalmente contrarios...
Pues en el trabajo nuestro yo creo que no. Somos un programa de deportes, cada uno tiene su forma de pensar, una ideología y tal. Así que ni los de la Cope tenemos que ser todos del PP ni los de la Ser todos del PSOE. A la hora de coger el micrófono y hablar de fútbol, la política no influye. Ya te digo que no hemos recibido directrices en ninguno de los dos sitios.

-¿Qué hacen para que haya tan buen rollo y compañerismo?
Pues yo creo que se trata de intentar estar rodeado de buena gente en el trabajo. Lo ha dicho a veces Paco González y es verdad. A la hora de seleccionar con qué gente trabajas, tan importante es mirar qué talento tienes, saber hacer las cosas bien, como qué clase de persona eres. Así que si te rodeas de buena gente, al final es mucho más fácil trabajar a gusto y conseguir que eso se note.

-El jueves, Paco nos dijo que usted había sido suspendido un mes con sueldo y empleo en la Cadena Ser. ¿Podría explicar a este humilde blog qué es lo que ocurrió exactamente?
Sí, bueno, está en Youtube, se puede escuchar [risas]. Estábamos haciendo la retransmisión de la Superbowl, que es un programa que hicimos durante varios años en la Ser, la gran final de fútbol americano. Por determinadas circunstancias, salió un programa gamberro y tranguesor, había bromas de todo tipo, los mensajes de los oyentes también estuvieron un tono por encima de lo habitual. En ese contexto, leí un mensaje que hacía una broma sobre una empresa que se había anunciado anteriormente en la Cadena Ser, concretamente, sobre Encimeras Consentino. Ahora mismo no me acuerdo de la frase exacta, pero era algo así como "los [perdónenme, pero no consigo descifrar la palabra de Hevia] sí que son buenos y no las Encimeras Consentino de antes que eran una mierda. Entonces, en el momento, a todo el mundo le parecía muy gracioso, todo el mundo se rió, etc. Pero claro, a los líderes de Consentino no les pareció tan gracioso. Ellos protestaron, nosotros nos disculpamos. Nos aceptaron las disculpas y prueba de ello es que posteriormente han intervenido con nosotros en algún que otro problema en la Cope y nos hemos reído juntos de aquella anécdota. Pero en la Ser consideraron que el hecho de disculparse no era suficiente, y consideraron que yo merecía un de un mes suspendido con sueldo y empleo.

-Siendo sinceros, ¿cree que mereció ese castigo?
Pues merecido no [risas]. Yo entiendo que se puedan cometer errores, entiendo que aquel día yo me pude equivocar. Pero creo que aquello fue desproporcionado, como te he dicho antes, todo eso va dentro de un contexto. Contado así, sí que parece que fue un poco fuerte, pero en aquel momento y en aquel contexto, creíamos que tenía sentido. Luego vimos que la broma molestó, así que nos disculpamos tanto en privado como en público. La empresa Consentino aceptó las disculpas. Quizás yo supongo que con mi toque de atención o una charla, con alguna historia un poco más moderada, la cosa hubiera podido quedar de otra manera. Pero bueno, la Cadena Ser no lo entendió así y ya está.

-El jueves se debatió en el programa que si habría Décima por parte del Madrid o Cuarta por parte del Barsa. ¿Qué pasará?
Pues lo normal y lo lógico sería que la Cuarta.

-Personalmente me gustó el debate. Pero, ¿no era una falta de respeto a equipos como el Manchester o el Chelsea?
Sí, ya, pero bueno, si nos preocupamos ya de si uno de los dos equipos nuestros es favorito y eso es una falta de respeto al Chelsea, nos estamos preocupando demasiado. A ver, el favorito es el Barsa. Porque es el que mejor fútbol hace en España y en Europa. Eso es de cajón. A partir de ahí, efectivamente, la puede ganar cualquiera, incluso el Schalke, si quiere, la puede ganar. Pero lo que es evidente es que el que mejor fútbol hace es el Barcelona.

-Realmente, estos dos equipos son los que copan toda la información deportiva. Ya sé que es lo que vende, pero un poquito de más información sobre los demás equipos no vendría mal, ¿no?
Pues seguramente no vendría mal, pero ese tema es muy complicado porque hay una desgana de información sobre ellos. Y es verdad que la gente demanda que se hable de todos los equipos. Pero si a lo mejor me pongo yo un día a hablar media hora del Racing, el señor de Cádiz ve que no le interesa el asunto y apaga la radio. Así que sí es cierto que nos equivocamos un poco descentrándonos en los equipos pequeños, pero es algo que es casi inevitable. Al final, el Madrid y el Barsa, por unos motivos o por otros, porque seas madridista, o porque seas madridista o barcelonista es una información que le gusta a la gran mayoría. También hablamos mucho de fútbol y tendríamos que hablar de otros deportes. Pues sí. Y lo merecerían todo. Y evidentemente, te digo lo mismo. Yo hablo un programa y estoy media hora hablando del voleibol, por ejemplo, y que no se moleste nadie, pues a lo mejor la gente se iría a otro programa.

-Para finalizar, ¿nos podría decir cuáles son las cualidades que tiene que tener todo aspirante que quiera llegar al nivel de ustedes?
Currar, currar mucho. No tener miedo de currar y hacerlo con ilusión y con ganas. Estoy muy de acuerdo con algo que comentó Paco [González] también el otro día. Dijo que de trataba de currar y de intentar ser una buena persona, o como quieras llamarlo, crear un buen ambiente de trabajo y, a partir de ahí, luego el talento que tenga cada uno va aparecer por algún sitio. Cuando yo entré en la radio, vi a Manolo Lama que lo iba a ser. Porque como él, delante de un micrófono, hay muy poquitos. Y dentro de mis cualidades no estaba ser un buen narrador. Pero trabajando, currando y echándole horas te das cuenta que de repente te encuentras en línea, produciendo un programa. Al final se trata simplemente de currar y de tener suerte, que siempre es necesaria.

-Muchas gracias.
Gracias a ti. Un abrazo.

TOMÁS GUASCH

-Muchas gracias por atender a este humilde blog. Eso dice mucho de usted. A sus compañeros le he preguntado sobre todo de periodismo y de fútbol. Pero como sé que usted es uno de esas personas sinceras, quería enfocar esta entrevista desde otro punto de vista. Hasta hace poco trabajó en el AS, periódico que creó el supuesto Villarato. ¿Existe realmente o son como los Reyes Magos?
Por supuesto. En la época de Nuñez, se abusa de la teoría de que la Federación favorece al Madrid, de que el Madrid controla a la Federación y que los árbitros favorecen al Madrid. Entonces, hay un día que Nuñez se jacta de ello, se acerca a la Federación y hace una broma muy divertida que decía "Ya que el fútbol español era como una ruleta, salía el daciocho que decía que en vez de salir el dieciocho, salía el Madrid". Había que repartir el pastel. Después se dedica a acercarse a la Federación y se hace muy amigo de Villar. Cuando llega al cargo, no te sabría decir el año, porque llega veintitantos, entonces consigue lo que él quería, que el Barcelona tuviera un mando, que, según el, no tenía en la Federación. Los arbitrajes de García de Loza y de Gracia Redondo los recuerdan todo el mundo. Además, aquí no se calla nadie, aquí no hay nadie que sea discreto. Y además, ahora me preguntarías si Villar le dice a los árbitros que piten a favor del Barcelona. No. Pero sí es cierto que el árbitro sabe perfectamente qué es lo que le gusta al mando. Por otro lado, el Madrid se equivoca hace unos años cuando las elecciones a la presidencia de la Federación. Él no apoya a Villar, apoya a Geraldo González, que se presenta en esas elecciones y pierde. Se puede decir que, a partir de ahí, el Madrid tiene argumentos para lamentar los arbitrajes. Alguna que otra vez incluso ha sido indignante.

-Ya no es sólo el Madrid, sino los equipos modestos, como, por ejemplo, centrémonos en el Almería. El primer día que escribió en el Marca, ese finde que no hubo Liga, habló del equipo del ya cesado Oltra ["Finde tranquilo en Almería: Un guiño para ellos. Al Almería lo tangan como quieren casi cada finde, madre, qué arbitrajes sufren. Por fin un fin de semana tranquilo...."]. ¿Ve normal que sufran tantos malos arbitrajes?
Esto ya es otra cuestión. Ya no hablamos del Madrid y del Barsa. Es cierto que al Almería este año le están perjudicando muchísimo, no tiene suerte con los árbitros, la verdad es que se lleva la palma. Si dices que es un complot, dirán que es mentira, pero es muy raro que haya tan mala suerte sólo para uno. Al Almería no le ha ayudado nada un árbitro y le han perjudicado muchos.

-Es que ya no es sólo un día. Por ejemplo, en Anoeta se perdió por un primer gol en clamoroso fuera de juego de Tamudo que se tragó Clos Gómez; en el Ciutat de Valencia (1-0) anularon un gol de Piatti, no señalaron un penalti a Ulloa; contra el Dépor les mete un gol un portero (Aranzubía) en fuera de tiempo. Estos son sólo unos pocos. Pero lo de la mano de De las Cuevas que no quiso ver el señor Turienzo Álvarez, estando a tres metros de él fue un cachondeo...
Por supuesto. Cuando Oltra se quejó, tenía toda la razón.

-Desde mi punto de vista, esas quejas fueron mínimas. Otros equipos, con la décima parte de lo que sufre el conjunto almeriense, salen en los telediarios...
Es lo que tienen los clubes modestos. No tienen esos altavoces.

-El Almería tiene equipo para estar un poquito más arriba, y uno de los factores por los que está ahí, es que al ser un equipo pequeño, se le trata mal desde el punto de vista arbitral. Si se desciende, ¿ahora qué haríamos?
Bueno, la verdad es que al final desciendes también por un conjunto de cosas. El Almería tampoco ha estado al nivel del año pasado. Pero, precisamente, cuando ha flaqueado, en los momentos puntuales de la temporada, tampoco te han echado una mano. Tampoco es echarte una mano, es no darte lo que es tuyo. Y esos errores le han ayudado a hundirle, evidentemente.

-Yo cuando hago algo mal en mi trabajo, me sancionan. ¿Por qué no ocurre igual con los colegiados? En realidad, lo mandan a finales de Copa, etcétera.
Ellos dicen que de un tiempo a otra parte que sí, que lo mismo lo meten en la nevera y dejan de arbitrar un tiempo. Pero bueno, el punto clamoroso de todo esto fue la famosa mano de Messi contra el Espanyol, que le pudo dar una Liga al Barcelona, si no llega a empatar Tamudo en aquel día del Tamudazo. Y luego ese árbitro pitó la final de Copa. Es que parece de cachondeo, vamos.

-¿Este deporte sería más bonito, si en vez de ser el protagonismo del colegiado fuera de los jugadores? Algunas veces se equivocan porque son humanos, pero otro es descarado, como con la mano de De las Cuevas...
Sí, también es verdad que los árbitros son humanos, no máquinas y se tienen que equivocar. Pues muy bien. Que se equivoquen.

-¿Existen órdenes arbitrales desde arriba?
No, a ver, yo creo que órdenes como tales no existen. Eso sí, pienso que los árbitros saben lo que le puede gustar o no al que manda.

-¿Qué habría que hacer para que no se hablara tanto de los árbitros? Nuevas tecnologías, más seriedad, ¿qué?
Pues la verdad es que no lo sé. Igual eso va en nuestro talante. Indudablemente, en el fútbol nórdico no existe todo eso, hay muchos menos pollos en Alemania, Inglaterra, Escandinavia y demás. En la parte del sur de Europa, la parte caliente, los árbitros están constantemente en el ojo del huracán. No es fácil su tarea, es evidente. Yo estoy convencido de que todos quieren hacerlo bien. Porque, en defitiva, el árbitro es el único que no tiene hinchada y lo quiere hacer bien. Pero quizás sí que falte una mayor capatización. También lo que tú dices. En determinadas situaciones sí se podría utilizar la tecnología. Pero no en todas. No vas a ganar un partido por un fuera de juego. Es que si no, no acabaríamos. En situaciones límite sí estaría bien.

-¿Le gusta el mandato que ejerce José María Villar al frente de la Federación?
Yo creo que es un hombre que se ha enclavao ahí, y a parte de que el fútbol español le vota, no se presenta nadie a las elecciones y él ha hecho del fútbol su concepción. A mí me da la sensación que estos cargos necesitan una renovación. Una persona que lleva ya veintitantos años... Le vendría muy bien al fútbol español un cambio de aires. Pero bueno, lo merecemos. Hay unas elecciones, se presenta él, no va nadie más y entonces, cómo vas a decirle que te vayas...

-El sistema en España, a diferencia de otros países, está muy mal organizado. La cumbre llegó la semana pasada con la posible huelga. ¿Con quién iba?
No. Yo no entendí esa cosa.. Hay una cosa que es que usted quiere el partido en abierto. Pues muy bien. Primero, usted firmó ese contrato, o sea que hay unos operadores de televisión que han pagado un dinero hasta el año 2012. Les queda un año. En definitiva, conseguir más dinero. Pero, la pregunta es: ¿para qué?, ¿para seguir endeudarse? Se debe seiscientos sesenta millones a la Seguridad Social. ¿Qué quiere usted?, ¿seguir aumentando la deuda? ¿O usted me va a conseguir un plan para el partido en abierto, para plagimierdas...? Lo que tú me digas. Otro ingreso. Y, entonces, nosotros en cinco o diez años te vamos a limpiar la deuda. Esa es otra cuestión. La mayoría de los dos equipos están casi quebrados. ¿No has visto los problemas que tiene el Rayo?

-Todo este follón en otros países no pasa...
Claro, efectivamente, porque son mucho más rigurosos en el gasto. Y tiene un mayor control de los organismos correspondientes.

-¡La Décima! ¿Llegará este año?
Hombre, a ver, la verdad es que el Madrid lo tiene difícil. Enfrentarse al Barcelona es muy peliagudo para el Madrid. Pero si es a una semifinal... Y estamos hablando de tres partidos... Es como cuando hablar de la Final Four de Baloncesto. Es lo mismo. Unas semifinales a cuatro equipos, pues cada uno tiene un 25% de posibilidades. Es cierto, que de los cuatro, el más fuerte es el Barcelona, sin duda. Tiene más de un 25. Pero bueno, luego, a la hora de la verdad, tú contra mí y ahora qué pasa. ¿Favorito el Barcelona? Pero lo que pueda pasar luego ahí en dos partidos y en una final no lo sabes.

-Muchísimas gracias.
A ti, chico. Cuando quieras, ya sabes dónde estamos. Un abrazo.

JOSEBA LARRAÑAGA

-Lo primero de todo quisiera felicitarle por su gran trabajo. Grande no. Grandísimo. ¿Qué hay que hacer para llegar tan alto?
[Risas] Primero, muchas gracias. La cuestión está en trabajar y trabajar. No tiene mucho más secreto esta profesión. La verdad es que dicen los que más saben de esto que para llegar a este mundo, hay que dedicar muchas horas, hay que tener mucha ilusión y que hay que tener muchas ganas. Pues yo creo que es verdad todo esto. Hay que olvidarse de los horarios, y de los fines de semana. Porque todos los fines de semana vas a tener que estar trabajando y dejar de lado muchas cosas. Pero bueno, eso se suplanta con la afición que tenemos con el deporte, con la afición que tenemos por la radio, o sea, citando el refranero popular podríamos decir que "salsa con gusto no pica". Pero bueno, no tiene mucho más secreto que esto. Tener muchas ganas, ilusión y entregarte a esta profesión, ya que al final obtienes tu recompensa.

-Ustedes hacen un periodismo puro, con bastante imparcialidad. Pero el rumbo que está tomando esta profesión, personalmente, no me gusta nada. Por ejemplo, programas en la tele como Futboleros o Punto Pelota, que es pura salsa de fútbol, u otros en la radio, concretamente uno, que quien lo dirige, y supongo que sabrá a quién me refiero, utiliza el pronombre "el" delante de los nombres propios. Una burrada. ¿Qué opinión tiene de todo esto?
A ver. Que nosotros hagamos periodismo puro, pues según quién nos escuche y la opinión que tenga. Algunas dicen que somos muy parciales también. Unos dicen que somos madridistas, otros antimadridistas, una vez de una cosa, otra de otra. Así que yo creo también que depende del estado de ánimo con el que nos mire la gente en cada momento. Al margen de esto, respecto a lo que decías, yo creo que hay una cosa que se nos está yendo un poco de las manos y es que nos olvidamos que el protagonista del periodismo deportivo nunca debería ser el periodista. El periodista es el que menos pinta de todo esto y debe ser el deportista. Y en cambio, hay muchos programas en el mundo deportivo, en el que nosotros somos los protagonistas y las discusiones y opiniones que nosotros tenemos son las protagonistas. Nos olvidamos de la esencia del deporte. Importa más saber qué es lo que opinas tú de todo esto antes de qué es lo que ha pasado y las razones por las que ha pasado. El periodismo deportivo está tomando unos derroteros que no son los que deberían ser.

-Y lo del famoso personaje que utiliza el pronombre "el" delante de los nombres propios, ¿qué le parece?, ¿eso en Periodismo debería estar prohibido, no?
Pues claro [risas]. Vuelvo a lo mismo. Es redundar un poco en lo que te estaba diciendo. En que el periodista se convierte en el protagonista de un programa de deportes. El concepto, la concepción que tengo yo de esta profesión es absolutamente diferente. Creo que tanto en el periodismo deportivo como en el general está produciéndose una corriente que está desvirtuando bastante nuestro trabajo y la esencia de él.

-Sabrá a quién me refiero, ¿no?
Sí, sí, lo sé, lo sé.

-¿Hacia dónde va el Periodismo?, ¿estamos en una época de transición, revolucionaria o qué?
Hombre, estamos en un momento en el que las redes sociales y las tecnologías están teniendo un protagonismo muy imporante. Entonces, pienso que se está masificando demasiando y exprimiendo lo que debe ser esta profesión. Hacer veinticuatro horas al día de algo relacionado con el deporte se está convirtiendo en algo realmente complicado. ¿Hacia dónde vas?, ¿dónde llegas? Pues no lo sé... Cuanto tuvimos la eclosión de Internet se produjo un boom, se decía que todo iba a girar en torno a Internet. Luego, con el tiempo, se vio que se desinfló un poco el globo. Yo creo que, al fin y al cabo, después de estar esta oleada tan brutal que estamos viviendo, esto se irá reduciendo y se ira mantiendo la esencia de lo que es el periodismo deportivo. Pero, ahora mismo, estamos en un momento de incertidumbre y sin saber muy bien hacia dónde vamos.

-¿El periódico en papel llegará a su fin en las próximas décadas?
Hombre, eso es lo que se viene diciendo desde siempre. Yo creo que si nos atrasamos en el tiempo unos diez años, nos decían que ya el periódico, el papel no tenía ningún tipo de sentido. Y siguen estando ahí. Cuando salieron los periódicos gratuitos, también dijeron "pff, el periódico de pago, ése que te cuesta un euro, no va a ninguna parte". Y sigue estando ahí. Creo que al menos para los que hemos conocido la cultura del periódico, la vamos a mantener y mientras haya generaciones que hayan conocido el periódico y que lo sigan viendo, eso se va a mantener. Pienso que seguirá evolucionando. Lo mismo pasaba con la radio, que decían que no tenía ningún futuro y aquí estamos.

-El periodista de ahora debe ser más multimedia. ¿Cómo se maneja usted con las redes sociales?
Hombre, por manejarme me manejo bien, pero lo que pasa es que no me gustan. No me gusta la verdad meterme en ellas. Sobre todo, eso está provocando que tú tengas que estar informando en cada momento de lo que está pasando y se llegan a publicar unas estupideces brutales. Yo no entiendo como hay personas que pueden publicar 50 ó 60 Tweets al día y opinar de lo que está pasando en su vida en cada momento. ¿A quién le interesa lo que pueda estar yo al medio día en Madrid haciendo no sé qué?. Voy a poner "estoy tomándome una caña con mi amigo Pepe y me está contando lo bonito que fue ayer el concierto". Es algo que no entiendo y que está teniendo muchos adeptos. Supongo también que eso con el tiempo se desinflará bastante. No me interesa lo que hace cada persona en cada momento.

-¿Escucha otros programas deportivos o se centra exclusivamente en el suyo?
La verdad es que desde que estamos en la Cope, escuchamos esta emisora porque estamos aquí metidos. Por ejemplo, a la hora del Partido de las 12, no puedes escuchar otras emisoras, el Larguero, ni el programa de Onda Cero, ni el que se hace en Punto Radio. O sea, que estamos bastante metidos aquí. Y luego, esto va a sonar un poco no humilde, pero creo que los mejores profesionales de la radio deportiva están aquí.

-¿No le gustaría trabajar en tele o prensa?
En periódicos, escribo de vez en cuando con amigos de mi pueblo. Como pasatiempos, así de vez en cuando, me gusta, pero no para dedicarme a ello. Y la televisión sí que es un medio muy jugoso, he tenido alguna oportunidad de hacer televisión. Es un medio que engancha mucho. Lo que pasa es que ahora estamos tan centrados en la radio, que todo lo que sea a partir de ahí nos quitaría tiempo y atención.

-¿Qué cualidades debería tener todo aspirante a periodista?
Hay tres pilares básicos, que son una ilusión, otra las ganas y otra la entrega. Yo creo que con esas tres premisas se llega. A veces a los estudiantes de Periodismo, se os pinta un futuro muy negro. Sí. Y a mí, hace veinte años, me pintaban uno más negro todavía. Y hoy en día, la función de periodista está más o menos reconocida. Mi padre era un fanático de la radio y eso fue lo que me permitió hacer `periodismo, porque mi madre me decía "¿pero por qué quieres ser periodista y no mejor abogado o profesor?". Con el paso del tiempo, esta profesión ha ido adquiriendo más importancia. Desde luego, teniendo ganas, teniendo ilusión y entregarte todas las horas del mundo a esta profesión, al final, vas a llegar lejos.

-Un placer haber podido charlar con uno de mis ídolos.
Muy bien. Pues muchas gracias a ti. Un abrazo.

PEPE DOMINGO CASTAÑO

-Felicidades por su trabajo. Usted es un tipo especial. "Único en el mundo" como dice cada domingo. Presentó en la década de los 70 programas como A todo ritmo y Voces a 45. Pero realmente su triunfo ha sido el introducir la publicidad en la radio de una forma amena, divertida y que forme parte del programa. ¿Cómo consiguió eso?
Bueno esto lo vengo haciendo desde hace mucho tiempo. O sea, que no es de ahora mismo. Yo empecé en la radio con el Gran Musical de la Cadena Ser y hacía más o menos lo mismo. Lo que pasa es que no tenía trascendencia, no sé por qué, quizás porque era un programa musical. Ha pasado un tiempo. Yo seguí, luego, haciendo programas locales, también con la misma idea y en el año 1988, empecé en Carrusel, parece que ese programa sí tuvo trascendencia. Y bueno, me he llevado unos Premios Ondas que me sirvieron de apoyo y de lanzamiento al estilo de hacer publicidad. Y ya los he ido haciendo hasta ahora mismo.

-¿Con qué anuncio se queda?
Pues yo me quedo con uno que hice de un tractor. La gente me recuerda mucho el del purito [risas], fue un hallazgo bueno, una frase que ha quedado para la historia. Pero como ejemplo de publicidad me sigo quedando con el del tractor, porque era bastante complicado, inventarse algo que le gustara a la gente, con un producto, con un tractor que es bastante amorfo. Y logramos un éxito enorme por aquel entonces.

-¿Qué se siente más publicista o periodista?
Yo me siento hombre de radio por encima de todo. No sólamente he hecho publicidad, la hago ahora, pero yo he hecho de todo, programas musicales, programas informativos, magazines, de todo, de deporte... Yo me considero un todoterreno de la radio, pero, sobre todo, me considero básicamente un hombre de radio, como te he dicho antes. En los últimos años, estoy en el terreno de la publicidad, pero que siempre me ha gustado hacer radio.

-¿Qué es lo que siente uno al estar ahí, rodeado de tanta gente buena y de participar en un programa divertido que lo escucha media España?
Te sientes importantes con ellos. A mí lo que más me emociona es ver el trabajo en equipo. Además, lo llevamos muy a rajatabla, queremos que todo el mundo sienta que esto es un trabajo en equipo y que luchamos todos en el mismo barco, en el mismo ejército. Que lo que le falte a uno, que lo supla otro. Que nadie es más importante que nadie y todos nos vamos juntos de copas, a comer, a cenar y hacemos juntos la radio. Esa es la sensación de familia que tiene el programa

-¿Qué momento de su carrera fue el más emocionante?
Pues yo creo que fue cuando me vine por primera vez a Madrid, que vine a la aventura. Estuve trabajando cinco años en una emisora que de llamaba Cadena Sindical, luego en Radio Centro. Y yo soñando con que algún día me llamara la Ser. Pero claro, yo no podía llamar a la Ser, tenían que ser ellos quienes me llamaran. Y a los cinco años, en 1973, recibí una llamada de ellos, diciéndome que me fuera allí. Fue uno de los días más felices de mi vida porque era un poco la confirmación de que me fui sabiendo lo que hacía.

-Tres premios Ondas...
Cuatro, ¡no me quites uno! [risas]

-...un Micrófono de Oro y una Antena de Oro... ¿Se siente realizado por su trabajo?
Sí, por supuesto. Los premios son a veces por eliminación. Es decir, ¿a quién se lo damos que no lo tenga? Si éste no tiene un premio pues vamos a dárselo, sobre todo con el primero. El primero lo conseguí en 1975 por el Gran Musical, y el segundo lo obtuve en 1976, o sea, veintiún años después. Y eso es lo bonito. Que después de tantos años siga pensando el jurado de un premio que yo me lo merezco. Esa es la demostración de que estás ahí, de que no te has dormido, de que has seguido trabajando. Eso es una satisfacción muy grande.

-¿Cantante o periodista?, ¿con qué se queda?
Periodista. O sea, ni periodista. Yo siempre me defino como hombre de radio. Más hombre de radio que periodista.

-Ha escrito un par de libros. Pero, y en prensa, ¿no se atreve?
No, no, porque yo creo que mi estilo está en la radio. Yo escribo para la radio. Sé que mi estilo cuando lo lees en un periódico no tiene la misma fuerza que tiene cuando lo escribes para la radio. He creado una forma de escribir que es muy radiofónica. Lo escribo para luego leerlo. Cuando lo escribo para que lo lean otros, es más complicando. Creo que estoy bien donde estoy, me parece.

-Por último, un consejo para los aspirantes de Periodismo...
Yo siempre digo que hay que tener mucha fuerza de voluntad, muchas ganas de triunfar y una gran vocación. Es una profesión difícil, donde los horarios son raros, extraños, donde la vida va a contracorriente de todo lo demás, trabajas los fines de semana cuando los demás descansan. Entonces, llega el momento que si no tiene suficiente vocación o fuerza de voluntad, te puedes venir abajo. No es fácil abrirse camino, a todos nos ha costado, pero pienso que el que vale, al final triunfa. "El que resiste, gana" como decía Camilo José Cela.

-Muchísimas gracias.
Muy bien, muchas gracias a ti. Un abrazo.

---------------------------------------------------------------------------------

FERNANDO SORIANO


Ahora les voy a dejar una entrada con su correspondiente entrevista. La segunda parte. La primera ya la hice gracias a Diego Martín, 'Nino'. Tuve la gran suerte de tomar café con él y con don Fernando. Un futbolista que es el corazón de sus equipos. Como también es grande el corazón que tiene. Cuando hace un mes vino el Osasuna aquí a Málaga, tuve la oportunidad de ir al hotel del equipo pamplonica para poder saludar y conversar de nuevo con el jugador maño. Al final, por problemas de tiempo, no pude hacerlo. Pero como Fernando es grande, le envié ese mismo día las preguntas a su correo y él, muy amablemente, me las respondió [así que hace más de un mes de esta entrevista, pero he considerado que hoy era el día ideal para publicarla]. Una gran suerte la que tengo, la verdad. Bueno, les dejo con la entrada.

La sala de máquinas es la que da funcionamiento a todo el conjunto. Cuando deja de funcionar, malo. Para que siga su transcurso con normalidad hacen falta buenos elementos. Todos han de funcionar. Si uno se rompe... adiós al barco. En el fútbol ocurre lo mismo. Si te haces con el control del centro del campo, tendrás mucho terreno ganado. Y si no, que se le pregunten a la selección española. Uno de estos elementos claves en cada buque es Fernando. Se apellida Soriano. El maño es un futbolista queridísimo por la afición almeriense. De hecho cuando, en el pasado mes de enero, visitó de nuevo el templo rojiblanco, se llevó una enorme ovación del Estadio Mediterráneo.

Fernando no hace mucho ruido. Como ya dije, es un obrero del fútbol. Pero sabe de esto más que el resto. Los datos están ahí. Desde que se ha ido el motor de la sala de máquinas almeriense, el barco se ha ido hundiendo poco a poco. No hay nadie como él. Un gran tío tanto en lo futbolístico como en lo personal. En el primer plano, lo demuestra día a día en tierras pamplonicas. Primero, Camacho, y, ahora, Mendilibar, cuentan con el centrocampista maño en el once del Osasuna. Y en lo personal, Fernando es un tipo majo. Sin conocerlo de nada, ya concedió a este humilde blog una entrevista. La hicimos en persona. Y, como todo en la vida, la entrevista tiene una segunda parte. Así que el pedazo de jugador del Osasuna responde en exclusiva a las preguntas de La Escuadra de Mago. Simplemente, Fernando Soriano. "Centro de Gorka Larrea, Fernando Soriano... gooooooool, en el último minuto, en el último segundo de la prolongación". Un recuerdo imborrable. Así que muchísimas gracias Fernando. Tanto por lo que nos diste como por las entrevistas. Mucha suerte, aunque no la vas a necesitar.

-Fernando, lo primero de todo es felicitarle por la gran campaña que está protagonizando en el Osasuna. No lleva ni un año en su nuevo equipo y ya se ha hecho un hueco en el once titular. ¿Creía sinceramente que le iban a ir las cosas tan bien por allí?
Bien, bien... La verdad es que está siendo un año difícil, estamos a tres puntos del descenso y nos queda un calendario bastante difícil. Pero bueno, esperemos que la cosa termine bien y podamos mantenernos en Primera División.

-A usted le está yendo bien, pero a Osasuna también. Se está sufriendo, pero eso es algo normal. ¿Cree que fue justa la destitución de Camacho?, ¿qué la propició?
En el mundo del fútbol mandan los resultados y, si las cosas no salen como se espera, se intentan tomar medidas. La primera de ellas, aunque sea súper injusta, es cambiar de entrenador. Eso es lo que pasó con José Antonio [Camacho]. Ahora lo único que queremos todos es finalizar la temporada de la mejor manera posible, es decir, en Primera.

-¿Nota la diferencia entre los métodos de Camacho y los de Mendilibar?
La verdad es que los métodos son diferentes. Notarse o no, eso el tiempo lo dirá. Pero como te he dicho antes, en el fútbol, mandan los resultados. Por nuestra parte no quedará, la plantilla está muy comprometida, al igual que nuestra afición.

-Al final se salvarán, pero, ¿qué es lo que necesita Osasuna exactamente para dar el salto definitivo y despegarse de una vez por todas del descenso?
Sobre todo puntuar más fuera de nuestro feudo y seguir en la misma línea en casa.

-Supongo que allí el club estará mejor estructurado que en Almería, ¿no?
La verdad es que sí. Osasuna es el equipo más organizado en el que he jugado.

-Ahora anda por el norte. Pero Almería nunca se olvida. De hecho, si no me equivoco, una de sus hijas se llama Mar en motivo de la patrona almeriense. ¿Está notando mucho el cambio de ciudad?, ¿echarás de menos la playa y eso, no?
El cambio ha sido grande, sobre todo por el clima. Y la verdad es que sí que se echa de menos Almería. Allí he pasado cinco años increíbles, han nacido dos de mis hijas, he hecho bastantes amigos y, deportivamente hablando, he aprendido muchísimo y he jugado en un equipo en el que tanto mis compañeros como la afición me han tratado muy pero que muy bien.

-Y del Almería, mejor no hablamos, ¿no?...
Está siendo un difícil, pero como para todos. Están a un partido de salir del descenso, peleando como siempre lo han hecho. Creo que lo van a a pasar mal, como nosotros, pero espero que el año que viene, nos podamos volver a ver los dos equipos en Primera.

-¿Cuál cree que ha sido el detonante para que el equipo dé ese bajón tan fuerte?, ¿quizás su marcha?
Para nada. La falta de uno o dos jugadores dentro de un equipo no son determinantes. Hay otros factores que habrán influido. ¿Cuáles? Pues no los sé, porque no he estado ahí para verlos.

-¿Cree que al final el Almería se salvará?
Creo que sí.

-Con Soriano, ¿el Almería estaría ahí abajo?
Seguro que sí.

-Pregunta comprometida, pero obligada, ¿qué tres equipos tienen más posibilidades de irse a Segunda?
No tengo ni idea, la cosa está muy igualada y puede pasar cualquier cosa.

-Sé que está a gusto en Pamplona, pero si se diera el caso, ¿estaría dispuesto a regresar a tierras almerienses?
Eso no me lo planteo, es algo muy complicado. Ahora estoy muy centrado aquí, en pelear por Osasuna, pero la verdad es que en Almería he estado muy pero que muy bien.

-Muchas gracias de verdad y mucha suerte.
A ti.


PD: Rocío, espero que te guste el regalo que llevas esperando desde Reyes.