domingo, 30 de enero de 2011

Mucha actitud y poco premio

Pasan las jornadas y seguimos metidos en el pozo. El equipo cada vez juega mejor, Oltra ha encontrado el equilibrio en el equipo y con la incorporación de Luna puede tener su once tipo bien definido. Sin embargo, ayer se produjo otra nueva derrota, esta vez en San Sebastián. Una derrota, todo hay que decirlo, injusta. El míster valenciano puso a toda su artillería pesada (Uche, Crusat, Piatti y Ulloa) sobre el césped de Anoeta. Desde un principio, tomamos la iniciativa y con un juego bastante directo se fabricaron algunas ocasiones, la más clara un chut del argentino que se estrelló en el travesaño de Riesgo. Y es que cuando los goles no quieren entrar, no hay manera. Puede sonar a excusa, pero ni mucho menos. La realidad es que la Real no hizo apenas méritos para conseguir los tres puntos. Tuvo más efectividad y punto. Así es el fútbol.

Del partido se pueden sacar dos conclusiones. Una buena y otra mala. La negativa es que el equipo sigue en puestos de descenso, penúltimo (y gracias a gol del Zaragoza in extremis en la Rosaleda) y que le siguen cayendo goles, algunos de ellos muy tontos. La noticia positiva es que se vio a un Almería, que jugando así, todavía se puede salvar de la quema. Al equipo le falta alguien que construya el juego, pero en condiciones normales (con ese m... de terreno no se podía jugar), Leo y compañía hubiesen cambiado el guión del partido. Ya sabemos a lo que jugamos. Tener la pelota y balones a los cuatro de arriba, con la incorporación a veces de Michel. Un equipo que tiene claras sus ideas. Mucho mejor que con Lillo.

Pero con sensaciones no basta para salvarse. Hay que conseguir los puntos. YA. luego puede ser demasiado tarde. El final del calendario va a ser a priori más complicado, así que desde YA hay que ponerse los puntos. El próximo sábado hay que ganar sí o sí en el Mediterráneo. Enfrente estará el Español, la revelación de este año. Pero da igual. Tenemos que vencerle. Luego tocarán Levante, Dépor y Málaga. Todos ellos, rivales directos. Un febrero plaga de exámenes de Junio. Si no superamos estos obstáculos habrá que ir despidiéndose de la Primera División. Si jugamos como ayer, no habrá problemas. Ahora hay que actuar.

jueves, 27 de enero de 2011

No pasa nada

Casi veinticuatro horas después de la debacle no queda otra que levantarse y tirar hacia adelante. Es verdad que ha sido un gran palo por todas las expectativas que se generaron. Un día único que se convirtió en una pesadilla. Pero al fin y al cabo, un día único e histórico que recordaremos toda una vida. Dentro de X años podremos contarle a nuestros hijos que nosotros apoyamos al equipo, aunque fuera desde la distancia. Que nuestro Almería, ese equipo tan modesto que militaba en la Primera División, jugó unas semifinales de Copa del Rey, cosa que no se consigue todos los días. Que a pesar de que algunos tontos de Almería querían que el equipo de su tierra perdiera (catetos hay en todos lados, pero algunas cosas deberían estar prohibidas), la ciudad del sureste de España vibró y soñó con el pase a la final. Porque con eso debemos quedarnos, que hubo un día en el que todos soñamos con meternos en la final de España. Que todos soñamos lo mismo y que a punto estuvo el sueño de hacerse realidad.

Sin embargo, hay cosas que no se entienden. Y el principal protagonista lo sabe. José Luis Oltra está haciendo una buena labor al frente del banquillo del Mediterráneo, pero eso no quita que ayer se equivocase. En varios aspectos. ¿Por qué jugó Goitom en vez de Ulloa? Algo que no se entiende. Podría ser por aspectos tácticos que ahora no vienen a cuento. Pero, no. Porque Leo es mil veces mejor que el delantero sueco. Es que ni corre... El pichichi de la Copa en el banquillo en las semifinales. En fin... Y tampoco Bernardello, otra de nuestras mejores piezas. Ni Uche. El ex del Tenerife también se equivocó en intentar ser tan directos. Luego reculó, pero ya era demasiado tarde.

Otro protagonista negativo fue Carlitos García. El central intentar marcar a Messi. Pero ni un juvenil hace un marcaje tan malo. No se pegó a él, sino que le dio metros. Así ni lo cubría a él ni a su zona, lo que provocó que Villa tuviera todo el espacio del mundo. También fue mortal los dos primeros goles que se comió Esteban. El meta asturiano hace un trabajo buenísimo, pero ayer no fue su día (en la segunda parte, intentó arreglar los errores). Pero así es el fútbol. También es verdad que enfrente estaba el Barcelona. Sin embargo, nunca podremos conocer qué habría pasado si se hubiera planteado el partido diferente y con nuestro once de gala. Probablemente nos hubieses goleado también. Pero eso, nunca lo sabremos.

Aunque la vida es muy larga. Nunca se sabe qué puede ocurrir en un futuro. Hace unos años era una auténtica quimera estar en Primera. Y lo conseguimos. Estar en cuartos de final de la Copa era muy difícil. Y los jugamos. En semifinales, un milagro. Y el milagro se cumplió. La final, un sueño. De momento, nos hemos despertado. Pero aún tenemos muchas noches por soñar. Y quién sabe si en uno de esos sueños nuestro Almería juega una final copera o un partido europeo (nos hemos quedado a dos partidos de conseguirlo). Y quizás el sueño no lo veamos durmiendo, sino despiertos. Sigamos con esta bonito camino.

PD: Quisiera dejaros algo que escribí ayer miércoles al medio día en el foro del Almería, espacio en el que se reúnen los aficionados rojiblancos. En el texto quise plasmar que estábamos viviendo un momento único e histórico. En él queda reflejado que, a pesar de la dolorosa derrota, el partido mereció la pena:

¡Muy buenas gente! Por unas cosas u otras he dejado de escribir aquí, aunque diariamente leo las opiniones de todos vosotros. Sin embargo, hoy he decidido volver a hacerlo, para compartir lo que siento en este día tan especial. Seguramente algún moderador dirá que este tema va en el del partido y tal, pero bueno.

Hoy se juegan las semifinales de la Copa del Rey de España, que se dice pronto. Para algunos, incluidos los seguidores del Real Madrid, Sevilla o Barcelona, es un día más de esta vida. Sin embargo, para los almeriensistas, los que sentimos el equipo como algo de nuestra vida, el de hoy y el de la semana que viene serán uno de los partidos de nuestras vidas.

Acostumbrados a ser uno de los equipos humildes del panorama nacional, despreciados constantemente por los medios de comunicación y equipos rivales, participar en esta fiesta es algo que no se puede describir con palabras. Un equipo que ha peleado siempre en las categorías bases del fútbol español, con toda la ilusión del mundo peleando por estar en la final de España. Aún no somos conscientes de lo que estamos protagonizando. Me viene ahora a la cabeza el partido ante el Poli Ejido para no descender a Segunda B en el Juan Rojas. O el partido decisivo con el gol de Lozano. Pocos años después nos tenemos que medir al Barcelona, uno de los mejores equipos del mundo (vino el Bilbao a jugar un partido de presentación y nos flipamos...), incluso de la historia.

Lo único que quiero decir es que disfrutemos cada segundo de estos días tan maravillosos, que recordaremos toda una vida. No me quiero ni imaginar la que se puede liar si pasamos a la gran final, pero eso me da igual. No me importa si hoy el Barsa nos meta otros ocho. Ya eso da igual. Que nos quiten lo 'bailao'. Y me alegro bastante lo que hemos hecho por toda esa gente que se ha recorrido los campos de Tercera y Segunda B por animar y apoyar a su equipo. Yo, por suerte por el tema de la edad, no he vivido eso, pero solo me queda decir 'OLÉ VUESTROS HUEVOS'. Hoy se va a hacer justicia. Ya se ha hecho justicia. Todos los que nos hemos dejado la piel por nuestra Almería hoy la veremos en uno de los mejores partidos posible. ¡Disfrutemos!

Un saludo y perdonad por el 'tocho', pero quería compartir con todos vosotros este momento tan especial.

miércoles, 26 de enero de 2011

Ilusión vs dinero

Artículo Diario de Almería 26-I-11

Gran partido el que vamos a vivir hoy. Histórico. Hace unos años peleábamos por la permanencia en Segunda. Ahora, lo hacemos pero en Primera. Y en unas semifinales de Copa. Sí, no estamos soñando. Es la realidad. Por eso hay que saborear cada segundo de este día. Hay que llegar vivos a la vuelta. Aunque si los de Oltra se traen un saquito de Barcelona no habrá que sufrir. Porque hay que estar orgullosos de lo que han hecho. Estar aquí es un gran premio. Pero ya que hemos llegado, no es para quedarnos de brazos cruzados, sino para continuar esta bonita aventura. Seguramente los Ulloa, Piatti y compañía habrán metido una gran dosis de ilusión en sus maletas. La misma ilusión que llevarán por bandera los valientes que se desplazarán hasta el lugar de los hechos. Esa ilusión que han tenido los 3.000 fieles que han asistido a los partidos coperos. El miércoles pasado decía en este espacio que quería irme a la cama con una sonrisa tras conseguir el pase. Éste voy a pedir que me acueste con la misma ilusión con la que nos hemos despertado los almeriensistas hoy, lo que significará que hemos salido del Campo Nuevo vivos. La fórmula es difícil, pero decía Calderón de la Barca que la vida es "un frenesí, una ilusión, una sombra, una ficción". Esperemos que el poeta tenga razón y que este sueño se convierta en realidad.

domingo, 23 de enero de 2011

El fénix rojiblanco

Cuenta la leyenda que el ave Fénix resurgía de sus cenizas tras consumirse por acción de fuego cada 50 años. Como si de una ave mitológica se tratara, este Almería de José Luis Oltra también ha resurgido sobre sus cenizas, sobre lo que no funcionaba. Y, por fin, meses después, todos los seguidores de este precioso surcador de cielos podremos descansar tranquilos tal y como hizo alguien tras crear la especie humana. Y es que empatar ante el Real Madrid, clasificarse para unas semifinales de la Copa del Rey y conseguir la primera victoria en casa de la temporada es para estar satisfechos con esta semana.

Pero más que valorar los números, hay que tratar las sensaciones. Y estas son buenas, sin duda. Al igual que decíamos otros días que el equipo no carburaba y que se encontraba a kilómetros de los otros gavilanes, hoy hemos visto a un ave que sabe surcar. La defensa no funcionaba, así que la madre de todos los pájaros, Oltra, se ha encargado de reparar el nido. Para ello ha confiado en el pichón Silva que ha madurado excepcionalmente. A su lado, Carlos García, el autor del primer gol de la tarde, parece más bueno y todo. Incluso, el pájaro malo de la manada, Jakobsen, ha cumplido. Y ahora tenemos a dos individuos más del barrio de al lado, Pellerano y Luna. Además, Juanito puede ayudar también ahí. Vamos, que ese grave problema se va solucionando poco a poco.

Y arriba las cosas siguen saliendo. Tras ganarse el fénix de los fénix, Leo Ulloa, el puesto, la mordiente es otra. Hoy ha hecho un doblete. Sólo ha sido la prueba de lo que es capaz de hacer. Y al igual que ocurre con Silva, al estar el punta argentino, Uche, Piatti y Crusat se crecen. Se pierde un hombre en el centro del campo, pero los cuatro ayudan también en tareas defensivas.

De esta manera, con el botín conseguido hoy el fénix rojiblanco resurge de sus cenizas. Aún queda mucho vuelo, pero las sensaciones son positivas. El pájaro sabe volar y estar a la alturas de las circunstancias. Sólo falta paciencia. La justicia se irá haciendo poco a poco. Para comenzar, esta semana ha sido única. Tres partido para volver a retomar el vuelo. Y a pocos metros, un auténtico depredador. Ahora, a disfrutar. A ver si nos lo comemos. ¡Prepárense señores, esto es único!, ¡a disfrutar!

sábado, 22 de enero de 2011

Ser o no ser

Tiempos agridulces nos están tocando vivir en el Almería. Por una parte, el equipo ha hecho historia y se ha metido por primera vez en las semifinales de la Copa del Rey. Sin embargo, estamos sufriendo más de la cuenta en la competición doméstica, algo que no había ocurrido en los tres años anteriores en Primera División, en los que no se llegó a pisar los puestos de descenso.

Ninguna victoria como local en casa y ante rivales directos hacen que la permanencia peligre. Sin embargo, tan mal no estaremos cuando, aunque vayamos colistas, la permanencia se atisba a dos puntos. De esta manera, el encuentro que se disputará mañana domingo a las cinco de la tarde en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo se antoja fundamental para los intereses del conjunto rojiblanco. Es cierto que llevamos diciendo eso una semana sí y otra también. Pero esta vez es más verdad que nunca. Una victoria sería una verdadera bombona de oxígeno. Por el contrario, una derrota sería ya casi definitivo. Perder mañana ante el Osasuna de Camacho y Soriano sería un palo en toda regla, para asustarse más que seriamente.

Así que hay que ganar sí o sí. Como decía el gran Luis Aragonés, "ganar, ganar, ganar y volver a ganar". Así que el de mañana es un verdadero partidazo en toda regla. Y es que nos jugamos el ser o no ser en Primera División. Llevamos unos días bastantes bonitos con la clasificación en Copa y el empate ante el Real Madrid, pero una victoria mañana sería lo máximo. Y un soplo de moral para el duelo ante el Barcelona.

Si vencemos, como así va a ocurrir, este Almería daría un paso de gigante. Posiblemente, saldría de puestos de descenso y le ganaría el gol-average a un rival directo como son los maños. Así que preparados, listos, ya. ¡A por el Osasuna!

PD: Luna es el segundo fichaje de invierno tras el regreso de Juanito. El lateral procedente del Sevilla viene en calidad de cedido hasta final de temporada, aunque no podría jugar mañana ya que tiene que cumplir un partido de sanción.

jueves, 20 de enero de 2011

Los sueños se cumplen

Así reza la frase de uno de los pósteres que tengo en mi habitación de aquella magnífica temporada 2006-07 en la que conseguimos el ascenso que tantas y tantas generaciones lo intentaron sin premio final. Pero un 19 de Mayo de 2007, Almería subió al cielo futbolístico, lo tocó y ahí sigue. Cuando un sueño u objetivo se consigue en la vida, hay que ir a por otro. El siguiente era que ganara algo nuestra Selección, esa España que siempre iba de favorita con toda la ilusión del mundo a las rondas finales y que al final caía como los mayores tontos del universo. Sin embargo, un 29 de Junio de 2008, el mejor portero del mundo, Iker Casillas, iba a levantar la Eurocopa, para alegría de los españoles. ¿Y ahora qué? Pues, naturalmente, el Mundial. Había equipo para ganarlo, pero esto de un campeonato mundial es tan difícil, que con un simple fallo, te vas para casita. Pero como, dice el título, los sueños se iban a cumplir. Así que Johannesburgo vio como el capitán del Real Madrid iba a alzar el trofeo de los trofeos.

Cuatro años en los que se cumplieron tres sueños. Im-presionante. ¿Cuál iba a ser el siguiente sueño? Naturalmente, que nunca bajemos a Segunda División. Pero también que hiciéramos algo bonito en la Copa del Rey, esa competición que a nadie le gusta cuando se está eliminado, pero que todos quieren disputarla verdaderamente. En enero de 2009 lo tuvimos cerca. Nos tocó el Mallorca en octavos y, si no recuerdo mal, el Betis o el Real Unión en cuartos. En semis, esperaría el Barcelona. Se podía hacer algo grande. Sin embargo, al final caímos en octavos por los pelos.

Veinticuatro meses después, el Almería sigue en Primera División (¡quién lo iba a decir!). Después de cuatro años en la liga de las estrellas, al final se está sufriendo en Liga (algo normal) aunque la situación todavía se puede sacar adelante. Pero no todo es sufrimiento. Aquel niño que iba con su padre al Juan Rojas (pápa, sácate el abono de segunda vuelta) ve como sus sueños se hacen realidad. Después de pasar por encima del Mallorca en octavos, ayer por fin, se logró lo que ningún equipo almeriense había conseguido nunca: el pase a unas semifinales de la Copa del Rey.

Hay cosas en la vida que se tienen que ver. Unas semifinales de esta copa mágica en Almería va a ser eso, mágico. Enfrente estará un coloso mundial, el Barcelona. A priori es favorito. Pero, ¿qué es a priori? Para gran parte de la afición y de la prensa, es que te van a meter otros ocho. Yo no creo que nos lo metan. Pero bueno, que si tenemos que encajar quince, bienvenidos sean. Contaremos que llegamos hasta unas semis de Copa, algo que otros equipos con mucho más dinero no pueden hacer.

Siendo sinceros no creo que la eliminatoria vaya estar tan desequilibrada en cuanto a goles se refiere. Sin embargo, hay algo peligroso. En un lado, probablemente estará el Real Madrid. En el otro, el Barsa (casualidades o no). Si el Almería ganara, lo haría seguramente por la mínima diferencia. Entonces, el señor del pito se encargaría de que pasaran los catalanes. Porque ya saben. Una final Madrid-Barsa vende mucho. Sin embargo, esto es fútbol, hay que jugar y la afición almeriense vamos a llevar a los nuestros en volandas. ¡A seguir soñando!


miércoles, 19 de enero de 2011

A soñar se ha dicho

Artículo Diario de Almería 19-I-11

Hoy puede ser un día grande para la Unión. Por primera vez en la historia nos podemos meter entre los cuatro mejores de una competición. Estamos tan sólo a un pasito de colarnos en las semifinales de la Copa del Rey. En esta columna, miércoles tras miércoles, un servidor ha expresado su ilusión de hacer algo grande desde que comenzara esta Copa. Y hoy, por fin, se puede lograr algo grande, algo que pasaría a la historia. Sólo faltan noventa minutos, así que sería una tontería desperdiciar la ocasión, a las puertas de las semis. La eliminatoria está muy abierta. Pero un tanto almeriense sería clave. Así que no sólo hay que salir a defenderse, sino a marcar ese gol. Aunque todo liderado por la razón. Hay que jugar con cabeza. Si no nos marcan, estamos dentro. Así que me gustaría ver la seguridad defensiva que mostró la zaga el pasado domingo. Parece que Oltra va ordenando poco a poco el desaguisado que heredó del entrenador filósofo. De esta manera, la afición ha recuperado la ilusión, dándose cuenta de que el objetivo de la salvación aún es posible. Bueno, parte de la afición. Porque el domingo el Mediterráneo sí que presentó una buena entrada (es vergonzoso que abonados celebren los goles visitantes), pero el pasado jueves, en el encuentro de ida, fueron los mismos locos de siempre. Así que a lo mejor no es tan buena (o numerosa) esta afición como parece. Críticas aparte, hoy debe ser un día que recordemos. Toca disfrutar. Recuperar sensaciones que parecen perdidas. La verdad es que sería un lujo acostarse esta noche con una sonrisa de oreja a oreja y pensar "sí, lo hemos conseguido, ahora a seguir soñando contra el Barcelona". Porque de eso trata este bonito deporte. De soñar. Y volver a soñar, soñar y soñar. ¡A por ellos!

domingo, 16 de enero de 2011

Almería, ¡oe!

Es lo que cabe decir tras el partidazo de hoy. Un partido para callar muchas bocas, para coger más respeto. Cuatro veces ha venido el Real Madrid y tan sólo en una ocasión se ha llevado la victoria. Dato importante. La verdad es que ha sido un gran día, tanto por el botín conseguido, un punto que puede ser fundamental a final de temporada, como por la muestra de orgullo rojiblanco. Porque en estos partidos es cuando uno demuestra sus colores. Lo que es vergonzoso es que tras marcar Granero, se escuche a miles de "catetos" (me van a permitir el término, pero así es como lo califico yo). A ti te puede tirar un grande u otro, pero el equipo de tu tierra debe ser lo primero. Lo mismo digo con el Madrid que con el Barcelona. Aunque también es verdad que últimamente existe una ola de antimadridismo que no es normal. Pero bueno, importancia se le da a lo que tiene.

Así que mejor vamos a callarnos y a disfrutar del empate, que no es poca cosa. Un empate bastante trabajado. La clave ha estado en hacer bien lo que viene chirriando durante toda la temporada: la parte defensiva. Sin embargo, en el día de hoy, al contrario de lo que podía parecer, se ha defendido con uñas y dientes. Empezando por Marcelo Silva, que se ha marcado un auténtico partidazo, siguiendo por Juanma Ortiz y Michel, que han parado perfectamente a Cristiano Ronaldo, y terminando por Carlos García, que ha demostrado que él también sabe aprobar. Pero bueno, a decir verdad, el trabajo defensivo ha sido culpa de todo el plantel. Porque han sido varias las ocasiones en las que se ha visto a Leo Ulloa haciendo el trabajo sucio en nuestro propio campo. Ahora hay que ver si el nuevo fichaje de invierno, Juanito, procedente del Málaga, que vuelve al Almería, tiene un hueco en el equipo. Veremos a ver dónde lo coloca Oltra, quien ha remodelado la planta baja del edificio almeriense con gran eficacia.

De todas formas, el sabor final no es del todo dulce. No. No es porque no haya ganado el Madrid. Sino porque los tres puntos no se han quedado en el Mediterráneo. Habrá que ver el vaso medio lleno. Pero aún hay mucho trabajo por hacer. Al Osasuna, por ejemplo, hay que ganarle sí o sí el próximo domingo. Pero todavía queda tiempo para pensar en eso. Antes, está la Copa. El miércoles puede ser un día histórico para la ciudad de Almería. Bueno, especifiquemos. Para los almeriensistas. Aunque lo mejor, de momento, es disfrutar. De poder jugar este partidazo, de plantarle cara al Real Madrid de Mourinho (que casi todo lo que juega, lo gana) y de no caer. No sabemos lo que tenemos. No lo valoramos. Vivir in situ un partido de estas características es algo grandioso a lo que Almería se está mal acostumbrando. Que el Madrid no te gane es un lujo al alcance de muy pocos. Por eso me siento orgulloso de ser del Almería. El sentimiento rojiblanco ha hecho que haya celebrado el gol del extraterreste Leo Ulloa con todas las fuerzas del mundo (incluso he estado a punto de dar con el suelo), no por otras razones en los que se incluye a terceros equipos. Aún tenemos mucho que aprender. Cosas de acomplejados.

viernes, 14 de enero de 2011

Vaya ciudad

Todo tiene un límite. Ayer fue un día muy bonito, histórico para la ciudad de Almería, pero también negro ya que la propia ciudad no respondió, no estando a las alturas de las circunstancias. No se confundan con el título. La ciudad es muy bonita y única, un privilegio nacer aquí. La mayoría de los ciudadanos, pasotas a no más poder.

¿El por qué de este enfado? Muy sencillo. Ayer jugábamos la ida de los cuartos de final de la Copa, algo a lo que no habíamos llegado nunca. Para un equipo que estaba acostumbrado a jugar en las categorías bajas del fútbol español, meterse en unas semifinales de algo es único, que quizás no se vuelva a repetir. Sin embargo, la ciudad, no apoyó a su equipo cuando más se le necesitaba. Ni siquiera fueron los abonados. Es verdad que había que pasar por caja. ¿Pero ese es el motivo? Por supuesto que no. Los precios, 10, 15 y 20 euros. Y los no abonados podían ir por 20 euros. Personalmente, creo que son unos precios acordes, incluso bajos, para tal eliminatoria. Pero la ciudad demostró que prefiere gastarse ese dinero en una noche de fiesta por el centro que en una noche de fiesta en el campo de fútbol. Así que el precio no es excusa. Eso de la crisis económica, tampoco. Porque antes de la crisis, tampoco iba nadie. El tema le pueden afectar a X, pero X no son la mayoría.

Entonces, ¿quién tiene la culpa?, ¿la directiva? Tampoco. Ésta se ha equivocado durante mucho tiempo, lo que ha provocado que la gente se queme. Pero la culpa no es de ella. ¿Del campo? Otro factor a tener en cuenta. Pero tampoco es el principal. Porque al que le guste el fútbol va con o sin pistas. El Juan Rojas no tenía pistas y tampoco se llenaba. Al que le guste va y punto. Eso de que era mala hora y día, mentira. Porque el miércoles El Madrigal se llenó. Y todos los días no van a ser mala hora...

Venga, dinos ya quien es el responsable del marrón. Pues sencillamente, los aficionados. Una ciudad acostumbrada al Real Madrid y al Barcelona, una ciudad de bar que dice que le gusta el fútbol y que miente. Bueno, el fútbol sí le gusta. Pero el equipo de su tierra, no. Verlo para creer.

Eso sí, si regalan entradas, el lleno está casi asegurado. Esos padres tienen que ir con sus hijos que le ha invitado el cole. Pero como pongan las entradas a 5 euros, la gente disminuye considerablemente. Es que ya tengo una comida familiar, la comunión de mi abuela... Así son los almerienses.

Ojo, no todos. Porque yo me sé de uno que se recorrió toda Francia y España para ver un partido de la Copa. Y los poquitos que fuimos ayer disfrutamos como enanos. Los otros se lo perdieron. Nosotros vimos a nuestro equipo dar un paso más en su corta historia.

Es una pena que tengamos que hablar hoy de esto y no del magnífico 1-0. Pero bueno, el miércoles que viene los que más disfrutaremos seremos los pocos que fuimos ayer. Eso sí, el domingo la tribuna alta estará repleta. Anda, y que les den...

PD: ¿Dónde están ahora los de la fotito?

miércoles, 12 de enero de 2011

La Copa como ejemplo

Artículo Diario de Almería 12-I-11

Estadio de Anoeta. 28 de octubre. Minuto 32 de partido. El Almería va perdiendo 2-0 en la ida de los dieciseisavos de final. Estamos casi eliminados del torneo copero. Sin embargo, el partido acaba 2-3 gracias a la genial actuación de Leo Ulloa. Dos meses después, el conjunto almeriense disputará los cuartos de final por primera vez en su historia. Lo que le pedimos a Baltasar la semana pasada se ha cumplido. Ahora sólo toca disfrutar y soñar. No es buena la situación por la que estamos pasando, pero esto aún no ha terminado. Y el buen papel en la Copa no sólo debe servir para divertirse y evadirse de los serios problemas que tenemos, sino como espejo para la competición liguera. Primero, aún se puede remontar el vuelo, que hasta que el árbitro no pita el final, es decir, hasta la jornada 38, todo es posible. Segundo, el punta argentino debe jugar sí o sí (ha metido diez chicharros, aún así no es titular; algo tiene que pasar....). Tercero, hay que ir partido a partido. Pensar sólo en los próximos noventa minutos, sin ansiedad ni presión. Sabiendo que se puede perder, pero que vamos a ir a por la victoria. Hay que tener buenas intenciones, confiar en nosotros mismos. Esto no quita las carencias en la parte trasera del bólido rojiblanco. El mecánico Alfonso García debe estirarse un poco y traer un par de refuerzos para esa zona, porque con el material que dispone Oltra, éste no puede hacer mucho más. Y no sé a qué espera, pues el plazo de traspasos ya está abierto, y todo lo que se retrase es perjudicial para el equipo. Mañana toca disfrutar. Puede ser un día histórico para la Unión. Unos cuartos de final no se juegan todos los días. Y el domingo el Real Madrid. Para. Partido a partido.

lunes, 10 de enero de 2011

¿Español? No, gracias

Es lo que parecen decir quienes eligen el Balón de Oro. Hoy todos los españoles nos hemos desilusionado cuando hemos visto que no aparecía el nombre de Xavi o Iniesta como mejor jugador del año 2010. Cada uno tendrá sus gustos y preferencias, pero lo cierto es que podríamos calificarlo hasta como ofensa lo ocurrido hoy.

Ya criticamos en su día la inclusión de Messi entre los tres finalistas. Decíamos que Casillas o Sneijder se merecían mucho más estar en esa final. Pero de lo que no teníamos duda es que el premio sería para Iniesta o Xavi, dos pedazos de futbolistas que han inmortalizado su juego tanto en su club como en la Selección, llegando a conseguir el trofeo más preciado. Sin embargo, hoy se ha producido lo casi imposible.

Ya han pasado varias horas y sigo sin entenderlo. Si se supone que se premia al mejor jugador de ese año, Messi o Iniesta lo merecían mucho más. ¿Quién ha hecho más?, ¿los dos españoles o el argentino? La respuesta no tiene duda. Puede parecer chovinismo, pero ni mucho menos. Los hechos saltan a la luz. España en general, y estos dos jugones, en particular, han hecho una gesta casi insuperable. Esa España que no ganaba se alzó con el trofeo de los trofeos en Johannesburgo. Y gran parte de ello la tuvieron Xavi e Andrés, con un juego que pasará a la historia futbolística. Un juego que gusta.

Nada de esto ha servido para que un español se haga con el Balón de Oro cinco décadas después (sólo lo ganó Luis Suárez, en 1960). Y si no se ha conseguido este año, no sé cuando se va a conseguir. Porque ya no va a ser justo. Si cuando hemos hecho más méritos, no se ha conseguido, es que la justicia no existe (como ya sufrió en sus propias carnes Raulito). No quiero ser mal pensado. Pero probablemente ha pesado mucho el tema de la nacionalidad en la elección. Hay cosas que nunca cambian. Y algunos tan tranquilos. Y españoles...

sábado, 8 de enero de 2011

Algo pasa con Leo

Tras quince jornadas ligueras, Leo Ulloa no se ha ganado aún la titularidad. Tanto Lillo como Oltra están confiando más en Kalu Uche. Incluso Henok Goitom ha jugado seis partidos de titular, por tres del argentino. Y ya sabemos todos cómo se las gasta el sueco... Da igual que Ulloa haya marcado cuatro goles en Liga (los mismos que Uche) o seis en Copa. Es decir, diez en total. Da igual que sea el máximo goleador del equipo rojilanco o el que más peligro genere cuando está sobre el terreno de juego. Eso da igual. Parece que no importa. Que el tipo este no va a aparecer en el once de todas formas.

Entonces me pregunto yo: ¿y no habrá gato encerrado? Por lo que nosotros vemos, es el tío que más peligro tiene. Pero algo tienen que ver los ojos de Lillo, primero, y de Oltra, después, para no confiar totalmente en el punta argentino, un delantero de los de antes, que va bien tanto por arriba como por abajo. Algo tiene que ocurrir en los entrenamientos o en otro ámbito para que no juegue de titular indiscutible. Él ya no puede hacer nada más. Cada vez que lo ponen, cumple. Con goles, lo que tiene que hacer un delantero y una de las cosas que necesita esta Unión para conseguir la cada vez más difícil permanencia.

Por eso, algo que desconocemos impide que no sea la punta de lanza del ataque almeriense. ¿Motivos deportivos? No creo. Porque si el fútbol es números, Ulloa representa el álgebra. ¿Quizás Uche le pueda quitar el puesto? Pues no. Porque, si acaso, se retrasa a Kalu a la mediapunta (peor que Corona no lo va a hacer). Pero Leo debe jugar sí o sí. Como ya demostró el pasado miércoles, está un punto por encima del resto. Así que si no es uno de los pilares básicos del equipo, es porque algo pasa. Pero, ¿qué?

jueves, 6 de enero de 2011

Los Reyes existen

Y no lo digo en broma. Lo afirmo. Hoy nos han traído un regalo de verdad. No de los que se compran. Sino de los que verdaderamente valen. De los que no se compran en las tiendas. Y este no es otro que el pase a los cuartos de final, algo que no habíamos conseguido nunca. Lo veníamos diciendo días anteriores. Predecíamos que si pasaba iba a convertirse en algo mágico. Pero la verdad es que un servidor pensaba que se iba a tirar a la basura. Confiaba en que mi equipo pasara, pero por momentos creía que iba a arrojarse la Copa por la borda.

Pero al final no ha sido así. Lo que se preveía como un sufrimiento, se ha convertido desde un principio en un paseo. En el minuto 3 ya íbamos ganando 0-2 gracias a los goles de Piatti y Juanma Ortiz. La eliminatoria estaba en el bolsillo. Estos dos futbolistas iban a sentenciar más aún tras el 4-3 en la ida. Luego hemos sufrido un poco tras los tres goles del Mallorca, pero los cuartos iban a ser nuestros. La verdad es que hemos sido muy superiores al conjunto bermellón tras los 180 minutos. Pero también es cierto, por sacar, algún lunar, que se ha demostrado que la defensa no vale un pimiento.

Pero bueno, ahora, aunque hay que revisar eso, toca disfrutar. Porque ya tocaba una alegría tras tanto sufrimiento. Y esta alegría es enorme. Más de lo que puede parecer. Porque estamos a dos partidos de hacer historia (aunque ya la hemos hecho) y meternos en unas semifinales de Copa, que probablemente, se jugarían contra el Barcelona.

Ahora tenemos que centrarnos en Liga, que nos hace mucha pero que mucha falta. Otra vez nos enfrentamos el Mallorca. Así que el domingo el guión debe ser el mismo. Hemos demostrado que podemos ganar. Y el encuentro va a ser igual o más importante. Si fuera Oltra, sacaría la misma alineación de hoy, con los cambios de Alves por Esteban y Bernardello por M´Bami. El partido de hoy debe servir de ejemplo. Aún no estamos muertos. Podemos imponernos a la mayoría de equipos, si no a todos.

Volvemos a la Copa. Hemos pasado gracias a los Reyes Magos. Porque ellos han sido quienes han recibido mi carta. Y han hecho posible lo que pedí. Hoy por fin dormiré satisfecho. ¡Gracias Baltasar!

miércoles, 5 de enero de 2011

La Copa de la magia

Artículo Diario de Almería 5-I-11

Hoy es un día importante para los niños (y los no tan niños). La cabalgata que recorrerá las distintas ciudades españolas, el gusanillo por el estómago pensando que le traerán Sus Majestades de Oriente y la posterior noche casi en vela. Eso sí, niño, como no te duermas un poco, no van a venir... Por la mañana, a levantarse y a abrir los regalos. Los aficionados rojiblancos vamos a tener un plan casi idéntico, con la diferencia de que vamos a tener que esperar hasta la tarde para poder abrir nuestros presentes, más bien, nuestro presente. Y éste no es otro que el pase a los cuartos de final, algo histórico que nunca ha conseguido nuestro pequeño gran club. Si han llegado hasta estas líneas, pensarán "baja de la nube, Nico". Pero sí, como ya he dicho en cada partido copero que hemos disputado, me hace mucha ilusión hacer algo en este torneo. Y de ilusiones es de lo que va este miércoles. Pensándolo con la cabeza, no estoy seguro si se va a dar todo (sería vergonzoso). Analizando el corazón, ¡a por ellos! Lo que tenga que ocurrir después, ya vendrá. Ahora, no queda otra que no caer hoy en San Moix. Piatti y compañía no pueden defraudar a aquellos aficionados que se acuesten hoy con la ilusión de ver a su equipo en los cuartos de final. Esos aficionados de verdad que no quieren nunca que se equipo se rinda, esos aficionados que cada día que juega su Unión se convierte en algo festivo, esos aficionados que llevan acostándose muchas noches con tristeza, esos aficionados que se merecen una alegría enorme. Y qué mejor alegría que disfrutar de esa eliminatoria ante el Córdoba o el Dépor el miércoles siguiente. Baltasar, me he portado muy bien. Espero algo por tu parte.

martes, 4 de enero de 2011

Otra batalla perdida

Y como viene sucediendo durante casi toda la temporada, ayer volvimos a perder otra batalla más. Esta vez fue en El Madrigal. Así que ustedes podrán decir que normal, ya que enfrente estaba el conjunto amarillo, uno de los mejores de España, incluso de Europa. Pero a decir verdad, el Almería fue el que dominó y el Villarreal el que golpeó. Las dos veces a balón parado. Y es que cuando un partido está igualado, el que más sepa utilizar la estrategia es el que se lleva el gran premio. Y el Almería, desde la marcha de Emery es nulo ahí. Ya no es sólo que el equipo no le saque frutos, sino que no sabe defender este tipo de jugadas. Como también es nulo que no se dé el último pase.

Porque ese fue el gran problema de ayer. El Almería tenía la pelota, la movía (cosa difícil en ese campo y ante ese equipo), pero llegaba el área y no daba ese último pase decisivo (Soriano, ¡cómo se te nota!), no pegaba el tiro a puerta, no creaba peligro. A decir verdad, Corona ya no es lo que era. Puede ser un buen suplente, pero no está para ser titular. Ya no marca las diferencias de antes. Entonces, ¿quién construye?, ¿M´Bami?

Así que presi, ponte manos a la obra y traete dos o tres refuerzos, que nos hacen mucha falta. Si no, nos vamos al pozo. Nos estamos yendo poco a poco. Una vuelta entera sin ganar en casa (sólo queda el Madrid) y unos números paupérrimos. El equipo se está muriendo poco a poco. Esperemos que recobre el vuelo...

sábado, 1 de enero de 2011

Nada de miedo

La espera ha pasado muy rápida. Por fin la Liga ya está otra vez aquí, para deleite de los espectadores. La semana que comienza (aunque mañana ya hay jornada liguera) se presenta emocionante, ilusionante y más que importante. Dos jornadas ligueras y una copera. El 6 de enero vendrán los Reyes y esperemos que nos traigan un regalazo, no carbón, aunque de eso ya habrá tiempo para hablar. Ahora toca pensar en el partido del lunes. Enfrente estará el Villarreal, un equipo que me encanta. Ya sabemos sus características. Siempre fiel a su estilo. Sobar el balón, movilidad y mucha velocidad arriba. Así que habrá que tener mucho pero que mucho cuidado con ellos. A priori, los de Castellón son los favoritos. Un '1' en la quiniela fijo pondría todo el mundo. Pero no sé yo... Yo tengo un '2' (siempre le pongo una victoria a mi equipo). Siempre que nos enfrentamos a los amarillos, le damos algún que otro susto. En el anterior encuentro, nos jugábamos la vida aquí en la antepenúltima jornada, ellos entrar en Europa y nos impusimos 4-2 en un encuentro que pasará a la historia. Allí, 1-1. Y hace dos años le endosamos un 3-0 en aquel partido en el que se lesionó el genio Cazorla. Vamos, que se nos da bien.

Pero hay que ser realistas. Son mejores. Sin embargo, luego, eso lo tienen que demostrar en el campo. Y ahí es donde no nos pueden superar. Hay que ir sin miedo, pero conscientes de que el tiempo va corriendo y la buchaca no se va llenando de puntos. De ahí, que haya que sumar en Castellón. Y los tres puntos. Esto es fútbol. Luego hay que ir a Son Moix y recibir al Madrid, así que vienen curvas, y de las peligrosas. Pero, da igual. Este año será otra cosa. Partido a partido como hizo esa Selección que nos dio la gloria y que nos enseñó que no hay que rendirse nunca. Y que los favoritos también caen.

VALERI Y RIGO, BAJAS
Pero no sólo tienen que ponerse las pilas los futbolistas (no entiendo como teniendo entrenamiento ayer, algunos estaban de parranda horas antes), sino también los de arriba. A la baja de Rigo (que mal se ha gestionado la situación del central balear...), se une la de Diego Valeri. Sí, aunque parezca sorprendente, el mediapunta argentino deja el Almería. Aunque aún no se ha hecho oficial, desde aquí podemos adelantar que se irá al Lanús, club en el que ya militó. El de Valentín Alsina vino este verano, tras muchas negociaciones por parte del presidente, en calidad de cedido por parte del Oporto, club en el que no cuajó. Aquí, venía como estrella. Pero, después de cuatro meses, Valeri no ha terminado de encajar. Por unas cosas u otras, no se ha adaptado totalmente. Aunque sí que es sorprendente, ya que se esperaba mucho de él. De esta manera, el Almería se libra de pagar su cara ficha hasta junio.

Ahora habrá que traer a alguien. Central no hace falta, ya que confiamos en que se recupere totalmente Pellerano. El argentino tiene que estar en un mes jugando ya y volviendo a ser el pilar que fue. Pero para el medio del campo sí que hay que traer a alguien. De carácter ofensivo. Para cortar, ya tenemos a Bernardello, M´Bami y Vargas. Pero para construir, sólo a Corona. Y no es que Miguel Ángel esté en su mejor momento precisamente. Así que habrá que ver a quien se trae el presi. La verdad es que no soy partidario de fichar gente en invierno, porque casi nunca cuajan. Aunque ahora con la nueva norma (ya se puede traspasar a alguien que haya jugado más de cinco partidos) habrá que hacer un esfuerzo, que se antoja necesario. Incluso a alguien que refuerce la zaga, si puede ser, el lateral izquierdo. Veremos a ver. Habrá que estar atentos. También a otras posibles bajas. Sí, aunque esté habiendo mucho secretismo, puede haber más salidas. Y de gente importante. Del que más se está hablando es de Pablito Piatti. Pero el argentino se quedará, a pesar de que se está moviendo mucha pasta. Pero ojito con Bernardello, que han venido a por él...