sábado, 31 de diciembre de 2011

Un momento en la historia


Un momento en la historia donde nacen los colores de mi piel, un encuentro con tu sombra, que mi sangre se bautice en tu color.

Así empieza el himno de la UD Almería. Dicen que el fútbol no da alegrías ni tristeza, que es un juego en el que 22 personas se pelean por un balón. Ignorancia. Es como si dices que un cuadro de Picasso son tres manchas ahí mal puestas.

Detrás de ese descenso hay muchas noches casi en vela, muchos llantos, muchos kilómetros recorridos entre Málaga y Almería, muchas llamadas a mi amigo Gustavo, a mi padre, muchos recuerdos.

Pero pasó. Un 7 de mayo de 2011 la UD Almería vivió su primer descenso. En Getafe. Estaba cantado. Pero dolió. Realmente, al toro le pincharon mucho antes, con el 0-8 ante el Barcelona, el 0-3 ante el Valencia o el gol de Aranzubía. El infierno de Segunda aparecía todas las noches mientras uno dormía. Eso no quita que las lágrimas florecieran en el Coliseum de Getafe, donde se le mató. Unas lágrimas que se vieron empañadas por esos días.

Tuve la suerte de estar en el lugar de los hechos. No quise dejar a mi escudo sólo (no es lo mismo equipo que escudo). Así que tras meterme más de seis horas de autocar me planté en la capital de España. Mi mochila y yo, ante el peligro. Recuerdo todo a la perfección. El metro, la espera en el aeropuerto esperando a los compañeros del Diario de Almería, estar a pie de campo, el abrazo con Ortiz Bernal... En resumen: un provinciano en la capital de España (no hay que mal interpretar eso; la realidad es la que es). Y qué quieren que les diga. Me lo pasé de puta madre, perdónenme la expresión.

Ese fue el día (7 de mayo) que representa el año que se va hoy. Un año malo deportivamente hablando. Ese día representa muchas emociones, sensaciones, realidades, pensamientos, ideas, que no se pueden explicar con palabras. Hay que estar en el momento y en el lugar.

Esperemos que dentro de unos meses se produzca lo antagónico. O no. Primero habrá que saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Porque, ¿quiénes somos?

4 comentarios:

  1. Un descenso siempre es duro. Se pasa muy mal y parece el fin del mundo. Para mí fue duro el del Salamanca este año a Segunda B.
    Ánimo y Feliz Año!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Nicolás suerte para este Nuevo Año 2012 para el Almería, que tiene fuerza suficiente y jugadores Muy buenos para salir adelante, pero sobre todo te deseo todo lo mejor a ti porque eres un tio genial al que todo el que te conoce te quiere y vales muchísimo, así que FELIZ AÑO 2012 que estoy segura que los deseos se van a cumplir, que este blog se llene de muchas visitas, y que tu las disfrutes, que es de lo que se trata. SUERTE

    ResponderEliminar
  3. Feliz 2012 Nico. En lo deportivo sera mejor seguro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Cómo todo en la vida es puro contraste , la tristeza por el descenso y tú emoción por vivir in situ un momento importante para tu equipo .

    Un saludo

    ResponderEliminar