lunes, 21 de noviembre de 2011

De vergüenza

El bochornoso espectáculo vivido ayer en Los Cármenes no tiene nombre. Que un niñato (no hay otra manera de calificarlo, quizás animal) pare un partido de fútbol y rompa las ilusiones de miles de personas no tiene nombre. Que se le agreda a un ser humano sin venir a cuento tampoco. En eso estamos todos de acuerdo, en que es de vergüenza.

Lo que habría que ir es buscando soluciones a este tipo de problemas que se vienen repitiendo una y otra vez en Sevilla, Elche, Barcelona (los demás campos lo cerraron, el del cochinillo, no...), Madrid, Bilbao, etc. No se trata de multar al equipo y ya está. O cerrar el campo. No. Habría que ir más allá. La culpa la tiene el sujeto y la seguridad del estadio (en este caso, no sé si estaría permitido la entrada de paraguas). Muy bien hizo el resto del campo en señalar al cafre.

¿Y qué habría que hacerle a este tipo? En primer lugar, que en su vida vuelva a pisar un complejo deportivo. Ya está bien de tanta mano izquierda. Después, su respectiva multa económica y si es legal, mejor que mejor.

Y después está la seguridad del estadio. Es también de vergüenza que en la mayoría de los campos coloquen a un don nadie, le den una porra y se ponga a mirar los bolsos donde llevas tu merienda. Sí. Me parece correcto. Hay que hacer eso. Pero, ¿y a los ultras? A esos no le haces nada. Ay, el miedo. Esos que llevan, palos, bengalas, etc. A esos los dejas. Qué valientes somos.

PD: Felicidades Martins. ¡Mucha suerte!

12 comentarios:

  1. Cuánta razón tienes, Nico. Cada vez son más los cafres (por llamarlos de alguna manera) que entran en los campos y realizan algún acto no deportivo. Por desgracia, desde las altas estancias poco (más bien nada) hacen para combatirlo.

    Una cosa que me gustaría dejar aquí es la moda de los lásers. Desde el fútbol (por desgracia), estos individuos están pasando a otros deportes como el baloncesto. A ver cuando aprendemos los españoles un poco de civismo y nos comportamos en un terreno de juego.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo Javi. Se me ha olvidado mencionar lo de los láseres. Es que hay que ser, simplemente, tonto para ir a un campo a hacer eso...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Es lamentable. Que un niñato se cargue él solito un partido de fútbol. Que no vuelva a entrar nunca más en un estadio de fútbol.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. No compares palos, bengalas... con un paraguas, Nico.

    ResponderEliminar
  5. Era un niñato. Ante gentuza así poco se puede hacer "antes de". Ahora bien, después es cuando la ley debe ser dura por hacer lo que ha hecho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Lamentable lo del niñato y lo del laser hay que tomar medidas ya porque esto no pude ser
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo, vergonzoso y una falta de respeto a los arbitros, son incidentes dificiles de controlar, pero el que va al futbol ha de comportarse.

    ResponderEliminar
  8. Casi lo peor de todo (exceptuando que agredieron al juez de línea, claro está) es que se cargó la portada del día, porque ese Martins llorando de emoción dedicándole el gol a su hijo a toda página en las primeras de todos los diarios deportivos era para enmarcar

    ResponderEliminar
  9. tio se le rompio el mango...

    ResponderEliminar
  10. Se puede demostrar, que al chaval se le rompió el mango. Ahora viene cuando las palabras "bochornoso espectáculo, niñato, animal...." entre otras, merecen una disculpa por tu parte, ¿no?.
    Tienes gran facilidad para el insulto fácil, como:"un don nadie".
    Te quejas de todo, de los ultras, de lo otro....Quejate e insulta menos y vigila más tu vocabulario guapetón.
    Un saludo Nicolás.

    ResponderEliminar
  11. Una pena de que lleguemos donde lleguemes, el fúbtol y el deporte no merece personas de este carácter y que sucedan cosas como a este árbitro. El Granada tiene la culpa por permitir su seguridad que sucedan cosas como estas. Y la otra pena por la de Martins, que con el partidazo y golazo que se sacó acabará así el "medio partido".

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Me parece lamentable que a través de un anónimo se aproveche para atacar al informador(Nico),que yo creo que refleja una realidad, y no insulta a nadie.
    La realidad hay que contarla, nos afecte o nos duela( no hay que justificar nunca estos actos)

    ResponderEliminar