viernes, 18 de noviembre de 2011

Como niños chicos

Artículo Diario de Almería 18-XI-11

Hace dos veranos, mientras realizaba las prácticas en este diario, tuve que hacer el comienzo del caso Chico. Los términos Juzgado de lo Mercantil, plusvalía, resolución judicial o suspensión de pagos me sonaban a chino. Como que la justicia no era (ni es) lo mío. Pero lo bueno de esta profesión (tal y como lo definió Gabriel García Márquez, quien dijo que el periodismo no es un oficio sino una profesión) es que te informas, y a la perfección, en pocas horas. De esta manera, el chico imberbe se disponía a realizar la noticia sobre el caso Chico. Un follón de dinero, de acuerdos, de palabras, e incluso se me pasaba por la cabeza la palabra servilleta. Y cual ingenio de mí cuando creí que dicho caso acabaría a la semana, al mes, o a los meses siguientes. Sin embargo, cuál es mi sorpresa cuando el otro día, desde Málaga, abrí el portal web de este periódico y vi que la UD Almería debe abonar al Cádiz 1.290.000 euros, una cantidad que no es una broma y más en los tiempos que corren. Y más con el presupuesto que tiene el club rojiblanco. Ahora me pregunto yo por qué ha tenido que pasar tanto tiempo. De hecho, Chico ni se encuentra en el club italiano. No sé cómo se la apaña el Almería pero siempre acaba perdiendo casos parecidos (lo de Barreto fue lo más triste). Debería hacérselo mirar Alfonso García. No sé si habrá servicios jurídicos en el club de la Vega de Acá. Ya no sé qué creerme. No es que sea un experto en la cuestión, pero cuando siempre se pierde, siempre, es que algo no funciona en el sistema. Y que tengamos que palmar ahora casi un millón y medio de euros por vender a Chico al Génova italiano el verano pasado suena a chiste. Como los niños chicos.

1 comentario:

  1. Perder el caso es lo que fastidia.
    Pero esto también ha hecho que salga a la luz cuanto nos pagaron en su momento. Segun parece 5 millones. Vamos, una locura. Si se han hecho bien las cosas y no se han malgastado tampoco sera problema darle 1 al Cadiz y quedarnos con los otros 4. La venta sigue siendo buena.
    Pero sí, no se entiende como nos pasa siempre estas cosas.

    ResponderEliminar